29 oct. 2016

75-16. PIC LARRY EN CIRCULAR POR LAS CABAÑAS. 28-10-2016.


Subida por la izquierda y bajada por la derecha del poco notorio Larry desde el circo.

Puente de Arnousse, Cabaña de Arnouesse, Cabaña y Col de Gouetsoule, Cabañas de Larry, Col de Ayous y Arista Norte. Descenso por la Cara Oeste, Cabañas y Barranco de Larry y Pista Foreta de Gouetsoule.
28-10-2016.
Salida 09:30 h Llegada 17 h.
Sol.
Fácil.
Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Larry procedente del IGN. francés. Vía en amarillo.

            Al Larry se suele ascender a partir del Embalse de Bious Artigues, ofrece un punto de partida  relativamente alto, sin ser nada del otro jueves, que permite acometer su acceso con un desnivel aceptable.  También se puede hacer desde Pyrenere por el Plateau de las Gencines, pero ese camino lo recorrimos la primavera pasada. Quedaba pendiente el acceso desde la zona de Urdos pero los desniveles desde aquí son selectivos y poco atrayentes más, alguna vez había que hacerlo.
            Es 28 de Octubre de 2016, han pasado las lluvias del finde y de nuevo el tiempo está rabiosamente anticiclónico cuando, pasado el Túnel de Somport y bajando casi 3 kilómetros accedemos al pequeño aparcamiento del Puente de Arnousse situado a 950 metros de altitud.

Aparcamos en el Pont de Arnousse. 

            Son casi las nueve y media de la mañana cuando nos ponemos en camino en dirección sudeste y por la orilla derecha del Barranco Arnousse. Un no demasiado transitado camino gana altura para aproximarse a la vía del ferrocarril, ese que dicen que larán larán, para proseguir barranco arriba en ascenso consistente.

El Primer Puente Colgante del barranco de Arnousse. 

            Enseguida el camino nos lleva a un puente colgante, situado sobre los 1200 metros de altitud, por el que pasamos a la orilla izquierda y continuamos con un fuerte ascenso por un hayedo claro, guiados por algunas balizas e hitos de piedras.

Cruzando el Segundo Puente del Barranco de Arnousse. 

            Poco más arriba el camino alcanza una tiradera de madera que se orienta casi al sur,  muy llana y húmeda. Por ella continuaremos aproximándonos al barranco para terminar cruzándolo de nuevo por otro puente,  para alejarnos en suave ascenso en busca de la Pista Forestal de Gouetsoule que sube por la orilla derecha del barranco y que finalizará en la Cabaña Arnousse.

Llegando a la Cabaña Arnousse. 

            Unos cientos de metros por la pista nos conducen al vado bajo la cabaña desde el que parte, en dirección norte, un camino que inmediatamente se convierte en pista y que es utilizado por los esquiadores para hacer la circular al Pico Benou y que nosotros conocemos.

Cruzando el Barranco Benou.

            La pista cruza el Barranco Benou que han arreglado un poco y poco después unas balizas se orientan al este cuando nuestro objetivo prosigue al norte.
            Abandonamos la pista y enseguida me doy cuenta de que no es por allí. Hemos de volver a la pista que hemos abandonado cosa que hacemos  tras algunas vueltas desorientados por balizas rojas.
            Se nos va media hora entre idas y venidas hasta que finalmente tomamos la pista que no deberíamos haber abandonado y que se marcha en busca del Barranco Gouetsoule que recoge las aguas de Monjes adornado, muy de cuando en cuando, con balizas rojiblancas.

Hacia el Barranco Gouetsoule.

            Cruzamos el barranco y transitamos brevemente el hayedo de su orilla derecha en busca de un camino que asciende al norte por el praderío subsiguiente al arbolado.

Monjes, Escalar, Belonseiche, Benou y Arnousse.

            Al sol de la mañana nos aproximamos a la Cabaña Gouetsoule pero antes de alcanzarla nos sentamos en una piedra a almorzar un poco y a descansar pues ninguno de los dos andamos sobrados. Son las once y media.

La Cabaña Gouetsoule. 

            Enseguida continuamos camino por el praderío que vuelta a vuelta nos deposita en un rellano de bloques erráticos junto a los cuales se asienta la cabaña, que no iremos a visitar ya que el camino la deja al este.
            Hay que ascender un nuevo lomo soleado que se resuelve en el Collado Gouetsoule, el de los tres pinos negros en los que giramos al este para alcanzar el collado a 1786 metros de altitud.

El Circo de Larry desde el Col Gouetsoule. 

            Desde allí contemplamos para nuestra sorpresa las Cabañas de Larry algo más abajo y todavía distantes.
            Hay que iniciar un descenso por medio del pinar que nos conduce a un rellanito herboso y prosiguiendo en suave descenso nos deposita en el jugoso praderío en el que se asientan las Cabañas de Larry; son varias y las más alta de ellas es utilizada como refugio abierto con media docena de literas mantas y cocina. Estamos a 1720 metros de altitud, son las doce y cuarto pasadas y nos ha costado un imperio llegar hasta aquí.

Llegando a las Cabañas de Larry.

            Hay un matrimonio con dos chicos con los que hablamos. Nos confirman el descenso por el Valle de Urdos y sin más, orientados por una tablilla de direcciones proseguimos al este.
            El camino se liquida el rellano del circo y nos conduce ya en ascenso hacia la sur de la Hourquette de Larry pero no iremos a su collado sino que proseguiremos al este en busca de una pequeña brecha que se verá más adelante. De cualquier forma, las abundantes lazadas del camino sobre el praderío no dejan lugar a las dudas.

