30 jul. 2015

54-15. PIC CESTREDE. 28-7-2015.


Casquete Somital Norte de Cestrede.
 
La Fruitiere, Cabaña de Pouey Caut, Refugio Russell, Circo y Col Culaus, Arista y Cara Norte.

28-07-2015.

Salida 15:45 h. Llegada 11:00 h.

Mixto.

Fácil.

2 d.

Ascensión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Cestrede procedente del ING. francés. Vía en amarillo.
 
            Habíamos subido al Ardiden y desde aquel día nos esperaba el Circo de Culaus. No esperaba que fuera nada especial ya que no tenía lagos pero había que conocerlo y así completar con un trozo más el Pirineo conocido, además de hacer algunas cimas poco visitadas.

            Los valles franceses que tanto nos atraen resultan carillos de coche  y más si está el Aubisque de por medio y ese asunto nos detiene un poco más de la cuenta. Consecuentemente, no vamos tanto como quisiéramos. Pero hoy 27 de Julio de 2015, tendríamos que estar en otros montes pero...,  vamos.

            Parece ser que este verano es de nieblas y lo comprobamos enseguida: hay que pasar el Aubisque  sumergido en las nieblas y se nos cobra media hora de más; así que, echamos tres horas de Sabi a la Fruitiere sin ningún problema incluso en Cauterets.

Nieblas en la Fruitiere.
 
            Son las cinco y media cuando aparcamos frente al hotel de la Fruitiere a 1371 metros de altitud y de inmediato cargamos con las mochilas y nos introducimos en las nieblas que pueblan el Valle de Lutour de allí para arriba.

            Un transitado camino que conduce al Lac de Estom y más, llanea al sur por la orilla derecha del barranco. La gente vuelve.

            Las nieblas no muy densas nos libran del sol y terminarán humedeciéndonos un poco y propiciándonos un agradable ascenso partiendo de la base de que no necesitamos referencias pues conocemos. En otro caso serían un fastidio.

            Con más llaneos que ascensos nos adentramos valle adentro, pasamos cerca de la original y rústica Cabaña de Pouey Caut y enseguida alcanzamos el cartel que nos encamina al este en busca del Refugio Rusell. Estaremos a alrededor de los 1550 metros de altitud.

            Atravesamos el praderío suavemente ascendente y nos introducimos en la pared vestida de bosque mixto en el que predomina el abeto para ir ascendiendo vuelta a vuelta siempre entre dos torrentes que recorren la ladera.

            El praderío y el bosque están secos y tan apenas vemos alguna seta, lo que resulta un tanto inusual pero parece ser que el verano va así.

Secnecio florido en el Circo de Culaus.
 
            Bastante arriba atravesamos un par de canchales graníticos en los que parece que han colocado piedras y poco después entramos al Rellano del Circo de Culaus donde se encuentra el Refugio Rusell a 1980 metros de altitud. Son las seis y media de la tarde y hemos empleado el mismo tiempo en subir como dirá Juan.

            Se trata de un refugio no guardado con capacidad para docena y media de personas, de dos plantas: en la inferior está el comedor con un fuego bajo que tira de maravilla y unas escalerillas conducen a la planta superior en la que hay colchonetas y mantas. Hay luz eléctrica, algún menaje de cocina y una espléndida fuente.

            También hay un grupo de ocho que han subido más a fogonear que a hacer montaña con los que pasaremos la noche. Hay alguna tienda acampada en los alrededores no demasiado propicios para ello.

            Nos hacemos la cena, la despachamos convenientemente y tras hacer tiempo nos empiltraremos alrededor de las nueve y media cuando ya las nieblas se quieren disipar.

Los Pics de Culaus.
 
            Una noche cálida, cómoda y dilatada nos pasaporta relajadamente al martes 28 de Julio en el que aterrizamos suavemente sobre las siete y veinte que es una hora, como poco, prudente.

            Son las ocho de la mañana cuando comenzamos nuestro camino para atravesar el Circo de Culaus en dirección sudeste.

Brecha de Agudes y Pic Ardiden.
 
            El circo destaca por ser una enorme acumulación de bloques graníticos bajados de las dos laderas que lo limitan: al norte las Aristas de Agudes y  Sudeste de Ardiden que se continúa con Chanchou y al sur las laderas de Cestrede y los Pics de Culaus.

