19 oct. 2016

72-16. LA FAJA DEL MALLO. 18-10-2016.

Entrando a la Faja del Mallo desde el Tozal.

Pradera de Ordesa, Camino de Salarons, Collado Norte del Tozal del Mallo, Faja del Mallo, Espolón Oeste de Punta Narronal y vuelta por el mismo camino.
18-10-2016.
Desnivel acumulado 1300 m.
Distancia recorrida.10000 m.
Tiempo efectivo.07 h.
Sol.
Bastante fácil.
Travesía.

Juan Castejón y Mariano Javierre.

Mapa de la Faja del mallo procedente de Prames. Vía en amarillo.

            Era Junio de 2005 cuando hicimos nuestra primera incursión en la Faja del Mallo. Terminaríamos en Punta Narronal tras reconocer  el Corredor del Barranco de la Canal.
            Años después volvemos a la Faja y Resolvemos el problema al entrar por Salarons y Salir en San Nicolás de Bujaruelo. No fue fácil.
            En una ocasión posterior acompañamos para mostrarla al personal que quiere verla. No está transitada en absoluto, no hay camino que no sean trochas intermitentes de rebecos, no hay ni un solo hito  más que el que localizamos en el Espolón del Murallón de la Gatera…
            Hoy 18 de Octubre de 2016 vamos a facilitar la posibilidad de que pueda ser recorrida por montañeros que atesoren cierta experiencia en fueras de camino y que posean suficientes ganas de conocer algo nuevo.

Espectacular imagen de la aja del Mallo.

            La faja se puede recorrer en ambos sentidos obligando a utilizar un par de vehículos si no se quiere hacer a pie desde San Nicolás a las Casas de Oliván en Ordesa lo que gravaría demasiado la actividad.

Detalle del Corredor Surete del Tozal del Mallo.

            Si se entra desde San Nicolás  de Bujaruelo hay que tomar el camino que sube por la Orilla derecha del Barranco de Gabieto hasta la cascada y desde allí iniciar una larga travesía en busca de la Arista de la Gatera  justo en la base de las Paredes de Punta Blanca donde termina o empieza la Faja del Mallo. También se podría acceder desde la Cabaña de Eléctricas de Bujaruelo y a través del Collado Escusaneta faldear  toda la cabecera de los Barrancos de Gabieto.
            Siempre la hemos hecho desde la Pradera de Ordesa en la que dejas el coche y comienzas caminando por la carretera hasta las Casas de Oliván a 1330 metros de altitud.

Entrada al Corredor Sudeste del Tozal del Mallo.

            Hay que tomar el Camino de Salarons, que asciende por  el bosque y tras cruzar el Barranco de Salarons elegir continuación entre el Camino de la Fajeta,  las clavijas de Salarons o el Corredor Sudeste del Tozal, al gusto. El objetivo es alcanzar el Collado Norte del Tozal del Mallo que es el inicio o final de la Faja del Mallo.

Salida del Corredor Sudeste del Tozal del Mallo.

            Nosotros salimos de la pradera a las diez menos cuarto, hemos dado tiempo a que el sol y el viento fueran secando la hierba y nos subimos por el corredor  en hora y media al collado situado a 2229 metros de altitud. Se trata de una subida corta con una parte superior erguida y herbosa y una salida fácil y directa al collado. Hay que vigilar a los rebecos que acostumbran a cruzar  de cuando en cuando y te apedrean.
            La Faja del Mallo es muy amplia pues tendrá por término medio 200 metros largos de anchura. Está medianamente inclinada y cuenta con dos zonas: la superior de calizas claras y la inferior de calizas ocres y verdura. Su orientación es sur y visible desde antes de llegar a Torla por carretera: es una de las  estampas más clásica del parque

Calizas ocres sobre fondo de calizas claras.

            Tiene la estructura clásica de Ordesa compuesta de proas y corredores sucesivos y se puede recorrer por cualquier parte para el disfrute personal  bien de las paredes superiores de Mondarruego y Narronal o bien recorriendo la parte inferior que transita sobre los inicios de las paredes inferiores. En cualquier caso, ofrece un  itinerario suavemente ascendente  en teoría pero en la práctica  las subidas y bajadas se suceden  ininterrumpidamente y  se ha de confluir en el final del Saco Sanbastán lugar donde la faja se rompe y lugar clave de la misma.

El Barranco de la Canal acceso al Ibón de Narronal.

            Hay que cuidar la entrada desde el collado y no hacerla directamente sino remontar  unos metros para transitar el inclinado praderío por lugar menos expuesto.
            Nosotros la recorreremos por su parte inferior recordando días anteriores. Atravesamos el Barranco de la Canal, evidentemente seco, que es la vía de acceso directa al Ibón de Narronal y nos llegamos a la rotura de la faja.

