11 jul. 2015

49-15. A VIVAQUEAR EN EL SOUM DE RAMOND DESDE NERIN. 8-7-2015.

La Sudoeste del Soum de Ramond desde el Ibón de Añisclo.

Barrera de Nerín, Cuello Arenas, Tozal de la Predicadera, Siarra Custodia, Punta Custodia, Collado de Góriz, Collado Norte de la Torre de Góriz, Ibón de Anisclo y Corredor Oeste.

08/07/2015.

Salida 09:15 h. Llegada 17:15 h.

Sol.

Bastante fácil.

Ascensión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javiere.


Mapa del Soum de Ramond procedente de Prames. Vía en amarillo.


            Hacía ya algún tiempo que quería subir al Soum de Ramond por el Corredor Oeste. La primera y única  vez que visitamos el pico fue por su cara este y subimos con nuestra hija Biola a finales de los ochenta. Son de esas cosas que se quedan postergadas con el tiempo sin saber por qué o sí, sabiéndolo; pero en esta vida cada cosa suele tener su momento y hoy 8 de Julio de 2015 lo va a ser para el Soum de Ramond.

            Queremos hacer una vía que, como es nuestra costumbre, sea lo más inédita posible al menos para nosotros y en ello estamos cuando nos enteramos que solamente funciona el autobús una vez al día por lo que decidimos pasar del mismo a sabiendas de que requerirá un esfuerzo considerable.

Camino a Cuello Arenas.
 
            Son las nueve y cuarto de la mañana cuando nos metemos en camino tras aparcar el coche junto a la Barrera de Nerín a 1350 metros de altitud. Luego a la vuelta especularemos si no hubiera sido mejor salir desde Fanlo pero…

            Tomamos el camino que conduce a Cuello Arenas y que  asciende al este de la pista atajando unas cuantas lazadas para coincidir de nuevo con la misma por debajo del Barranco la Fueba.

Antiguos prados en el Barranco de la Fueba.
 
            Echamos un trago en la fuente abrevadero y avanzamos un rato por la pista mientras contemplamos unos preciosos y viejos prados escalonados delicadamente verdes en medio de un monte vestido del amarillo descarado de la genista.

Entrando al Barranco Caldaruelo hacia Cuello Arenas.
 
            En el Barranco Caldaruelo abandonamos la pista de nuevo y atajamos un par de lazadas prosiguiendo al norte para alcanzar de nuevo la pista en las inmediaciones del Cuello Arenas a 1890 metros de altitud cuando son las diez y media.

En uello Arenas.
 
            Estamos en medio de la ola de calor más larga que recuerdo y entre eso y las mochilas que llevamos, a lo que ya hemos perdido la costumbre, hemos sudado en condiciones a pesar de que el desnivel ha sido muy llevadero. Ahora en Cuello Arenas dejamos la pista que recorre la Sierra de las Cutas y nos vamos por el praderío en dirección norte hacia Cuello Gordo, no con la intención de alcanzarlo que sería el camino cómodo sino de recorrer la Sierra Custodia.

Cruzando el Barranco la Pardina hacia el Tozal de la Predicadera.
 
            Para ello buscamos y atravesamos el Nacimiento del Barranco de la Pardina ya sin agua, en medio de un praderío de hierbas crecidas y secas establecidas entre el lapiaz calizo y de la forma más económica nos encaramamos en la ladera oeste de la sierra.

            Se trata de un ascenso por un praderío medianamente inclinado en el que aparecen las calizas ocres y que nos depositan en la amable cima del Tozal de la Predicadera situado a 2309 metros de altitud.

            Son las once y cuarto y en la amable cima en la que arranca la sierra buscamos un sitio abrigado de la ligerísima brisa que corre para echar un bocado y al paso secar un poco la ropa sudada.
 
Tres Sorores desde Siarra Custodia.

            Media hora después continuamos por una arista suave y alomada que se encumbra rápidamente en la Siarra Custodia situada a 2319 metros de altitud, lugar desde el que ya contemplamos abiertamente el Cañón de Ordesa, los Prados de Góriz, Pueyo Mondicieto, Tobacor, Las Tres Sorores, Las Olas, la Torre de Góriz y Punta Custodia que es hacia donde nos dirigimos.

