18 jul. 2008

13d-08.CASI TODA LA ARISTA DE LA BAQUE. 18-7-2008.

Cap Occidental y Seil de la Baque desde Adoubert.

Refugio del Portillón, Collado del Pluviómetro, Pico Adoubert, Pico Cap de la Baque Occidental, Pico Cap de la Baque Oroiental, Pico del Seil de la Baque y  Pqueño Pico del Portillón.

18-07-2008.

Salida 07 h. Llegada 11 h.

Sol.

Bastante fácil.

Ascensión.

 Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa de la Arista de la Baque procedente del IGN. francés. Vía en amarillo.

            A las cinco de la mañana o tal vez antes, el poco personal del Refugio del Portillón comienza el viernes día 18 de Julio de 2008. Nosotros, que seguimos fieles a la nuestra, nos requemamos hasta las seis pasadas y como somos algo espabilados son solamente las siete de la mañana cuando iniciamos la marcha.

            Vamos a repetir, ahora en ascenso el camino de ayer tarde hasta EL Collado del Pluviómetro. La mañana está muy clara, el sol anda ya ancho “patalero” y las nieblas están por debajo de los 1800 metros de altitud. En el valle van a tener un día bastante nublado pero nosotros esperamos un día español.

Desde el Inicio del camino hacia la Tusse de Mont Arque.
 
            Como procedimiento de avanzar sobre la nieve bastante dura, pues esta noche ha helado, nos ponemos los crampones al inicio de la travesía de los dos corredores sobre el lago. A los diez minutos se le rompe a Rosa un crampón. Tendremos que solucionar el tema prescindiendo de las seis puntas delanteras, lo que no supondrá mayor problema. Esta chica puede con casi todo y además para algo estamos los caballeros.

Cap de la Baque Occidental y Adoubert.
 
            Luego siguiendo la huella con pendiente más uniforme alcanzamos el Collado del Pluviómetro y allí giramos al sur y continuamos ascendiendo las rampas que conducen  a la Arista de la Baque. Tenemos como guía la pirámide del Cap de la Baque Occidental.

            Hay que superar un par de suaves resaltes pertenecientes al medio extinto Glaciar de la Baque que se remonta hasta por encima de los 3000 metros. Este año hay buena cosecha de nieves.

            Llevamos delante a una pareja de franceses que encontramos en el camino. Van directos al Cap  de la Baque Occidental.

            Rosa se va con ellos mientras nosotros tratamos de coger agua infructuosamente de las rocas donde lo hicimos ayer. Hoy, no hay todavía deshielo.

Mucha nieve hacia Adoubert.
 
            Añadimos nieve a nuestras medias botellas de agua y nos vamos para arriba.

Hourgade, Gourdón Belloc y Espijeoles desde Adoubert.
 
            Sobre los 3000 metros abandonamos la huella que se dirige hacia el centro de la norte del Cap de la Baque Occidental e iniciamos un flanqueo en suave ascenso en dirección oeste, directos a la cima del Pico Audoubert. Alcanzamos el casquete somital rocoso abandonando fácilmente la nieve y tras quitarnos los crampones y dejar los piolets nos incorporamos a una cresta fácil que en un momento nos deposita en la cima del Pico Audoubert de 3045 metros de altitud. Son las nueve de la mañana.

La mítica Cara Este de Jean Arlaud y Gourgs Blancs.

Posets.
 
            Se trata de una cima alargada, cubierta de bloques graníticos claros y poco prominente que no emerge más de 35 metros del nivel que alcanza el glaciar este año, por cierto, muy alto. Pero nos enseña descaradamente la espectacular cara este del Pico Jean Arlaud defendiendo la cresta que incluye desde el Gourgs Blancs hasta el Saint Saud y la Cubeta Lacustre de Guías con el pico del mismo nombre y los Claravides. Más al sur y al otro lado del Valle de Estós aparece espléndidamente iluminado el Macizo del Posets, el Llano de los Ibones, el Escorbets, y el Valle de Batisielles con los Ibones de Montidiego y Bardamina en primer plano. Al noroeste nuestra jornada del día anterior hoy completamente limpia de nieblas. Al norte todo el Circo del Portillón de Oo rodeando al lago. Al este con el sol, se recorta al contraluz, nuestro tajo del día custodiado al fondo por el Perdiguero.

Cap de la Baque Oriental, Occidental y Adoubert desde Tusé de Mont Arque.
 
            Tenemos que ir, invariablemente al este y la cresta que une el Pico Audoubert con el Cap de la Baque Occidental no tiene aspecto de complicada pero si nos puede entretener según lo que vemos desde donde nos encontramos. Así que, decidimos recuperar crampones y piolets y hacer una travesía prácticamente en horizontal junto a la rimalla para alcanzar la base del pico.

