5 feb. 2014

MI CHICA PEQUEÑA Y SUS 18 AÑOS.







 
¡FELICIDADES!
 
Parece que fue ayer cuando recogía en el parque unas violetas para bajároslas a San Jorge. Habías nacido ayer y en el juzgado había dicho que te llamabas Biola María, pues no eras el chico que habían dicho que serías.

       ¡Cuántas cosas han pasado, en un suspiro, desde ayer hasta hoy!

       Hoy cumples dieciocho años. ¿Los que querías? ¿Los que queríamos?

       Tus dieciocho años que esperabas han llegado y como habrás podido comprobar, casi nada ha cambiado. Las cosas, la mayoría de las cosas, son ansiadas y esperadas hasta que llegan y no todas se disfrutan; algunas, más de las que nos parece, se padecen en lugar de disfrutarse o es el padecimiento una sofisticada forma de disfrute.

       Nosotros esperamos que los disfrutes, que te sirvan para algo que no debas esconder sino de lo que puedas presumir.

       Deseamos que seas capaz de llenar cada una de las horas de tu vida con esas infinitas cosas que te han de hacer “grande”, de esas y algunas otras que nosotros hemos querido para ti y por las que hemos peleado para que fueran tuyas

       Que la felicidad de este día no te conduzca a olvidar que todavía tienes mucho que hacer para convertirte en esa persona que todos esperamos de ti.

                                                      Abril 2001.


 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.