25 abr. 2004

9-04. PEÑA ARAZURES. 25-4-2004.

Bellísima la Peña Arazures. 14-3-10.

Aparcamiento del Valle d’Aneu, Cabaña Senescau, Col deth Arazures y Arista Norte. Descenso pasando por la Falsa Peña del Col de L’Iou.

25-04-2004.

Salida 12 h. Llegada 16 h.

Sol.

Muy Fácil.

Esquis de travesía.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Peña Arazures procedente de Prames. Vía en amarillo.
 
            En un día anticiclónico, cálido y primaveral mo lo es el 25 de Abril del 2004, coger los esquís no es muy recomendable pero si además se los pone uno a las doce menos veinte del mediodía, resulta poco menos que una temeridad. Pero mi chica se ha acostado a las seis de la mañana muy pasadas y ¿quién se queda en casa...?

            Puede ser una de las últimas oportunidades del año para hacer algo con los esquís y a pesar de las dificultades que ya conocemos decidimos apechar con todas ellas.

            Pasado el Portalet de Aneu nos detenemos en una de las vueltas para contemplar con detalle la cara sur del Peyreget. La conclusión es que está muy negra, mucho más negra de lo esperado en la zona intermedia del camino hacia el Refugio de Pombie. Subir se puede subir con mucho cuidado y sorteando las faltas de nieve pero para bajar no quedará más remedio que quitarse los esquís un par de veces, con lo que unido a la inversión de la pendiente en el sentido de la marcha entre el Collado de Soun de Pombie y el refugio, nos deja una actividad carente de un mínimo disfrute. Por tanto iremos a Peña Arazures.

            Aparcamos el coche frente al aparcamiento, preparamos los bártulos y nos vamos con los esquís al hombro puesto que la zona comprendida entre los dos puentes del Barranco de Brouset está limpia de nieve.

            Ya en la orilla izquierda del barranco nos ponemos los esquís a 1700 metros de altitud  y por camino ya conocido en dirección oeste-noroeste iniciamos la marcha por el camino común con Pombie.

Remontando hacia la Cabaña Senescau. 14-3-10.
 
            La mayoría de la gente baja pero no toda, hay gente para todos los gustos o de todas las disponibilidades, a pesar de que no hay el llenazo de los días buenos de final de invierno.

            Cogemos nuestro ritmo que es aceptable y frente a la pared sur de Peyreget a la que nos hemos ido aproximando, desestimamos definitivamente lo de Pombie y proseguimos adelante hacia la zona de Iou.

            En una ladera muy soleada compruebo que la nieve está achicharrada en un primer espesor de alrededor de 3 ó 4 centímetros y que aguanta de muy mala manera los esquís, por lo que habrá que irse con cuidado en las medias laderas fuertes.

            Suavemente ganamos distancia y altitud  cuando abandonamos la ruta alta del Collado de Iou y nos vamos por abajo al Col deth Arazures.

Deliciosas laderas nevadas en la Falsa Peña del Col de L'Iou. 14-3-10.
 
            La llegada al collado resulta más sencilla de lo esperado ya que al no dar la lazada lógica para vencer la pendiente subimos de frente la última pala.

Arazures desde la Falsa Peña del Col de L'Iou. 14-3-10.
 
            La arista que sube al pico, sin ser excesivamente pendiente, lo es lo suficiente como para aconsejarnos aparcar los esquís en un una pequeña isleta sin nieve, unos metros más arriba del Collado de Arazures situado sobre los 2150 metros de altitud.

            Soltamos de paso las mochilas y con los bastones nos vamos arista para arriba. Rosa se ha cambiado de botas pues con las de esquí camina muy mal.

En Peña Arazures.
 
            Un resalte final muy inclinado pero con buena nieve ya en dirección sudoeste nos conduce a la plana arista cimera adornada con interesantes cornisas que se localizan perfectamente. Rosa no quiere hacer la arista hasta el final pues no llevamos ni crampones ni piolet, pero yo insisto, no hace falta ningún material: hago buenas huellas siempre por el filo y tras salvar unas pequeñas prominencias alcanzamos la cima de la Peña de Arazures situada a 2213 metros de altitud.

            Es la una y media del mediodía y Rosa se lamenta por no haber subido las mochilas ya que podríamos comer en la cima en medio del agradabilísimo día.

Desde Canal Roya la Modesta Arazures.
 
            Contemplamos el Midí, la subida al Peyreget con la conexión entre el Collado de Peyreget y el de Iou que no es directa pero tampoco difícil, la zona del Paradis y Casterau con el Ibón de Ayous y toda la arista fronteriza en la que tenemos algún asunto pendiente. En España los de siempre y no falta ninguno, el día es de los de pasar lista.

            Un cuarto de hora después, mi señora baja contenta y relajada, alcanzamos las mochilas y nos sentamos al sol a comer.

            No hay  mucho personal por la zona, pero no falta. En cualquier caso parece que van de vuelta. Desde luego la hora no es para menos pero todavía habrá excepciones.

            Poco después, son las dos y diez, nos montamos en los esquís, volvemos al collado  y faldeamos directamente en busca del Collado de l’Iou. Hay una huella aceptable que tomamos a pesar de que nos reserva la sorpresa de un par de pasos sobre tierra, cuando ya giramos de norte a oeste y afrontando el resalte terminal alcanzamos la cota sur del Col de L’Iou.

Peña Arazures desde la Gradillera. 1-1-12.
 
            Son las dos y media, nos hacen una foto a 2220 metros de altitud, quitamos las pieles de foca y nos vamos para abajo en dirección sudeste buscando pendientes que nos permitan disfrutar un poco.

            La nieve bajo el collado a la postre será la mejor de todo el descenso, cosa que comprobaremos después de que nos detengamos un ratillo sobre unas rocas para que mi señora se solee un poco.

            Luego siguiendo las huellas de la mayoría seguimos bajando por nieve que está, como esperábamos, malísima; no puede ser de otra manera.

            No se pueden hacer florituras, únicamente podemos bajar tratando de no aterrizar, que no es poca cosa.

            Nos quitamos los esquís junto al barranco y con ellos al hombro nos llegamos al coche cuando son las cuatro y cuarto y le ponemos fin a los 600 metros movidos.

            Desenterramos de la nieve la cerveza que hemos colocado al efecto por la mañana y recogemos los bártulos pensando que será la última de esta temporada.

            Luego, como el coche ya se sabe el camino de vuelta nos deposita en casa cuando son las cinco de la tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.