13 nov. 2014

72-14. TURO DEL HOME Y LES AGUDES. 8-11-2014.

Turó del Home desde la Plana del Coll.

Inicio Carretera de la Costa, GR 5,2, Plana del Coll, Cara Sur, Turo del Home, Les Agudes, Collado Este del Turó y Plana del Coll.

08-11-2014.

Salida 08 h. Llegada 15 h.

Mixto.

Muy fácil.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javirerre.

Mapa del Turó del Home y les Agudes procedente de Iberpix. Vía en amarillo.
 
            El Turó del Home es la cima más emblemática del Macizo de Montseny y también la más elevada aunque sin gran diferencia con relación a algunas cimas del macizo.

            Se puede ascender por todos los puntos cardinales e incluso por pistas hasta las inmediaciones de la cima pero nosotros lo haremos por su vertiente sudoeste.

            El GR 5,2  asciende desde Montseny y lo utilizaremos para nuestro objetivo pero no desde el pueblo ya que a priori me parece mejor hacerlo desde le Carretera de la Costa de Montseny.

            Pasamos la noche con la furgo en Montseny de tal forma que tras desayunar hemos de bajar por la carretera alrededor de un kilómetro para tomar la pista que está asfaltada para sorpresa nuestra. Nos habían dicho que se podía transitar pero no sabíamos que fuera de asfalto.

            Nada más entrar a la carretera y junto a una barrera levantada aparcamos la furgo y nos ponemos en camino. Son las ocho y cuarto de la mañana y estamos a 460 metros de altitud.

Buscando el GR desde la Carretera de Costa de Montseny.
 
            El GR avanza paralelo a la carretera y tenemos previsto salir de la misma para alcanzarlo en una vuelta poco más adelante. Consecuentemente nos vamos carretera arriba para salirnos de la misma en dirección norte y alcanzar una trocha horizontal y con pocas señales de tránsito que enseguida nos devuelve a la carretera.

            Proseguimos por la misma mientras nos aproximamos al tendido eléctrico y aproximadamente un kilómetro más adelante la abandonamos para tomar a nuestra izquierda la entrada a  la masía Can Rovira y enseguida alcanzamos el sendero que perfectamente balizado nos ha de conducir a lo largo de toda la jornada.

            El camino prosigue un rato paralelo y por encima de la carretera hasta que se decide a orientarse un tanto al norte a través de un bosque mixto de pinos y castaños. Da alguna que otra vuelta, pasa junto a otra masía y se decide a coincidir de nuevo con la carretera en la Plana del Coll, una zona arrellanada con varios aparcamientos y merendero situado sobre los 940 metros de altitud.

            Nos cruzamos con un grupo amplio de senderistas que marchan en sentido contrario y que tiene avituallamiento en el aparcamiento intermedio. Allí nos confirman que la carretera sigue asfaltada hasta el Turó, de lo que tomaremos buena nota para el día siguiente.

Más arriba de la Plana del Coll.
 
            Hay que continuar prácticamente de llano por la carretera o por el camino de las inmediaciones de la misma hasta que ésta inicia un suave ascenso. Unos cientos de metros más adelante el camino la abandona en una gran vuelta a nuestra derecha o este y proseguimos adelante en una zona muy boscosa en la que el camino atravesará un par de barranquillos,  sestea entre castaños de hojas caídas y en los que recogeremos algunas castañas.

            Poco más adelante coincidimos con otro sendero que sube más directo desde Montseny y que está balizado con cinta de plástico. Creemos que serán las balizas de la Maratón pero enseguida el camino se empina lleno de piedra suelta iniciando el tránsito de una ladera algo más erguida en la que el sotobosque de plantas espinosas, entre las que destacan el tojo, la coscoja y la retama; desplaza al pino.

            Es un tramo en el que ganamos altura y en el que el camino muy asediado por la vegetación invita a no abandonarlo recordándonos bastante a Guara.

            Las rampas sucesivas y rectilíneas se acuesta en un rellano más amable en la que comienzan a adelantarnos gente que parece  entrena alguna carrera de montaña pero de lo que se trata es de los primeros corredores del Kilómetro Vertical del Montseny.

            Educadamente vamos cediendo el paso sin saber, algunos nos dan las gracias en medio de su ahogo pero a un maleducado le tengo que decir al cederle paso, que yo también estoy compitiendo, que lo he hecho toda mi vida y no exijo que se pare el universo entero por mí. Hay gente para todo y excepciones que no logran empañar la exquisita educación de la inmensa mayoría del personal.

