19 mar. 2016

20-16. VERDE O FACERAS DESDE PANTICOSA. 18-3-2016.

Barranco Faceras entre Fobarabach y el Verde. 

Aparcamiento de Panticosa, Puente la Zoche, Costera Plañueña y Barranco Faceras.
18-03-2016.
Salida 09:15 h. Llegada 15:15 h.
Sol.
Fácil.
Esquís de Montaña.
Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa del Verde procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Durante esta semana, las sucesivas borrascas que han ido pasando, no han sido profundas pera han dejado algunas capillas de nieve que, al producirse con menos viento de lo acostumbrado,  han mejorado el manto nival que cubre el Pirineo en altitud pero la nieve sigue estando muy alta y hay que portear a nada que te descuidas.
            Hoy viernes 18 de Marzo de 2016 se anuncia una ventana de sol para la mañana y en medio de una pléyade de inestables días para el monte decidimos aprovecharlo.

Portendo para llegar al Puente de la Zoche.

            Vamos subir al Verde para alejarnos en lo que cabe de la arista fronteriza. Esperamos que continúe la nieve polvo y sabemos que habrá que portear al menos media hora.
            Son las nueve y cuarto de la mañana cuando iniciamos el porteo  desde la Base de la Estación de Esquí de Panticosa por el camino de la Orilla Derecha del Bolatica por lo que hemos traído las mochilas montadas desde casa. La Pista de Santa Cruz de la que desitimos el pasado domingo sin ir más lejos tiene buena nieve desde abajo pero hoy no toca.

Cruzando el Puente de la Zoche.

            La mañana está espléndidamente soleada y la temperatura es como mucho fresca pero más que aceptable cuando nos orientamos al este y nos vamos en busca del Puente de la Zoche. Hemos salido de 1150 metros de altitud y el puente nos espera 150 metros más arriba. Se trata de un camino que no guarda la nieve al estar orientado al sol, que se desarrolla en suave ascenso y en el que encontramos los restos de nieve recién caída sobre la masa boscosa en la que abunda el boj, mientras pisamos tramos nevados que no aconsejan el foqueo.

En los prados con Punta Fobarabach en el horizonte.

            En media hora alcanzamos el Puente la Zoche y continuamos el camino por la otra orilla del Bolatica que en mediano ascenso y con más nieve sale del cauce para incorporarse a los Prados de la Norte del Verde.
            Todavía ascenderemos alrededor de 100 metros de desnivel fundamentalmente con más nieve hasta que pasados los 1400 metros de altitud, cuando se abre el bosque, calzamos los esquís, Juan se ha puesto las raquetas en el puente.

Una buena huella en la Norte del Verde.

            Enseguida aparecen ante nosotros la sucesión de prados escalonados y por encima de los mismos la Costera Plañueñas con su zona de grandes bloques y la travesía para alcanzar el Barranco Faceras, todo ello recién iluminado por el sol.
            Llevamos por delante un montañero y un esquiador muy ligero nos adelanta, pero nosotros a nuestra marcheta tomamos la huella que no tiene mala pinta y con ella sorteamos los prados escalonados relajadamente  pues hay un par de dedos de nieve recién caída que esperamos  vaya en aumento y no nos propicie problemas de anclaje con la nieve dura de debajo.

Por encima de los Prados del Bolatica. 

            La huella prosigue perfecta para nuestro gusto y como luego sabremos nos llevará hasta la cima, y en suave ascenso alcanza la Costera Plañueñas tras un  pequeño rellano que recordamos.
            Del rellano salimos siguiendo dirección sur hacia un asentamiento de grandes bloques en una zona abarrancada. Superados los mismos proseguimos con una travesía suavemente ascendente hacia el este que nos va a permitir atravesar la alomada arista norte del pico e introducirnos seguidamente en el Barranco Faceras.

Travesía para entrar al Barrnco Faceras.

            Se trata de una travesía en la que suele escasear la nieve y la que queda acostumbra a estar bastante dura. No es hoy el caso y tras un punto de inflexión en un crestón llaneamos por terreno muy amplio en busca del eje del Barranco Faceras por el que se desarrollara el resto del ascenso y siempre al amparo de Punta Fobarabach que luce un manto espléndido de nieve al igual con el conjunto del barranco que es todo un espectacular merengue.

Argualas desde la zona intermedia del Barranco Faceras.

