19 jul. 2008

13f-08. CUARTA AGUJA O AGUJA SUPERIOR DE LEZAT POR ERROR. 19-7-2008.

 
La Aguja de la Izquierda es la Superior de Lezat.

Refugio Del Portillón de Oo, camino al Collado Inferior de Literola y Cara Este de Lezat. Descenso al Refugio del Portillón de Oo y Bajada a las Granjas de Astau.

19-07-2008.

Salida 07 h. Llegada 14 h.

Sol.

Bastante fácil.

Ascensión.

 Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.


Mapa de la Aguja Superior de Lezat. Vía en amarillo.

 

            El sábado 19 de Julio es el día de la vuelta pero madrugamos un pelín más de manera que no son todavía las siete de una espléndida mañana estamos cruzando la presa del Lac del Portillón de Oo.

            Al igual que ayer comenzamos subiendo la última parte del camino bajado el día anterior. Vamos por tanto sobre el camino que conduce al Collado Inferior de Literota.

Nuestra vía a la Aguja Superior de Lezat.
 
            Vamos ascendiendo con el camino en dirección este  y lo abandonamos en dirección norte cuando nos encontramos con los 2750 metros de altitud. Hay una amplia ladera mixta de rocas metamórficas bastante sueltas mezcladas con asentamientos de pratenses.

Corredor Inferior de la Aguja Superior de Lezat.
 
            Enseguida coincidimos con las citas que han abandonado el camino del fondo del corredor un poco más arriba que nosotros y con ellas en ascenso nos acercamos a la base del escalón rocoso intermedio roto por un corredor de granito claro que tenemos perfectamente localizado.

            El corredor que rompe la pared orientado ligeramente hacia el nordeste, es medianamente erguido, es amplio y está perfectamente escalonado con un granito claro de calidad envidiable. Ascenderemos con el mismo alrededor de 40 metros para terminar ampliándose, descomponiéndose, llenándose de basura y depositándonos en la una amplísima pedrera superior suspendida.

Pedrera Suspendida bajo las Agujas de Lezat.
 
            Siguiendo citas atravesamos la pedrera por su parte inferior y por debajo del nevero que ocupa una buena parte de la misma, atravesamos por la cabecera un estrecho y vertical corredor que surca la pared que acabamos de subir y nos encaminamos hacia nuestro corredor.

Bajo el nevero que defiende el acceso a Lezar y a la Aguja Superior.
 
            La cara sur del Pico Lezat está llena de corredores que surcan toda su pared somital. Nosotros tomamos el que tiene mejor pinta y que es el situado más al este. Sabemos que una vez en la arista la llegada a la cima es prácticamente llana.

            El corredor al que se encaminan las citas y la vieja huella que hay en el nevero tiene una amplia base herbosa y escalonada que permite una rápida progresión. Luego se estrecha, nunca demasiado, a la vez el granito y otras rocas metamórficas sustituyen a las pratenses y se sigue progresando bastante bien.

            Sabemos que al final se abrirá y tendremos que tomar la rama oeste. Pero el corredor se pone muy tieso y tanto como abrirse… sube como una lanza directo hasta la cresta. Tiene un claro portillo que da acceso a una pequeña rama hacia el oeste y otra especie de indeciso brazo por el este.

            Cuando queremos dudar estamos prácticamente en la arista, el corredor tendrá por encima de los 100 metros de altura sin contar la entrada herbosa. Con una pequeña trepada un tanto hacia el noroeste coronamos una especie de gendarme en el filo de la arista.

            Una cuerda está asegurada en el bloque cimero y pende hacia una potente brecha al este del lugar en el que nos encontramos. Levantamos la vista y tenemos por delante, hacia el noroeste una arista tremendamente erizada y llena de dientes muy lisos. Hacia el sudeste la arista tiene igual de mala pinta.

Lezat desde la Aguja Superior de Lezat.
 
            Por aquí no vamos nosotros a ningún lado. Hemos perdido las citas finalmente y este no es nuestro objetivo pues acabamos de coronar la Cuarta Aguja de Lezat o Superior como comprobaremos después. La aguja está acotada con 3069  metros de altitud. Van a ser las ocho y media.