La Oeste del Cap de la Baque Occidental.

            Se trata de una pared de alrededor de 100 metros de altura, bastante erguida y mixta, metamórfica y muy descompuesta. Los franceses han tirado unos peñazos de la leche.

            Salimos del glaciar, recogemos los crampones y piolets y comenzamos el ascenso con intención de trazar una diagonal de derecha a izquierda que nos lleve bastante arriba. Luego ya se verá.

            Los primeros metros están tremendamente sueltos, mi espinilla dará cumplida cuenta de un buen corte de un bloque incluso a través del pantalón. Somos “cuidadosos y aseados” como siempre y avanzamos para alcanzar una zona de materiales más estables, no en medio de la pared sino próximos a la arista oeste.

En Cap de la Baque Occidental con la Oriental y Central detrás.
 
            Luego por la cresta en la que aflora el granito de considerables dimensiones y suficientemente estable alcanzamos la cima del Cap de la Baque Occidental de 3097 metros de altitud cuando son las diez menos veinticinco. Comenzamos a tener una idea bastante aproximada de la cresta.

Arista fácil al Cap de la Baque Occidenjtal.
 
            Foto testimonial y para abajo. Delante de nosotros tenemos un corto tramo de arista fácil con el que bajaremos una treintena de metros para remontar con bastantes apoyos de manos un resalte algo liso pero siempre fácil a toda cresta granítica y en dirección sudoeste.

En la Cima del Cap de la Baque Oriental.

            Seguidamente nuevo descenso e inmediato remonte para pasar un diente similar vestido de nieve por nuestra vertiente derecha seguido de un breve descenso hasta una brecha poco profunda de la que saldremos fácilmente para alcanzar, mediante una fina aunque fácil arista, la plana y afilada cima del Cap de la Baque Oriental de 3103 metros de altitud. Son las diez menos cuarto.

            De nuevo, claramente al este, tenemos una perfecta pirámide primorosamente cincelada por el sol de la mañana y la nieve de su cara noroeste.

            Hemos de bajar por una arista ancha y fácil un par de tramos sucesivos hasta alcanzar  un amplio collado algo más de 50 metros más abajo.

La Este del Cap de la baque Oriental.
 
Ibones de Guias desde Cap de la Baque Oriental.

La Oeste del Seil de la Baque.
 
            El collado es amplio, metamórfico de materiales claros y lisos, y bastante estrecho aunque se pasa a toda cresta en equilibrio. Luego con similares características se eleva paulatinamente y de manera fácil dejando la nieve siempre a nuestra izquierda en la vertiente norte, alcanzamos la cima del Seil de la Baque. Son las diez de la mañana y estamos a 3110 metros de altitud. Es el punto culminante de la arista.

De Petit Quairat a Crabioules.

Escorbets, Montidiego y Posets desde Seil de la Baque.

Batisielles desde Seil de la Baque.
 
            Almorzamos y entre tanto llegan los dos que venían detrás en la arista. Son catalanes, escaladores y van más rápidos que nosotros. Charramos un rato con ellos mientras que Juan lo hace con uno de los dos franceses del Collado del Pluviómetro, el otro se dio la vuelta en el Cap de la Baque Occidental.
 
Cima del Seil de la Baque.

Circo de Alba y Maladetas desde Seil de la Baque.
 
Al fondo el Perdiguero.

            A las diez y media pasadas, los catalanes se ponen en marcha y nosotros también. Bajamos la larga y fácil arista que va dejando arrellanados al norte de la misma algunos neveros reducidos hasta alcanzar una brecha que no presenta dificultades notorias.

Hacia el Pequeño Pico del Portillón.
 
            La arista sigue en suave descenso y fácil para superar sucesivamente un par de escalones de cierta consideración y alcanzar un punto bajo alrededor de los 2950 metros de altitud. Marca el inicio de la arista oeste del Pequeño Pico del Portillón.

Pequeño Pico del Portillón desde el resalte Oeste.
 
            La arista se accidenta inmediatamente y se llena de bloques de grandes proporciones que hay que contornear o escalar directamente aunque resulten más incómodos. La progresión culmina en el Pequeño Pico del Portillón de 3000 metros de altitud. Van a ser las once de la mañana.

            Todavía sorteamos un torreón por el sur y cuando vamos a atacar el flanqueo del siguiente, también por el sur, encontramos a los catalanes que están sacando la artillería y encordándose es el paso de las placas lisas que permite bajar al collado de separación con el Pico del Portillón.

Volviendo del rápel tras el Pequeño Pico del Portillón.
 
            Aquí comienzan las hostilidades y como veo lo que veo decidimos darnos la vuelta y poner en marcha el plan B. Son las cosas de hacer aristas sin material.
 
Puedes ver más fotos.

Puedes ver aquí la Continuación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.