1 oct. 2016

67-16. TOURETTES Y MILHAS ALREDEDOR DEL LAC DE MIGOUELON. 28-9-2016.

La Sudeste del Pic Tourettes. 

Pla de Aste, Embalse de Migouelon, Col de Hospitalet, Brecha Milhas, Arista Sur, Pic Tourettes, Brecha y Pic Milhas, Cara Este, Laquetes de Palada, Laquette  y Refugio de Migouelon y Pla de Aste.
28-09-2016.
Salida 08 h. Llegada 16:45 h.
Sol.
Bastante fácil.
Ascensión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Tourettes y Milhas procedente del IGN. francés. Vía en amarillo.

            La noche en el Pla de Aste es cálida y, por encima de todo, larga. Vuelta a vuelta en la furgo aguantamos como unos campeones hasta las siete y diez de la mañana, casi once horas. Así que nos levantamos con el alba y sin llorar. Desayunamos, subo la furgo para dejarla en una sombra cerca de la Maison du Park y me vuelvo al trote al inicio del camino donde me espera Juan, mi chica se ha echado camino arriba. Son las ocho de la mañana.

Comienzo del camino en Pla de Aste a Migouelon.

            Hace ya muchísimos años que recorriéramos en familia este camino que marcha en dirección oeste ladera arriba y vuelta a vuelta sin concesiones, pues arranca a 1400 metros de altitud, se planta 2100 metros de una soberana y uniforme tacada.
            Recuerdo muy poco pero no es necesario. Puedes subir vuelta a vuelta o atajar algunas de ellas a ritmo que es como la hacemos nosotros. Nos cuesta un trabajillo alcanzar a mi chica que tampoco se duerme cuesta arriba y juntos proseguimos  al encuentro de las señales de Parque Nacional que pillamos 300 metros más arriba.

Faldearemos primero Aste y después Arrouy.

            El camino se desarrolla por una zona de ladera cubierta de pratenses dejando el bosque al sur hasta que algunas vueltas tocan el sotobosque  para proseguir de nuevo por claros siempre al norte del Barranco Arriougrand que es el desagüe natural del Lac de Migouelon. Al otro lado nos contienen las paredes primero del Pic de Aste  que se van a continuar con las del Arrouy.
            A media ladera nos alcanza el sol que baja a nuestro encuentro tras asomarse por encima del Soum de Bassia de Hoo en una mañana que promete un espléndido día.

La pedriza de la Sudeste de Arrouy y la Presa Migouelon al fondo.

            Sobre los 2100 metros el camino  gira al sudoeste y se arrellana  e incorpora a la ladera sudeste del Pic de Arrouy en la que hay una enorme pedriza establecida en la misma y la atraviesa prácticamente en horizontal mientras nos enseña los muros de la Presa de Migouelon.
            Poco después, ya bajo la zona norte de la presa un cartel adosado a una piedra nos invita a abandonar el camino que se dirige al Refugio Migouelon en la orilla este del embalse.
            Hemos empleado hora y media en llegar hasta aquí, estamos por encima de los 2200 metros de altitud y tomamos el camino que continúa al oeste para ganar altura de nuevo tras un pequeño rellano sobre pedriza granítica de variadas proporciones.

Entrando al corredor bajo el Col de Hospitalet.
     
            Sobre nosotros y ahora al nordeste se abre un corredor herboso en el que zetea el camino que nos ha de conducir al Col de Hospitalet lugar de paso hacia la Cuenca Lacustre de Pouey Laun.
            En las dos primeras horas no subimos 1000 metros con lo que nos plantamos bastante cerca del collado al que no llegaremos puesto que no hay que hacerlo. A nuestra izquierda,  derecha del corredor que se ha estrechado y ha perdido la verdura aparece un muro longitudinal que se hay que atravesar hacia el sur para salirse del mismo.

En la parte alta del corredor bajo el Col de Hospitalet.

            Unos metros por debajo del Collado de Hospitalet situado a 2550 metros de altitud hay una rampa descompuesta en el final del muro pero nosotros lo pasamos unos metros antes utilizando uno de los varios corredorcillos cortos y fáciles.

Lac de Migouelon.

            Al sur del muro se extiende una sucesión de repisas herbosas que sistemáticamente van a morir en la base de las paredes situadas al norte y mejor que introducirse en las mismas, perdemos algunos metros en busca de faldearlas por su parte baja. Al final serán alrededor de 50 metros los que habremos bajado. También hay que decir que se puede ascender el muro algo más abajo de forma que el flanqueo de las terrazas se puede hacer casi en horizontal.
            Hemos contemplado el embalse, el circo que lo rodea y los colosos que se ha asomado por el sudoeste: Balaitus y Pallas y ahora continuamos en suave ascenso y en dirección de nuevo este faldeando la arista que arrancando del Pic Aste ha de alcanzar el Tourettes.

