14 abr. 2017

25-17. PIC DE TENTES EN CIRCULAR POR EL LAC DE LUHOS. 11-4-2017.

El Pic de Tentes que nos espera. 

Aparcamiento de Especieres, Plateau de St. Andre, Lac de Luhos, Col de Tentes, Arista Oeste, Pic de Tentes, Arista Este, Cara Norte y Plateau de St. Andre.
11-04-2017.
Salida 09:30 h. Llegada 13 h.
Sol.
Muy Fácil.
Esquís de montaña.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Tentes procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Bajamos pronto a Luz St. Sauveur con la intención de consultar las predicciones meteorológicas. En la oficina de turismo nos confirman buen tiempo y a pesar de que habíamos hablado de volver a casa pues los catarros siguen por todo lo alto decidimos subir a Gavarnie  y así completar el programa.

De paseo por Gavarnie.

            En Gavarnie damos una vuelta como unos turistas cualquiera contemplando los “amigos y conocidos” del circo hasta que se marcha el sol, momento en el que nosotros aprovechamos para hacer lo propio y tomar la carretera que ascenderá  al encuentro de la Estación de Esquí de Gavarnie o Especieres.
            La carretera desemboca en un amplio aparcamiento de tierra a 1850 metros de altitud y la nieve está en las inmediaciones del mismo.

En el Aparcamiento de Especieres contemplando el panorama.

            Cenaremos después de recorrer un poco la zona que tiene todos sus servicios cerrados al igual que la estación, así que, mañana toda para nosotros.
            La noche resulta fresquilla a esta altitud y hiela. Cuando nos levantamos, pasadas las ocho, el sol solamente pega por los altos. Llegará hasta nosotros cuando nos montemos sobre los esquís y comencemos a foquear alrededor de las nueve y media de la mañana del 11 de Abril de 2017.

Comenzamos el foqueo buscando la Carretera al Col de Tentes.

            Atravesando el rellano de la estación tomamos una pista en la que las pisanieves han picado la nieve y la ha dejado atormada y dura ya que ha habido un buen rehielo.  En dirección noroeste y en suave ascenso alcanzamos enseguida el Plateau de St. Andre.

Sorprendente cojin de Androsacea oppositifolia debajo del Plateau de St. Andre.

            Se trata de una altiplanicie muy bien nevada y seccionada por el Barranco de Especieres amable y muy relleno de nieve, acompañado por la carretera que transita por su orilla izquierda y que conduce al Col de Tentes tras girar muy llana al sudoeste. La conocemos en verano y la recorremos hoy foqueando relajadamente al sol de la mañana.

En el Plateau de St. André aparece el Col y el Pic de Tentes.

Al fondo el Pico del Puerto de Bujaruelo.

            Juan sube por el fondo del barranco directamente al collado para alargarse seguidamente y de tirón al Pico del Puerto de Bujaruelo mientras que nosotros recorremos la parte norte del rellano mientras contemplamos la Sur del Pic de St. Andre para acercarnos a las inmediaciones del Lac de Luhos.

Taillón y Gabietos se asoman tras el Col de Tentes.

Cara Oeste del Pic de Tentes

            Son las once cuando contemplamos la plancha completamente nevada del lac acunado bajo el Collado de Lapazosa por el que pasa el horripilante tendido de alta tensión que contamina inevitablemente el Valle de Bujaruelo, contemplamos la inmaculada cara sur del Pico del Puerto de Bujaruelo o Entreports y mientras Juan asciende a media arista sudeste del pico nosotros nos damos la vuelta y salvando ligeras sinuosidades del paisaje, nos acercamos al Col de Tentes contemplando la amable cara oeste del pico del mismo nombre al que ascenderemos con permiso de la nieve poco soleada  que está dura de solemnidad.

Poco evidente el Lac de Luhos bajo el Collado Lapazosa.

Puerto de Bujaruelo desde el Col de Tentes.

            Alcanzamos el amplísimo collado situado a 2208 metros de altitud, contemplamos el tramo de carretera cubierta de nieve que se llega al Puerto de Bujaruelo y las espectaculares imágenes de los picos Escusaneta, Gabietos, Taillón, Sarradets, Dedo de Bazillac, Bazillac, Casco… por su vertiente y vaticana cara norte. El espectáculo es fantástico como siempre.

La Sudoeste del Pic de Tentes.

Remontando la amable Sudoeste del Pic de Tentes.

            Mientras Juan llega a la Cima del Pico de Puerto de Bujaruelo nosotros  nos alargamos hacia el Pic de Tentes  que nos ofrece un par de resaltes suaves en su arista oeste.

La Norte de Taillón y Gabietos.

            Ponemos cuchillas en previsión de que podamos encontrar nieve dura, que no serán necesarias y relajadamente foqueamos en ascenso sin necesidad de zetas ni vueltas maría.

Echando un bocado en el Pic de Tentes.

            La cima es una arista alargada y pelada de nieve que cuenta con una mesa de direcciones. Arrimamos a ella los esquís y nos alargamos hasta el extremo este de la cima para contemplar la continuación de la arista mientras damos tiempo a que llegue Juan. Son las once y media.

Proseguimos por las Nordeste de Tentes.

            Estamos a 2322 metros de altitud y nos sentamos junto a la mesa a echar un bocado mientras contemplamos el paisaje que contemplábamos desde el Col de Tentes al que se ha añadido casi todo el Circo de Gavarnie y los Pimene pasando por la Pahule y Mourgat.

Buena nieve en la Nordeste de Tentes.

            Alrededor de las doce y cuarto recorremos la cima de nuevo hacia el este y tras alcanzar la nieve nos montamos en los esquís e iniciamos el descenso de la alomada arista girando sobre los tramos que ofrecen nieve primavera hasta que, alcanzado un amplio collado, nos introducimos en la cara norte buscando tramos soleados con buena nieve.

Antes de entrar a la Norte de Tentes. 

            Pero hay que bajar a la parte inferior del Plateau de St. Andre, las palas sombrías están todavía muy duras y no queda más remedio que tomar una pista de firme muy irregular y también muy dura que bajamos a modo de supervivencia hasta alcanzar nieve más amable por la que alcanzamos  la ruta para raquetas que discurre sobre el lecho de la carretera donde cerramos el bucle que hemos abierto no hace mucho tiempo.


Llegando al Plateau de St. André con Tentes detrás.

            Luego no queda más que deslizar la pista que hemos foqueado en ascenso ahora con nieve transformada y cómoda que nos deposita en el aparcamiento junto a la furgo cuando es la una, dando por finalizada una agradable jornada matinal en la que solamente hemos movido un desnivel de 500 metros pero que nos ha permitido recorrer un circo para nosotros nuevo en invierno y disfrutar de un paisaje absolutamente espectacular.


Próximos al Aparcamiento de Especieres.

            Ponemos a secar los bártulos, comemos en la furgo  tranquilamente y tras recogerlo todo nos ponemos en carretera pues nos esperan tres horas largas de vuelta. Con ello liquidaremos tres días en Francia con meteorología española antes de que llegue la marabunta de la Semana Santa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.