22 ene. 2016

6-16. MANDILAR POR PEÑA ROBLA. 21-1-2016.

La Sudoeste de Mandilar desde Peña Robla.

Panticosa, Pista de Santa Cruz, Mazaranuala, Peña Robla, Divisoria de Hoz, Faldeo por la Norte, Este y Casquete Somital Sur de Mandilar. Descenso por Estrimal.
21-01-2016.
Salida 10 h. Llegada 15 h.
Sol.
Muy fácil.
Esquís de montaña.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Mandilar procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Hay un refrán de nuevo cuño que dice que “de bondad, nieve y santidad la mitrad de la mitad.”
            Hay poca nieve se diga lo que se diga al menos de los 2000 metros para abajo y por encima dependiendo del capricho de los vientos. Dicen que el otro día salieron foqueando de Sallent pero… nosotros subimos a Panticosa hoy 21 de Enero de 2016 no asegurando nada pues sabemos que la Pista de Santa Cruz que ahora llaman del Bosque está cerrada.

Empezando la Pista de Santa Cruz.

            Tampoco hay la anunciada inversión térmica aunque la temperatura es excelente a las diez de la mañana cuando, tras aparcar junto al teleférico, no hay ni siquiera cuatro gatos, cruzamos el Caldarés a 1150 metros de altitud. Los cañones de la parte baja de Estrimal funcionan a tope.
            Sabedores de la posibilidad de remontar el tramo inferior de la Pista Estrimal en caso de falta de nieve, tomamos la Pista de Santa Cruz que tiene una pequeña capa de nieve sin transformar sobre el hielo viejo que le sirve de base. Inicialmente creemos que habrá que quitar los esquís en algún momento pero no será así.

Fauna de Panticosa en la Pista de Santa Cruz. 

            La pista que ahora llaman del Bosque la hemos subido en bastante peores condiciones pero sigue teniendo el encanto de atravesar un bosque mixto que hace muy agradable el ascenso y casi siempre en soledad más ahora con la nueva pista en marcha con nieve reafirmada por un montón de cañones.
            Foqueamos tranquila y relajadamente, atravesamos cuatro veces la Pista Estrimal y nos llegamos al Rellano de Santa Cruz para contemplar la nueva Fauna de Panticosa.

Entrando en Mazaranuala por la Zona de Zorros. 

            Antes de alcanzar Selva Verde y las instalaciones de la estación de esquí abandonamos la pista para proseguir ascenso en dirección sur-sureste por medio de las Laderas de Mazaranuala. Estamos sobre los 1500 metros de altitud.

Remontando Mazaranuala.

            Seguimos la trayectoria de una pista que casi nunca está abierta, se trata de la Pista Zorros que poco más arriba coincidirá con la Mazaranuala, también cerrada por falta de nieve. Se trata de una ladera medianamente inclinada, herbosa y cubierta de una capilla de nieve que no llegará a los 10 centímetros pero como no tiene demasiada piedra se foquea sin riesgos para las pieles.

Poca nieve hacia Peña Robla.

            Salimos al sol ya muy arriba cuando atacamos directamente el Casquete Somital de Peña Robla una amable loma  en la divisoria con los Puertos de Hoz de Jaca y que se viste de escarpes rocosos en su arista sur que nada tienes que ver con el resto completamente alomado.

La nieve está bastante alta en el Valle de Tena.

Casquete Somital de Peña Robla.

 Hemos subido zeteando ampliamente sin necesidad de hacer vueltas marías y proseguimos igualmente hasta alcanzar la Cima de Peña Robla situada  a 1888 metros de altitud. Son las doce menos cuarto.

Remontando la Oeste de Peña Robla.

Cima de Peña Robla.

Echamos un café mientras contemplamos la desierta Zona de Petrosos con algún esquiador perdido, la severa Norte de Mandilar con poca nieve y la loma divisoria que hacia allí apunta mostrándonos el camino que vamos a seguir.

Zona de Petrosos desde Peña Robla.