No hay dudas, Milhas y Tourettes.

            Se trata de una amplia ladera aterrazada en la que se alternarán  sectores de pratenses escalonadas con acumulaciones de granito que atravesamos ahora siguiendo algunos hitos de piedras hasta que visualizamos el amable Pic de Milhas y asomándose sobre un ejército de gendarmes,  el Casquete Somital del Pic Touretes que pretendemos.
            Avanzamos por la ladera atravesando algunos corredorcillos que la cortan para morir en las paredes inferiores de un barranco que se ha de convertir en corredor y por el que accederemos a la Brecha Milhas.

Bajo el Col o Brecha de Milhas.

            De cualquier forma la aproximación a la Brecha no la regalan pues hay que, además de contemplar la colorista y preciosista cara sudeste pues es un pico metamórfico rico en colores, atravesar una importante pedrera metamórfica que, se encuentra bastante asentada por suerte.
            Lo haremos de manera progresiva y ascendente para incorporarnos al corredor bajo la brecha lo más arriba posible. Una vez en el corredor conformado de materiales claros bastante descompuestos, ascendemos buscando la roca más firme hasta que, muy arriba nos sentamos a almorzar. Son las once de la mañana.
            Media hora después  continuamos par arriba subiendo fácilmente la treintena de erguidos metros que nos faltaban con lo que alcanzamos la Brecha Milhas situada a 2670 metros de altitud. La Arista Sur de Tourettes la tenemos a mano.

La vía al Tourettes discurre o por la cresta o en su ladera oeste próximos a la misma.

            Hay que perder unos pocos metros en la vertiente oeste para alcanzar una zona de bloques escalonados de buena roca y atravesar la pared por debajo de las placas que defienden la misma, hasta alcanzar un pequeño hombro en el que hay un  estratégicamente colocado.  Desde allí hay que seguir de vuelta hacia la arista y progresar luego empleando las manos o por la misma arista o ligeramente en la vertiente oeste siguiendo una línea de balizas de Parque Nacional.

Trepando un diedro en la Sur de Touretes con muy buena roca.

            La vía sobre roca metamórfica está bastante limpia, alterna cresta con cara oeste y se suceden repisas y corredores que serán a lo sumo de IIº. Superamos un diedro un poco más largo pero encajonado y con muy buenos apoyos y ganamos altura en la arista disfrutando.

Cima del Pic de Tourettes.

            Son casi las doce y cuarto cuando alcanzamos la Cima del Pic de Tourettes situada a 2771 metros de altitud.
            Desde la cima y al norte tenemos la Cuenca lacustre de Pouey Laun enmarcada con Estibere y Arrouy; girando al oeste Ger, Amoulat, Arcizette, Cecy  y el Valle del Soussoueou; al oeste Herrana, Midi de Ossau y  Arrious-Lurien; al sur Pallas detrás de Milhas, Balaitus, Vignemale y en el distante este el Midi de Bigorre en un lejano horizonte este. Hacemos fotos y un par de panos y enseguida nos volvemos para abajo.

Ferraturas, Arrious y Lurién desde Tourettes.

            El descenso es breve y agradable pues son alrededor de 100 metros que se pasan en un suspiro. Ya en la brecha, lo suyo sería desandar hasta Migouelon pero nosotros nos vamos de gira.

La Norte del Milhas. 

            Tomamos la arista hacia el norte y en agradable ascenso de pasajes metamórficos bien escalonados y sin resaltes, remontamos relajadamente otro centenar de metros, aprovechamos para fotografiar la Sur de Tourettes, disfrutamos con los mirtillos al delicioso rojo otoñal y alcanzamos la amable Cima del Pic Milhas situado a 2743 metros de altitud cuando va a ser la una del mediodía.

Cima de Milhas con Tourettes detrás.

            Desde la cima echamos la vista al sur con detalle y con interés en los Pics y Lacs de Ormielas, la Presa de Artouste a la que llega el trenecito, el Circo Colgado de Arrious-Lurien de gratos recuerdos, Ferraturas, los Arrieles y el Pallás con la Arista de los Geodésicos que nos trae por el Pic de Artuste hasta el discreto y oscuro Pic de la Lie que nos aguarda. Estamos viendo, aunque eso es un decir, la arista que subiremos mañana. Más hacia aquí, la arista se abre en dos para abrazar a Migouelon y su laquette de la orilla sur a donde podríamos ir y así recorríamos un poco el circo.

En medio la Lie que nos espera.

            En el monte todo es camino pero creemos que  tendremos que hacérnoslo para llegar al laquette ya que, de momento, la arista sur de Milhas nos presenta discretas pero notorias complicaciones por lo que habrá que bajar por su cara este en busca de los Laquettes de Palada bajo el col del mismo nombre donde se acuna un potente nevero.