La rampa de hierba que nos llevaría directamente al poco notorio Pic Larry.

            Desde la parte alta del circo trato de visualizar el pico, ayudado por las Pundetes de Larry situadas entre el mismo y las Cimas de la Hourquette, pero, poco notorio desde aquí, preferimos proseguir con el camino a utilizar una larga rampa de hierba que corona la arista norte del pico.
            Atajamos algunas de las múltiples lazadas del camino y alcanzamos la brecha instalada en un crestón  de la norte del pico.

Llegando a la Arista Norte de Larry.

            Desde aquí el camino llanea  en busca del Col de Ayous, situado a 2126 metros de altitud, en el que hay gente y al que no vamos a llegar pues atajamos directamente en busca de la arista.

La Arista Norte del Pic Larry.

            En una prominencia adornada de gendarmes algo complicados que se faldean por el oeste, nos sentamos a comer  con pocas esperanzas de hacer cima que no queda lejos. Nos preocupa la hora fundamentalmente porque nos aguarda un descenso desconocido y en el hayedo la noche llega pronto.

La Norte del Pic Larry.

            Mi chica se empeña en subir, abreviamos en la comida, no emplearemos más allá de un cuarto de hora y alrededor de las dos y cuarto continuamos para arriba tras bajarnos de la arista donde hemos comido.

Cima del Pic Larry.

            Hemos cambiado de ritmo y espabilamos bastante para alcanzar  por camino poco transitado la Cima del Pic Larry situada a 2337 metros de altitud. Son las dos y media pasadas.

La foto desde el Pic Larry.

Lac Bersau desde Larry.

            Desde la cima hacemos unas breves fotos, contemplamos un paisaje conocido en el que destaca el Midi omnipresente y sus alrededores, los Lacs y el Pic de Ayous y Arougos. Al norte aparecen Aulión, Aas, Turón Garie, Gazies para terminar en Sesques. Al oeste aparece toda la cadena desde Anie hasta Aspe pero con reducida presencia  y al Sur el Pic de la Hourquette y el de los Monjes, también el lac Bersau y el Pic Casterau a nuestros pies.

La Rampa de la Oeste del Pic Larri.

            Son las tres menos veinte, hemos accedido al pico por el este y vamos a iniciar el descenso por la norte pero enseguida la abandonamos para introducirnos en la rampa herbosa que recorre toda su ladera oeste y que ya hemos visto desde el Circo de Larry.
            Se trata de una larga rampa herbosa que no se corta en ningún momento y que discurre paralela a la arista en continuado descenso que incluye un par de muros un poco más erguidos. La hierba ofrece pequeños escalones que nos facilitarán un descenso cómodo con atención. No corremos pero ganamos tiempo ya que se trata de un descenso muy directo al Circo de Larry.

El laquette de la parte alta del Circo de Larry.

            Pasamos junto al laquette y sin ir en busca del camino de ascenso nos llegamos a las Cabañas de Larry cuando son las tres y veinte. Hemos bajado en cuarenta minutos desde la cima.
            Ya con buena hora, entramos al refugio, solamente quedan las yeguas en los alrededores del mismo y enseguida continuamos nuestro descenso.

Iniciando el descenso por el Barranco de Larry.

            El camino que desciende el Barranco de Larry está marcado por la orilla izquierda del mismo y por allí los buscamos pero el camino que tomamos transita inicialmente la orilla derecha y tiene una tablilla que indica Urdos por lo que nos vamos para abajo sabiendo que no llevamos el camino esperado y tampoco queremos llegar a Urdos que debe estar bastante más debajo de lo que nos interesa.
            Bastante transitado se va para abajo por soleada ladera hasta que entra en el Hayedo.
            A la salida del mismo esperamos la Cabaña Sauquet pero no la veremos pues debe quedar por encima del camino.
            Algo más abajo el barranco se estrangula algo, pero antes nos deposita en una bifurcación con tablilla confirmatoria de Larry y Urdos. En el cruce hay un caminante con mapa que no sabe pero nosotros guiados por el instinto nos vamos para abajo por el camino no indicado.
            Descendemos hasta aproximarnos al estrangulamiento del barranco momento en el que un puente de maderas nos permite pasar al hayedo que viste la orilla izquierda. No tenemos dudas de que la elección ha sido un acierto.

Todavía queda algún trébol en flor en el Barranco de Larry.

            Ya por el hayedo continuamos para abajo con el tornasol de la tarde hasta alcanzar un rellano al que llega una amplia pista. Se trata de la Ruta Forestal de Gouetsoule como comprobaríamos a posteriori consultando el mapa. El puente que nos ha cambiado de orilla es el de Coustei.

Volviendo al Puente de Arnousse,

            Media docena de amplias lazadas nos bajan mientras aparecen indicaciones y ramales hacia el oeste que desestimamos. La pista mejora paulatinamente hasta que aparece asfaltada y nos deposita en la Carretera del Somport a tan solo 300 metros del lugar donde hemos dejado aparcado el coche.
            Son las cinco de la tarde cuando finiquitamos la circular, hemos aprovechado para contemplar la otoñada en el hayedo que no es de las que más nos guste pues preferimos la del bosque mixto que tiene una paleta de colores mucho más rica. Ah, el desnivel pues el temido y esperado, 1500 metros y no va más.
           

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.