            La arista prosigue alomada y amplia para  andar una losera de calizas ocres que supera brevísimos resaltes y se va elevando suavemente hasta depositarnos en la Cima de Punta Custodia situada a 2519 metros de altitud.

            Es la una menos cuarto, la brisa ha desaparecido y tras hacer una fotografía en la que se contempla nuestro futuro tajo en el horizonte norte y recordar nuestro tránsito de hace unos  años bajando de vivaquear en el Perdido para recorrer el Barranco de la Fuen Blanca nos vamos para abajo en busca del Collado de Góriz o de Arrablo.
 
La Torre de Góriz nos muestra el camino.

            Es el único “encule” de la jornada, lo sabemos. Hay que perder alrededor de 200 metros de altura, cosa que hacemos por cualquier parte de una ladera muy meteorizada y que nos deposita enseguida en el Collado de Góriz o de Arrablo situado a 2329 metros de altitud. Es la una del mediodía.

            Habíamos pensado faldear la Torre de Góriz por el oeste pero en vistas de que no parece que haya mucha agua por esa parte decidimos tomar el GR11 para acercarnos al Desagüe del Ibón de Añisclo, el personal tiene mucha sed.

            Recorremos un  par de kilómetros del camino balizado en rojo y blanco, nos alcanzan un cuarteto de jóvenes fogosos que quieren ir al Perdido y que están definitivamente perdidos y nos los llevamos para arriba al objeto de reconducirlos y acercarlos a la Vía de las Escaleras para que suban por allí.

            Cerca de la Cascada abandonamos el camino y nos vamos en ascenso, un poco por cualquier parte, en busca del Collado Norte de la Torre de Góriz. Es una amplia zona de calizas claras situada bajo los murallones que defienden el Rellano Lacustre del Ibón de Añisclo: una pared orientada de este a oeste que solamente tiene acceso desde las inmediaciones de la Punta de las Escalaras.

En el Collado Norte de la Torre de Góriz.
 
            Alcanzado el collado de calizas calcinadas  nos acercamos a las paredes y por su base las recorreremos en dirección oeste hasta alcanzar el primer punto de rotura por el que superaremos la pared mediante una fácil trepada  alcanzando la zona inferior de la cubeta lacustre.

            Allí orientamos definitivamente a los jóvenes para que se hagan la Punta de las Escaleras y nosotros proseguimos en suave ascenso para recorrer la cubeta lacustre hacia el fondo, lugar en el que se aloja el Ibón de Añisclo, unos de los tres ibones que tiene Ordesa.

Ibón de Añisclo helado.
 
            Ascendemos un poco más de la cuenta y tenemos que faldear una serie de barranquillos que bajan de la Sudeste del perdió para alcanzar finalmente el Ibón de Añisclo situado sobre los 3000 metros de altitud. Son las tres de la tarde.

            El ibón está prácticamente helado y buscamos el barranco de alimentación que baja con mucha agua proveniente del nevero superior para sentarnos a comer y a descansar. Estaremos alrededor de una hora.

            Se trata de un pequeño circo coronado de paredes, con la excepción del sur, en la parte oeste esta el Perdido y en la este el Soum de Ramond. El ibón se encuentra rodeado de neveros que en algún punto hemos de atravesar para tomar el Corredor Oeste del Soum.

Entrada al Corredor Oeste del Soum de Ramond.
 
            Alrededor de las cuatro nos ponemos en marcha para sacar del apuro a un trío que acaba de bajar el corredor y que tiene serios problemas con los neveros a pesar de que dicen llevar material. Ello nos obliga a ascender directamente al arranque del corredor en lugar de tomar el nevero por la zona central y recorrer luego la base de las paredes hasta la entrada del mismo.

Remontando el Corredor Oeste del Soum de Ramond.
 
