10 abr. 2011

21-11. CON NIEBLAS HASTA EL IBON DE LAS TRUCHAS. 10-4-2011.

Llegando al Ibón de las Truchas.

Aparcamiento de Astún, orilla izquierda del Barranco de Astún e Ibón de las Truchas.

10-04-2011.

Desnivel acumulado 440 m.

Distancia recorrida 7000 m.

Tiempo efectivo 01:45 h.

Niebla.

Muy fácil.

Esquís de montaña.

Aguan en el barranco pero es mejor llevarla.

Se trata de un corto paseo que nosotros hicimos con los esquís de montaña y que se puede hacer perfectamente con raquetas. Puede ser placentero a poco que acompañe el tiempo.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa de astún procedente de Prames. Vía en amarillo.


            La nieve está altísima con la excepción de las zonas orientadas al norte. Ayer lo comprobábamos en el Balneario de Panticosa y, por tanto, nos vamos a ir hasta el Pico de los Monjes aprovechando la nieve de las Pistas de esquí de Astún.

            Es 10 de Abril de 2011. A las nueve de la mañana estamos aparcando un el desierto Aparcamiento de Astún a 1700 metros de altitud y partimos para arriba comprobando de inmediato que la nieve del Barranco de Brazato nos pasa factura.

            El Barranco de Escalar está primaveralmente limpio de nieve e imposible para los esquís. Lo imaginábamos por lo que ya habíamos previsto no poder subir por allí. Lo que no teníamos previsto era la presencia de las nieblas  en el Circo de Astún, cosa que se había anunciado  con la presencia de las mismas en el Somport.

            Creo que hay más esquiadores que van para arriba con los esquís que esquiadores haciendo uso de los remontes de la estación. Algunos van delante y nosotros salimos mientras que otros se preparan. Todos con las nieblas sobre nuestras cabezas y la esperanza de que se disipen.

Casi más agua que nieve.
 
            Por la orilla izquierda del barranco nos vamos para arriba foqueando en dirección este sobre una nieve algo blanda para la hora. El segundo tramo de la pista está cerrado puesto que falta nieve y cuando la pista se aproxima a la cascada del barranco comprobamos que casi hay más agua que nieve y sobre ambas cosas las nieblas.

            El primer resalte se sube bien con una nieve muy cómoda,  y en la cabecera del mismo, la nieve mejora un poco pero solamente un poco.  Giramos un poco al norte y seguidamente abordamos el resalte superior con una sola zeta, muy amplia, que nos coloca en la cabecera del mismo cuando alcanzamos a un trío que nos precedía.

La entrada al Corredor al mala cara.
 
            Ya prácticamente de llano iniciamos con la pista un pequeño giro al noroeste y alcanzamos la entrada del Corredor Noroeste de Mala Cara algo pelado de nieve pero relleno de nieblas.

            El trío se va corredor arriba y nosotros proseguimos hacia el Ibón de las Truchas. Se trata de la vía cómoda para alcanzar la parte más alta de la estación de esquí en la Zona de Truchas.

            La última pala, también rellena de nieblas  nos deposita en el Terminal de la Silla de Truchas. Son las diez y veinte, estamos a 2140 metros de altitud y seguimos sin tener futuro hora y media después de empezar.

            Nos bajamos hasta la orilla del Ibón de las Truchas que está completamente helado y en una piedra característica que aflora sobre la nieve nos quedamos a almorzar y a esperar para decidir.

            Con estas nieblas no podemos ir a ninguna parte pues no merece la pena. Ni Pico de los Monjes ni Pico Astún que lo tenemos en cartera y está aquí mismo.

 
            Media hora después, la situación atmosférica no ha cambiado en absoluto y no tiene pinta de hacerlo, quitamos las pieles de foca y nos volvemos.

            Quiere empezar a chispear, la niebla sigue muy espesa, hay gente, mucha gente que va para arriba cuando nosotros bajamos. Llevan la misma esperanza que nosotros hemos dejado ya en el ibón.

            Mi chica que con nieblas se marea tremendamente baja bien, lo que ya es un logro. Tenemos que bajar prácticamente por las pistas puesto que fuera prácticamente no hay un solo tramo decente con nieve que no te lleve a algún embarque.

            A las once estamos de nuevo en el coche tras conversar con un grupo que inicia la subida. La temperatura ha descendido un poco pero aquí abajo casi gotea. Es el final de un sorprendente paseo con los esquís en el que hemos movido 440 metros de desnivel.

            Recogidos los bártulos nos vamos carretera abajo para comprobar que, salidos de la zona fronteriza, las nubes de retención no profundizan hacia el sur por lo que el día está estupendamente soleado. Luego a partir del mediodía el viento del oeste cobrará nuevos impulsos y empujará las nubes que cubrirán las cabeceras de los valles  hasta el Prepirinieo Interior.

           

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.