19 jul. 2008

13f-08. CUARTA AGUJA O AGUJA SUPERIOR DE LEZAT POR ERROR. 19-7-2008.

 
La Aguja de la Izquierda es la Superior de Lezat.

Refugio Del Portillón de Oo, camino al Collado Inferior de Literola y Cara Este de Lezat. Descenso al Refugio del Portillón de Oo y Bajada a las Granjas de Astau.

19-07-2008.

Salida 07 h. Llegada 14 h.

Sol.

Bastante fácil.

Ascensión.

 Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.


Mapa de la Aguja Superior de Lezat. Vía en amarillo.

 

            El sábado 19 de Julio es el día de la vuelta pero madrugamos un pelín más de manera que no son todavía las siete de una espléndida mañana estamos cruzando la presa del Lac del Portillón de Oo.

            Al igual que ayer comenzamos subiendo la última parte del camino bajado el día anterior. Vamos por tanto sobre el camino que conduce al Collado Inferior de Literota.

Nuestra vía a la Aguja Superior de Lezat.
 
            Vamos ascendiendo con el camino en dirección este  y lo abandonamos en dirección norte cuando nos encontramos con los 2750 metros de altitud. Hay una amplia ladera mixta de rocas metamórficas bastante sueltas mezcladas con asentamientos de pratenses.

Corredor Inferior de la Aguja Superior de Lezat.
 
            Enseguida coincidimos con las citas que han abandonado el camino del fondo del corredor un poco más arriba que nosotros y con ellas en ascenso nos acercamos a la base del escalón rocoso intermedio roto por un corredor de granito claro que tenemos perfectamente localizado.

            El corredor que rompe la pared orientado ligeramente hacia el nordeste, es medianamente erguido, es amplio y está perfectamente escalonado con un granito claro de calidad envidiable. Ascenderemos con el mismo alrededor de 40 metros para terminar ampliándose, descomponiéndose, llenándose de basura y depositándonos en la una amplísima pedrera superior suspendida.

Pedrera Suspendida bajo las Agujas de Lezat.
 
            Siguiendo citas atravesamos la pedrera por su parte inferior y por debajo del nevero que ocupa una buena parte de la misma, atravesamos por la cabecera un estrecho y vertical corredor que surca la pared que acabamos de subir y nos encaminamos hacia nuestro corredor.

Bajo el nevero que defiende el acceso a Lezar y a la Aguja Superior.
 
            La cara sur del Pico Lezat está llena de corredores que surcan toda su pared somital. Nosotros tomamos el que tiene mejor pinta y que es el situado más al este. Sabemos que una vez en la arista la llegada a la cima es prácticamente llana.

            El corredor al que se encaminan las citas y la vieja huella que hay en el nevero tiene una amplia base herbosa y escalonada que permite una rápida progresión. Luego se estrecha, nunca demasiado, a la vez el granito y otras rocas metamórficas sustituyen a las pratenses y se sigue progresando bastante bien.

            Sabemos que al final se abrirá y tendremos que tomar la rama oeste. Pero el corredor se pone muy tieso y tanto como abrirse… sube como una lanza directo hasta la cresta. Tiene un claro portillo que da acceso a una pequeña rama hacia el oeste y otra especie de indeciso brazo por el este.

            Cuando queremos dudar estamos prácticamente en la arista, el corredor tendrá por encima de los 100 metros de altura sin contar la entrada herbosa. Con una pequeña trepada un tanto hacia el noroeste coronamos una especie de gendarme en el filo de la arista.

            Una cuerda está asegurada en el bloque cimero y pende hacia una potente brecha al este del lugar en el que nos encontramos. Levantamos la vista y tenemos por delante, hacia el noroeste una arista tremendamente erizada y llena de dientes muy lisos. Hacia el sudeste la arista tiene igual de mala pinta.

Lezat desde la Aguja Superior de Lezat.
 
            Por aquí no vamos nosotros a ningún lado. Hemos perdido las citas finalmente y este no es nuestro objetivo pues acabamos de coronar la Cuarta Aguja de Lezat o Superior como comprobaremos después. La aguja está acotada con 3069  metros de altitud. Van a ser las ocho y media.

Los Quairats desde la Aguja Superior de Lezat.
 
            Hacemos unas fotos y nos volvemos de inmediato para abajo tras comprobar que por el nordeste una rampa que tiene bastante buena pinta permite subir desde el Refugio de Crabioules o así nos lo parece.

Escorbts tras la Brecha de Oo y el Pico del Portillón de Oo.
 
            Unos metros más abajo me voy hacia la cita que había localizado en la parte derecha del corredor y compruebo que una serie de citas coronan los espolones de separación de una serie de corredores que suben paralelos al oeste del que hemos subido. Son los corredores que han nacido de la parte superior del nevero asentado en la pedrera superior y hacia los que no iban las citas.

