28 jul. 2016

51-16. PICO DE LA PEYRA, UN EXTRAORDINARIO DESCONOCIDO. 26-7-2016.



Ibón de Campo Plano dominado por el Pico de la Peyra. 

Embalse de la Sarra, Llano Cheto, Refugio de Piedrafita, Ibón de Campo Plano, Cara Sur y Arista Este. Descenso por el Port de Azun, Ibones de la Faxa y Refugio de Piedrafita.
26-07-2016.
Salida 07:30 h. Llegada 16:45 h.
Sol.
Fácil.
Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de la Peyra procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            El Pico de la Peyra es una de las pirámides varias que componen el prestigioso skyline del Circo de Piedrafita, por supuesto que inexistente para el personal que se acerca al circo y que, a lo sumo, reconoce la trilogía clásica: Llena de Cantal, Campo Plano y Faxa.
            Ese perfecto desconocido se oculta tras la Mole del Cristales y para contemplarlo en plenitud hay que adentrarse en el circo hasta que aparezca pastoreando el Rellano de Campo Plano.
            Situado entre el Collado de San Martín y el Port de Azun, cuando además de contemplar el bosque puedes ver sus árboles, aparece allí esperándote, perfectamente individualizado, como aguardando pacientemente a que  alguien le saque del anonimato.

Ya se asoman los guardianes del Circo de Piedrafita.

            No soy demasiado dado a buscar información acerca de la mayoría de las actividades que realizo pues con un mapa de 1:50.000 suelo tener suficiente, pero en esta ocasión más por curiosidad que por otra cosa, sí lo intenté con resultado nulo.
            Se trata de la última cima significativa que nos queda de este circo salvo los Gendarmes de la Cresta del Pecho y El Solano y en este mundo casi todo llega.
            Son las siete y media de la mañana de un espléndido 26 de Julio de 2016 cuando aparcamos junto al Puente de las Faxas en la Sarra. Hemos subido en media hora desde casa.

De Cambales a Tebarray.

            Comenzamos a caminar n dirección norte junto al Aguas Limpias por un camino conocido que nos mostrará sucesivamente las Cascadas de Balzaroleta y Soba, nos paseará por el hayedo hasta el Llano Cheto, nos regalará con las Cascadas de Arriel y el Pino  para girar al este y proseguir suave ascenso hasta la Capilla de la Virgen de las Nieves en Reespumoso. Un par de horitas de calentamiento que nos sacan de los 1450 metros y nos depositan a 2150.

Hierba de ballesteros en Reespumoso.

            Tendremos tiempo de sobra para deleitarnos con celestiales  campánulas o astrancias,  los exquisitos epilobium, la venenosa hierba de ballesteros o las gencianas lúteas y los también, medio pasados pero siempre espléndidos, hipericones.

Deliciosos reflejos de Llena de Cantal en el Circo de Piedrafita.

            Otro cuarto de hora nos lleva siguiendo transitados caminos hasta el Refugio de Piedrafita junto al que pasamos para tomar el camino que recorre con repetidos subes y bajas los Ibones de las Ranas en las inmediaciones del viejo Refugio Alfonso XIII.
            Siempre al este alcanzamos la entrada de la majada de Campo Plano y compensamos la fealdad de la egregia cantada del pretendido Embalse de Campo Plano con la espléndida imagen de nuestro objetivo. Ha terminado el calentamiento de la jornada pues son casi las diez y cuarto.

La Pirámide de la Peyra llegando a Campo PLano.

             Nos llegamos hasta la orilla del Ibón de Campo Plano, Camporoplano  para nosotros los lugareños, entre especulaciones pues hay opciones varias.
            Conocemos parcialmente la vía que utilizaremos en descenso que es la más natural y que emplea el camino hasta los Ibones de la Faxa para alcanzar el Port de Azun y subir su casquete somital este.

La Sur del Pico de la Peyra.

            Tenemos delante la espléndida y amable cara sur de la Peyra  abordable  un poco por cualquier parte y también podemos alcanzar rápidamente el Collado de San Martín y atacar su tendida aparentemente cara oeste, pero nos decantamos por desvelar los secretos de su cara sur y bailar con la despampanante geometría de sus variadas opciones que es lo que nos encanta.
            El Barranco de Campo Plano que cruzamos en el rellano hay que volverlo a cruzar antes de que se complique pues baja con mucha agua y por su orilla derecha iniciar el ascenso de la pared.