            Tras el falso llano pues pica entero para arriba, aparece la ladera somital del pico, medianamente erguida y negociada amablemente por un camino que con algunas amplias lazadas nos conduce a un pequeño collado al noroeste del Turó del Home al que llega la pista asfaltada y donde hay un puesto de control y un reducido grupo de público. Estamos a 1650 metros de altitud y hace un ventarrón de la leche.

            Alcanzamos el collado entre corredores que no van más deprisa que nosotros y con ellos cruzamos la carretera y proseguimos para arriba por la alomada arista noroeste, la cima está allí mismo.

 Cima del Turó del Home.
 
            Son las once de la mañana cuando alcanzamos la amable Cima del Turó del Home situada a 1706 metros de altitud en medio de un ventarrón fuerte y frío que soportan como mejor pueden los de la mesa de control de cima.

Les Agudes desde el Turó del Home.
 
            Hay una edificación en la vertiente sudeste de la cima parece ser que se trata de un observatorio meteorológico y bajando unos pocos metros buscamos abrigo del viento para abrigarnos con casi todo lo que llevamos y echar un bocado  al pairo del vendaval. Las manos tardarán en entrar en calor incluso con los guantes puestos.


Bajando al Collado Noroeste del Turó.
 
            Charlamos con balizadores de la Maratón que nos aclaran algunas cosas al respecto de la misma y veinte minutos después volvemos a la cima, hacemos una foto, el paisaje no merece la pena al estar muy nublado y con nieblas que sobrevuelan la cima  y seguidamente ponemos pies en polvorosa y nos bajamos al Collado Noroeste del Turó.

            En el collado tomamos un transitado camino además de balizado que en dirección noroeste faldea la arista y se marcha hacia les Agudes. Hay gente que va y viene.

Faldeando la Arista Esdte de les Agudes.

            El faldeo, medio kilómetro más allá, vuelve a la arista transitando una zona de pizarras metamórficas ocres y bastante firmes y prosigue arista adelante brevemente para enseñarnos la Cima de les Agudes más allá de un par de pequeños resaltes intermedios.

Faldeando el Primer Resalte al fondo les Agudes.
 
            Se pueden faldear los dos resaltes por el sudoeste  y nosotros faldeamos el primero que es el Puig de Sacarbassa y ascendemos el segundo de manera imperceptible para volver de nuevo al camino que tras un tramo de pedriza muy irregular afronta el ascenso del casquete somital del pico.

Bajando del Segundo Resalte.

            Se trata de un corto ascenso de alrededor de 40 metros de desnivel que nos depositan en la Cima de las Agudes situada a 1705 metros de altitud. Son las doce del mediodía.

Matagalls desde les Agudes.
 
            En la cima hay gente y demasiada nubosidad alrededor aunque el viento no cesa.

Santa Fé de Montseny.

Iniciando la vuelta hacia el Turó.
 
            Hacemos una despolitizada foto de cima, fotografiamos al Matagalls, contemplamos la hondonada de la vertiente oeste del Collado de Sant Marcal que se alarga en descenso hasta Sant Bernat y enseguida nos damos la vuelta sobre nuestros pasos deshaciendo camino hacia el Turó.

Iniciando el faldeo de la Arista de les Agudes.

            Cuando llegamos al collado noroeste el personal ha volado con el viento. Recorremos el último tramo de pista que por el norte abraza la cima y tras el collado situado al este se alarga hasta el promontorio en el que se aloja un repetidor de telefonía.

            Charlamos con los que están desmontando el control cimero y continuamos con el rodeo de la cima para alcanzar la pista que sube desde el aparcamiento situado kilómetro y medio más abajo y desde el que la barrera impide la circulación.

            Luego en diagonal alcanzamos el camino de ascenso y nos vamos para abajo a buen ritmo con ganas de ponernos definitivamente al abrigo del viento.
 
En un tramo de camino por el encinar.

            En la zona donde abundan los castaños recogemos algunas castañas con lo que se nos va algo de tiempo que luego tendremos que recupera aligerando el paso cuesta abajo.

Allá se queda el Turó del Home.

            Hemos iniciado el descenso a la una menos cuarto y se nos hace largo, fundamentalmente la zona de la carretera a la que llegamos bastante más abajo de la Plana del Coll. Parece ser que hemos caminado entre dos y tres kilómetros por la carretera y de ascenso nos parecía menos.

Retamas floridas en la Sur del Turó del Home a estas alturas de la temporada.
 
            Son las tres y cuarto cuando llegamos a la furgo Tras haber liquidado al Turó con 1350 metros de desnivel lo que confirma que, en buena medida, un punto bajo de salida convierte a cualquier pico en respetable. Nos aseamos, nos cambiamos y comemos abreviando puesto que hay que bajar a Santa María de Palautordera para encontrarnos con nuestros chicos que han venido a por los dorsales para la Maratón.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.