El metamórfico Tourettes y su inconfundible pedrera de la sudeste.

            El descenso es agradable  en una pared inclinada pero escalonada y completamente comida por el ganado. Alcanzada la pedriza solamente  hay que poner rumbo sudeste e ir bajando para pasar junto a los Laquettes de Palada situados alrededor de los 2500 metros de altitud y proseguir con el Contrafuerte Este del Pic Palada tras el que se oculta el resto de nuestro descenso.

Pasaremos entre el nevero y los laquettes de Palada.

            Se trata de un contrafuerte alomado que se puede transitar por cualquier parte y que nosotros hacemos en suave descenso alternado tramos de pedrizas con otros herbosos mientras contemplamos hacia atrás las cimas donde hemos estado. Sabemos que pueden haber dificultades que nos obliguen incluso a tener que dar la vuelta y tomar la vía de ascenso que queda más distante cuanto más progresamos en la nuestra, pero también sabemos que ése es el reto y  contamos con una herramienta imprescindible: estar dispuestos a remontar y probar por otro lado venciendo la pereza.
            Tras el contrafuerte aparece un largo e inclinado corredor que nos saca del mismo pero nos deposita ante otro contrafuerte que baja en dirección geste oponiéndose a nuestra trayectoria.
            Descendido el corredor que más abajo se corta en las paredes del Lac Migouelon afrontamos la travesía del mismo a media ladera como procedimiento de no ascender metros para asomarnos más adelante a ver qué hay.

QAueremos llegas a comer al Laquette de Migouelon.

            A continuación viene otra depresión la que hay que bajar y salir de la misma remontando brevemente y venciendo la tentación de echarnos para abajo hasta el lago. Por delante y ya cerca del mismo aparece otro contrafuerte  más rocoso que moja sus pies en la plancha de agua y suponemos que habrá que parlo por encima; luego sabríamos que era posible pasar por la orilla.
            A cada pequeña dificultad o contratiempo iremos encontrando la oportuna solución de tal forma que avistamos la ladera final que amablemente nos depositará en el Laquette de Migouelon situado a 2260 metros de altitud. Son las dos y cuarto.

Baño y comida en el Laquette de Migouelon.

            Cogemos agua en una surgencia que aparece descendente del Col de Artouste del que baja un zeteado camino mientras que mi chica se pega su remojón en el laquette y seguidamente nos sentamos a comer.

Palada, Milhas y Tourettes desde Migouelon.

            Alrededor de las tres  reemprendemos la marcha ya por el camino que rodea Migouelon remontando una treintena de metros para hacer más cómodo el rodeo. Desde su orilla este tendremos una perfecta panorámica no solamente del descenso que acabamos de hacer sino también del ascenso de la mañana desde el lago a los picos y que fotografiaremos.
            Alrededor de las tres y veinte nos llegamos al Refugio de Migouelon situado a 2280 metros de altitud. Está cerrado pero tiene una sección abierta con 8 literas,
mantas  y hasta unas latas de bebida.

Nuestro faldeo del Col de Hospitalet al Col o Brecha Milhas. 

            Diez minutos  después tomamos el camino para abajo que pasa junto a un barracón de obras y cerramos el bucle abierto a la mañana. Las nieblas quieren empezar a concrecionarse en la distancia.
            El descenso no tiene más historia que atravesar la pedrera para echarnos por el camino ladera abajo.
            A la mañana hemos visto un camino que coincidía con el que llevábamos de subida y que podría ser que arrancara de la Central Eléctrica de Migouelon, lo que me vendría de perlas pues así no tendría que remontar en busca de la furgo.
            Marcharé para abajo por el mismo pero tras dar unas inclinadas eses en el bosque no se orientará hacia la central sino que me devolverá al camino de subida  250 metros más debajo de donde lo he abandonado. Con todo ello adelanto a mis socios y atajando las lazadas del camino de frente para abajo  me llegaré al Pla de Aste cuando son las cinco menos veinte.

Tardía flor de brecina bajando de Migouelon.

            Mientras mis socios llegan abajo yo me he subido a recuperar la furgo y me bajo al pla para pasar la tarde-noche en un lugar plano y cómodo  ya que los aparcamientos con sombra donde la he dejado están muy inclinados.
            Luego nos acercamos al río para pegarnos un lavazo y quitarnos de los pies los 1600 metros de desnivel acumulado que hemos movido en la jornada cuando se esconde el sol tras las nieblas que comienzan su descenso.
            Después vendrán las cervezas, el picoteo de encurtidos y un buen plato de macrolepiotas para abrir boca y cerrar heridas de un día al gusto. Luego la cena y la duerma a la luz de las estrellas ya que las nieblas se han disipado alrededor de las nueve de la noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.