La Sur de la Peyra desde media pared. 

            Utilizaremos la parte este de la pared y en ella, tras superar un resalte granítico, tumbado y fácil, tomar una serie de viras herbosas, suavemente ascendentes, que nos depositan en un pequeño rellano en el que se asienta un reducido ibón. Un poco antes nos hemos detenido un corto cuarto de hora para echar un bocado mientras contemplamos la Divisoria de Musales casi de cabo a rabo pues queda oculto el Garmo Carnicero.
            Nos queda por delante una hora larga de pared que afrontaremos un poco por medio tras dilucidar el ataque a un pequeño resalte con bastantes opciones.

Rampa Superior bajo las Paredes Somitales de la Peyra.

            Lo que en realidad haremos será describir un poco de diagonal ascendente de este a oeste para remontar la parte intermedia de la pared con algún apoyo de manos y proseguir por viras herbosas en busca de la ladera superior ya carente de resaltes graníticos y vestida de pedrera.
            Una serie casi continuada de cordones herbosos nos permiten progresar en la ladera, medianamente inclinada en busca de los corredores superiores. Pretendemos utilizar el central que nos ha parecido bastante tumbado y amplio. Los situados al este están llenos de placas, el situado más al oeste nos deja muy abajo en la naciente arista y el de al lado se corta; así que no hay duda.

El Corredor Central a la Arista Oeste de la Peyra. 

            Hay que decir que se pueden faldear todos los corredores y ascender la ladera que se prolonga al este de los mismos antes de alcanzar la arista que arranca de los Ibones de la Faxa.
            Hago un hito a la entrada y proseguimos para arriba. Se trata de un corredor de una trentena larga de metros, amplio, herboso y cómodo de subir. Nos deposita en la arista desde la que se inicia una rampa, también herbosa que se eleva al este de la recién nacida arista.
            Hago otro hito y proseguimos con el ascenso del casquete somital del pico.
            Se trata de una arista amplia que se va acostando paulatinamente llena de grandes bloques de granito entre los que se quiere instalar la verdura. Nos permite contemplar el Valle de Arrens con los Lacs de Remoulis que arranca del Collado de San Martín.

Hito cimero de Peyra y una de sus prestigiosas vistas.

            La arista se arrellana y nos deposita en la doble cima del Pico de la Peyra situado a 2794 metros de altitud cuando son las doce de la mañana.

En la Cima de la Peyra con fondo sur.

            Se trata de una cima espléndida situada a la sombra del Cambales que lo domina al norte 100 metros más alto. Seguidamente hacia el este aparece la afilada Punta Aragón y tras el collado la Gran Faxa que nos muestra tres de sus aristas, luego las Puntas del Pecho, Zarre, Gaurier, Piedrafita y Llena de Cantal con Arnales e Infiernos de teloneros. Pasado el collado aparecen los Tebarray. Forqueta, Sancha Collons, Musales y Pipos con una retaguardia enorme que abarca toda la Partacua desde Peña Blanca hasta la Moleta y más allá Aspe, Bisaurín, la Cresta de  las Ferraturas y el Midí de Ossau ya en el oeste. Aquí mismo, cerrando el círculo Frondiellas, Anónimo, Balaitus y delante Cristales: ohhhh… y para que los franceses no se piquen hasta el Petit Gabizos saca la cabeza de las nieblas galas.

Cristales, Frondiellas, Balaitus y el pendiente Glaciar de las Neus.

Cambales y Argón desde Peyra.

            El disfrute es opcional aunque el repechón para llegar hasta aquí es seguro.

Lacs de Remulis en el Valle de Arrens.

            Un cuarto de hora después iniciamos la vuelta pasando por la punta gemela, un poco más baja e iniciando el descenso hacia el Port de Azun. Se trata de un descenso amplio y sin barreras graníticas que nos deposita en el collado situado a 2700 metros de altitud. El resto del camino ya lo hemos andado en alguna ocasión.

La Gran Faxa desde el Port de Azun.

Vertiente Este del Port de Azun.

