24 may. 2009

19-9. PUNTA SELVA Y DE CAMINO GUE. 24-5-2009.

Punta Selva desde los Prados de Ecuer Alto.

Escuer, Selva Norte, Punta Gué y Punta Selva.

24-5-09.

Salida 9 h. Llegada15 h.

Nublado.

Muy fácil.

Ascensión-

Mariano Javierre.

Mapa de Punta Selva procedente de Prames. Vía en amarillo.

            Punta Selva siempre ha estado a la sombra de Gue.

            Gué es ese monte familiar que se levanta sobre los glacis de la orilla norte de la Canal Ancha y custodia la confluencia de los ríos Aurín y Gállego. Y digo familiar refiriéndome a los que vivimos en sus inmediaciones y que visitamos con cierta frecuencia, especialmente en días poco recomendables para otras actividades más llamativas.

            A Gué se suele subir por su evidente y escalonada arista sur y también, los que desconocen este camino disponen de la Pista de la Pardina Gué que sube hasta la cima especialmente desde el incendio que hace unos años asoló la delicada cima del pico. Por el norte hay otros caminos.

            Hace algunos años que nos encontramos en la cima de Gué un extraño aparato que al parecer no tenía otra misión que la de conmemorar un camino de subida al pico y que consagraba como “Vía B”, la gente lleva y deposita en las cimas toda clase de objetos y trapos. Allí quedó la cosa y el artefacto desapareció.

            Nunca habíamos subido por la vertiente norte y nos iba por la cabeza pero esperando un día apropiado y además que el sotobosque no estuviera mojado, pues suponíamos que  tendríamos que atravesar alguna zona boscosa, pues allí estaba esperando el tema.

            Dispongo de un tremendo fin de semana entero y verdadero con pésimo tiempo anunciado y quiero… bueno. El tiempo sale muy malo a la hora temprana de las decisiones y del sábado para el domingo y, de nuevo, a las siete de la mañana del 24 de Mayo de 2009 llueve.

            Hay que cambiar de planes y ¿por qué no cambiar el piolet por el paraguas y marchar a Gué? El monte estará muy mojado pero como voy solo…

            A las nueve de la mañana estoy aparcando junto a la barrera que restringe el tránsito de la pista que va de Escuer Nuevo a Escuer Alto a  900 metros de altitud.

            Un par de kilómetros de pista en suave ascenso y en dirección noroeste nos van elevando sobre la orilla derecha del Barranco de  hasta enseñarnos al otro lado del mismo el desdentado y semiderruido caserío de antiguo pueblo de Escuer del que destaca la torre de vigilancia y la remozada caseta del pastor.

Escuer Alto desde los prados del sur.
 
            Estamos a 1140 metros de altitud y dejando por segunda vez pista nuestra derecha giramos con la rama izquierda hacia el sur para introducirnos en los planos y verdes prados al norte de Punta Selva, ocupados por un mediano rebaño de vacas.

            Hemos pasado junto a una caseta de recreo de nueva hechura y atravesado todos los prados hasta que la pista desaparece en ellos para buscar al final de los mismos un camino que prosigue hacia el sur por una pequeña loma de un indeciso pinar.

            Enseguida encuentro balizas blancas y con ellas me voy ya que el camino se va con ellas. Parece ser que se trata de la “Vía B”, camino desde Escuer pasando por Arguisal.

            Fundamentalmente hacia el sur y prácticamente sin ganar altura el camino transita unas fajas de pino de repoblación asentados sobre laderas margosas hasta alcanzar una zona de rellanos incultos en los que se encharca el agua.

            Hay que atravesarlos por debajo de unas paredes margosas muy claras y nada más superarlas, por la parte alta de los herbazales, proseguir con el camino que asciende a partir de aquí con un poco de gana.

Brercha de Cachibirizas desde la Norte de Gué.
 
            Más no ascenderemos demasiado puesto que, enseguida alcanzamos el lecho de una pista situados a 1300 metros de desnivel y por ella hay que proseguir.

 
            La pista se duerme en la ladera nordeste de Punta Gué fundamentalmente en busca del contrafuerte este del pico hasta que se alcanza una fuente, que supongo se agostará en verano e iniciar seguidamente la última y más larga lazada que permite atravesar toda la ladera para alcanzar el collado situado entre Punta Gué y Peña Arguisal a 1490 metros de altitud.

Gué.

            El amplio y plano collado es recorrido por una pista cabecera que se encumbra en Punta Gué. Y  ya que estoy aquí me subo por la vieja tiradera de madera para almorzar en Punta Gué a 1579 metros de altitud, cuando van a ser las once y media de la mañana.
Santa Lucía desde la Cima de Gué.

            Echo un bocado, un trago; hago unas fotos malísimas puesto que la calima del Sahara desluce el paisaje y, comprobado que casi todo está en su lugar, algunas cosas más adivinadas que vistas, me vuelvo sobre mis pasos hasta el collado. No hay que decir que Punta Gué es un mirador extraordinario como lo suelen ser casi todos los del Prepirineo y que está a disposición de todo aquel que lo quiera disfrutar.

Orquídea en Punta Gué.

Peña de Arguisal desde Punta Gué.
 
            Son las doce cuando en dirección norte recorro unos metros por la pista en suave ascenso y abandonándola me acerco hasta la Peña de Arguisal de 1541 metros de altitud. La verdad es que no sé de dónde le viene lo de peña puesto que se trata de un minúsculo lomo lleno de vegetación y desde el que ver algo es medianamente complicado.

Aquilegias en la Peña de Arguisal.

            Enseguida me bajo a buscar la pista que transita casi horizontal ligeramente por la vertiente sur y con ella sigo adelante  para descender hasta un punto bajo en las inmediaciones de Punta Selva.
 

            La pista se abre en dos a modo de collar. La rama izquierda enseguida se ahonda al oeste  hacia el Solano Pardinilla, mientras que la rama derecha transita la cabecera de la ladera este de Punta Selva y más allá prosigue al norte hacia terrenos de la Pardina Pedrochil.
 
El Pueyo desde Punta Selva.

            Cuando la pista quiere comenzar a ahondarse siguiendo la descendente línea de la sierra me doy la vuelta y por la cabecera alcanzo la cima de Punta Selva a 1520 metros de altitud. Son las doce y media.

Primavera elatior.

Peña de Arguisal y Punta Gué desde Punta Selva.
 
            Recuperar la pista en dirección sur por la cabecera que está completamente vestida es hacer oposiciones para pillar un remojón tal y como está el sotobosque, así que con abundantes vueltas y cuidados hay que recorrer unos pocos metros para alcanzar de nuevo la pista y con ella disfrutando del mágico silencio solamente roto por el aleteo indolente de una espectacular eclosión de mariposas, abandonar la cabecera de la sierra pista abajo.

Vertiente Norte de la Peña de Arguisal.

Barranco del Solano o de Pardinilla.
 
            El día está cálidamente neblinoso y la bajada con ratos de tornasol se hace un pelín pesada pero se compensa con la delicadeza de la selva en plena primavera.

Retama de flor amarilla cerca de Escuer Nuevo.
 
            Van a ser las tres de la tarde cuando llego al coche aparcado en las inmediaciones de la barrera. El paseo se ha saldado con 800 metros de desnivel y la ascensión a Gué es por aquí un poco más larga al tratarse de una ruta un poco más tendida.
 
 
  

             

  

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.