La Central Oeste de Lezat y Crabioules.
 
            Bajar al fondo del primer corredor no es difícil pero es un poco delicado, la salida al espolón de separación con el siguiente corredor parece fácil en un terreno bastante vertical, veo la cita en el siguiente espolón sin precisión acerca de la travesía, por encima de las citas los corredores se ponen un poco más verticales… da la impresión que la travesía que vemos prácticamente horizontal tiene que proseguir todavía más al oeste pero ya no detecto la presencia de citas en un terreno muy escabroso en el que adivino una rampa clara orientada al noroeste que si parece que permitirá ganar altura en la pared pero tengo la impresión de que las dificultades no terminarán en lo que veo.

Despedida de Gourdon y Espijeoles desde la Aguja Superior de Lezat.
 
            La decisión la formulo yo, creo que Juan la aprueba y Rosa también aunque no le haya consultado formalmente, para algunas cosas no es preciso hablarse para entenderse, faltaría más.

Delicioso cojin de silene acaulis bajando de la Aguja Superior de Lezat.

Nuevas luces sobreel Pico del Portillón de Oo desde la Sur de Lezat.
 
            Con el cuidado y la atención necesarios y suficientes nos bajamos el corredor y tras recuperar los crampones y los piolets que hemos dejado al pasar bajo el nevero desandamos pedrera, corredor, ladera hasta alcanzar el camino que baja del Collado Inferior de Literota. La mañana nos acaba de proporcionar una pequeña decepción y a la vez un motivo para visitar el Refugio de los Crabioules. Este Pirineo es mucho Pirineo, muchísimo; no nos lo acabaremos, no hay cuidado.

Bordeando el Lac del Portillón de Oo.
 
            A las diez estamos en el refugio, almorzamos, recogemos, pagamos y nos vamos. Son las diez y media y tenemos por delante un largo descenso hasta las Granjas de Astau.

Al fin hemos conocido el Circo del Portillón de Oo.

Gourdón y Espijeoles con arista hacia Belloc desde Coume de l'Abesque.
 
            En el camino nos enrollamos un poco haciendo fotos de un paisaje oculto por las nieblas en la tarde del ascenso, repetimos algunas con otra luz y el mismo encanto, echamos un buen trago en la orilla norte del Lac Saussat, más fotos desde el Col d’Espingo y más camino para abajo que nos está cundiendo demasiado la bajada.

La Norte de la Tusse de Mont Arque.

Saussat y Espingo desde Coume de l'Abesque.
 
            Entramos en el bosque, agradecemos de nuevo la sombra y las flores que nos entretienen, luego el Lac de Oo… al final me pongo a tirar delante sin prisas pero sin concesiones para llegar al coche empleando las mismas cuatro horas que a la subida.,

la Tusse de Mont Arque desde Saussat.
 
La Norte de Espijeoles-Belloc.
 
            El día no ha sido ninguna broma, hemos subido 600 metros y hemos bajado 2000 metros y hemos subido un tresmil equivocado. Y si el día no ha sido ninguna broma menos lo ha sido el conjunto que se ha saldado con 4375 metros movidos para hacer 13 nuevos tresmiles y 6 de ellos dos veces y sin más.

Tenía ganas de ver al natural en Lac de Oo.

Llegando a las Granjas de Astau.
 
            El coche, a la sombra está fresquísimo. Lo bajamos hasta la sombra de un árbol junto al barranco, nos pegamos un buen remojón y nos cambiamos para marchar valle abajo en busca de algún picnic para comer sentados.

            Ya en la D618. y en vistas de que no aparece ninguno nos detenemos en unas sombras para comer sentados sobre las mochilas, Juan lo hará de pie. Hemos parado un par de kilómetros antes de la fuente en la que yo pretendía parar pues había agua, sombra y no sé si asientos.

            Luego de echarme mi acostumbrada siestecilla más carretera cada vez con menos circulación hasta el Túnel de Bielsa y seguidamente para abajo.

            Pasamos Ainsa y en Boltaña paramos a echar una caña. Tras la Guarguera  de siempre y tras cuatro horas y media de coche con paradas nos llegamos a casa.

            Estamos cansados y aprovechamos que no hay finalmente cena con los vecinos para marcharnos a la cama sobre las once.

            Al día siguiente Rosa se levanta a las cinco y cuarto para ir a trabajar y yo a las siete, como ya no puedo dormir, también lo hago.

A las ocho mi amigo Gabriel me llama por teléfono y me dice entre sollozos:

“Maito, yo no he tenido tanta suerte como tú, Rosa se me ha matado en el Ardiden”,  y todo el universo se nos  pone patas arriba.

Puedes ver más fotos.

También puedes ir al Comienzo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.