28 jul. 2016

51-16. PICO DE LA PEYRA, UN EXTRAORDINARIO DESCONOCIDO. 26-7-2016.



Ibón de Campo Plano dominado por el Pico de la Peyra. 

Embalse de la Sarra, Llano Cheto, Refugio de Piedrafita, Ibón de Campo Plano, Cara Sur y Arista Este. Descenso por el Port de Azun, Ibones de la Faxa y Refugio de Piedrafita.
26-07-2016.
Salida 07:30 h. Llegada 16:45 h.
Sol.
Fácil.
Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de la Peyra procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            El Pico de la Peyra es una de las pirámides varias que componen el prestigioso skyline del Circo de Piedrafita, por supuesto que inexistente para el personal que se acerca al circo y que, a lo sumo, reconoce la trilogía clásica: Llena de Cantal, Campo Plano y Faxa.
            Ese perfecto desconocido se oculta tras la Mole del Cristales y para contemplarlo en plenitud hay que adentrarse en el circo hasta que aparezca pastoreando el Rellano de Campo Plano.
            Situado entre el Collado de San Martín y el Port de Azun, cuando además de contemplar el bosque puedes ver sus árboles, aparece allí esperándote, perfectamente individualizado, como aguardando pacientemente a que  alguien le saque del anonimato.

Ya se asoman los guardianes del Circo de Piedrafita.

            No soy demasiado dado a buscar información acerca de la mayoría de las actividades que realizo pues con un mapa de 1:50.000 suelo tener suficiente, pero en esta ocasión más por curiosidad que por otra cosa, sí lo intenté con resultado nulo.
            Se trata de la última cima significativa que nos queda de este circo salvo los Gendarmes de la Cresta del Pecho y El Solano y en este mundo casi todo llega.
            Son las siete y media de la mañana de un espléndido 26 de Julio de 2016 cuando aparcamos junto al Puente de las Faxas en la Sarra. Hemos subido en media hora desde casa.

De Cambales a Tebarray.

            Comenzamos a caminar n dirección norte junto al Aguas Limpias por un camino conocido que nos mostrará sucesivamente las Cascadas de Balzaroleta y Soba, nos paseará por el hayedo hasta el Llano Cheto, nos regalará con las Cascadas de Arriel y el Pino  para girar al este y proseguir suave ascenso hasta la Capilla de la Virgen de las Nieves en Reespumoso. Un par de horitas de calentamiento que nos sacan de los 1450 metros y nos depositan a 2150.

Hierba de ballesteros en Reespumoso.

            Tendremos tiempo de sobra para deleitarnos con celestiales  campánulas o astrancias,  los exquisitos epilobium, la venenosa hierba de ballesteros o las gencianas lúteas y los también, medio pasados pero siempre espléndidos, hipericones.

Deliciosos reflejos de Llena de Cantal en el Circo de Piedrafita.

            Otro cuarto de hora nos lleva siguiendo transitados caminos hasta el Refugio de Piedrafita junto al que pasamos para tomar el camino que recorre con repetidos subes y bajas los Ibones de las Ranas en las inmediaciones del viejo Refugio Alfonso XIII.
            Siempre al este alcanzamos la entrada de la majada de Campo Plano y compensamos la fealdad de la egregia cantada del pretendido Embalse de Campo Plano con la espléndida imagen de nuestro objetivo. Ha terminado el calentamiento de la jornada pues son casi las diez y cuarto.

La Pirámide de la Peyra llegando a Campo PLano.

             Nos llegamos hasta la orilla del Ibón de Campo Plano, Camporoplano  para nosotros los lugareños, entre especulaciones pues hay opciones varias.
            Conocemos parcialmente la vía que utilizaremos en descenso que es la más natural y que emplea el camino hasta los Ibones de la Faxa para alcanzar el Port de Azun y subir su casquete somital este.

La Sur del Pico de la Peyra.

            Tenemos delante la espléndida y amable cara sur de la Peyra  abordable  un poco por cualquier parte y también podemos alcanzar rápidamente el Collado de San Martín y atacar su tendida aparentemente cara oeste, pero nos decantamos por desvelar los secretos de su cara sur y bailar con la despampanante geometría de sus variadas opciones que es lo que nos encanta.
            El Barranco de Campo Plano que cruzamos en el rellano hay que volverlo a cruzar antes de que se complique pues baja con mucha agua y por su orilla derecha iniciar el ascenso de la pared.

La Sur de la Peyra desde media pared. 

            Utilizaremos la parte este de la pared y en ella, tras superar un resalte granítico, tumbado y fácil, tomar una serie de viras herbosas, suavemente ascendentes, que nos depositan en un pequeño rellano en el que se asienta un reducido ibón. Un poco antes nos hemos detenido un corto cuarto de hora para echar un bocado mientras contemplamos la Divisoria de Musales casi de cabo a rabo pues queda oculto el Garmo Carnicero.
            Nos queda por delante una hora larga de pared que afrontaremos un poco por medio tras dilucidar el ataque a un pequeño resalte con bastantes opciones.

Rampa Superior bajo las Paredes Somitales de la Peyra.