Los Quairats desde la Aguja Superior de Lezat.
 
            Hacemos unas fotos y nos volvemos de inmediato para abajo tras comprobar que por el nordeste una rampa que tiene bastante buena pinta permite subir desde el Refugio de Crabioules o así nos lo parece.

Escorbts tras la Brecha de Oo y el Pico del Portillón de Oo.
 
            Unos metros más abajo me voy hacia la cita que había localizado en la parte derecha del corredor y compruebo que una serie de citas coronan los espolones de separación de una serie de corredores que suben paralelos al oeste del que hemos subido. Son los corredores que han nacido de la parte superior del nevero asentado en la pedrera superior y hacia los que no iban las citas.

La Central Oeste de Lezat y Crabioules.
 
            Bajar al fondo del primer corredor no es difícil pero es un poco delicado, la salida al espolón de separación con el siguiente corredor parece fácil en un terreno bastante vertical, veo la cita en el siguiente espolón sin precisión acerca de la travesía, por encima de las citas los corredores se ponen un poco más verticales… da la impresión que la travesía que vemos prácticamente horizontal tiene que proseguir todavía más al oeste pero ya no detecto la presencia de citas en un terreno muy escabroso en el que adivino una rampa clara orientada al noroeste que si parece que permitirá ganar altura en la pared pero tengo la impresión de que las dificultades no terminarán en lo que veo.

Despedida de Gourdon y Espijeoles desde la Aguja Superior de Lezat.
 
            La decisión la formulo yo, creo que Juan la aprueba y Rosa también aunque no le haya consultado formalmente, para algunas cosas no es preciso hablarse para entenderse, faltaría más.

Delicioso cojin de silene acaulis bajando de la Aguja Superior de Lezat.

Nuevas luces sobreel Pico del Portillón de Oo desde la Sur de Lezat.
 
            Con el cuidado y la atención necesarios y suficientes nos bajamos el corredor y tras recuperar los crampones y los piolets que hemos dejado al pasar bajo el nevero desandamos pedrera, corredor, ladera hasta alcanzar el camino que baja del Collado Inferior de Literota. La mañana nos acaba de proporcionar una pequeña decepción y a la vez un motivo para visitar el Refugio de los Crabioules. Este Pirineo es mucho Pirineo, muchísimo; no nos lo acabaremos, no hay cuidado.

Bordeando el Lac del Portillón de Oo.
 
            A las diez estamos en el refugio, almorzamos, recogemos, pagamos y nos vamos. Son las diez y media y tenemos por delante un largo descenso hasta las Granjas de Astau.

Al fin hemos conocido el Circo del Portillón de Oo.

Gourdón y Espijeoles con arista hacia Belloc desde Coume de l'Abesque.
 
            En el camino nos enrollamos un poco haciendo fotos de un paisaje oculto por las nieblas en la tarde del ascenso, repetimos algunas con otra luz y el mismo encanto, echamos un buen trago en la orilla norte del Lac Saussat, más fotos desde el Col d’Espingo y más camino para abajo que nos está cundiendo demasiado la bajada.

La Norte de la Tusse de Mont Arque.

Saussat y Espingo desde Coume de l'Abesque.
 
            Entramos en el bosque, agradecemos de nuevo la sombra y las flores que nos entretienen, luego el Lac de Oo… al final me pongo a tirar delante sin prisas pero sin concesiones para llegar al coche empleando las mismas cuatro horas que a la subida.,

la Tusse de Mont Arque desde Saussat.
 
La Norte de Espijeoles-Belloc.
 
            El día no ha sido ninguna broma, hemos subido 600 metros y hemos bajado 2000 metros y hemos subido un tresmil equivocado. Y si el día no ha sido ninguna broma menos lo ha sido el conjunto que se ha saldado con 4375 metros movidos para hacer 13 nuevos tresmiles y 6 de ellos dos veces y sin más.

Tenía ganas de ver al natural en Lac de Oo.

