10 feb. 2014

9-14. COCHATA CON NIEBLAS SOLA PARA NOSOTROS. 9-2-2014.

La Sur de Punta Cochata asediada por las nieblas.
 

Carretera de Escarrilla a Sandiniés, Pista de Tarmañones, Collado Tarmañones y Cara Sudoeste.

09-02-2014.

Salida10 h.  Llegada 14 h.

Mixto.

Bastante fácil.

Raquetas.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Punta Cochata procedente de Iberpix. Vía en amarillo.
 
           Han anunciado una ventana de sol para la mañana del domingo 9 de Febrero de 2014. Nos levantamos con la intención de hacer algo con los esquís pero enseguida se cubre el cielo de nubes altas y cuando salimos de casa estamos convencidos de que los esquís se quedarán en el coche. Hemos echado las raquetas y sobre la marcha cambiamos del posible Tarmañones a marchar a Cochata.
            En Escarrilla tomamos la carretera que conduce a Sandiniés y enseguida, en el origen de la pista que arranca de la misma hacia el oeste aparcamos aprovechando el ensanche del cruce pues con la nieve que hay es posible que no se pueda aparcar junto a las naves ganaderas.
            Van a ser las diez de la mañana cuando nos ponemos en camino, a 1180 metros de altitud. Se puede subir por la pista a pesar de que la nieve y el agua de las rodadas está helada pero  hay una señal que restringe el paso y por esta vez vamos a respetarla.
            Enseguida nos ponemos las raquetas y tras alrededor de un kilómetro de camino alcanzamos las naves ganaderas, a 1330 metros de altitud, comprobando que se podría aparcar haciéndonos rodadas pista arriba para dejar paso libre a los ganaderos.
            La pista prosigue para arriba rodeando por encima a las naves de ganado y con fuertes lazadas se orienta fundamentalmente al oeste transitando por la parte baja de la Cara Este de Tarmañones.
            Hay una huella de bota que se hunde bastante sobre una pista muy rellena de nieve profunda que no nos sirve de gran cosa. Nosotros nos hundimos bastante sobre la nieve blanda a pesar de las raquetas lo que nos indica que la jornada que preveíamos corta no va a ser cómoda precisamente. El cielo está uniformemente gris, la visibilidad se ha reducido un poco y habrá que ver cómo se desarrolla la jornada.
 
            Enseguida alcanzamos el hayedo y salidos del mismo, la pista nos deposita en la portera de la entrada del puerto. Estamos a 1450 metros de altitud y la huella se va camino abajo hacia Escarrilla con lo que tendremos que abrir huella sobre un lienzo impecablemente blanco. Nos guía la espectacular y conocida imagen de Punta Cochata difuminada intermitentemente pos las nieblas. Lo cierto es que se trata de un pico visible durante prácticamente todo el camino.
            Hay que trazar una huella en dirección fundamentalmente oeste orientada hacia el Collado de Tarmañones situado al oeste de Cochata. La nieve  nos va a exigir un trabajo considerable ya que al no estar transformada  cede alrededor de 10 centímetros  bajo la presión de las raquetas.
            Seguimos una trayectoria suavemente ascendente  que recordamos bastante bien ayudados por algunas líneas de rosales silvestres, atravesamos un par de rellanos, un par de barranquillos y subimos un par de resaltes  con lo que avanzamos en la travesía de la cara Este de Tarmañones.
 
            Todo eso nos conduce al Barranco la Tallata que baja del Collado de Tarmañones.Y barranco arriba nos vamos en busca del collado y de las nieblas que ha ido espesándose conforme hemos ganado altura.
 
 
Llegada al Collado de Tarmañones.
 
            La llegada al plano collado situado a 1754 metros de altitud la hacemos un poco ”a huevo” pues el relieve se ha perdido completamente a pesar del viento que domina el collado.
La Sodoeste  de Cochata.
 
            Cerca de un hito de piedras que marca el collado iniciamos el ascenso de la rampa  que conduce a base de la Pared Sudoeste de Punta Cochata, sitiada completamente por las nieblas.
            Subida la mitad de la rampa, nos quitamos las raquetas y proseguimos rampa arriba peleando con la pendiente que se acentúa, el viento que es bastante frio y las dudas de mi chica. Cargo con todo.
 
            La rampa está vestida con nieve desigual pero se sube bien. Alcanzada la base de la pared iniciamos el ascenso de un resalte mixto bastante vertical que subimos utilizando unas rampillas de nieve sobre la que se hace una huella decente, además de utilizar las rocas metamórficas emergentes como apoyos de manos. Hemos dejado los bastones y progresamos con el piolet.
Muro Inferior de Cochata.
 
            El muro se suaviza y se convierte en una rampa bien nevada y bastante erguida en la que hay que hacer huella con un par de punterazos. Nos conduce al muro final que atacamos tras una diagonal hacia el este para tomar un corredor nevado muy vertical  en el que hay que emplearse con el piolet para progresar junto a los enebros rastreros que están cubiertos de nieve.
Cima de Cochata con pocas vistas y muchas nieblas.
 
            Al final del corredor una  corta rampa inclinada nos deposita en la Cima de Punta Cochata situada a 1908 metros de altitud. Son las doce de la mañana.
Cantero y Pacino desde Cochata.
 
Cachinios desde Cochata.
 
            En la cima permaneceremos menos que nunca. Hace viento, estamos sumidos en las nieblas por lo que no tenemos paisaje y hay que bajar todavía. Hacemos algunas fotografías con autodisparador  y cinco minutos después iniciamos el descenso.
 
Bajando la Sudoeste de Cochata.
 
            Bajamos siguiendo escrupulosamente nuestras huellas que para eso las hemos hecho, con cuidado y fundamentalmente de cara al valle con la excepción de un par de cortos tramos que lo hacemos de espalda. Al final de la pared recuperamos los bastones, recogemos los piolets y tras ponernos de nuevo las raquetas nos vamos para abajo con viento fresco y nunca mejor dicho. Hay un grupo de esquiadores que ha subido siguiendo nuestras huellas y está en la Norte de Tarmañones.
 
 
Tarmañones.
 
            Poco más abajo paramos a echar un bocado aprovechando que el viento ha cesado, nos alcanza un navarrico que baja de Tarmañones y charlando tranquilamente nos vamos para abajo a buen ritmo. Allá se ha quedado, jugando con las nieblas, Punta Cochata que hoy ha sido toda para nosotros.
 
            Le indicamos el camino directo a Escarrilla por el que marchará nuestro compañero mientras que nosotros proseguimos para abajo para liquidar los 730 metros de desnivel que han supuesto nuestra jornada matutina de montaña que además de de adornarse con una considerable dureza nos ha regalado el placer  de evolucionar por nieve virgen y sentirnos vivos en una pared corta pero con carácter.
 
Vista atrás a Pacino.

El Camino de los Forzados.

            Salir a la caza de ventanas de buen tiempo tiene estas cosas. Puedo asegurar que las imágenes no son en blanco y negro aunque lo único de color sea la indumentaria de mi chica.

Para ver todas las fotos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.