            Desde el collado arranca en dirección este el corredor que nos ha de bajar a los Ibones de la Faxa. Rosa se queda por arriba en seco mientras que yo desciendo el vertical nevero de viento de espaldas al valle y con cuidadín por mis botas blandas.

El segundo de la temporada en el Ibón Oeste de la Faxa.

            Luego, reunidos y relajadamente nos vamos para abajo descansando los pies  hasta el Ibón Oeste de la Faxa situado a 2500 metros de altitud donde mi chica se pegará el segundo de la temporada y seguidamente comeremos un poco mientras se seca y se solea. Dice que está buena y yo lo creeré.

El Corredor al Collado Norte de la Faxa. 

            Alrededor de las dos menos cuarto pasamos junto a los otros dos ibones en los que hay personal, contemplamos los témpanos que flotan sobre el agua y cogemos el camino de descenso a Campo Plano recordando la primera ocasión en que lo hiciéramos en familia allá por el 87.

Ibones de las Ranas de vuelta.

            Bajamos siempre  por la orilla izquierda del Barranco de Campo Plano hasta que cerramos el bucle que hemos abierto a la mañana. Atravesamos el barranco y pasando por debajo del refugio que está cerrado nos vamos hacia los Ibones de las Ranas.
            Tomaremos el camino alto que tiene menos subes y bajas y que dando un poco más de rodeo nos pasa por la acometida de agua del Refugio de Reespumoso. Son las tres de la tarde.

Epilobium en Llano Cheto.

            Luego, al calorcillo de la tarde, nos vamos para abajo entre la variada flora del verano agradeciendo la llegada del hayedo que nos regala con su profunda y fresca sombra.

Foratatas desde debajo del Llano Cheto.

            Son las cinco menos cuarto cuando llegamos al coche en el que depositamos nuestros bodys y los alrededor de 1450 metros que hemos subido en el día. Si se está dispuesto a subir metros y a caminar horas no hay mayor problema para pisar lugares nuevos que sin duda nos agradarán sobremanera.
           

24 jul. 2016

NOVENA FIESTA ANUAL DE LA PEÑA LA REVOLTOSA. 23-7-2016.

Foto de familia. Barrio.

          Un año más tras la “resurrección” de la Peña la Revoltosa y van nueve.
          Una jornada ya tradicional y  entrañable como todas, al menos para nosotros.
          Día completo de encuentros, recuerdos, alegrías y nostalgias varias: nuestra casa común.
          Celebración completita que se prolongó hasta altas horas de la mañana bailando  con Nuevo Talismán que nos meneo en condiciones.
          ¡QUIERO OTRO AÑO MAS!
¡Ahí van unas fotos!


En Cristo Rey.

Cuarenta y siete años no son nada. 

Vermú.

Comida.

En Villa Virginia.

Bailando.

Barrio de Santiago.

Barrio Bilbao.

Cerveza vespertina en Tres Caños.

Hasta altas horas de la madrugada en las Piscinas con Nuevo Talismán. Facebook.

EL HIELO Y EL AIRE ACONDICIONADO SON MUY MALOS COMPAÑEROS DE VIAJE. MENOS MAL QUE ENTRE LIMPIAR CRISTALES Y MATAR MOSCAS NOS PUSIMOS HASTA EL CULO.


21 jul. 2016

50-16. GRAN FAXA POR LA ARISTA SUR. 20-7-2016.

Punta Lagardere y Gran Faxa desde el Ibón de Pecico de la Canal.

Balneario de Panticosa, Ibón Inferior de Bachimaña, Orilla Este de Bachimaña Superior. Refugio de la Majada de la Canal, Ibones de Pecico, Corredor Sudeste y Arista Sur de la Faxa. Descenso al Collado Norte de la faxa, Lacs de la Faxa, Puerto de Marcadau y Refugio de Bachimaña.
19 y 20- 07-2016.
Salida 18 h. Llegada 15:30 h.
Mixto.
Fácil.
2 d.
Ascensión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de la Gran Faxa procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            A la Gran Faxa o Cúspide de Bachimaña se acostumbra a subir por su vía normal que utiliza la arista norte, a partir del Collado de la Faxa al que llegan tanto los franceses provenientes de Wallon como los españoles de Reespumoso. Pero este pico posee la vertiente sudeste que es territorio de Panticosa y limitado por dos aristas bien diferentes: la este que arranca en el Collado Falisse, conocida y difícil en su parte superior de la que me tuve que dar la vuelta en su día pues iba solo y la sur que queremos conocer pues hasta el collado sur con Punta Lagardere parece tarea fácil a simple vista.
            Tras varias renuncias por diversos motivos queríamos subir el18 pero imprevistos nos obligan a posponer para el día siguiente la marcha; finalmente el 19 de Julio de 2016 lo intentaremos con algún adicional más.

