14 oct. 2011

55-11. CABET, PEÑA Y PUNTA DE LA PALA MONTINIER DESDE PINETA. 14-10-2011..

 
Cabet, Peña y Pico de la Pala Montinier desde el Ibón del Cao. 13-10-11.

Embalse de Pineta, Barranco Montinier, Estiba de Montinier, Portillo Tella, Cabet, Peña de la Pala y Punta de la Pala Montinier.

14-10-2011.

Salida 08 H. Llegada 16 H.

Sol.

Fácil.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa de Cabet, Peña y Punta de la Pala Montinier procedente Prames. Vía en amarillo.


            A finales del Verano del 2003 hacíamos una incursión en la Arista de las Tucas desde Revilla Subíamos directamente al Pico de la Pala Montinier y desde allí nos íbamos hacia el oeste pero no nos quedó el tema demasiado claro y queríamos volver. Lo hacemos hay 14 de Octubre de 2011.

Estibeta Montinier.
 
            Estamos aparcando en el Embalse de Pineta a 1150 metros de altitud y son las ocho y media de la mañana cuando cruzamos por la presa del embalse para tomar un camino conocido que nos conducirá para arriba hacia la Estibeta Montinier.

            Tomamos la pista que enseguida se va hacia el oeste para pasar junto a un refugio de pescadores pero nosotros la dejamos enseguida para incorporarnos a un camino con citas que conocemos y que  volverá a coincidir con la pista que sube hasta la Estibeta de Montinier desde Bielsa.

            Unos minutos después alcanzamos de nuevo la pista cuando transita entre prados y de nuevo la abandonamos siguiendo el GR. Que conduce al Portillo de Tella.

            El camino está muy transitado y sumergido en un viejo pinar asciende lazada a lazada para incorporarse al Barranco de Montinier sin alcanzarlo.


            Sobre los 1550 metros de altitud coincide de nuevo con la pista frente a una borda bastante deteriorada y allí, camino y pista llanean en dirección prácticamente sur a lo largo de un kilómetro o poco más.

            Cuando alcanzamos el Barranco Montinier, el camino se separa de la pista y en dirección sudoeste se introduce en la Estibeta de Montinier, una zona de pastos en la que los bojes y los pinos negros disputan el terreno al praderío.
Cabaña Montinier.
 
            El camino, viejo y descarnado, está lleno de bloques calizos de medianas dimensiones que deben ser un tormento para las vacas y que recordamos cubierto de hielo el día que lo conocimos. Enseguida se arrellana y alisa entrando a la zona de praderío en la que se encuentra la Cabaña Montinier a 1700 metros de altitud. Son las diez de la mañana cuando pasamos junto a la cabaña y siguiendo las balizas proseguimos atravesando la Estibeta en la que pastan caballos, vacas, ovejas y algún rebeco.

Mallo Grande de camino al Portillo Tella.
 
            El praderío se articula en tres escalones y enseguida alcanzamos el intermedio en el que hay una balsa para agua hecha de obra. Poco más arriba alcanzamos el rellano superior que nos acerca al corredor que baja del Portillo Tella mostrándonos en todo su esplendor la Cara Norte del Mallo Grande.

Fulsa y Suelza.
 
            El praderío se inclina y le salen piedras. Nosotros progresamos por un lomo herboso hasta alcanzar el resalte de calizas claras que estrangula un tanto el amplio corredor al que nos dirigimos.

Vertiente Norte del Portillo Tella.
 
            Unas cortas zetas para subir de grada en grada nos permiten superar el resalte y nos depositan en medio del corredor en el momento que se amplia y se cubre de praderío.

            La senda atraviesa el amplio corredor de este a oeste para volver luego a la zona este, lugar en el que alcanzamos el Portillo de Tella situado a 2067 metros de altitud cuando son las once menos veinte.

            Almorzamos al abrigo del viento en las rocas del  amplio collado mientras contemplamos la vertiente sur recordando nuestra última subida por allí a la Peña de Altura. En los valles hay una cierta neblina de poco desarrollo que los rellena y algunos girones que quieren ir para arriba pero no pasarán de las medias laderas.

Cabet en primer plano.

            Son las once cuando nos saludamos en la distancia con un montañero que se irá por la arista hacia el este mientras que nosotros lo haremos hacia el oeste.

Portillo Tella, Bachaco y Altura.
 
Faja Palomín.
 
            Prácticamente de llano por la cabecera de la pradera alpina que llega hasta el collado marchamos contemplando el resalte del Cabet y el inicio de la Faja Palomín de la que arranca la pared somital sur de la Arista de las Tucas. Por debajo de ella hay un paredón que se asienta en el praderío inferior por el que discurre la pista también hacia el oeste.

            Hay un embudo en la faja y debajo un corredor que permite el acceso desde abajo pero nosotros vamos en suave ascenso con la intención de atravesarlo llegando por encima del corredor.

La Sur del Cabet.
 