            Hemos traído piolets y crampones suponiendo que el corredor estaría con nieve pero no es así pues está completamente limpio y se trata por tanto de una amplia y desconsoladora pedriza absolutamente descompuesta que subiremos cada uno por nuestro lado  hasta que las paredes nos cierran el corredor.
 
En la Arista Sudoeste del Soum de ramond con el Perdido.

            Yo subo por la orilla derecha del corredor aprovechando las paredes para apoyar las manos hasta que finalmente nos  orientamos hacia la arista tras desechar unas paredes con pocas huellas de tránsito.

El Corredor Oeste termina en un collado de la Arista Sudoeste.
 
            Faldeamos un corredor vestido de placas y alcanzamos la arista un poco más al oeste, lugar en el que localizamos un hito.

Arista Oeste del Soum de Ramond.

            Un corredor muy escalonado y menos descompuesto nos deposita en  amable collado desde el que contemplamos el Casquete Cimero del Soum de Ramond, una amplia pala escalonada de calizas ocres en la que hay un sinfin de posibilidades.

En la Arista Cimera del Soum de Ramond.
 
            Cada uno subimos por donde nos apetece hasta que alcanzamos la arista cimera del pico. Se trata de una arista fácil y suavemente ascendente que en cinco minutos nos deposita en la Cima del Soum de Ramond  o Pico Añisclo situad a 3259 metros de altitud. Son las cinco y cuarto de la tarde y rematamos nuestra pechada de 2 175 metros de desnivel.

Pineta, Forcarral, mar de nubes y Neouvielle.
 
            La cima tiene muchísimas posibilidades para el vivac incluso hay alguno hecho pero nosotros elegimos una terracita de tierra orientada ligeramente al este y protegida del cierzo que pueda soplar, la recrecemos, la aplanamos y la dejamos hecha una auténtica “suite” con poco trabajo y seguidamente recorremos la arista cimera de punta a punta para reconocer, recordar  y planear nuestro tajo del día siguiente.


Una parte del camino que nos ha traído hasta aquí.

            El Perdido está sin gente y se puede subir sin tocar la nieve prácticamente. El rellano al este del Soum tampoco tiene nieve, allí están el Rabada, el Navarro y las Olas que nos esperan, La Suca y las Marías, ahora sí que vemos el Mallo Grande, también visualizamos a las luces de la tarde el Cañón de Añisclo, Sestrales, Castillo Mayor, Montañesa, Solana, Guara, Oturia, Oroel…
 
No podréis ver Pau, no os esforcéis.

            No hay nubosidad de retención pero los valles franceses y toda la llanura gala visible desde aquí está rellena de nubes. Solamente sacan la cabeza el Pimene, las Cumbres de Neouvielle, el Soum des Salettes y el Circo de Troumousse. Más al este Robiñera, Cotiella y hasta el Collado de la Cruz de Guardia con Maristas, Fubillons y Suelza. También Posets. No veo con seguridad el Midí de Bigorre.

Puesta de sol por los Infiernos en el Soum de Ramond.
 
            Bebemos abundantemente pues para ello hemos subido seis litros de agua, dejamos que transcurra la tarde, hacemos y liquidamos, con una temperatura envidiable, la cena y esperamos a que el sol se marche a la cama. Lo hará casi a las diez por la zona de Collarada y los Infiernos dándonos permiso para empiltrarnos a la espera de que aparezcan las primeras estrellas y luego la luna menguante que a mí me pillará tras el primer sueño.

Para ver más fotos.

También puedes ver la Continuación.

2 comentarios:

  1. Que buena vuelta!! Si que sois duros! Ya me dais envidia, ya... Aunque espero poder disfrutar como vosotros en la cima del Ramond a ver si aprovecho vuestra suite!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola David!
    Para hacer algunas actividades no queda más remedio que currárselas. Bueno, de eso tú ya sabes un rato.
    El vivac allí quedó para quien pueda y quiera disfrutarlo. Aunque hay varias posibilidades en una cima tan amable como el Soum par vivaquear.
    ¡Que te salga un vivac tan bueno como nos salió a nosotros.
    ¡Que vaya bueno!

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.