En el Rellano de Bozuelo.

            Son las seis menos cuarto de la tarde cuando partimos del Balneario de Panticosa a 1630 metros de altitud. Hace una tarde cálida y pesada todavía a estas horas, que nos va a meter una sudada del quince mientras subimos sin prisa pero sin pausa a la orilla del Caldarés de Baños y en dirección norte. La gente viene de vuelta. Hay que decir que llevamos material para vivaquear en caso de que el Refugio de la Majada de la Canal no esté en condiciones o cerrado.
            Alcanzado el Mirador de la Reina empezamos a avanzar a la sombra que se agradece  y que se hace continua en el Rellano de Bozuelo, para acompañarnos hasta la parte alta de la Cuesta del Fraile.

Llegada al Ibón de Bachimaña Inferior.

            En hora y diez nos llegamos al Puente sobre el Bachimaña Inferior A 2170 metros de altitud, conservando viejos tiempos de ascenso, dejamos que el GR11 rodee los Ibones de Bachimaña por el oeste mientras que nosotros lo haremos por el este. Malo será que por hacer un camino más corto no tengamos que emplear el piolet para atravesar algún nevero que nos amenace con un remojón en el ibón.
            El camino con continuos subes y bajas, al igual que el de la otra orilla, rodea primero el Bachimaña Inferior dejando a la izquierda tanto al Nuevo Refugio de Bachimaña como al Refugio de Aragonesas que está abierto y en ruinosas condiciones.

Rodeando Bachimaña Superior entre rododendros en flor.

            Enseguida alcanzamos el Extremo Este de la Presa de Bachimaña Superior y proseguimos al sol de la tarde  y entre el encanto del rododendro en flor, pasamos el tramo equipado con sirga que en estas condiciones no es necesario y un neverillo que se deja hollar con seguridad por nuestras botas.
            Son las ocho menos cuarto cuando alcanzamos el emplazamiento del Refugio de la Majada de la Canal situado en la parte  nordeste de la cola del ibón y a una decena de metros por encima del nivel de las aguas que llenan a rebosar la cubeta lacustre.

Refugio de Bachimaña en la Majada de la Canal.

            Está abierto, en regulares condiciones pero tiene tres colchones dos de ellos sobre jergones elevados. Está bastante limpio y pasaremos allí la noche.
            Hacemos la cena antes de que se vaya el sol aunque hoy no es problema ya que la temperatura  es y será altísima.
            Luego cenamos, llega una pareja que va de travesía y alrededor de las diez, algunos, nos empiltramos pasando de luna llena. Vivaquear no hubiera sido demasiado cómodo debido, no por la temperatura, sino por el sonsonete de las aguas que bajan de los Ibones de Bramatuero y Pecico.

Cruzando la Majada de la Canal.

            Tras el calor de la noche, cómoda y larga, llegan las seis de la mañana y nos levantamos al 20 de Julio. Sacamos las cosas fuera para no molestar, desayunamos, recogemos y tras hacer unas breves mochilas pues todo el material de vivac lo vamos a dejar escondido en unas rocas, nos ponemos en marcha cruzando la Majada de la Canal hacia el norte para pasar junto a la estación meteorológica, atravesar primero el Barranco de Bramatuero y seguidamente el de la Canal de Pecico ya que una vez reunidos nos lo pondrían más complicado.

Gran Faxa y Falisse desde el Lago de Pecico.

            El camino más transitado que conduce al Collado de Marcadau o de Panticosa es el que asciende desde la Cola de Bachimaña Superior, pero nosotros tomamos un viejo y poco transitado camino de los tiempos de las obras de estos embalses,  que ascenderá al encuentro del transitado y que nos ha de conducir  a las inmediaciones del Ibón de Pecico de la Canal a 2470 metros de altitud.
            Atravesamos El Barranco de la Canal por debajo del ibón aprovechando el intermitente nevero que lo rellena parcialmente y abandonamos el camino que se va en suave ascenso al norte en busca del próximo Puerto de Marcadau.

