9 abr. 2011

20-11. IBON INFERIOR DE BRAZATO. 9-4-2011.

Cresteando en la Orilla Sur del Ibón Inferior de Brazato.
 
Sudoeste, Corredor Oeste y parte alta de las Foyas de Brazato. Descenso por el Barranco de Brazato.

09-04-2011.

Desnivel acumulado 1000 m.

Distancia recorrida  9500 m.

Tiempo efectivo 04:30 h.

Sol.

Muy fácil.

Esquís de montaña.

Agua en el Balneario de Panticosa, en los barrancos de la parte baja y en algún ibonciecho alto.

Actividad hecha en Abril con una nieve más propia de Mayo.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Brazato procedente de Prames. Vía en amarillo.

            El Valle de Brazato es un valle de lo más desarticulado que hay en el Pirineo Oscense. Conocido y vistitado tanto en invierno como en verano ofrece múltiples posibilidades siempre y cuando se esté dispuesto a remontar los diversos escalones que sobre el granito del Pirineo Axial el potente glaciar diseñará en su día.

            Hace una temperatura absolutamente tórrida en el Balneario de Panticosa hoy día 9 de Abril de 2011. Estamos a 13º a la sombra cuando son las nueve de la mañana.

            Se trata de un lugar a bastante altitud, 1650 metros, para comenzar la marcha pero lo hacemos sabiendo que nos espera un largo porteo hasta que podamos calzarnos los esquís. La nieve debe andar por encima de los  1900 metros de altitud.
 

Partimos por el Camino de Brazato que abandona la cubeta lacustre en dirección este y completamente en seco pues ni siquiera hay agua en el camino, lo que ya es decir, alcanzamos el paraludes y proseguimos lazada a lazada para arriba hasta alcanzar el rellano bajo el Corredor de Labaza, lugar en el que nos espera una nieve blandísima y con todas las piedras fuera, lo que nos anuncia una jornada complicada para los esquís.

La Pared de Labaza.

Hacia el dorso herboso.
 
Nos calzamos los esquís sobre los 1900 metros de altitud cuando son las diez de la mañana. Nos hemos pasado la entrada inferior al Barranco de Brazato y remontada la primera pala alcanzamos el lomo desde el que se puede acceder a la Cabaña de Brazato o proseguir hacia los ibones.

Hacia los Ibones Altos de Brazato.
 
El lomo por el que discurre el camino está limpio de nieve, el descenso a la cabaña también y solamente algunas manchas de nieve  junto a hierba larga nos permiten ganar altura hasta que, poco después, a media ladera encontramos el rellano donde nace el Corredor Sudoeste que conduce a los Ibones Altos de Brazato.

El corredor está muy pelado pues el calorde la pasada semana ha hecho auténticos estragos en la nieve, la media ladera que conduce al Lago de Brazato no nos gusta y tampoco anda sobrada de nieve y consecuentemente nos vamos hacia el Ibón Inferior de Brazato que cuenta con mejor innivación.

Ibón Inferior de Brazato.

Punta del Puerto y Bacias.
 
Ascendemos, tras orientar a una pareja, la primera pala muy bien innivada en dirección sudeste y alcanzamos cómodamente el Ibón Inferior de Brazato situado a 2270  metros de altitud.

Son las diez y media de la mañana, podríamos hacer ahora la diagonal orientada casi al norte  que permite salvar el escalón hacia el Lago de Brazato pero también está muy pelada. Los corredores de salida son muy erguidos y nuestra alternativa consiste en ascender suavemente y en dirección sur  para elevarnos sobre la orilla sudoeste del ibón y allí tomar alguna decisión.

En la parte alta del crestón atravesamos un corto tramo rocoso y antes de meternos en unas erguidas zetas que nos podrían sacar de la cubeta hacia el sur, decidimos abandonar la idea de proseguir hacia los otros ibones y nos detenemos a almorzar un poco.

Estamos en la cabecera de “aquel corredor” que contemplábamos hace dos años desde las Foyas de Brazato. Se trata de un precioso corredor  que nos dejó con ganas de abordarlo. Esta orientado hacia el oeste y…


Echamos un café con leche con un bocado, quitamos las pieles de foca y para abajo.