Llegando a las Granjas de Astau.
 
            El coche, a la sombra está fresquísimo. Lo bajamos hasta la sombra de un árbol junto al barranco, nos pegamos un buen remojón y nos cambiamos para marchar valle abajo en busca de algún picnic para comer sentados.

            Ya en la D618. y en vistas de que no aparece ninguno nos detenemos en unas sombras para comer sentados sobre las mochilas, Juan lo hará de pie. Hemos parado un par de kilómetros antes de la fuente en la que yo pretendía parar pues había agua, sombra y no sé si asientos.

            Luego de echarme mi acostumbrada siestecilla más carretera cada vez con menos circulación hasta el Túnel de Bielsa y seguidamente para abajo.

            Pasamos Ainsa y en Boltaña paramos a echar una caña. Tras la Guarguera  de siempre y tras cuatro horas y media de coche con paradas nos llegamos a casa.

            Estamos cansados y aprovechamos que no hay finalmente cena con los vecinos para marcharnos a la cama sobre las once.

            Al día siguiente Rosa se levanta a las cinco y cuarto para ir a trabajar y yo a las siete, como ya no puedo dormir, también lo hago.

A las ocho mi amigo Gabriel me llama por teléfono y me dice entre sollozos:

“Maito, yo no he tenido tanta suerte como tú, Rosa se me ha matado en el Ardiden”,  y todo el universo se nos  pone patas arriba.

Puedes ver más fotos.

También puedes ir al Comienzo.

18 jul. 2008

13e-08.LARGO CAMINO PARA EL PICO DEL PORTILLON DE OO. 18-7-2008.

Pico del Puerto de Oo sacada desde la Sur de Lezat al día siguiente

Arista de la Baque hasta Cap de la  Baque Oriental, Cara Norte del Cap de la Baque Oriental, Glaciar de la Baque, Glaciar del Portillón, Corredor Norte del Portillón de Oo y Arista Este. Vuelta al Refugio del Portillón faldeando el Pico Royo.

18-07-2008.

Salida 11 h. Llegada 16 h.

Sol.

Poco difícil.

Ascensión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.


Mapa del Portillón de Oo precedente de IGN. francés. Vía en amarillo.


            A veces, el siguiente de la cresta no es el “siguiente en cresta”.

            Son las once de la mañana. Todavía sorteamos un torreón por el sur y cuando vamos a atacar el flanqueo del siguiente, también por el sur, encontramos a los catalanes que están sacando la artillería y encordándose es el paso de las placas lisas que permite bajar al collado de separación con el Pico del Portillón.

            Aquí comienzan las hostilidades y como veo lo que veo, no llevamos nada para asegurar y no queremos colgarnos de la chepa de nadie, decido darnos la vuelta y poner en marcha el plan b.

Hemos de desandar toda la Cresta de la Baque.
 
            Hemos de recorrer toda la cresta de nuevo en sentido inverso hasta alcanzar la cima del Cap de la Baque Occidental, es larga pero tenemos tiempo hoy que es 18 de Julio de 2008.

            Volvemos pico a pico.

Desde el Seil de la Baque el Lac del Portillón, Quairat y Lezat.
 
            La parte final está llena de flechas de rotulador que ha colocado el “fransua” es su seguro particular aunque no son necesarias.

            El descenso de la cara norte del Cap de la Baque Occidental resulta más sencillo de lo que esperamos y enseguida estamos poniéndonos los crampones, nos permitirán agilidad.

            A las doce y cuarto ponemos los pies en el Glaciar del Seil de la Baque.

Iniciando el faldeo del Glaciar del Seil de la Baque.
 
            Nuestro objetivo es atravesarlo de oeste a este para acceder a la Brecha del Portillón de Oo y desde allí escalar el último pico de la Cresta del Seil de la Baque. Juan lo sabe, pues lo habíamos comentado, y sin más sabemos lo que va a venir a continuación.