Los tres corredores del Collado Sur de la Faxa. 

            Nosotros tomamos un poco transitado caminillo que va a rodear el Ibón de Pecico de la Canal por su orilla norte y también el Lago de Pecico o Ibón Grande.
            El camino se difumina en la pedriza que baja de Falisse, cogemos agua en el ibón e iniciamos un ascenso en diagonal buscando los terrenos más estabilizados y con verdura que en dirección noroeste nos ha de conducir a un rellano pedregoso al sur del Collado Falisse, alrededor de los 2650 metros de altitud.

Buscando el corredor situado más al sur.

            La orientación es imperdible pues buscamos el collado existente en la Arista Sur de la Gran Faxa  entre el pico y la Punta Lagardere. Nuestra única duda reside en elegir uno de los tres corredores que arrancando de la pedriza subsiguiente al rellano conducen al collado.
            Elegimos el situado más al sur de los tres ya que es el más tumbado y exento de nieve visible y hacia allí nos dirigimos de frente puesto que no vemos hitos.

Faenando en el Corredor Sudoeste de la Faxa.

            Quizás lo más difícil por costoso de toda la ascensión sea la progresión por la pedriza metamórfica, absolutamente descompuesta e ideal para patinarla en descenso aunque el sol no moleste demasiado a pesar de la orientación puesto que el sudeste está relleno de neblinas y nubes que se están desarrollando antes de lo previsto.
            Progresamos hacia un crestón próximo a la base de la Pared Oriental de Punta Lagardere y allí encontramos algún hito que confirma nuestro buen olfato.

Desde el nevero de viento del Corredor Sudoeste de la Faxa.

            Unos metros más arriba ya por materiales más estabilizados continuamos con una diagonal que al norte se introduce en las paredes convirtiéndose enseguida en corredor.
            El corredor está limpio es bastante lineal y medianamente erguido con una zona intermedia un poco más tiesa y que se pasa por fuera con muy buena roca. Por encima del resalte se arrellana, se descompone un poco y nos deposita bajo el nevero de viento de la cresta que tapona la salida del corredor central.
            No hay que pisar el nevero puesto que hay un pasillo junto al mismo que nos deposita en el collado que tiene el nevero suspendido.

Iniciando el ascenso de la Sur de la Faxa.

            Desde el collado a 2838 metros de altitud, dejamos a nuestra espalda o sur la Punta Lagardere de fácil y corto ascenso, que poco o nada tiene que ver con los Picos del pecho que vendrían a continuación y nos orientamos al norte por una mezcla de pared-arista  de aspecto amable y que cuenta con un tenue caminillo en el arranque para que no haya dudas. Desde el collado un vallecillo también amable nos descendería poco a poco a los Ibones Altos de Campo Plano y sucesivamente a Reespumoso.

En la Arista Sur de la Gran Faxa.

            El ascenso de la pared llena de hitos no ofrece ninguna dificultad requiriendo apoyos de manos ocasionales. Se acerca a la arista en algunos puntos, se puede progresar en muchos tramos por fuera del camino establecido y enseguida nos enseña la cima del Gran Faxa con una de las placas colocadas en la misma.
            Un resalte un poco más consistente y breve nos deposita en la arista cimera que recorremos al oeste en busca de nuestro vivac que sigue allí en bastante buen estado y de la cima con hornacina  y sin virgen.

Cima de la Gran Faxa. 

            Son las nueve de la mañana cuando alcanzamos la Cima de la Gran Faxa a 3005 metros de altitud. La mañana esta buena por el norte y evolucionando por el sur de manera poco agradable.
            Contemplamos las placas de la arista este que me cerraron el paso en su día, fotografiamos nuestro futuro camino hacia Rubén Pantet y Arraillous que vendrá a continuación, fotografiamos la Pequeña Faxa, Aragón, Cambales, Peyra, Cristales, Balaitus, Frondiellas y Arriel con el Midí difuminado por la bruma, también los Infiernos y los  Llena de Cantal, Piedrafita y Zarre, pero es un día de neblinas y no perdemos demasiado tiempo en la cima pues ya estuvimos demasiado la noche del vivac.