Hacemos un giro suave en la cabecera que nos facilita una pequeña diagonal entre rocas. La diagonal nos pone de lleno en un corredor medianamente inclinado, vestido de muy buena nieve que se ensancha de inmediato. Unos metros más abajo se yergue ligeramente sin llegar a molestar  y tras pasar junto a una pequeña afloración rocosa se ensancha convirtiéndose en amplia y mable pala que se alarga pacíficamente hasta el rellano

Disfrutamos el descenso algo más de lo debido y nos plantamos algo abajo pero… no íbamos a estrangular un placer recién nacido.
 

Ponemos las pieles de foca e iniciamos el remonte de las Foyas de Brazato sobre los 2200 metros de altitud. Avanzamos en dirección sur un poco por donde nos apetece en un circo suavemente ondulado, muy bien nevado y vestido de aludes de placa que han bajado de todas las paredes del mismo.

Tablato de Piniecho o Sarrato.

Foratulas.
 
Contemplamos las Puntas de la Foratula, el Pico tablado, la Punta Tablado de Piniecho y el Pico Brazato saliéndose de esta parte del circo. Más allá las Puntas del Puerto y Baciás y ya muy atrás los Picos de Labaza.

Avanzamos hasta alcanzar el importante alud que ha bajado de Punta Tablado y sobre los 2400 metros de altitud, en una roca que sobresale de la nieve nos paramos a comer. Va a ser la una del mediodía.

La iagonal de Tablato.

Estamos solos pues el personal, aunque parezca raro no ha venido por aquí. Solamente, al final de la comida aparecerá una pareja que baja de la cola del lago de Brazato y que se va para abajo por la parte este de la Foya de Brazato.
 

Son las dos menos cuarto cuando iniciamos el descenso. La parte alta tiene nieve primavera que se baja muy bien, las suaves laderas y los barrancos completamente rellenos permiten un descenso cómodo y placentero.


 
Nuestro descenso en dirección norte nos lleva a las huellas de los dos esquiadores cuando ya las últimas palas se aproximan al barranco y aparecen los pinos negros, lugar en el que nos planteamos cruzar el barranco y proseguir con los esquís en la chepa en busca del Camino de Brazato; pero las huellas se van para abajo y… nosotros con ellas.


 
La nieve está muy blanda y aparecen ya muchas piedras con lo que hay que ir con mucho cuidado al objeto de no destrozar las suelas de los esquís. En algún momento se han llegado hasta el mismo barranco pero la falta de puente de nieve les ha impulsado a seguir para abajo junto al mismo. A mí me parece que bajan mucho pero por otra parte, como la nieve está tan blanda y profunda cualquiera se desmonta.


Argualas.
 
Pasamos por debajo de la Caseta de Brazato, estaremos por debajo de los 2000 metros de altitud  cando vamos a cruzar el barranco: hay unas piedras que practican una pasadera fácil pero el granito desliza bastante y se trata de no meterse de patas en el mismo.

Los esquiadores todavía destrozarán los esquís durante unos pocos metros pero nosotros, con los esquís en la mochila, nos orientamos buscando trazos limpios de nieve y alcanzamos el camino próximo al barranco que está prácticamente limpio de nieve.

Bajamos poco a poco alrededor de 100 metros de desnivel y dejamos el camino que baja directamente hacia el Ibón de los Baños para alcanzar una pequeña silla herbosa en la que hay restos de una caseta desde la que inmediatamente enlazaremos con el camino de subida en el indicador de avalanchas.

            Estamos sobre los 1800 metros de altitud y tranquilamente nos vamos camino abajo en busca del paravalanchas  y luego de la Fuente de San Agustín. Son las tres y media.

Damos una vuelta para contemplar las obras paradas y a medias a la vez que comienzan a deteriorarse algunos detalles pues el asunto está más bien asá que así. De paso nos relajamos de los prácticamente 1000 metros de desnivel que hemos acumulado y media hora más tarde nos vamos para casa en medio de una tarde descaradamente veraniega.
 

 

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.