1 ago. 2008

14-08. PICO DE MONCAYO. 1-8-2008.

Vertiente Noroeste de Moncayo.

Santuario de Moncayo y Cerro San Juan.
 
1-8-2008.

Salida 10 h. Llegada 13 h.

Mixto.

Muy fácil.

Ascensión.

 Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Moncayo procedente de publicidad. Vía en amarillo.

Hay días, según se comenta en círculos bien informados, que no se puede subir al Moncayo. Los más especialistas incluso localizan alguna ventana para subir, tocar chufa y bajar a toda pastilla.

En Abril del 93 no llegamos al Moncayo. A posteriori deduje que tuvimos que quedarnos en el Cerro de San Juan. Era lo mismo con aquella espesísima niebla y en medio de aquel tremendo vendaval…

Es 1 de Agosto de 2008. Volvemos a Moncayo como inicio de una vuelta de reconocimiento por diversos lugares peninsulares fuera de los Pirineos.

Mi chica sale del trabajo a las seis de la mañana y a las seis y cuarto montamos en el coche,  que como siempre va a tope.

Huesca, Zaragoza, Tarazona, a las nueve y cuarto de la mañana estamos aparcando junto al Santuario de Moncayo a 1620 metros de altitud. Ya hemos fotografiado la cara nordeste del pico desde la carretera, antes de introducirnos en el hayedo y de transitar los últimos kilómetros por pista terrosa  que se estropea muchísimo al final.
Iniciando en camino por encima del Santuario.

Almorzamos con café incorporado, preparamos las mochilas y a las diez menos cuarto nos echamos al monte por un transitadísimo camino en dirección sudoeste, dejando a nuestra derecha el contrafuerte rocoso del Cucharón que se eleva por encima de los tejados del santuario.

Las Rocas del Cucharón.
 
La mañana está soleada y las nieblas están por debajo de nuestro nivel con tendencia a ir subiendo deshilachadas.


Santuario de Nuestra Señora de Moncayo desde el pinar.
 
Enseguida nos introducimos en el pinar en el que hay abetos rojos de extraña repoblación. Nos proporcionará sombra hasta alcanzar  el final del mismo al introducirse en un canchal plano que se prolonga hacia el Pozo de San Martín,  vestido de enebros y genistas sobre los 1850 metros de altitud.

Nosotros abandonamos el camino que se dirige hacia el centro del Circo del Cucharón y tomamos el que se acomoda en la loma divisoria con el Circo de San Gaudioso.

Circo del Cucharón.

La Este de Moncayo.
 
Se trata de una ladera pedregosa en el que el camino asciende persistentemente en dirección sudoeste, directo a la cima del Cerro de San Juan. Entre tanto nos muestra  toda la estructura morfológica del Circo del Cucharón.

Moncayo desde el Cerro de San Juan.

Vuelta a vuelta la pendiente decrece y nos conduce al Cerro de San Juan situado a 2283 metros de altitud cuando son las once menos cuarto de una mañana en la que han ido apareciendo nubes.
 
Hacia la Cima de Moncayo.

Tomamos la parte alta del cordal que viene de la Morca y en dirección  nor-noroeste proseguimos un alomado camino que alcanza un lomo intermedio y se eleva luego suavemente hasta la cima del Pico de Moncayo situado a 2316 metros de altitud.

Cima de Moncayo.

Digitalis purpurea.

Mariquitas de siete puntos.
 
Son las once y cinco de la mañana y la temperatura es agradable en una mañana medianamente nublada. Hacemos algunas fotos, recorremos la amplia y plana cima del pico en el que hay una Virgen del Pilar, abrigos, vértices y otros elementos conmemorativos y media hora después, visto lo visto, nos vamos para abajo.

Descenso por el Circo del Cucharón,
 
Vamos a descender en dirección este utilizando el poco marcado camino que atraviesa en descenso directo el Circo del Cucharón.

Nuestro camino de subida.
 
El principio es bastante erguido y descompuesto, por lo que utilizamos las pedreras para bajar. Luego, los materiales calizos ganan tamaño a la vez que el circo se arrellana paulatinamente hasta alcanzar la base del mismo en el Pozo de San Martín, lugar en el que enlazaremos con el camino de ascenso.

Nuestro descenso.

Epilobium a entrada al pinar.
 
Entrados al pinar no nos queda más que disfrutar del epilobium profusamente florido que nos trae gratos recuerdos alpinos y alcanzar nuestro coche en el Santuario de Moncayo cuando son las doce y media de la mañana. Hemos liquidado 700 metros de desnivel o muy poco más. Ha sido un agradable paseo que remataremos con un remojón de pies en la fuente del santuario.

Llegando al Monasterio del Moncayo.
 
Luego echaremos un vistazo a la iglesia que está abierta, bajaremos hasta un picnic con fresca agua en el Hayedo de la Dehesa del Moncayo y comeremos como unos generales ya que para arriba solamente nos hemos llevado agua y unos frutos secos.

Después de mi acostumbrada siestecilla en el coche, a las tres, carretera y manta. Hemos de continuar viaje por Agreda, Soria, Burgos, Aguilar de Campoo, Herrera de Pisuerga… vamos a Peña Prieta.   

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.