            Lo que en realidad haremos será describir un poco de diagonal ascendente de este a oeste para remontar la parte intermedia de la pared con algún apoyo de manos y proseguir por viras herbosas en busca de la ladera superior ya carente de resaltes graníticos y vestida de pedrera.
            Una serie casi continuada de cordones herbosos nos permiten progresar en la ladera, medianamente inclinada en busca de los corredores superiores. Pretendemos utilizar el central que nos ha parecido bastante tumbado y amplio. Los situados al este están llenos de placas, el situado más al oeste nos deja muy abajo en la naciente arista y el de al lado se corta; así que no hay duda.

El Corredor Central a la Arista Oeste de la Peyra. 

            Hay que decir que se pueden faldear todos los corredores y ascender la ladera que se prolonga al este de los mismos antes de alcanzar la arista que arranca de los Ibones de la Faxa.
            Hago un hito a la entrada y proseguimos para arriba. Se trata de un corredor de una trentena larga de metros, amplio, herboso y cómodo de subir. Nos deposita en la arista desde la que se inicia una rampa, también herbosa que se eleva al este de la recién nacida arista.
            Hago otro hito y proseguimos con el ascenso del casquete somital del pico.
            Se trata de una arista amplia que se va acostando paulatinamente llena de grandes bloques de granito entre los que se quiere instalar la verdura. Nos permite contemplar el Valle de Arrens con los Lacs de Remoulis que arranca del Collado de San Martín.

Hito cimero de Peyra y una de sus prestigiosas vistas.

            La arista se arrellana y nos deposita en la doble cima del Pico de la Peyra situado a 2794 metros de altitud cuando son las doce de la mañana.

En la Cima de la Peyra con fondo sur.

            Se trata de una cima espléndida situada a la sombra del Cambales que lo domina al norte 100 metros más alto. Seguidamente hacia el este aparece la afilada Punta Aragón y tras el collado la Gran Faxa que nos muestra tres de sus aristas, luego las Puntas del Pecho, Zarre, Gaurier, Piedrafita y Llena de Cantal con Arnales e Infiernos de teloneros. Pasado el collado aparecen los Tebarray. Forqueta, Sancha Collons, Musales y Pipos con una retaguardia enorme que abarca toda la Partacua desde Peña Blanca hasta la Moleta y más allá Aspe, Bisaurín, la Cresta de  las Ferraturas y el Midí de Ossau ya en el oeste. Aquí mismo, cerrando el círculo Frondiellas, Anónimo, Balaitus y delante Cristales: ohhhh… y para que los franceses no se piquen hasta el Petit Gabizos saca la cabeza de las nieblas galas.

Cristales, Frondiellas, Balaitus y el pendiente Glaciar de las Neus.

Cambales y Argón desde Peyra.

            El disfrute es opcional aunque el repechón para llegar hasta aquí es seguro.

Lacs de Remulis en el Valle de Arrens.

            Un cuarto de hora después iniciamos la vuelta pasando por la punta gemela, un poco más baja e iniciando el descenso hacia el Port de Azun. Se trata de un descenso amplio y sin barreras graníticas que nos deposita en el collado situado a 2700 metros de altitud. El resto del camino ya lo hemos andado en alguna ocasión.

La Gran Faxa desde el Port de Azun.

Vertiente Este del Port de Azun.

            Desde el collado arranca en dirección este el corredor que nos ha de bajar a los Ibones de la Faxa. Rosa se queda por arriba en seco mientras que yo desciendo el vertical nevero de viento de espaldas al valle y con cuidadín por mis botas blandas.

El segundo de la temporada en el Ibón Oeste de la Faxa.

            Luego, reunidos y relajadamente nos vamos para abajo descansando los pies  hasta el Ibón Oeste de la Faxa situado a 2500 metros de altitud donde mi chica se pegará el segundo de la temporada y seguidamente comeremos un poco mientras se seca y se solea. Dice que está buena y yo lo creeré.

El Corredor al Collado Norte de la Faxa. 

            Alrededor de las dos menos cuarto pasamos junto a los otros dos ibones en los que hay personal, contemplamos los témpanos que flotan sobre el agua y cogemos el camino de descenso a Campo Plano recordando la primera ocasión en que lo hiciéramos en familia allá por el 87.

Ibones de las Ranas de vuelta.

            Bajamos siempre  por la orilla izquierda del Barranco de Campo Plano hasta que cerramos el bucle que hemos abierto a la mañana. Atravesamos el barranco y pasando por debajo del refugio que está cerrado nos vamos hacia los Ibones de las Ranas.
            Tomaremos el camino alto que tiene menos subes y bajas y que dando un poco más de rodeo nos pasa por la acometida de agua del Refugio de Reespumoso. Son las tres de la tarde.

Epilobium en Llano Cheto.

            Luego, al calorcillo de la tarde, nos vamos para abajo entre la variada flora del verano agradeciendo la llegada del hayedo que nos regala con su profunda y fresca sombra.

Foratatas desde debajo del Llano Cheto.

            Son las cinco menos cuarto cuando llegamos al coche en el que depositamos nuestros bodys y los alrededor de 1450 metros que hemos subido en el día. Si se está dispuesto a subir metros y a caminar horas no hay mayor problema para pisar lugares nuevos que sin duda nos agradarán sobremanera.
           

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.