Vista atrás hacia el Tozal del Mallo.

            Si se va por la parte superior las paredes te cierran el paso y te echan para abajo, solamente pasan los rebecos. Si se va por abajo los paredones te obligan a alcanzar un collado de verdura en un espolón que se derrumba vertiginoso.

Ascendiendo el espolón hasta la base de las paredes.

            Hay que descender unos metros por el crestón del espolón ya que el acceso directo es muy expuesto.

Hay que alcanzar el espolón de los pinos.

            Un viejo pino nos permite descender con facilidad un escalón del crestón y entrar por una vira fácil al primero de los barranquillos- corredores que hemos de atravesar. Serán un par más los que habremos de atravesar siguiendo viras  de tránsito fácil pero en terreno algo descompuesto y expuesto  en el que hay que prestar atención como en la generalidad de la faja.

Vista atrás de la travesía de los corredores visto desde la Arista de la Gatera.

            La travesía de uno de los espolones entre corredores nos lleva  al corredor final  al que se entra a media altura, se descienden unos metros y se busca el corredor de salida por el que se remontan fácilmente una treintena de metros  que nos depositan en la Arista de la Gatera bajo las paredes de Peña Blanca y que es donde finaliza o comienza la faja. Allí está el único hito que vimos la ocasión anterior.

El Ara desde los Murallones de la Gatera.

            Son las dos menos cuarto y nos sentamos a almorzar. No perderemos mucho tiempo.
            Fuera de la faja, alcanzar el Barranco de Gabieto tiene su historia y no demasiado fácil. Una ladera suavemente inclinada, aunque penosa puesto que está llena de pedregullo sobre caliza madre emergente, te lleva a unas paredes difícilmente franqueables si no es muy abajo en los Murallones de la Gatera.

Paso en las Paredes de Peña Blanca hacia Bujaruelo.

            En consecuencia hay que marchar horizontal o en suave ascenso en busca de las paredes que nos cortan el paso por debajo y en la base de las Paredes de Narronal encontrar un paso ya en la pared por el que remontas cuatro metros y te deposita en un corredor fácil pero de feo aspecto a primera vista.

La compleja Cara Oeste de Narronal.

            Hay que bajar una decena de metros por el mismo, está bastante lleno de basura y antes de que se corte flanquear por la base de la pared  y tomar una poco visible vira que nos deposita en otro crestón que baja de la Oeste de Narronal. Desde allí proseguir ya casi al norte en muy suave descenso hasta alcanzar un nuevo crestón que baja de las paredes y desde el que se contempla un amplísimo barranco arrellanado donde nace el Barranco Grau de Gabieto.

Desierto de bloques en el nacimiento del Barranco de Grau de Gabieto.

            Llegados a este punto y solucionadas las complicaciones pues  solamente queda atravesar el amplísimo corredor relleno de grandes bloques calizos dispersos y desde su límite norte entrar en la herbosa cuenca del Barranco de Gabieto que nos llevará a la Cascada. De allí para abajo hay camino balizado con hitos de piedras.

De vuelta a las Paredes de Peña Blanca. 

            Nos damos la vuelta balizando con seguridad los tramos que no hemos hecho a la ida para hacerlo ahora con más certidumbre. Son las tres de la tarde pasadas.

Somital del Corredor de Salida a la Arista de la Gatera.

El Espolón del Pino en el que se inicia el tránsito de los corredores.

            La vuelta la hacemos tratando de seguir los hitos que hemos colocado a la ida y añadiendo algunos  más que completen la visibilidad en ambos sentidos.

Preciosas paredes de la Oeste del Tozal del Mallo.

En el Tozal del mallo.

            Son las seis menos cuarto de una tarde espléndida, al igual que la mañana cuando nos llegamos al Tozal del Mallo a echar un trago y un bocado. Bajaremos en hora y media por el Camino de las  Clavijas  recorriendo el bosque al trote antes de que se haga de noche.

Flores de nieve en el Tozal del Mallo.

Rebeco en el Umbral de Salarons.

            No llevo GPS pero calculo que el desnivel acumulado entre Ordesa y Bujaruelo estará alrededor de los 1300 metros y la distancia recorrida no bajará de los 12 kilómetros. Si alguien lo repite me lo podrá confirmar.

El Tramo Grande de las Clavijas de Salarons.

Contraluz en el Tozal del Mallo.

            Allí se queda la Faja del Mallo “interesante” como siempre pero hoy con un kilo de pintura rojo bermellón y con un par de toneladas de piedra haciendo hitos  que esperamos tarden en desaparecer arrastrados por los aludes.
            ¡Qué ustedes la disfruten!

