5 ago. 1998

13-98. CIRCO DE TROUMOUSE. SIERRA MORENA. 5-8-98.

Por dónde mejor.

Cima del Heid, Punta de Aires, Pico Troumouse, flanqueo por el norte y Pico Sierra Morena.

5-8-98.

Salida 12 h. Llegada 14 h.

Mixto.

Bastante fácil.

Ascensión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Sierra Morena procedente de Iberpix. Vía en amarillo.
 
            Estamos en la Cima del Pic Heid y continuamos la suave arista en descenso al encuentro del próximo collado que  nos ha de conducir a través de tres dientes fáciles a la cima  de la Punta de Aires con sus 3028 metros de altitud. Es la una menos diez y vamos a buen ritmo sin aparente esfuerzo. El viento nos acompaña impertérrito.

La Montaña de Aiguillous y el Circo de Troumouse desde el Soum des Salettes. 12-9-13.
 
            Hacemos fotos y proseguimos adelante siempre en dirección sur a través de una arista fácil y descompuesta que nos muestra el horripilante trípode metálico del vértice geodésico, calco inequívoco del de Balaitús.

Punta de Aires desde Troumouse. 11-9-10.
 
            El pico tiene una antecima rocosa en la que también hemos de apoyar las manos para  superarla.  Escasamente será algún paso de segundo por no buscar alternativas más sencillas que las hay.

Desde el Pic Troumouse el circo del mismo nombre.
 
            Un pequeño descenso a continuación nos permite abordar el casquete somital fácil que nos conduce a la cima del Pico de Troumouse con sus 3085 metros de altitud. Es el tercer tresmil del día y es la una y media del mediodía.

La Norte de Sierra Morena. 11-9-10.
 
            Frente a nosotros aparece la cara norte de Sierra Morena. Hay que descender una cincuentena de metros, transitar un plano y amplio collado y llegarse hasta la base de la pared.

 Sierra Morena desde el Pic Troumouse. 3-7-04.
 
            Allí se encuentra, según las guías, la única dificultad técnica de la jornada. Puestos allí, la negra pared nos recibe con un paso un tanto delicado sobre un monolito estrecho en el que se ven buenas presas.

Detalle de la Arista Norte de Sierra Morena. 3-7-04.
 
            El pasaje es aéreo pero mi esposa ha visto escapatorias a uno y otro lado de la pared, el paso hace un poco de extraplomo e inmediatamente exige de un paso atlético con una presa fundamental en sentido opuesto y ni lo intenta. Juan ha subido y yo que me conozco el patatar le digo a Rosa que  arree por el flanco norte, ni siquiera me molesto en sacar la cuerda de mi mochila, ya subiremos más adelante.

Detalle del faldeo de la Oeste de Sierra Morena. 11-9-10.
 
            Lo que viene a continuación si que es serio para mi señora, pero sarna con gusto no pica. Se trata de una travesía de unos 50 metros de longitud, sin camino fundamentalmente, en una gravera  pizarrosa y metamórfica, negra como el carbón y húmeda por suerte, que hay que hacerla un poco en descenso dentro de una pared muy vertical que unos pocos metros debajo se desploma en los abismos de la cara norte del circo.

Robiñera desde Sierra Morena.
 
            Hay que buscar las acumulaciones de materiales sueltos para hacer los apoyos de pies y esperar que a la presión cedan y se practique una huella de fortuna. En otros lugares más sólidos hay que clavar los cantos de las botas y contener la respiración. Terminamos clavando hasta las uñas. Se han aliado, una vez más, dificultad con peligro y el coctail resulta delicado.

Desde el faldeo difícil de la Oeste de Sierra Morena.
 
            La continuación es más sencilla, menos expuesta y tiene como gran dificultad que los materiales están enormemente descompuestos y resulta casi imposible no tirar materiales al paso. Rosa viene detrás como puede pero calla como una muerta, ya tenía yo ganas de que sacara las uñas.

La fácil Vertiente Sur de Sierra Morena. 3-7-04.
 
            Por no dar más vueltas ganamos altura a través de la descompuesta pared buscando los tramos más firmes y a media ladera alcanzamos la amplia cresta por la que baja Juan. Le decimos que vamos a subir y se da la vuelta con nosotros tras quitarse los calcetines y dejarlos a solearse sobre una roca.

Picos de la Munia desde Sierra Morena. 3-7-04.
 
            Alcanzada la cima de Sierra Morena sin dificultad, estamos a 3090 metros de altitud, me acercaré hasta el cordino que permite asegurar el paso fundamentalmente en sentido contrario al nuestro. Como suponía  por lo visto y con la confirmación de Juan, se trataba de la única dificultad, el resto era aéreo pero fácil. Son las dos y cuarto.
 
Circo de Troumouse desde el pico del mismo nombre a Peña Blanca.
 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.