18 mar. 2014

19-14. SOUM DE MATTE DESDE PLA DE ADET. 13-3-2014.


En la Arista Este de Soum de Matte.
 
Pla de Adet, Pista de la Cabana, Llegada Silla Soum de Matte y Arista Este.

13-03-2014.

Salida 09 h. Llegada 13 h.

Sol.
 
Fácil.

Esquí de montaña y raquetas

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa de Saint Lary procedente del IGN. francés vía en amarillo.
 
 
            La noche en el Aparcamiento de Espiaube es, además de larga, no demasiado fría y como hemos buscado un lugar que reciba pronto el sol de la mañana,  es un placer levantarse al 13 de Marzo de 2014. Van a ser las ocho de la mañana.

            Desayunamos como unos señores con la gorra puesta y seguidamente nos bajamos hasta el cruce de la Urbanización de Espiaube para recorrer un corto tramo de carretera en sostenido ascenso que nos lleva a la Urbanización del Pla de Adet a 1700 metros de altitud.

            Junto al remonte más bajo, luego descubriríamos más, hay sitio para estacionar y no nos lo pensamos luego comprobaríamos que había enormes zonas para aparcar más arriba y más cómodas para nosotros.

            Son las nueve y media cuando entramos a la pista que paralela a la carretera  principal de la urbanización que se alarga hasta la parte alta de la misma en la que está instalada una enorme zona de aprendizaje.

            La nieve a pesar de estar soleada ya se ha endurecido bastante esta noche y como nos encontramos frente a un resalte importante por el que baja una pista que es un auténtico muro, iniciamos un faldeo diagonal hacia el sur para buscarle las cosquillas al muraco por el que sube la silla.

            En el flanqueo pagaremos nuestro error de no haber ido a aparcar más arriba ya que nos enzarzamos en la travesía de una ladera soleada e inclinadísima que nos puede llevar a aterrizar sobre alguno de los capós de los coches aparcados en ese lado de la carretera.

            La innecesaria batalla termina en el arranque de la silla que eleva esquiadores hacia Soum de Matte que es nuestro objetivo.

 
            Disponemos de un gran valle que se eleva suavemente hacia el oeste y avanzando rodeados de pistas amplísimas ganamos altura tranquilamente.

            Algún remonte conduce a un collado situado un poco al sur de nuestro objetivo inicial y sospechando que  nos podamos colocar  en otro fregado como el anterior pues no vemos pistas que prosigan para arriba,  tomamos una pista que se orienta  un poco al este y proseguimos para arriba.

 
            La pista es un algo más estrecha que la generalidad, da un par  de fuertes revueltas sobre sí misma y se encarama en el promontorio al que llega el remonte de nuestra referencia. Entre tanto n os ha ido mostrando las diferentes pistas de conexión entre Pla de Adet y Espiaube que surcan la inclinada ladera vestida de pinos en la que han metido las máquinas sin contemplaciones.

            Dejamos a nuestra izquierda el remonte y por una pequeña depresión situada al oeste del mismo nos vamos en busca de la arista ya que nos ofrece una subida más cómoda que la del repechón frontal por la que suben un par de arrastres.  Estamos sobre los 2050 metros de altitud.
 

            Hay nieve polvo medianamente profunda que se foquea bastante bien y que nos permite alcanzar lo que suponemos es el final de los dos arrastres. Desde allí vemos la solución del día.

 
            Los arrastres no terminan allí sino que atraviesan un enorme altiplano en dirección oeste para rematar bajo el Soum de Matte.

 
            Nosotros  foqueamos primero por fuera de las pistas y luego por una orilla de las mismas ya que hay muy poca gente para semejante extensión.

            Alcanzamos el final del arrastre, a 2260 metros de altitud y al abrigo de la brisa que vuela por allí echamos un café con un dulce, dejando luego al personal por allí para iniciar la arista que nos espera. Son las once menos cuarto de la mañana.

El Precioso Valle de Moudang y el Garlitz  coronándolo.

 
            El principio es alomado, amplio y suavemente ascendente. Nos presenta una nieve muy variada pero se sube cómodamente; luego la loma se convierte paulatinamente en arista y antes de que pierda la nieve en unas zonas venteadas dejamos los esquís aunque podríamos haber apurado un poco más.

 
            No llevamos más material que los bastones pero suponemos que la nieve nos lo permitirá. Consecuentemente recorremos en suave ascenso el tramo plano de arista que nos coloca en la base de la pared.


            Tenemos la opción de la cara sur por la que se ha descolgado un poco de cornisa y que nos permitiría salvar el resalte inicial pero preferimos afrontar la pared de frente o hacer una travesía hacia el norte.

 
            El resalte que es corto pero muy erguido pues pasará de los 50º está vestido de una nieve que esperábamos y que con un par de punterazos nos permite hacer una buena huella.

            Subidos los primeros metros utilizamos el corredor estrecho y las rocas para apoyar las manos con lo que salvamos el resalte con relativa facilidad.

 
            Tras el resalte, la cresta se allana y nos ofrece un par de resaltes muy acostados que subimos tranquilamente controlando las cornisas que se asoman hacia el sur. Es una arista metamórfica compuesta de materiales muy oscuros que absorben mucho calor y con los que hay que andarse con cuidado.

 
            Alrededor de las once y cuarto alcanzamos la Cima de Soum de Matte situada a 2377 metros de altitud. Se trata de una estrecha cima clásica de arista  que se prolonga en dirección oeste en busca de la brecha que la separa del Pic Arrouye y de la Cresta de Heche Barrade.  Tiene una estampa preciosa pero no será hoy para nosotros.

Cresta Este del Pic Arrouye.

Robiñera y los Murallones de Barrourde.

Los campañeros del Pichaley que ayer no vimos bien.
 
            Desde la cima también contemplamos casi toda nuestra actividad de ayer, la zona de Bastanet y Arbizón. Al este no podemos precisar sobre un enorme paisaje de la zona del Col de Aspin, la bruma nos impide ver el Midi de Bigorre. Portillón y Maladeta nos caen muy apelotonados y al contraluz del sudeste. Solamente al sur aparece Machimala con cierta notoriedad y girando al oeste el valle de Moudang con Garliz y Robiñera y la Munia con los Murallones de Barroude en perfecta formación; también  se ve perfectamente la Gela e incluso el Soum de Salettes y el Pic de Piau.

 
            Diez minutos después desandamos nuestro camino en la arista siguiendo nuestras huellas, recuperamos los esquís y continuamos para abajo desandando aproximadamente nuestro camino de subida. La nieve pisada está muy decente  y fuera de pistas hay de todo como en botica.


 
            En la parte baja está bastante reblandecida y mientras Juan se baja directamente hacia el coche nosotros nos alargamos suavemente hasta la amplísima zona del Baby en el rellano de la parte alta de la urbanización, lo que será un pequeño error medianamente esperado ya que casi tendremos que remar para bajar la pista paralela a la carretera.

Soum de Matte a la derecha de la imagen tomada desde Soulan.
 
            Es la una menos cuarto cuando prácticamente a la vez llegamos a la furgo. La actividad de hoy ha sido corta y con tan solo 700 metros de desnivel. Recogidos los bártulos nos bajamos a Soulan para comer contemplando el Pla de Adet. Luego carretera  con parada para contemplar las Cascadas de Nere mientras se abre el Semáforo del Túnel de Bielsa y llenarnos de algún proyecto para el que tenemos dudosa competencia.  ¡Hay tantas cosas que nos gustaría hacer en la vertiente francesa de los Pirineos…! 

Para ver unas fotos más.
 

           

              

           

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.