            Disfrutando de una nieve y una huella como pocas veces nos toca, progresamos relajada y suavemente para arriba superando sucesivamente un par de resaltes muy bien incorporados en el barranco sin otro objeto más que pasar tramada a tramada de una huella de libro.

Escuellas por encima de Punta Fobarabach.

            El barranco nos ha de subir 500 metros  y se lleva su tiempo pero cuando queremos darnos cuenta hemos dejado al este Fobarabach y nos aproximamos a su collado sur que dejamos enseguida por debajo.

Catieras y Fobarabach.

            La huella alcanza la arista nordeste de nuestro objetivo, creo recordar que hace un par de años no subimos tan al este pero una larga lazada nos saca casi de la pared somital para cruzar magistralmente la misma de vuelta  y depositarnos en la parte central de la plana arista cimera. ¡Gracias al trazador de la huella!

Ultimas lazadas bajo la Cima del Verde.

Rosa remontando con Tendeñera.

            Los tramos finales se me hacen pesados. Bueno, lo que se me hace pesado es el partidillo de futbol sala de ayer tarde más que los 1150 metros subidos hoy pero…

Cima del Verde.

Mandilar y la perturbación que llega puntual por el oeste.

            Son las doce y cuarto de la mañana cuando nos reunimos con Juan que se ha ido directamente por la Arista Norte. Estamos en la Cima del Verde o Faceras situada a 2287 metros de altitud, la mañana sigue buena pero ya hace rato que se asomaba la perturbación por el oeste y ahora nieva sobre la Partacua. Será cuestión de no demorarse demasiado.

Ibón de Sabocos desde la Cima del Verde.

            Hacemos fotos, charlamos y compartimos con Joaquín y su compañero, un par de pamplonicas majetes con los que hemos hecho el ascenso. Disfrutamos de un conocido y dilatado paisaje que se está estropeando rápidamente y media hora después iniciamos el descenso relajadamente deslizando por la arista cimera, como a nosotros nos gusta.

Iniciando el descenso desde la Cima del Verde.

            Juan se vuelve por donde ha subido y nosotros nos echamos a la pared y al barranco para disfrutar de una nieve polvo indescriptible sobre todo en el tercio superior; luego, la nieve sigue siendo  muy  buena sobre todo buscando los giros en las zonas vírgenes de los lados del mismo.

Excerlente nieve en el Barranco Faceras.

Disfrutando del descenso que bastante nos ha costado subir.

            La visibilidad se reduce enseguida no siendo problema para mí pero en cambio mi chica se marea para terminar con un descenso penoso en el que antes de abandonar el barranco ya caen algunas bolisnas de nieve pasajeras.

La nubosidad llega puntual al Verde.

            En la travesía hacia los bloques de la Costera Plañueña nos cruzamos con una pareja que sube, más abajo con algunos más pero nosotros proseguimos nuestro descenso mientras dejamos atrás nubes negras que cubren el Casquete Somital del Verde.

Bajo los Bloques de Plañueñas.

            Alcanzados los prados los descendemos con nieve primavera pues ya se ha humidificado bastante y en el prado inferior cargaré los esquís y las botas en la mochila, Rosa lo ha hecho un poco más arriba y nos iremos camino abajo hasta el Puente de la Zoche donde se quitará las raquetas el socio.

Cargamos los esquís y media hora larga de porteo hasta Panticosa. 

            Media hora después, cuando son las tres y cuarto nos llegamos al coche liquidando una jornada un poco más que mañanera.
           

2 comentarios:

  1. Hola Mariano! La huella que os encontrasteis la abrimos nosotros el miércoles pasado! Fue Ángel Moraga, derrochando generosidad, el que hizo un trazado inteligente evitando las zetas...

    Nosotros también tuvimos buena nieve arriba y peor conforme bajamos...

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola David!
    Con esa huella y esa nieve hasta puede parecer que seamos capaces de hacer algo.
    Nosotros firmamos todas esas zetas. De hecho esa es el tipo de trayectoria que nos gusta y con la que solemos soñar.
    Yo creía que la había trazado Julio Benedé. Creo que de entre la gente capacitada solamente los mejores tazan huellas cómodas y asequibles para los más comunes de los mortales.
    Dile a Angel que "muy cojonudo." ¡Que no cambie nunca! Algunos se lo agradeceremos.
    Si, la nieve fue perdiendo calidad según descendíamos pero tuvimos la suerte que mejoró ligeramente al final que apareció primavera.
    ¡Que vaya bueno!

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.