           Enlaces relacionados.
http://bucuesa.blogspot.com.es/2005/06/16-05-punta-narronal-11-6-2005.html
http://bucuesa.blogspot.com.es/2014/08/21-06-la-faja-del-mallo-por-el-corredor.html
http://bucuesa.blogspot.com.es/2015/07/49-15-recordando-la-faja-del-mallo-2-7.html

8 comentarios:

  1. Hola Mariano¡

    Muchas gracias por ese trabajo de señalización, este verano estuve tentado de hacerla y no encontré mucha información, ahora ya no hay dudas. Gracias¡¡

    ¡Salud!

    Fer

    ResponderEliminar
  2. Me uno al agradecimiento de Fer. Me la apunto para cuando tenga ocasión.
    A ver si al final acaba convirtiéndose en un clásico de Ordesa!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Si, si, muy bueno! ahora no tenemos excusas!!!

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Fer!
    Me temo que casi toda la información que conozco sobre la faja la tienes en los tres enlaces quee he adjuntado y poco más.
    Espero que te guste si al final decides hacerla.
    ¡Que vaya bueno!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola David!
    Me temo que en modo alguno se puede convertir en un clásico. Si acaso gustará a los que buscan novedades y son amantes de los fuera de camino. Por lo demás solamente es algo diferente en un medio muy explotado en el mejor sentido de la palabra y solamente espero que algunos-as lo disfruten.
    ¡Que vaya bueno!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Luis!
    Para los sarrios de dos patas que somos no son excusas, es solamente esperar que llegue el momento oportuno.
    Espero que te guste pero tampoco hay que exagerar y no esperar demasiado, es un buen procedimiento para no defraudarse.
    ¡Que vaya bueno!

    ResponderEliminar
  7. Hola Mariano! Bravo! Otra ruta de las de quitarse el sombrero!
    Hace muchos años, viendo que en los antiguos mapas Alpina ( una edición de 1992) marcaba con puntos ese recorrido, me animé a recorrer dicho trazado. Recuerdo una vaga traza de sarrios como único camino a seguir, tramos fáciles pero expuestos, y llegamos al Saco de San Bastan, no sé si coincide con el espolón de los pinos que comentas, allí no lo vimos claro y dimos la vuelta.... pero siempre me picaba la curiosidad

    Gracias por descubrir el paso y despertar de nuevo el reto pendiente.


    En aquella época también traté de conectar el valle de Bujaruelo con Ordesa a más baja cota. Desde el antiguo hospital, antiguo Centro de Visitantes, sale una senda que conecta por el bosque de Andescastieto con la faja que lleva al refugio de Fachaguasa. La vegetación en este caso es la que ha ido cerrando el paso, y aunque lo intenté en ambos sentidos no logré conectarlo.

    Visto que Fer y David también tienen curiosidad, será cuestión de organizar una salida juntos!

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola David!
    Ahora ya no tendrás problemas, ni solo ni acompañado.
    No se si recordarás aquellos mapas de Prames que entregaba el Heraldo... en el de Ordesa marcaba una linea de puntos rojos por la faja.
    Nosotros la seguimos, sabíamos que algunas similares nos había fallado pero está claro que el tiempo y el desuso borran los viejos caminos, algunos de los cuales se han recuperado para el senderismo-montañismo.
    La historia de la faja es larga. En el Camping de Santa Ana, no sabían nada del asunto; la Guardería de Ordesa, al menos a quienes pregunté, tampoco aunque la verdad es que por razones personales no insistí pues supongo que algo debe de saber alguien al respecto. En la primera aproximación llegué por la parte alta hasta la rotura de la faja, vi que los sarrios si pasaban pero por allí no nos atrevimos. Aquél día descubrimos el acceso al Ibón de Narronal que tenía ganas de conocer.
    A la segunda encontramos el paso, luego llevamos a unos amigos y ahora... pues eso.
    Hay muchas trochas intermitentes de sarrios.
    Si, el Espolón del Pino es desde el que nos dimos, ambos, la vuelta y no se si incluirlo ya en el Saco de San Bastán, de cualquier forma marca el inicio de la rotura de la faja.
    Nosotros no hemos intentado el paso entre valles a cota baja por el tema de la vegetación pero hemos de probar el Barranco de la Canal que creo es el que tira los enormes aludes que, de cuando en cuando, cortan la carretera. Vimos bajar a los sarrios y sería una vía directísima al Ibón de Narronal. Creemos que el mayor problema será la vegetación inferior y habrá que ir con el traje de jabalinear.
    Ya sabéis, dos coches, terreno seco y a disfrutar.
    ¡Ah! la continuación desde los Murallones de la Gatera hasta Bujaruelo es larga y el comienzo tampoco lo regalan!
    ¡Que vaya bueno!

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.