24 oct. 2016

74-16. URKULU EN CIRCULAR DESDE FABRICA DE ORBAITZETA, FIN DEL GR11. 21.10.2016.

Bajando hacia el Collado Arnostegi la Oeste de Urkulu. 

Fábrica de Orbaitzeta, Murukoa, GR65 Inmediaciones de Roncesvalles, Collados de Lepoeder, Mendixipi, Bentartea, Arnostegi y Cara Oeste de Urkulu. Descenso  por Soroluce a Majada Azpegi y Camino de Orbaitzeta.
21-10-2016.
08 h.
15:15 h.
1125 m
1125 m.
30000 m
06:30 h.
Sol.
Fácil.
Ascensión-Senderismo.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Urkulu procedente de Iberoix. Vía en amarillo.

            Las noches se alargan paulatinamente y son las siete y cuarto cuando nos ponemos en pie en la todavía noche del 21 de Octubre de 2016. Desayunamos, está todo preparado y esperamos un ratillo a que comience a clarear pues además está el cielo bastante nublado.
            Estamos a 840 metros de altitud y a las ocho buscamos las marcas rojiblancas del GR cruzando el barranco hacia la orilla derecha del mismo, por la otra orilla sale una pista encementada que suponemos será la que traigamos de vuelta y esta indica Roncesvalles pero me huele que no es la que pretendíamos llevar  y que debía partir directamente al oeste llevando un barranco  al sur de la misma.

Inicio del camino desde la Fábrica de Orbaitzeta.

            Nosotros partimos hacia el norte para orientarnos poco después al noroeste, en persistente ascenso por una ladera medianamente inclinada y ocupada por un hayedo claro. Un rato después, ya caminamos con luz aunque no demasiada, alcanzamos la cabecera de la Sierra de Murukoa  sobre los 1200 metros de altitud  llaneando al oeste por un hayedo cabecero hasta que alcanzamos una pista que atraviesa la sierra quizás proveniente de Orbaitzeta.
            Al inicio del camino y en la oscuridad del hayedo hemos tenido que hacer un paso de hombros para poder leer la tablilla alta de un poste indicador que nos sugería Roncesvalles y ya plenamente al oeste otro poste indicador nos confirma nuestra progresión en un camino que atraviesa zonas repobladas de arbolado vario.

Hacia el Collado Lepoeder.

            Avanzamos con un a continua alternancia de suaves y cortas subidas y bajadas de tal forma que los llanos puros resultan inexistentes y tras un descenso un pelín más largo, nuestro camino desemboca en una nueva pista  que es la que vamos a seguir y que ya no abandonaremos hasta las inmediaciones de Roncesvalles.
            Desechamos los ramales que descienden hacia Burguete, también los que ascienden a Orzanzurieta y calculamos, por la hora más que otra cosa puesto que en medio del hayedo la visión de referencias es inexistente, que tenemos que estar próximos al final de la misma.

Colchicos de otoño en casi todo el recorrido.

            Llaneamos atentos al cruce con algún GR que marche al norte  y cuando son las diez y cuarto alcanzamos un cruce perfectamente señalizado que nos pasaporta en la dirección esperada en busca del Collado Lepoeder. Quedan cinco minutos para Roncesvalles y ni siquiera nos molestamos en acercarnos. Posiblemente casi la mitad de este tramo de camino lo hemos hecho por la pista que pretendíamos originariamente.
            Estamos a 950 metros de altitud y el camino, muy transitado pues pertenece al Camino de Santiago, asciende mediana y persistentemente por un hayedo claro y seco orientado al sudeste, acercándose al Alto de Don Simón que alcanzaremos sobre los 1150 metros de altitud para proseguir al nordeste con unos suaves descensos y ascensos sucesivos.

Teléfono de mergencia de peregrinos en el Collado Lepoeder.

            Junto a la portera de una alambrada nos paramos a echar un bocado al solecillo de la mañana que se agradece. Veinte minutos después, continuamos camino para alcanzar una larga rampa ligeramente en la vertiente noroeste y que termina por coincidir con la Carretera al Repetidos de Orzanzurieta.
            Cruzamos la carretera, algunas pistas tienen un firme más fino que ésta, y enseguida alcanzamos el Collado de Lepoeder a 1445 metros de altitud. Son las doce menos cuarto.

Astobiskar bajando a Mendixipi. 

            Inspeccionamos un teléfono de emergencia instalado en el collado y continuamos por una pista que se ahonda suavemente faldeando la Cara Sudeste de Astobiskar hasta que un cuarto de hora después alcanzamos el Collado de Mendixipi a 1360 metros de altitud. Son las doce.

En el Collado de Mendixipi.

            En el collado hay un refugio con aspecto de nuevo y con material para estancias de emergencia. Curioseado convenientemente tomamos la pista que parte muy llana en dirección casi este para faldear Txangoa a través del hayedo instalado en su cara norte. Nos cruzamos con bastantes peregrinos que vienen desde San Jean de Pied de Port.

La pista faldea Txangoa por el norte. 

            Salimos del hayedo y enseguida alcanzamos un amplísimo collado fronterizo en el que está la Muga 200. Se trata del Collado de Bentartea situado a 1337 metros de altitud.

En el Collado de Bentartea,

            A partir de aquí un camino que es recorrido por algún vehículo de motor desciende suavemente al este pasando junto a hitos fronterizos y palomeras hasta alcanzar el Collado de Arnostegi.  Es la una del mediodía.

Bajando al Collado de Arnostegi con Urkulu.

