24 nov. 2014

75-14. SOUPERET, BARALET, GEBEDEILLE Y ACUE. 23-11-2014.

De Souperet a Baralet.

Aparcamiento de Espelunguere, Cabañas de Couecq, Col Lapachouaou, Pic Souperet, Pic Baralet, Col Arrouy, Col de Acué, Gebedeille, Acué, Col de Acué y Cabañas de Couecq.

23-11-2014.

Salida 09 h. Llegada 16 h.

Mixto.

Fácil.

Ascensión.
 
Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Souperet y Baralet procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Remojarse en el monte no es mayor problema siempre y cuando sepas que será algo pasajero con final próximo. Otra cosa es mojarse en altura y saber que no vas a contar con nada cómodo fuera de ti que palie la situación. El asunto lo tenemos algunos marcado en nuestra mente a sangre y fuego de tal manera que resulta bastante peor pensar a priori en mojarse que hacerlo en la realidad.

            Sabemos que el fin de semana va a estar animado por un cambio meteorológico procedente del sur que traerá mucha nubosidad aunque las precipitaciones tarden algo en llegar y con mejor meteorología en la vertiente norte. Con todo ello dejamos pasar el sábado y el domingo 23 de Noviembre de 2014 marchamos al monte para jugar con el tiempo.

Forges de Abel desde la Salida del Túnel de Somport.
 
            La temperatura es extraordinariamente cálida a las nueve y cuarto de la mañana cuando dejamos el coche en el Aparcamiento de les Forges de Abel a 1325 metros de altitud. Hemos pasado por el Túnel de Somport  y a la salida en la boca norte hemos tomado el desvío que al oeste nos conduce primero por una pista asfaltada hasta la Central Hidroeléctric a de Espelunguere y luego por un tramo de tierra hasta que una barrera impide el paso de vehículos.

            Solamente hay un coche en el aparcamiento y nos llena de extrañeza ya que siempre está bastante concurrido, luego sabremos la razón.

            El camino perfectamente acartelado parte al norte para llevarnos inmediatamente a contemplar la fastuosa Cascada de Espelunguere que derrama las aguas de Estanés para atravesar una zona baja del Hayedo de Espelunguere.

Saliendo del Hayedo de Espelunguere.
 
            Enseguida nos conduce a un claro praderío de hierba verde y rala en el que nos cruzaremos con la pista que marcha para arriba un poco más al norte. Nosotros con el camino ascendemos por la orilla derecha del barranco y con algún tramo medianamente inclinado alcanzamos el umbral del rellano en el que se asientan las Cabañas Pastoriles de la Montaña de Couecq situadas alrededor de los 1625 metros de altitud.

Hacia Acué.
 
            En dirección norte alcanzamos enseguida la Cabaña Grosse que es la de mayor tamaño y tras contemplar el circo conformado por la Este de Acué, Gebedeille, el Collado de Acué y el Arri que se prolonga por su larga arista este, proseguimos en ascenso siguiendo un caminillo que bastante mal balizado de rojo y blanco nos debe conducir al Lac de Arlet que conocemos y por ello no nos ofrece dudas.

            Hay que ganar altura  y atravesar la Arista Este de Arri por el lugar conveniente que nos conduzca fácilmente al Collado Lapachouaou que es la entrada natural al Puerto de Arlet. El ascenso suave nos permite, es un decir, contemplar un paisaje prácticamente secuestrado por las nieblas que rebosan desde el sur como si fuera un efecto foehn inverso mientras que en el norte y por encima de nuestras cabezas se trasluce el azul del cielo.

La Este de Souperet y Baralet ttras el Col Lapachouaou.
 
            Alcanzada la arista en la que nos recibe un ventarrón cálido y poco agradable proveniente del sudeste, el camino llanea transitando la nordeste de la arista, para enseñarnos la Cabaña Lapachouaou unos metros al norte del collado del mismo nombre.

            Tras el faldeo en el que pisamos los últimos restos de nieve que este veranillo se ha encargado de liquidar, alcanzamos el Col Lapachouaou situado a 1890 metros de altitud, lugar en el que abandonamos el camino para introducirnos en la ladera que nos ha de conducir a Souperet.