            Con algunas dificultades se instala el pino negro, el rododendro y el enebro rastrero prácticamente sin concesiones al praderío por lo que su tránsito no resulta ni fácil ni agradable.

            El camino suavemente ascendente se divide enseguida. La rama nordeste se marcha a la ladera en busca de la Brecha de Agudes mientras que nosotros proseguimos circo adelante al sudeste tratando de no perderlo lo que resulta ciertamente fácil ya que hay muchos hitos de piedras.

            Una sucesión de suaves resaltes siempre entre bloques de granito  nos permiten avanzar por el circo de manera bastante lineal y nos aproximan al Col de Culaus que cierra el circo por el sudeste.

El sol entrando por el Col Culaus.
 
            La mañana está cálida e incluso a la sombra que nos propicia el Pic Chanchou entramos en calores pata terminar saliendo del fondo del circo por una ladera medianamente erguida en el que el camino da un rodeo superando cómodamente los últimos metros que nos sacan al sol y nos depositan en el amable Col Culaus situado a 2565 metros de altitud.

Precioso laquette en la Cabecera del Barranco de Lac Noir.
 
            Son las nueve y cuarto de la mañana y frente a nosotros se inicia  el Barranco del Lac Noir que prácticamente no se ves desde aquí por estar ligeramente retirado a la derecha del barranco. Si en cambio nos deleitamos con un precioso laquette verde ópalo absolutamente indescriptible.

Cestrede desde la arista norte del pico.
 
            Las nieblas asedian los fondos de los valles tanto al este como al oeste pero nosotros tenemos que decidir y lo hacemos dando la espalda al Chanchou  para tomar la Arista Norte de Cestrede.

            Se trata de una amplia loma suavemente ascendente a la que poco después le saldrán algunos pequeños dientes que faldearemos siempre por el oeste siguiendo un intermitente caminillo marcado por hitos de piedras.

Algunos dientes en la Arista Norte de Cestrede.
 
            Algún apoyo de manos ocasional por proseguir sin buscar alternativas más sencillas nos conducen a un rellano bajo la arista somital del pico que se extiende en sentido este oeste.
 
Faldeo para atacar directamente la Norte de Cestrede.

            Se puede ascender directamente a la arista somital pero además de incómoda y dificultosa de transitar, el casquete cimero está defendido por un potente resalte. Consecuentemente hay que hacer un faldeo suavemente descendente hacia el sudeste para afrontar seguidamente y en diagonal fuertemente ascendente la pared sur del pico.

Pointe de Cestrede y Ordesa al fondo.
 
Malh Arrouy y Ordesa al fondo.
 
            La pared es fácil y está llena de hitos que  nos elevan con algún apoyo de manos hasta la Cima del Pic Cestrede situada a 2948 metros de altitud. Son las diez y cuarto de la mañana.

Vignemale desde Cestrede.

Glaciar de las Neus de Balaitus desde Cestrede.
 
            El pico tiene una de las vistas más amplias que recuerde de este Pirineo. Además de Vignemale aquí mismo se ve Guara, Argualas, Infiernos, Collarada hasta el Anie; La Faxa, Balaitus incluso el Anónimo, Cambales, Gabizos, Amoulat, Ger, Midí de Bigorre, Neouvielle, Soum des Salettes hasta Lenquo de Capo, el Circo de Troumousse completo y con la Gela, Ordesa idem hasta Otal y Fenez. Aquí mismo Labas, Malh Arrouy, Ardiden, Chanchou, Barbe de Bouc… que ratito pasamos estirando la nariz por los cuatro puntos cardinales. El Cestrede es un pico fácil pero con 1600 metros de desnivel resulta caro.
 
Foto de Cima en Cestrede.

Argualas e Infiernos desde Cestrede.
 
            Almorzamos al abrigo de la brisilla que corre en la cima y alrededor de las once  nos vamos para abajo tras imaginar un poco la vía de acceso desde las Granjas de Bue.

En el descenso hacia el Col Culaus.

Ardiden, Chanchou y Barbe de Bouc desde la Norte de Cestrede.
 
            El descenso de la cima hasta la arista lo hacemos aproximadamente por el mismo lugar por el que hemos ascendido y de igual manera la arista sur  pero solamente son los pies los que desandan el terreno, nuestra vista se va a la arista que tenemos justamente al frente.
 
La Sur de Chanchou.
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.