9 mar. 2016

17-16. ERATA DIFERENTE Y SORPRENDENTE. 8-3-2016.

La Oeste de Erata. 

Espierre, Ermita de San Juan, Cara Oeste, Pico de Yésero, Erata, Aristas Sur y Oeste, Pinar de Lopera y Pista a Espierre.
08-03-2016.
Salida 11:15 h. Llegada 16:30 h.
Sol.
Esquis de Montaña.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Erata procedente de Iberpix. Vía ía en amarillo.

            Nieva hoy en Sabi confirmando la fiabilidad de las predicciones meteorológicas. Ayer hizo un día espectacular en Erata y quizás haya sido el único día aprovechable hasta el finde próximo.
            Con Erata al igual que con todos los montes del Prepirineo o contrafuertes de las cadenas axiales, hay que andarse con cuidado y pillarlos muy a punto pues en otro caso no son cómodos de ascender o sencillamente no se ascienden con esquís.
            A nosotros nos gustan estas actividades y siempre que tenemos alguna posibilidad la explotamos. Hoy 8 de Marzo de 2016 será Erata.

Porteando hora y cuarto en la Pista de Espierre.

            El viento, la maldición más importante de esta temporada, está anunciado para hoy y temperaturas bajas que no se cumplirán. El día evolucionará a mejor y por ello son las once y cuarto cuando aparcamos en Espierre.
            Subiendo ya hemos confirmado que poco a nada tiene que ver la cara oeste del pico con la que viéramos el viernes pasado. Es una sorpresa a medias pues había nevado algo un par de veces después.
            En casa ya habíamos colgado en las mochilas los esquís, yo también mis botas y pista adelante  porteamos al este en medio de una mañana espléndidamente soleada y abrigada del viento aunque por arriba sacude bastante.
            En tres cuartos de hora nos llegamos a San Juan  a 1400 metros de altitud aunque solamente hemos subido 150 metros y proseguimos hasta el desvío de pistas que tomaremos hacia el Collado de Yésero con intención de ganar el puerto y poder poner allí los esquís.

La pista de la parte baja del Puerto de Erata al menos tiene nieve.

            Será hora y cuarto de porteo cuando tenemos que renunciar a nuestro acostumbrado ascenso pues está muy pelada la zona inferior y proseguimos, ahora al sur por la pista que al menos tiene nieve para foquear. Yo en previsión de sorpresas posibles, no he abandonado las botas de caminar.

Igual bajamos por Pelupín.

            La Oeste de Erata tiene un gran barranco, el de Erata o Espierre que divide al circo y otro afluente por la derecha del mismo. Siempre hemos evolucionado al norte de ambos pero hoy nos va a tocas ascender entre los dos pues hay más nieve.

Tras cruzar el primer barranco subiremos por entre las dos ramas del barranco

            Para ello seguimos la pista que llanea hasta alcanzar el barranco lateral y tras descalzarnos para pasarlo nos incorporamos a la ladera central y por ella nos iremos elevando: primero buscando nieve y luego ya alternando rampas suaves con rellanos inclinados que harán unido, a una nieve excelente una ascensión cómoda, única y sorprendente.

Hay restos de nieve polvo en la oeste de Erata.

            Nuestra trayectoria va orientada al este, directa a la Cima de Erata pero bajo el lomo final y aprovechando que el viento ha cesado hacemos una larga diagonal al norte, atravesamos el ya cubierto barranco afluente y nos elevamos hacia el Pico de Yésero.

Faldeando Erata hacia el Picvo de Yésero.

Disfrutaremos de una nieve excelente para el foqueo mientras contemplamos como la ventisca abraza a la Partacua y hacia Formigal ni te cuento. Mi chica celebra el Día Internacional de la Mujer foqueando relajada, antes también, haciéndonos unos sándwiches que liquidaremos en San Benito.

La Oeste de Erata virgen y toda para nosotros.

Llegando al Pico de Yésero.

            En hora y cuarto, tranquilamente alcanzamos la Cima del Pico de Yésero que es la más alta del circo y acotada a 2005 metros de altitud.  Hacemos unas fotos, contemplamos un paisaje salpicado de nieblas ventisqueras en la distancia  y disfrutamos de esta “isla tropical” mientras sin quitar las pieles nos alargamos hasta la Cima de Erata situada un kilómetro más al sur y acotada a 2002 metros a través de una loma amplísima vestida por una nieve excelente a pesar de  que en el lomo afloren algunas areniscas destrozaesquís aunque hoy no sea el caso.

La Partacua vomita nieve vestisqueada.