            Descendemos el primer resalte con dirección al Collado del Pluviómetro y tomamos la cabecera de un vallecillo alto en el glaciar para  marcarnos un largo y pronunciado descenso-flanqueo en dirección oeste que yo había previsto hasta un poco más abajo y a partir del Collado del Pluviómetro. Juan va delante yo aguanto detrás las protestas de mi socia que ahora entiende las razones por las que yo “arreaba zapatilla” en la vuelta por la cresta. Ya sé que casi nunca sabe o no quiere saber. Los sarrios son libres y qué envidia nos dan.

            Se hacen zuecos bajando el Glaciar del Seil de la Baque pero no tienen importancia. 

Flanqueando el Glaciar del Seil de la Baque, este año era posible.
 
            El vallecillo se ensancha y se convierte en la pared más alta del glaciar y, cuando yo ya estoy mirando una bajante para alcanzar el escalón inferior del glaciar, el socio toma la manija y se marca una travesía recta como una vela, no en dirección a la media ladera que conecta el escalón inferior del glaciar con el rellano bajo la Brecha del Portillón,  sino que apunta al punto más alto del glaciar bajo la norte del pico.

            La nieve está en buenas condiciones, la hay en abundancia, la huella es muy buena y bien se vale porque  la pendiente media de la travesía, ahora por el Glaciar del Portillón, estará por encima de los 40 grados de inclinación. Rosa no se atreve a mirar para abajo, pensará que es mejor concentrarse en el tajo aunque le duela el brazo derecho de asegurar con el piolet. Nos contemplan desde el refugio como luego sabremos. “Estos españoles son la leche”.

Bajo el Collado del Portillón de Oo.
 
            Cuando nos enfrentamos a la Brecha del Portillón estamos por encima de los 2850m de altitud. Ha sido una irreprochable operación quirúrgica, una lección magistral. ¡Bravo, Don Juan! Rosa ya no volverá a las andadas.

            Quedan alrededor de 50 metros de corredor glaciar con una pendiente similar a la que hemos traído y que hacemos hacia el sur, pero no hacia la Brecha del Portillón de Oo situada a 2913 metros de altitud y que está limpia de nieve, sino que prosiguiendo nieve arriba superamos la altura de la brecha al introducirnos en el corredor que ligeramente al norte de la arista  rompe la pared.

            Nos quitamos los crampones, dejamos los piolets e iniciamos una penosa subida por un tramo de corredor metamórfico lleno a rebosar de basura. Suerte que no serán más allá de 20 metros pues enseguida se encajona con lo que las manos nos proporcionan comodidad y los materiales de fondo son un poco más firmes.

            Subimos así otros diez metros por un corredor que se pone muy tieso pero no es por allí: Una cuerda salva apuros nos indica el camino.

            Hay que salirse del corredor hacia el norte del mismo por medio de un diedro vertical de de alrededor de 8 ó 10 metros con buenas presas. La cuerda está anudada a un anclaje de rápel, debió de sacar de algún apuro pero nosotros no la empleamos. El paso al estar un tanto encajado no creo que llega al IIIº en descenso 

Superado el diedro continuamos con el ascenso de la pared norte acercándonos a la arista. Conforme vamos ascendiendo va mejorando la calidad  de los materiales hasta aparecer el granito que alcanzará enormes proporciones en la cima.
 
Difícil foto con autodisparador en la Cima del Portillón de Oo.

            Son las dos de la tarde cuando alcanzamos la cima del Pico del Portillón de Oo a 3050 metros de altitud. ¡Misión cumplida!

El Hito Oeste y el Perdiguero desde el Pico del Portillón.
 
            La cima es un descoyuntado caos de bloques graníticos de enormes proporciones  en los que resulta complicado hacer una foto de los tres con auto disparador, pero si se persevera se consigue. Saludamos a los catalanes que han atacando el paso de IVº y caminan ya en ensamble hacia el Hito Oeste del Perdiguero tras comprobar que no nos han sacado gran cosa de tiempo y nos sentamos a comer y a beber un poco al cálido sol del mediodía. El viento que soplaba a la ida por la arista y que nunca llegó a ser nada más que fresco, cesó a media mañana.