Hacia Narronal por la Divisoria de Hoz de Jaca.

Diez minutos después atravesamos una reducidísima zona en la que afloran algunas piedras y descendemos la loma divisoria aprovechando para esquiarla su vertiente sur situada a sotavento de los vientos dominantes y cubierta con nieve suficiente.

El verde.

Luego siguiendo una serie de ondulaciones junto a la alambrada  nos acercamos a la Pared de Mandilar y a la pista que sube desde Hoz. Hacemos una travesía larga y cómoda  y de igual manera proseguimos por la pista de enlace con la parte alta de la estación por la que de cuando en cuando baja algún esquiador.

Corredor Norte de Sabocos.

Entramos rodeando por la Este de Mandilar, pasamos bajo la silla, avistamos el Verde y prosiguiendo en suave ascenso nos colocamos entre los Ibones de Sabocos y los Asnos para atacar el ascenso del casquete somital.

Ibón de Sabocos.

La vertiente sudeste del pico está cosida de huellas por todas partes lo que nos hace pensar que habiendo tan pocos esquiadores la nieve tiene que estar muy bien pues a esta altitud hay bastante nieve.

Foto de cima en Mandilar o Narronal.

Es la una y cuarto cuando alcanzamos la Cima de Mandilar o Narronal situada a 2212 metros de altitud, es la hora calculada pues Peña Robla se nos habrá llevado como poco un cuarto de hora extra.

Ferreras y Tendeñera desde Mandilar.

En la cima nos sentamos a comer al sol de un espléndido mediodía a la vez que mi chica se ocupa de los complementos relativos a sus cuitas de chapa y pintura. Se está de cine contemplando un paisaje circular del que destaca toda la Norte de Tendeñera con el arrogante pico homónimo al fondo, Sabocos y sus dos corredores, Toda la Partacua, el Formigal, las Argualas, el Valle del Caldarés… estamos en el Mirador de los valles.

La Partacua sobre el Embalse de Bubal. 

Tras permanecer casi una hora en la cima iniciamos el descenso olvidándonos de las pistas y girando por una nieve polvo deliciosa. Parece ser que el medio está cambiando poco a poco y esperemos que el agua no vuelva a malograrlo.

Peña Robla desde mandilar.

Un poco por la Pista Hoz de Jaca, medio obligado y con una nieve excelente nos coloca en el descenso hacia Petrosos que hacemos al este de las pistas. Hay poca nieve pero suficiente para disfrutar un rato más del polvo de Panticosa.

La este de Mandilar tiene una nieve inmejorable.

Nos llegamos con ello al tramo de pista que nos ha de bajar con muy buena nieve a la Zona de Selva verde. Juan baja al trote y nosotros más deprisa de lo que solemos hacerlo ya que nos gusta ir de aquí para allá sin prisas.

Por debajo de Petrosos.

Se puede descender con seguridad la primera lazada de la Pista de Santa Cruz, el resto calculo que no tiene suficiente nieve como para aguantar la presión de los esquís y ante esa tesitura, cortamos por lo sano y nos bajamos por la Pista Estrimal rellena de nieve atormada  que no aporta nada más que no sea un descenso con seguridad para las suelas de los esquís.
Se trata de una pista larga y amplia compuesta por una serie de muros variados en cuanto a longitud y pendiente y que no sé yo si es demasiado adecuada para evacuar a principiantes en caso de que el teleférico no pueda funcionar. De cualquier forma, si no paras tú la pendiente te lleva para abajo en un pispás.

Buena nieve en Panticosa.

Juan que ha bajado trotando y patinando con sus raquetas nos dirá abajo que hemos bajado en treinta y cinco minutos bien sudados por su parte pues no son ni siquiera las tres de la tarde.

Recogemos los bártulos y los casi 1100 metros de desnivel de la jornada y nos echamos a la carretera casi en soledad ya que es un miércoles de enero y ya se sabe que quitando bomberos parados y jubilados nadie campa por estas latitudes, lo que no es más que un delicado placer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.