31 dic. 2016

91-16. MANDILAR POR HOZ DE JACA CON SORPRESAS INCLUIDAS. 30-12-2016.

Llegando a Mandilar y recordando el Corredor Trasarriu.

Pista de Hoz de Jaca, Norte y Este de Mandilar y Arista Sur.
30-12-2016.
Salida 09:45 h. Llegada 13:15 h.
Sol.
Fácil.
Esquís de montaña.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Mandilar procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Cuando sales al monte controlas una serie de variables que de alguna manera te capacitan para finiquitar el proyecto que te ocupa, pero no todas y lo sabemos; lo que proporciona determinados niveles de “fricción” desagradable siempre pero son las reglas del juego que aceptamos voluntariamente.

Comenzamos a foquear a media Pista de sabocos. 

            Queremos  despedir el año con los esquís, aunque no sea nuestra más brillante idea dadas las circunstancias actuales.

Nieve a la hoja de abedul y Telera. 

            Podríamos subir a Mandilar por la Pista de Hoz de Jaca. Fue nuestra vía original de ascenso con los esquís pues la Pista de Santa Cruz no ofrecía demasiadas posibilidades; luego con la Pista Estrimal ya se podía comenzar desde Panticosa y la opción desde Hoz había quedado postergada.

Hacia Peña Blanca.

La Oeste de Mandilar desde la Pista de sabocos. 

            Disponemos de la mañana del 30 de Diciembre de 2016 para el asunto y nos vamos a por ello con inversión térmica: -6º en Sabi y -2º en la Pista de Sabocos en la que alcanzamos una altitud de 1650 metros y que es a la que damos la vuelta al coche y aparcamos  tras pasar ya tramos continuos de nieve hielo. Son las diez menos cuarto.

La Norte de la Partacua desde la Oeste de Mandilar o Narronal. 

            Es un placer comenzar a foquear desde el coche pero una puñeta que la nieve sea hielo puro y la superficie de la pista o es absolutamente irregular pataqueada o tiene unas placas de hielo liso y brillante del quince.

Macizo de Argualas desde la Pista de Sabocos.

            Subimos a la sombra de Peña Blanca, lo esperábamos pero suponíamos algo de  nieve polvo o sin transformar en esta sombría orientación que no es tan sombría ya que el sol de la tarde de este mes nos ha dejado una cristalería impresionante.

A punto de conectar con las Pistas de Panticosa.

            Foqueamos casi una hora de pista para entrar en ámbitos de la Estación de Esquí de Panticosa. Yo lo callo pero vamos a volver pronto y supongo que pillaremos al sol con su faena del día pendiente.

Petrosos y Argualas.

Piniecho y Catieras.

            Por encima de Petrosos alcanzamos las Pistas Hoz de Jaca y Valle de Tena tras una ración breve de nieve costra. Luego suavemente para arriba es un placer que resulta completo cuando doblamos al este y al sol.

El Verde a la retícula azul.

            Un foqueo cómodo nos permite ganar altura progresivamente hasta alcanzar la Arista Sur de Mandilar desde la que contemplamos el Ibón de los Asnos, Tendeñera, el Corredor Norte de Sabocos, el Portillo Etxetro, Peña Roya, Peña Blanca y el Corredor Trasarriu de gratos recuerdos.

Portillo Exetro sobre los Asnos. 

Corredor Norte de Sabocos sobre el Ibón de los Asnos. 

            Son las doce menos cuarto cuando alcanzamos la Cima de Mandilar situada a 2212 metros de altitud. La mañana al sol está absolutamente deliciosa y nos sentamos a echar un bocado relajadamente: empanadico y poncho para celebrar.

En la Cima de Mandilar.

En Mandilar otra con la Partacua por si falla la anterior.

            Luego de hacer unas fotos  desde el Mirador del Valle de Tena calzamos esquís y nos vamos para abajo alternando pistas pues lo asequible para nosotros está muy labrado y duro.

De Sabocos a Tendeñera. 

Roya y Blanca de Tendeñera desde mandilar.

            La conexión entre pistas y la Pista de Sabocos es corta pero infernal y alcanzada ésta comienza el turrón pues el sol ha faenado poco al ser las doce y media de la mañana.

A la orilla del Ibón de los Asnos.

            La parte alta de la pista la hacemos por la cuneta interior que tiene nieve suavemente costra y sin pisar: no está mal descontado que nuestro objetivo no es otro que tratar de volver al coche.

La Oeste del Verde.

            Pasada la gran vuelta superior la cuneta desaparece y alternamos  la orilla exterior con algunas rodadas de vehículos que en algunos lugares han labrado la pista y en la que recordamos y entrenamos la cuña pura y dura pues de girar nada de nada; pero a pesar de todo llegamos al coche sobre los esquís y nos sonreímos complacientes.

Nieve difíciol cerca de la Pista de Sabocos.

            Recogemos bártulos y nos vamos para abajo a muy buena hora pues es la una y cuarto.
            En la segunda revuelta hay mucho hielo y a pesar de llevar la tracción el coche culea y se cruza. Suerte que llevo un hacha que nos servirá para cortar una mata de gabardera o rosal silvestre y picar el hielo para que agarre ayudándole con unas ramas de boj.

Losd últimos giros del año.

            Salidos del embarque llega la siguiente vuelta con hielo y otra vez lo mismo vuelta a picar. Todavía nos pasara un par de veces más y en una de ellas quedamos totalmente cara arriba. ¡Joder con la pista! Terminamos el hielo con ganas y sin necesidad de que nos hayan tenido que venir a sacar.
            Podríamos haber despedido el año mejor pero nos conformamos con los 550 metros de desnivel de hoy que han resultado sabrosos y ponemos fin a un año en el que hemos hecho 91 salidas con 92000 metros de desnivel acumulado, que no es de record pero… nos conformamos con el deseo de que en el próximo 2017, al menos, sea similar y que nos vaya bien a todos los que tratamos de disfrutar y de paso padecer el monte, que todo va en el lote.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.