Zona Inferior del Corredor Nordeste del Pico del Portillón de Oo.
 
            Media hora después y con la precisión y el cuidado de unos “tíos aseados” en paredes descompuestas, nos vamos para abajo sin soltar ni una sola piedra. Así lo mandan los cánones.

La Pared del Corredor Nordeste facilitada por el nevero.

            Recuperamos los piolets, nos calzamos de nuevo los crampones y aquí paz y allá gloria nevero abajo con la mochila llena de 6 nuevos tresmiles, 3 de ellos hasta por duplicado.

La pendiente del corredor se arrellana un poco.
 
Faldeando el Pico Royo, Quairat y Lezat.
 
            En dirección norte bajamos el glaciar hasta el rellano y desde allí, en dirección norte nos alargamos al encuentro de la vía que enlaza el Collado Superior de Literota con el refugio del Portillón de Oo que es nuestro final de hoy.

Rodeando el Lac del Portillón de Oo.
 
            Primero casi de llano para alcanzar otro potente corredor que nos introduce de lleno  en el faldeo del Pico Royo por su cara oeste.
 
Allí se ha quedado el Pico del Portillón de Oo.

El Tajo del día.

            Bajo el resalte hay un pequeño rellano que atravesamos hasta el extremo de la nieve, lugar en el que alcanzamos definitivamente camino que de manera un tanto llena de irregularidades y recovecos nos conduce al fondo del corredor que baja del Collado Inferior de Literota. Hay una torrentera importante y echamos un potente trago de agua con sed, puesto que hemos llevado poca y no hemos cogido cuando podíamos hacerlo.

Ranúnculos en la Sur de Lezat.

            La continuación la hacemos en dirección noroeste, por transitado camino y en suave descenso a través de la cara sur del Lezat. Contorneamos una parte del lac y alcanzando el extremo este de la presa, la atravesamos completamente llegando al Refugio del Portillón cuando son las cuatro y cuarto de una tarde que está espléndida.

Cubitos de hielo en el Lac del Portillón de Oo.
 
            Nos queda una tarde enorme para hacer un poco de todo incluso inventariar la jornada con alrededor de 1225 metros de desnivel movidos
 
      A nuestra hora de costumbre cenamos y aprovechando que han desertado al fin las nieblas nos vamos a dar una vuelta por la presa. Pasadas las nueve nos subimos a la piltra, mañana también tenemos tajo.

Aquí puedes ver más fotos.

Para ver la Continuación.

      
           

             

 

 

 

 

  

             

 

 

13d-08.CASI TODA LA ARISTA DE LA BAQUE. 18-7-2008.

Cap Occidental y Seil de la Baque desde Adoubert.

Refugio del Portillón, Collado del Pluviómetro, Pico Adoubert, Pico Cap de la Baque Occidental, Pico Cap de la Baque Oroiental, Pico del Seil de la Baque y  Pqueño Pico del Portillón.

18-07-2008.

Salida 07 h. Llegada 11 h.

Sol.

Bastante fácil.

Ascensión.

 Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa de la Arista de la Baque procedente del IGN. francés. Vía en amarillo.

            A las cinco de la mañana o tal vez antes, el poco personal del Refugio del Portillón comienza el viernes día 18 de Julio de 2008. Nosotros, que seguimos fieles a la nuestra, nos requemamos hasta las seis pasadas y como somos algo espabilados son solamente las siete de la mañana cuando iniciamos la marcha.

            Vamos a repetir, ahora en ascenso el camino de ayer tarde hasta EL Collado del Pluviómetro. La mañana está muy clara, el sol anda ya ancho “patalero” y las nieblas están por debajo de los 1800 metros de altitud. En el valle van a tener un día bastante nublado pero nosotros esperamos un día español.

Desde el Inicio del camino hacia la Tusse de Mont Arque.
 