            Encontramos caminillos de animales que nos facilitan el tránsito por las pedreras descompuestas y alcanzamos el embudo herboso con el que remontamos ligeramente hasta  enfrentarnos a la ladera sur de la arista justamente al oeste de los paredones del Cabet.

            Localizamos alguna cita en la pedrera bajo las paredes y ascendemos con ellas la faja en dirección norte.

            Se trata de una pared de calizas claras compuesta de barras algo tumbadas rotas por fisuras y corredores poco incrustados en la pared que se puede subir por muchos lugares pero que en cualquier momento te obliga a dar algún rodeo o realizar pequeñas travesías en busca de los escalonamientos fáciles de la pared.

            Ascendemos bien, hacemos alguna cita, empleamos las manos con frecuencia pero todo dentro de un tono asumible. La pared se acuesta un poco y nos deposita en la arista por encima de los Paredones de la Este del Cabet.
 
Peña de la Pala Montinier.
 
            Estamos a 2400 metros de altitud y por delante disponemos de una arista alomada y fácil que recuerdo vagamente, quizás es el tono general de la misma ya que accedimos en su día a la arista más al oeste.

Hay un primer promontorio dentro de una arista que va ascendiendo poco a poco al que se accede cómodamente a toda cresta salvo los últimos metros que faldeamos ligeramente al sur.


No presenta notoriedad puesto que tras un pequeño tramo de inflexión la arista sigue en ascenso en busca de un siguiente diente, característico por contar en su cara nordeste con una cueva abrigo de rebecos a juzgar por su orientación y pos su base rellena de ortigas.

Antecima de la Punta de la Pala.
 
El ascenso no tiene otra historia que ir distrayendo la vista de aquí para allá. Es una pena que haya una cierta neblina en el fondo de los valles que empobrece la vista.
 

Creo que se trata de la Peña de la Pala acotada a 2556 metro de altitud pero aquí también hay un lío tremendo con los mapas. Mi altímetro por si sirviera de algo, anda por allí.

 
Todavía quedan un par de promontorios en ascenso con los que iremos subiendo unos metros más  y finalmente desde el segundo aparece una cima alargada con una cita grande de piedras. Hay que bajar unos pocos metros y ascender suavemente una arista tendida que nos deposita en la Cima de la Punta de la Pala acotada según un cartelón del Embalse de Pineta a 2593 metros de altitud. Son las doce y media de la mañana.

Ordesa desde la Punta de la Pala Montinier.
 
La arista prosigue hacia el oeste, ahora en claro descenso y realiza un quiebro en su alineación conducen a cimas como Cabez, Siso, Verdes, Marías… al fondo queda todo el Macizo de Ordesa. Al Sur las Gargantas de Escuain y al Norte el Valle de Pineta, el resto queda bastante difuminado por la neblina, excepción hecha del Circo del Cao.

Puntal de Bachaco y Peña de Altura desde la Punta de la Pala.
 
Permanecemos en la cima alrededor de un cuarto de hora y seguidamente iniciamos el regreso por la arista siguiendo aproximadamente el mismo camino hasta que alcanzamos la cita que he colocado al llegar a la arista marcando el lugar en que hemos de abandonarla.

Enseguida de iniciar el descenso de la pared perdemos las citas y tomamos un corredor herboso y escalonado que nos parece el que hemos utilizado para subir.

No será así, pero al final del corredor hay que salirse del mismo porque se corta y tenemos que hacer una travesía sobre unas placas bastante lisas que superaremos en adherencia. Luego, unas viras un tanto estrechas y regularmente escalonadas nos obligan a prestar toda la atención y poner el máximo cuidado pero nos sacan de las placas y nos depositan en la ladera mixta bajo las mismas.

Peña de Altura.
 
Hemos alcanzado la Faja y tras comprobar que hemos bajado 100 metros más al oeste, tomando caminillos de animales nos volvemos al encuentro del Portillo de Tella.

No llegaremos hasta el punto bajo del mismo al que llega la senda sino que aprovechando una rotura de la pequeña barrera rocosa que ocupa la parte oeste del amplísimo collado nos, vamos directamente para abajo al encuentro del camino.

 
Luego de alcanzar el camino, ponemos en marcha el piloto automático y dejamos que nos baje hasta el abrevadero. Cogemos agua que mana fresquísima y nos vamos a comer a la Cabaña Montinier. Son las dos y media de la tarde.

La cabaña está limpia, tiene leña dentro pero nada de mobiliario.

Media hora más tarde reemprendemos camino hasta la pista, nos cuesta un cuarto de hora y otro tanto recorrer la pista hasta que la abandonamos para introducirnos en el camino, que liquidaremos con otra media hora de persistente ritmo pero sin excesos. Son las cuatro de la tarde.

Nada más alcanzar la orilla, buscamos un lugar discreto al sol y nos metemos un relajante remojón que nos alivie de los 1500 metros de desnivel que hemos hecho en la jornada. Nos queda la vuelta a casa que se nos llevara casi un par de horas con el sol en la cara durante casi toda la Guarguera.

Para ver más fotos.

             

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.