Col y Cabaña Lapachouaou desde la Sur de Souperet.
 
            Desde el momento en el que hemos alcanzado la Arista Este de Arri vamos contemplando los amables perfiles que conducen a Baralet y que ascenderemos en dirección norte.

Casquete Somital de Souperet.
 
            Salidos del abrigo del faldeo nos recibe de nuevo el viento que azota incluso fuera de la arista por lo que nos ponemos los cortavientos  ya que nos vendrán bien, ascendiendo un primer resalte ligeramente al este para faldear por el oeste un pequeño promontorio y proseguir el ascenso del casquete somital tratando de ponernos a cubierto del viento, cosa que conseguiremos solo a medias.

En la Cima de Souperet soportando el ventarrón.
 
            Son las once y cuarto de la mañana cuando alcanzamos la Cima del Pic Souperet situado a 2036 metros de altitud. Se trata de una cima amplia y alomada, vestida de verdura en la que hacemos una foto de cima con permiso del viento. Ahora comenzamos a entender por qué no había coches en el aparcamiento. Habían anunciado rachas de viento de hasta 80 kilómetros a la hora.

            Inmediatamente nos desmontamos de la cima prosiguiendo al norte para bajar hasta un collado amplio que cuenta con un pequeño promontorio intermedio. No serán más allá de una treintena de metros que bajamos tratando de pasar a cubierto del viento faldeando lo más posible, hoy ni siquiera el paisaje invita a transitar la fácil arista.

Llegando a Baralet. Atrás Souperet.
 
            Luego, también faldeando ganamos unos pocos metros  por un praderío en el que abundan las ericáceas floridas  y que nos deposita en la Cima del Pic de Baralet situado a 2054 metros de altitud. Son las once y media pasadas.

            Desde el suelo me hace mi chica una foto ya que el viento persiste y tras contemplar brevemente Sesques al nordeste nos vamos para abajo.

Iniciando el descenso Acué y Gebedeille es nuestro objetivo.
 
            El descenso lo vamos a hacer orientados por la Nevera de la Norte de Arri. Ya al abrigo del viento contemplamos un distante y difuso oeste en el que a duras penas podemos precisar Acherito. Delante tenemos todo el Puerto de Arlet y la divisoria con aguas Tuertas conformada por los picos que van desde Aillari, Arlet hasta Arri o Arre. Al sur imaginamos más que vemos Acué, Aguerri, Castillo de Acher, Bisaurín, Bernera Liouviella, Puntal de Labata, Aspe, Collarada, Moleta, Pala de Ip… pero tan difusas que ni siquiera invitan a la contemplación.

            Teníamos previsto bajar hasta la Cabaña y Lac de Gourgue Sec pero terminamos faldeando un poco a media ladera y en un declive protegido nos paramos a echar un bocado. Protegido pero una rancha de viento se nos lleva las mochilas ladera abajo.

            Alrededor de las doce proseguimos el faldeo para pasar próximos al Col Lapachouaou y dirigirnos al Col de Arrouy que es un lugar amable de una serie de pasos equivalentes que permiten franquear la Arista Este de Arri. Vamos en busca del Collado de Acué.

            Tras un suave ascenso por praderío verde y corto que vomita agua por todas partes alcanzamos el collado que estará situado sobre los 1975 metros de altitud. Hay unas huellas de descenso en la vertiente sur y con ellas nos vamos para abajo abandonando el Puerto de Arlet  y entrando a la Montaña de Couecq.

            El caminillo no baja para abajo sino que inicia un  largo faldeo por el sur de la arista y que a la medida de nuestras intenciones nos conduce por debajo de los diversos portillones de paso de un  circo a otro hacia el Collado de Acué.

Agujas de la Este de Arri.
 
            Pasamos bajo unas agujas que accidenta la Este de Arri de manera notable y en suave ascenso alcanzamos el Collado de Acué parcialmente vestido de nieve y situado a 2020 metros de altitud cuando es la una menos cuarto.