            Como procedimiento de avanzar sobre la nieve bastante dura, pues esta noche ha helado, nos ponemos los crampones al inicio de la travesía de los dos corredores sobre el lago. A los diez minutos se le rompe a Rosa un crampón. Tendremos que solucionar el tema prescindiendo de las seis puntas delanteras, lo que no supondrá mayor problema. Esta chica puede con casi todo y además para algo estamos los caballeros.

Cap de la Baque Occidental y Adoubert.
 
            Luego siguiendo la huella con pendiente más uniforme alcanzamos el Collado del Pluviómetro y allí giramos al sur y continuamos ascendiendo las rampas que conducen  a la Arista de la Baque. Tenemos como guía la pirámide del Cap de la Baque Occidental.

            Hay que superar un par de suaves resaltes pertenecientes al medio extinto Glaciar de la Baque que se remonta hasta por encima de los 3000 metros. Este año hay buena cosecha de nieves.

            Llevamos delante a una pareja de franceses que encontramos en el camino. Van directos al Cap  de la Baque Occidental.

            Rosa se va con ellos mientras nosotros tratamos de coger agua infructuosamente de las rocas donde lo hicimos ayer. Hoy, no hay todavía deshielo.

Mucha nieve hacia Adoubert.
 
            Añadimos nieve a nuestras medias botellas de agua y nos vamos para arriba.

Hourgade, Gourdón Belloc y Espijeoles desde Adoubert.
 
            Sobre los 3000 metros abandonamos la huella que se dirige hacia el centro de la norte del Cap de la Baque Occidental e iniciamos un flanqueo en suave ascenso en dirección oeste, directos a la cima del Pico Audoubert. Alcanzamos el casquete somital rocoso abandonando fácilmente la nieve y tras quitarnos los crampones y dejar los piolets nos incorporamos a una cresta fácil que en un momento nos deposita en la cima del Pico Audoubert de 3045 metros de altitud. Son las nueve de la mañana.

La mítica Cara Este de Jean Arlaud y Gourgs Blancs.

Posets.
 
            Se trata de una cima alargada, cubierta de bloques graníticos claros y poco prominente que no emerge más de 35 metros del nivel que alcanza el glaciar este año, por cierto, muy alto. Pero nos enseña descaradamente la espectacular cara este del Pico Jean Arlaud defendiendo la cresta que incluye desde el Gourgs Blancs hasta el Saint Saud y la Cubeta Lacustre de Guías con el pico del mismo nombre y los Claravides. Más al sur y al otro lado del Valle de Estós aparece espléndidamente iluminado el Macizo del Posets, el Llano de los Ibones, el Escorbets, y el Valle de Batisielles con los Ibones de Montidiego y Bardamina en primer plano. Al noroeste nuestra jornada del día anterior hoy completamente limpia de nieblas. Al norte todo el Circo del Portillón de Oo rodeando al lago. Al este con el sol, se recorta al contraluz, nuestro tajo del día custodiado al fondo por el Perdiguero.

Cap de la Baque Oriental, Occidental y Adoubert desde Tusé de Mont Arque.
 
            Tenemos que ir, invariablemente al este y la cresta que une el Pico Audoubert con el Cap de la Baque Occidental no tiene aspecto de complicada pero si nos puede entretener según lo que vemos desde donde nos encontramos. Así que, decidimos recuperar crampones y piolets y hacer una travesía prácticamente en horizontal junto a la rimalla para alcanzar la base del pico.

La Oeste del Cap de la Baque Occidental.

            Se trata de una pared de alrededor de 100 metros de altura, bastante erguida y mixta, metamórfica y muy descompuesta. Los franceses han tirado unos peñazos de la leche.

            Salimos del glaciar, recogemos los crampones y piolets y comenzamos el ascenso con intención de trazar una diagonal de derecha a izquierda que nos lleve bastante arriba. Luego ya se verá.

            Los primeros metros están tremendamente sueltos, mi espinilla dará cumplida cuenta de un buen corte de un bloque incluso a través del pantalón. Somos “cuidadosos y aseados” como siempre y avanzamos para alcanzar una zona de materiales más estables, no en medio de la pared sino próximos a la arista oeste.

