15 dic. 2014

78-14. OTURIA UNA MAÑANA MAS. 14-12-2014.


Oturia llegando al Puerto de Santa Orosia.
 
San  Román, Puerto de Santa Orosia, Cueva de Santa Orosia, Ermita de Santa Orosia y Cara Sur.

14-12-2014.

Salida 09 h. Llegada 14 h.

Mixto.

Muy fácil.

Ascensión.

 Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Oturia procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Queremos caminar un poco y quizás vayamos a dar una vuelta por Cancias pero la meteorología es tan gris que gotea ya a las ocho y media de la mañana cuando recogemos a Juan. Estamos a 14 de Diciembre de 2014 y  puede sucede esto.

Punta del Mallo desde el Camino de San Román.

            Sigue goteando cuando dejamos el coche y tomamos el Camino de San Román para subir a Santa Orosia. Juan lleva paraguas y lo emplea; mientras, a la marcheta cruzamos los campos, dejamos atrás las margas azules y nos introducimos en el bosque mixto en busca de las paredes de conglomerados de pudingas mientras combinamos pinos silvestres con robles de hoja marcescente que ya han soltado abundante bellota y se guardan la hoja para pasar el invierno que puede ser crudo incluso en estas tierras acostadas a la solana.

Covachos en el Camino de San Román.
 
            La temperatura es espléndida para infortunio de las estaciones de esquí e incluso un ritmo suave nos mete en calores y la persistencia de la lluvia nos invita a ponerse el chubasquero.

            En alrededor de una hora alcanzamos el Puerto de Santa Orosia  y tras comprobar que Oturia ha recogido unas bolisnas, osea copos, de nieve y se adorna de unas tenues nieblas,  iniciamos un suave descenso al este,  por medio de la genista que no cesa en su empeño de apoderarse de la pradera, para acercarnos a la Cueva de Santa Orosia.

La Cascada de la Cueva de Santa Orosia.

            En un cuarto de hora y empujados suavemente por la fresca brisa que se adueña del puerto nos llegamos a la cueva bien guiados por el tendido eléctrico.

Sin flash en la Cueva de Santa Orosia.

            La Cascada de la Cueva baja guapa como siempre y la cueva tiene la entrada bastante húmeda. Dentro nos recibe con su calor acostumbrado, su clásica humedad oscura  y sus todavía más oscuros moradores permanentes colgados de los techos de la cueva contrastando con un ramillete de perlas acuosas que brillan a la luz de las frontales.

Uno de los moradores de la Cueva de Santa Orosia.
 
            De vuelta a la Ermita de Santa Orosia sigue lloviendo y las manos se enfrían al llevar unas ramas de boj para hacer fuego.

            Las dos chimeneas de los refugios humean cuando llegamos al pequeño. El fuego está encendido, hay gente del pueblo con los que charlamos. Calentamos una tortilla de patatas que regamos con unos tragos de vino y acompañamos luego con dulces y café.

            Las manos han entrado de sobra en calor, nos quitamos un poco la humedad de la ropa y luego, tranquilamente, nos marchamos a Oturia, no habrá más allá de cuareta minutos.
 
De la Ermita de Santa Orosia a Oturia.

            Ha dejado de llover y atravesando el pinar en el que nos tropezamos con unos pies azules, nos vamos a los abrevaderos de la Majada de Javierre para ascender por el barranquillo y la cara sur tan subida y conocida.

En la Cima de Santa Orosia.

Cancias.
 
            Ni siquiera es la una del mediodía cuando hacemos unas fotos junto al Pilote de Oturia situado a 1925 metros de altitud. Ordesa is missing al igual que la mayoría del amplísimo paisaje que acostumbramos a disfrutar desde aquí. Cancias está medio limpio pero por la Bal Ancha viene lloviendo.

Gencianas nivalis en flor en la Sur de Oturia.
 
            Empujados por el vientecillo que sopla por aquí  echamos una vista a la Estiva sin nieve y nos vamos para abajo tras fotografiar unas gencianas nivalis en flor que ya han soportado un par de nevadas.

En el Camino de San Román.

Yebra desde el Camino de San Román.
 
            Salidos de la cima la temperatura se torna agradable y dentro del pinar incluso cálida. Luego, remontamos ligeramente, nos despedimos del puerto y de Oturia y tomamos el Camino de San Román.

Precioso y humilde roble del Camino de San Román.
 
            Camino abajo el día se aclara un poco más como si quisiera hacernos olvidar la lluvia de la mañana. No hay problema en el monte se puede disfrutar incluso un día como hoy  en el que sin querer nos hemos chupado unos agradables 1000metos de desnivel y cualquier otro día pues más.

Para ver alguna foto más.         

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.