            Al collado situado a 1235 metros de altitud llega la carretera procedente de San Jean de Pied de Port y al aparcamiento llegan un par de coches franceses que se marchan sin prisas hacia Urkulu. Nosotros llegamos al collado y tomamos la senda que marcha de frente en dirección este.

Las paredes de la Oeste de Urkulu.

            Se trata de una ladera cubierta de praderío en el que pastan un rebaño de ovejas cornudas y de crecidas lanas, para combinarse con algún enebro, brecina y arándano conforme se gana altura. Nos enseña su casquete rocoso calizo, coronado de una fortificación cilíndrica de la que parecen haber caído a sus pies materiales sobrantes de la obra.

Sobre el Torreón de Urkulu.

            Alcanzamos el casquete somital por el sur, atravesamos los bloques calizos y terminamos ascendiendo los últimos metros por un amplio y corto corredor.

En la Cima de Urkulu.

            Trepamos un par de metros de pared y alcanzamos la Cima del Pico Urkulu ó Urkullu situado a 1423 metros de altitud cuando es la una y cuarto. Nos hemos separado un cuarto de hora de nuestra ruta.

Countende, Anie y Orhi desde Urkulu.

            En la Cima hacemos fotos de la zona por la que hemos llegado y también de la que vamos a continuar. Llegan los franceses y nos vamos a una cima gemela unos metros al este.

El camino que nos ha traído al Collado de Arnostegi.

            Contemplamos otra dolina de considerables proporciones y seguidamente nos volvemos para abajo hasta el Collado de Arnostegi para proseguir nuestra circular. Creemos que no nos debe quedar gran cosa para finalizar nuestra jornada y en consecuencia decidimos no para a comer.

Ovejas cornudas en el Collado Arnostegi.

            El GR11 faldea la Cara Sudoeste de Urkulu casi en horizontal para alcanzar en Collado Soroluce en cuyas inmediaciones hay un triste dolmen y un cromlech que fotografiamos para proseguir ya en descenso y en dirección sudeste como si cambiáramos de valle.

En el Cromlech de Soroluce.

Descenso hacia la Majada de Azpegi.

            No será así, una rampa de verdura fina nos bajará contemplando unas agrupaciones de especies vegetales protegidas de los animales hasta la Majada de Azpegi con cabañas pastoriles situadas sobre los 1075 metros de altitud.

Las Cabañas de la Majada de Azpegi.

No tomaremos la carretera sino que lo haremos por el Camino de Orbaitzeta.

            En la parte baja de la misma  cruzamos un arroyo muy seco y alcanzamos la carretera que bajando del Collado de Orgambide tiene que ir a parar a la Fábrica de Orbaitzeta y que debe ser la que hemos visto al inicio de la jornada; pero un poste indicador nos echa al Camino de Orbaitzeta que bajara por la ladera izquierda del barranco y por allí nos vamos.

Llegamos a las bordas al sur de la Fábrica de Orbaitzeta.

            El camino llanea un montón y se alarga más de lo esperado con pereza para perder los poco más de 150 metros que debe hacerlo. Terminará rebasando el caserío de la Fábrica y alcanzar unas bordas algo al sur para tomar allí una carreta asfaltada que nos permitirá volver a la furgo cuando son las tres y cuarto. Nuestra circular ha acumulado 1125 metros de desnivel y 30 kilómetros de distancia.

Antigua Fábrica de Armas de Orbaitzeta.

            Luego vendrán, un picoteo de encurtidos y setas con unas cervezas fresquitas y una comida al gusto en la furgo. Un café para espabilar al personal y tres horas de coche hasta Sabi.
            La jornada de hoy ha servido para finiquitar nuestro GR11 de mar a mar que comenzáramos allá por el verano del 85, hace ya la friolera de 31 años.
            Comenzamos con el Pirineo de Huesca y posteriormente pasaríamos al de Navarra y Lérida para seguir con el de Andorra y Gerona y terminar prácticamente con el de Guipuzcoa.
            No hará falta decir que nos lo tomamos con calma desde el momento en que decidimos salir del oscense que es el más montañero de todos y también más cómodo por próximo, unido a una buena parte del de Lérida.
            Lo hemos hecho a nuestra manera: utilizando nuestro propio material de vivac y llevando encima los alimentos lo que ha cargado nuestras mochilas pero a cambio nos ha dado la libertad de programar etapas fuera de lo convencional y siempre exigentes en las que hemos introducido nuestras variantes particulares.
            En tal recorrido, realizado en ambos sentidos según se programaba, hemos encontrado de todo, desde etapas de alta montaña hasta recorridos de senderismo a muy baja altitud pero siempre con una constante que las uniforma: los desniveles acumulados diarios son significativos y engañan y siempre nos han llevado a niveles de dura exigencia por lo que terminábamos las etapas con ganas de finiquitarlas.
            Estimo que globalmente habremos recorrido alrededor de 950 kilómetros en 39 etapas algunas de ellas medias por conveniencia. El sendero está bastante bien balizado en general, el tiempo mayoritariamente nos ha respetado pues hemos elegido bastante  y con todo ha resultado una experiencia interesante por la que nosotros no beberíamos los vientos; tenemos experiencia en travesías en Alpes por eso de conocer pero nada más, somos más montañeros que senderistas y también machacas pero con medida.
            Nuestra admiración hacia los que mentalmente son capaces de realizarla en una o dos tacadas.
          Si alguien desea más allí está esperándole, seguro que le pondrá a prueba y le propiciará una experiencia personal.

Para ver más fotos.    

Para ver el Comienzo.                                                                                                            

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.