En Cap de la Baque Occidental con la Oriental y Central detrás.
 
            Luego por la cresta en la que aflora el granito de considerables dimensiones y suficientemente estable alcanzamos la cima del Cap de la Baque Occidental de 3097 metros de altitud cuando son las diez menos veinticinco. Comenzamos a tener una idea bastante aproximada de la cresta.

Arista fácil al Cap de la Baque Occidenjtal.
 
            Foto testimonial y para abajo. Delante de nosotros tenemos un corto tramo de arista fácil con el que bajaremos una treintena de metros para remontar con bastantes apoyos de manos un resalte algo liso pero siempre fácil a toda cresta granítica y en dirección sudoeste.

En la Cima del Cap de la Baque Oriental.

            Seguidamente nuevo descenso e inmediato remonte para pasar un diente similar vestido de nieve por nuestra vertiente derecha seguido de un breve descenso hasta una brecha poco profunda de la que saldremos fácilmente para alcanzar, mediante una fina aunque fácil arista, la plana y afilada cima del Cap de la Baque Oriental de 3103 metros de altitud. Son las diez menos cuarto.

            De nuevo, claramente al este, tenemos una perfecta pirámide primorosamente cincelada por el sol de la mañana y la nieve de su cara noroeste.

            Hemos de bajar por una arista ancha y fácil un par de tramos sucesivos hasta alcanzar  un amplio collado algo más de 50 metros más abajo.

La Este del Cap de la baque Oriental.
 
Ibones de Guias desde Cap de la Baque Oriental.

La Oeste del Seil de la Baque.
 
            El collado es amplio, metamórfico de materiales claros y lisos, y bastante estrecho aunque se pasa a toda cresta en equilibrio. Luego con similares características se eleva paulatinamente y de manera fácil dejando la nieve siempre a nuestra izquierda en la vertiente norte, alcanzamos la cima del Seil de la Baque. Son las diez de la mañana y estamos a 3110 metros de altitud. Es el punto culminante de la arista.

De Petit Quairat a Crabioules.

Escorbets, Montidiego y Posets desde Seil de la Baque.

Batisielles desde Seil de la Baque.
 
            Almorzamos y entre tanto llegan los dos que venían detrás en la arista. Son catalanes, escaladores y van más rápidos que nosotros. Charramos un rato con ellos mientras que Juan lo hace con uno de los dos franceses del Collado del Pluviómetro, el otro se dio la vuelta en el Cap de la Baque Occidental.
 
Cima del Seil de la Baque.

Circo de Alba y Maladetas desde Seil de la Baque.
 
Al fondo el Perdiguero.

            A las diez y media pasadas, los catalanes se ponen en marcha y nosotros también. Bajamos la larga y fácil arista que va dejando arrellanados al norte de la misma algunos neveros reducidos hasta alcanzar una brecha que no presenta dificultades notorias.

Hacia el Pequeño Pico del Portillón.
 
            La arista sigue en suave descenso y fácil para superar sucesivamente un par de escalones de cierta consideración y alcanzar un punto bajo alrededor de los 2950 metros de altitud. Marca el inicio de la arista oeste del Pequeño Pico del Portillón.

Pequeño Pico del Portillón desde el resalte Oeste.
 
            La arista se accidenta inmediatamente y se llena de bloques de grandes proporciones que hay que contornear o escalar directamente aunque resulten más incómodos. La progresión culmina en el Pequeño Pico del Portillón de 3000 metros de altitud. Van a ser las once de la mañana.

            Todavía sorteamos un torreón por el sur y cuando vamos a atacar el flanqueo del siguiente, también por el sur, encontramos a los catalanes que están sacando la artillería y encordándose es el paso de las placas lisas que permite bajar al collado de separación con el Pico del Portillón.

Volviendo del rápel tras el Pequeño Pico del Portillón.
 
            Aquí comienzan las hostilidades y como veo lo que veo decidimos darnos la vuelta y poner en marcha el plan B. Son las cosas de hacer aristas sin material.
 
Puedes ver más fotos.

Puedes ver aquí la Continuación.