Cambales, Aragón y la Pequeña Faxa desde la Gran Faxa.

            Iniciamos el descenso de la arista norte en busca del Collado Norte de la Faxa bajándonos los casi 350 metros que se nos hacen largos en comparación con la cortísima arista de subida. En la parte baja de la pared localizamos a una cordada que sube desde Reespumoso y a una familia de franceses que suben desde Wallon. La cima ha sido toda nuestra.
            En el collado a 2670 metros de altitud nos sentamos a echar un bocado con prisas pues ya subiendo en algún momento nos han querido caer algunas gotas.
            Desde el sur unas nubes negras muy desarrolladas no nos van a dejar almorzar. Comienza a llover, el grupo de franceses se marcha para abajo a todo trapo y nosotros nos ponemos los cortavientos. Habrá media hora o poco más hasta el Pantet por un camino fácil que ya hemos elegido, también el descenso, pero el personal parece decidido a marchar para abajo pues desde aquí  la vuelta es un poco más larga que la subida y el tema está al sur que es a donde tenemos que ir.

Bajando hacia los Lacs de la Faxa.

            Van a ser las diez menos cuarto cuando tomamos el camino que baja al Refugio Wallon en dirección este. Lo seguiremos en suave descenso hasta las inmediaciones de los Lacs de la Faxa que hemos visto desde la cima al igual que los homónimos españoles.
            Sobre los 2500 metros abandonamos el camino y nos vamos por las pedrizas metamórficas en busca de los lacs. Se trata de cuatro lagos alineados de norte a sur. Nosotros pasamos sobre el central sur que es el más hundido de todos y alcanzamos el Lac Sur de la Faxa situado sobre los 2400 metros de altitud.
            Conozco el terreno pues lo he pateado y desde el límite inferior del mismo hay que abandonar el senderillo que han hecho los franceses proveniente del que sube a Marcadau e iniciar un faldeo suavemente ascendente por terreno fácil al encuentro del camino algo más arriba bajo el collado pero sin perder altura.

Pasamos junto al Lac Sur de la Faxa.

            Hemos entrado en un circo comprendido entre los Picos de la Muga Norte de Marcadau y Falisse que ascendemos en dirección sur, llueve intermitentemente, nos quitamos y ponemos los cortavientos y ascendemos sin prisa pero sin pausa hasta alcanzar el camino y por el mismo enseguida el Collado de Marcadau o de Panticosa situado a 2540 metros de altitud.
            Son las once, el sur está muy cerrado y con neblinas del Sahara y gotea mientras iniciamos el descenso para cerrar el lazo que hemos abierto esta mañana en las inmediaciones del Ibón de Pecico de la Canal.

Bramatuero Inferior y Bachimaña Superior.

            Allí tomamos el camino que hemos subido a la mañana y nos bajamos al encuentro de nuestras pertenencias el día nos gotea intermitentemente pero no creo que sea una jornada de agua.
            Recogidos los bártulos y rehechas las mochilas proseguimos para cruzar los barrancos, pasar junto al Refugio de la Majada de la Canal y bordear Bachimaña Superior por el mismo camino que trajimos ayer.

Hipericón o Hierba de San Juan.

            Es la una del mediodía cuando llegamos al Refugio de Bachimaña. Entramos, mis socios lo “refitolean” un poco y nos sentamos en el comedor para comer tranquilamente. Estaremos alrededor de una hora en el asunto y entre tanto caerá un chaparrón un poco más consistente. Luego, alrededor de las dos nos vamos para abajo fotografiando flores y viendo como el día mejora hasta por el sur. Llegamos al Balneario de Panticosa pidiendo la gorra que está en el fondo de la mochila

Bajando al Balneario de Panticosa. 

            Son las tres y cuarto cuando terminamos nuestra fallida parcialmente y proyectada actividad en la que hemos movido un desnivel de 1425 metros partidos en dos ratos. La Cresta de Cambales y los Lacs de Opale se nos han escapado pero eso sí, siguen vivos y nosotros dispuestos a volver aunque están lejos para visitarlos.
            Alrededor de las ocho de la tarde habrá un tormentón en Sabi que se cargará media Milla Urbana, pero para la tarde ya se preveía. Luego casi saldrá el sol. ¡Tormentas de verano!