De Yésero a Erata.

Llegando a Erata.

            Son las dos del mediodía cuando quitamos pieles y nos bajamos arista sur adelante hacia la Ermita de San Benito y al amparo de su reducida pared sur nos sentamos a comer mientras nos soleamos.

En la Cima de Erata.

Iniciando el descenso hacia San Benito con Oturia y Guara detrás

            Les había dicho a mis socios que yo  no iría hoy hasta san Benito pero cuando hemos rebasado la Ermita de San Juan y confirmado la falta de nieve incluso en el puerto, nuestra vista se ha fijado en las Laderas de Lupera en la parte izquierda del Barranco de Erata que orientada al norte mantiene mucha nieve hasta el barranco.

Comiendo en la Ermita de San Benito.

            Podríamos volver por allí y así hacer un recorrido parcialmente nuevo que a la postre sería completamente nuevo con la excepción la pista. Hay una zeteada línea de rampas suaves entre pinos que pueden facilitarnos un descenso asequible para nuestras pobres competencias.

Iniciando el descenso por la arista sur hacia Chunda.

            A las dos y media nos montamos los esquís y continuamos con el descenso al sur en busca del collado en el que arranca el Barranco de Erata, descartando la idea de bajar directamente por el mismo que, aunque arriba es amplio y despejado, tiene una zona abajo que no he podido visualizar entre pinos.

Bajaremos la Arista Oeste del Circo de Erata. 

            Junto a la pared limítrofe de puertos proseguimos para superar un suave resalte y alcanzar un rellano cimero en el que un bosquete de pinos sobre un gran campo de nieve es la clave para iniciar el descenso de la boscosa ladera.

En la Arista Oeste del Circo de Erata.

            La nieve está muy variada: desde poca y venteada en la zona del collado hasta costrosa alternando con polvo hasta introducirse en el pinar.

No toda la oeste de Erata está como la zona superior.

            Una gran diagonal sobre nieve polvo y orientada hacia la Cima de Erata nos permite bajarnos hasta las inmediaciones del barranco. A partir de allí otra rampa paralela al barranco suave, soleada y costrosa nos baja entre pinos hasta las inmediaciones de un casetón en reconstrucción, lugar en el que alcanzamos la pista y nos reunimos con Juan que se había quedado a sacar la nieve de dentro de la ermita pues algún descerebrado había dejado la puerta abierta.
            Un tramo de pista llana nos lleva al barranco y allí hemos de quitar los esquís y cargarlos en las mochilas. Estamos a 1500 metros de altitud y la pista está limpia y embarrada.
            Son las cuatro menos cuarto  cuando hemos liquidado un itinerario nuevo para nosotros en Erata. El descenso habitual nos hubiera obligado a quitar esquís al menos 200 metros más arriba con lo que hubiéramos tenido que portear la parte baja del puerto.

De nuevo porteo en la bifurcación de la pista.

            Con la marcha de resistencia y contemplando como ventisquea en el Valle de Tena nos llegamos a Espierre cuando son las cuatro y media liquidando un desnivel  de 750 metros de forma variada e imprevista en parte. Nuestra Erata conocida nos ha sorprendido en variados aspectos recordándonos que el monte es un medio variado lleno de posibilidades dispuestas a ser exploradas.
            En los Oroses, la ventisca echa nieve sobre nuestro coche pero a nosotros nadie nos quitará lo “bailao.”

2 comentarios:

  1. Hola Mariano,
    Oye, pues buen regalo, que Erata no concede muchos de estos en invierno. Me quedo con la copla de esa bajada desde Punta Chunda.
    Saludos para los tres!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola David!
    Nosotros siempre subíamos y bajábamos por la zona norte del circo orientada al sol de la tarde y consecuentemente la zona que antes pierde la nieve. Ayer así había sucedido y tuvimos que subir por el centro pero tomando esa decisión ya estábamos ojeando el descenso por el Pinar bajo Punta Chunda, cuya ladera orientada al norte guarda la nieve hasta el barranco y ofrece rampas limpias de pinos esquiables hasta por nosotros.
    Además tanto para foquear como para portear el tramo hasta el cruce de pistas es casi doble de largo por el lado soleado que por el sombrío y el resto de la pista es común.
    Hoy ha nevado aquí por la mañana y ahora ya lleva otro rato nevando. Aquí no puede durar ya pero a lo mejor de cara al fin de semana nos puede dar alguna oportunidad de esas raras. Estamos pensando en el viernes para Oturia. Ya veremos cómo sale.
    ¡Que vaya bueno!

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.