29 nov. 2016

81-16. REPASO A ESPELUNCIECHA PARA ESTRENAR LA TEMPORADA DE ESQUI. 28-11-2016.


Hacia los barrancos de la Majada Espelunciecha.

Aparcamiento de Espelunciecha, Majada e Ibón de Espelunciecha, Puerto de Canal Roya, Gralleras Sur, Majada de Espelunciecha, Collado Garmet y Aparcamiento Espelunciecha.
28-11-2016.
Desnivel acumulado 500 m.
Distancia recorrida 10000 m.
Tiempo efectivo 03:00 h.
Sol.
Muy fácil.
Esquí de montaña.

El recorrido del valle tratando de aprovechar la nieve de los cañones se está poniendo complicado debido a las planchas de hielo que se establecen alrededor de los mismos antes de que acondicionen las pistas para su apertura. Por lo demás Espelunciecha sigue siendo una delicia.
 En invierno hay que llevar el agua a no ser que el ibón no esté del todo helado como ha sido en esta ocasión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Espelunciecha procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            La nieve en Noviembre suele ser poco más que testimonial. No son infrecuentes las nevadas pero sí que permitan iniciar la temporada de esquí.
            Estábamos en Santa Coloma y nevó más de lo que creíamos, así que, aunque sea muy temprano hoy 28 de Noviembre de 2016 vamos a estrenarla.

Espelunciecha no está así precisamente.

            A las diez de la mañana estamos en el Aparcamiento de Espelunciecha tras ver que se ha marchado bastante nieve de la Tosquera y de Estremere.

El ejército que acampo por aquí el finde dejo Espelunciecha así.

            El acceso a la Pista de la Rinconada está hecha un patatar y nos desmonta de aquella vieja costumbre de subir por el valle antes de que se instalaran las pistas con los cañones de nieve. Ahora hay que irse con mucho cuidado pues el agua que arrojan los cañones deja una cristalera tan incómoda como peligrosa.

Dejamos las pistas en la Majada de Espelunciecha.

            Tenemos la suerte de que subirán un par de máquinas y le harán un apaño que nosotros aprovechamos inicialmente hasta alcanzar la parte baja de la Majada Espelunciecha lugar donde la abandonamos  y junto a la yurta nos introducimos en la majada que está cubierta de una profunda capa de nieve polvo que nos va a dar trabajito.

Damos algunas vueltas por no descalzarnos los esquís.

Rosa traza a su gusto.

            Atravesamos la majada en dirección oeste pero por no descalzar los esquís tendremos que dar algunos rodeos  para atravesar las múltiples ramas de los barranquillos que engrosan el Desagüe del Ibón de Espelunciecha al que nos aproximaremos hasta alcanzar su orilla sur situada a 1950 metros de altitud.

El Ibón de Espelunciecha a la sombra de la mañana.

En el Ibón de Espelunciecha cada uno por su lado.

            El ibón no ha tenido visitas  y nosotros lo pillamos a la sombra y delicadamente medio helado. Hacemos algunas fotos y nos bajamos  hasta tomar la pista de los trineos y motos de nieve que tienen puente para pasar el desagüe.

Saliendo al sol desde el Ibón de espelunciecha.

No ha pasado mucha gente por la Negra Canal Roya. 

            Luego, sin contratiempos proseguimos al oeste próximos a la pista por la que remontan algunos esquiadores para tomar la Negra Canal Roya que nos gusta especialmente y que de manera agradable nos permite foquear hasta alcanzar el Puerto de Canal Roya.

En el Puerto de Canal Roya.

            Allí, a 2150 metros de altitud viramos al norte para recorrer el amplísimo collado en busca de las Gralleras disfrutando de un mediodía espléndido y alguno peor hemos padecido en algún momento.

Llegando a Gralleras Sur.

Campana de Aneu, Lurien y Ferraturas desde Gralleras Sur.

            Remontamos por encima del collado y enseguida alcanzamos la amable Cima de Gralleras Sur que domina la llegada de la silla, hacemos algunas fotos y nos sentamos a echar un bocado al solecillo de la mañana. Son las doce y cuarto y estamos a 2204 metros de altitud.

Puerto de Canal Roya y Anayet desde Gralleras Sur.

            Media hora después  nos regalamos con los primeros giros de la temporada que resultan agradables hasta que alcanzamos un tramo en el que la pisanieves ha removido Roma con Santiago acarreando nieve para igualar la pista y ha dejado la zona completamente labrada.

Hacia el Collado Garmet.

            Poco más abajo abandonamos la pista y tomamos el trazado de los trineos y las motos de nieve que pasando por debajo del Ibón de Espelunciecha rodean por arriba a la majada. Hay una huella de raquetas que no sirve prácticamente de nada pero queremos ir hasta el Collado Garmet.

En la pista para trineos y motos de nieve cerca del Collado Garmet.

Atrás queda la Majada Espelunciecha. 

            Se trata de una travesía suavemente ascendente que hacemos tras volver a colocar las pieles. Ya cerca del collado contemplamos los Gendarmes de los Farallones y alcanzamos el collado cuando van a ser las dos de la tarde.

Ultima transición del día en el Collado garmet.

            Nos asomamos hacia Anayet y tras hacer la última transición de la jornada nos echamos para abajo para volver al aparcamiento.
            Lo haremos fundamentalmente por la Corona que está recién pisada, la nieve por fuera está muy profunda y sin desniveles fuertes es difícil de esquiar.

Peyrelue guarda todavía nieve.

            Alrededor de las dos y media nos llegamos al aparcamiento. Sabíamos que no sería un gran día y no precisamente por los 500 metros de desnivel acumulado que han sido poca cosa sino porque esperábamos nieves de todos los pelajes como así ha sido y eso nunca es buena noticia para nuestro nivel de esquí.


                        

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.