            La nubosidad va creciendo, lo aconsejable sería iniciar el descenso pero estamos en terreno conocido y decidimos continuar un poco más hasta Acué.

La Noroeste de Gebedeille desde el Collado de Acué.
 
            Atravesamos en suave ascenso y en dirección Sudoeste el praderío que faldea por el oeste la Cima de Gebedeille y ganando altura por debajo de las paredes tomamos un inclinado y amplio corredor que medio vestido de nieve nos permitirá alcanzar la arista que une ambas cimas.

            Localizamos a una pareja de montañeros bajando por la Arista oeste de Acué Serán los del coche del aparcamiento y los únicos que veremos en toda la la jornada.

            Sorteando manchas de nieve y buscando la protección limpia de las pizarrosas rocas mejor que el inclinado praderío alcanzamos la arista y de allí volveremos un poco norte para alcanzar Gebedeille.

Remontando la Sur de Gebedeille.
 
            Se trata de un tamo de arista fácil que cuenta con un primer resalte fácil y otro posterior todavía más sencillo que se hace disfrutando a toda cresta pero hoy es otra cosa. El ventarrón empuja con renovados ánimos y el tránsito de la arista resulta desagradable por lo que dejamos los bastones y empleamos las manos para combatir el viento.

            El la Cima de Gebedeille situada a 2245 metros de altitud, hacemos una foto, contemplamos la Pared Sur de Arri, echamos una ojeada a nuestra quebrada  trayectoria para llegar hasta aquí y nos damos la vuelta sobre nuestros pasos.

            Venciendo la tentación de marcharnos pared abajo por donde hemos subido proseguimos por la arista en dirección sur. Se trata de un tramo de arista igualmente fácil pues de ningún manera tendrá pasos de IIº pero que gracias al viento hoy se cobra su peaje en tiempo.

Remontando la Rampa Somital de Acué. Atrás Gebedeille, Baralet y Souperet.
 
            Llegados a la rampa somital, que presumimos a priori delicada, la pasamos casi a la carrera aprovechando una tregua del viento.

Cima de Acué con Estanés.
 
            En la Cima de Acué situada a 2258 metros de altitud poco tenemos que hacer, las nubes están cada vez más oscuras y tras hacer una foto con el Ibón de Estanés que ha pasado prácticamente de incógnito secuestrado por las nieblas, nos vamos para abajo por la arista oeste del pico.

Bajando por la Oeste de Acué.
 
            La arista desciende un pequeño resalte también fácil y enseguida se ensancha con lo que incluso nos echamos algún trotecillo hasta que la abandonamos para iniciar el faldeo la cara noroeste. Hemos imaginado más que visto el Rellano de Aguas Tuertas.

Vertiente Este del Collado de Acué.
 
            Aligeramos pues empiezan a caer gotas y nos llegamos al Collado de Acué cuando empieza a granizar pero enseguida se convierte en lluvia que unos metros más abajo del collado se espesa considerablemente.

Bajando hacia las cabañas.
 
            Tomamos uno de las varias trochas que recorren el vallecillo y siempre por la orilla izquierda del naciente barranco nos vamos hacia las cabañas.

            Las más altas están cerradas pero la Cabaña Atsout está abierta y en muy buenas condiciones por lo que entramos para comer un poco al resguardo de la lluvia Son las dos y media.

            Media hora después, volvemos a colocarnos los cortavientos y nos echamos a la lluvia que no ha cesado en ningún momento.

            Alcanzamos el umbral del valle y en lugar de bajar por el camino lo vamos a hacer por la pista para comprobar fehacientemente que además de ser un poco más larga, desciende a buen ritmo y confluye con el camino en el claro del hayedo. Se trata de la pista que nace en el aparcamiento.

Cascada de Espelunguere.
 
            A pesar de ello, no son las cuatro de la tarde cuando llegamos al coche. A media pista ha aflojado la lluvia y ahora ha cesado. Con ello liquidamos una jornada con 1150 metros de desnivel que ha resultado un pelín pestosa por el viento. Ahora dentro del coche no corre el viento y la calefacción se va a encargar de nuestras pertenencias húmedas mientras volvemos para casa.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.