29 mar. 2016

24-16. SOUM COUY DESDE ARETTE. 27-3-2016.



Detalle de la Noroeste de Soum Couy.

Arette, Cabaña Pescamou Boulevard de los Pirineos y Arista Norte.
27-03-2016.
Salida 10 h. Llegada 14:30 h.
Sol.
Fácil.
Esquís de Montaña.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Soum Couy procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            A lo largo de la noche llueve y hace viento, pero cuando nos levantamos al 27 de Marzo de 2016 hace una inimaginable mañana soleada aunque nosotros estamos a la sombra que nos propicia la arista de Maz y la Paquiza.
            Ayer pasamos  al Valle del Roncal, estuvimos dando una vuelta por Isaba y subimos a pasar la noche en el Rincón de Belagua.
            Hemos cambiado la hora y alrededor de las ocho y media de la mañana nos vamos para subir el Puerto de la Piedra de San Martín que ya conocemos aunque no demasiado. A la altura del refugio de Belagua comienza a aparecer un poco de nieve en la carretera pues el agua de abajo ha sido nieve aquí arriba.
            Hay un dedo de nieve en las zonas sombrías de la misma y chapaleta en las soleadas de tal forma que acostumbrado al todoterreno extremaré cuidados con la furgo, sobre todo en los tramos de fuerte descenso de la vertiente norte del puerto que, por suerte, están ya  al sol.

Saliendo del Aparcamiento de Arette con el Arlas.

            Alrededor de las nueve y media y sin querer nos aparcan a la entrada de la estación en un aparcamiento próximo al de las autocaravanas. Estamos a 1650 metros de altitud.
            Desayunamos al solecillo de una mañana increíble, preparamos los bártulos y alrededor de las diez marchamos en busca de lo blanco con esquís y bastones en la mano.
            No caminaremos ni siquiera 30 metros cuando nos ponemos los esquís en una zona amplia de recepción de la que arranca una silla hacia el Arlas, el pico que preside esta parte de la estación; una estación que ni conocemos ni hemos prestado tiempo para conocerla pero la carretera que hemos traído se prolonga al nordeste hacia los variados establecimientos propios de una estación de esquí alpino que cuenta también con un circuito de fondo.

Desde el Espace Decouverte localizamos nuestro objetivo al contraluz de la mañana.

            En dirección sur pasamos junto al arranque de un par de remontes y nos introducimos en la Zona de Debutantes desde la que visualizamos nuestro objetivo permitiéndonos encaminar nuestro foqueo.

El Arlás preside nuestro foqueo.

            Un trabajador de la estación que es español nos advierte que tengamos cuidado pues la gente principiante no controla y además nos indica la mejor manera de acercarnos a Soum Couy.
            Le damos las gracias coronamos las pistas del baby y tomamos una pista balizada en verde  tras descender hasta una hondonada próxima.

Soum Couy aparece todavía lejano. 

            Hay que decir que la estación está en pleno territorio kárstico y consecuentemente el terreno no es uniforme sino que está lleno de simas, depresiones y promontorios poco significativos por lo que en su día tirarían de dinamita en condiciones para conformar el firme de las pistas y andar por libre puede resultar complicadillo o poco práctico. Nosotros conocemos la parte alta de la estación que recorriéramos un buen día de primavera donde solamente quedaban algunos neverillos insignificantes.
Hemos abandonado la zona de pistas con esquiadores.

            La pista verde se abre en dos, nos vamos por la rama oeste y tras atravesar otra pequeña depresión alcanzamos el arranque de otro arrastre que remonta hacia Arlas y la caseta de madera que nos han indicado. A partir de allí una pista pisada de viejo pero sin balizar y sin esquiadores por tanto, nos va a permitir atravesar el territorio de la estación  hacia la Zona de las Cabañas de Pescamou en la Este de Arlas.
Descendiendo hacia la Cubeta de la Cabaña Pescamou.

            Localizamos el pasillo que nos ha indicado y encontramos una huella de foqueo que seguiremos para conducirnos a una nueva depresión  a la que llegan los que bajan una pista situada en la Este de Arlas, poco utilizada puesto que obliga a remontar una veintena de metros de desnivel que nosotros hemos bajado pisando alguna huella ascendente.

La Cabaña Pescamou.

            Enseguida comenzamos a remontar suave y brevemente  para alcanzar el Rellano de las Cabañas de Pescamou y salir del mismo siguiendo la huella que remonta un par de promontorios seguidos  hasta coincidir con una estrecha pista de enlace sin balizar y orientada al este que remonta unos metros. Enseguida nos deposita en la Pista del Boulevard de los Pirineos justamente en la gran vuelta que es a donde queríamos llegar. A partir de aquí conocemos el terreno por decir algo.

La Depresión de Pescamou de donde venimos.

            Damos la espalda definitivamente a Arlas y nos orientamos a Soum Couy mientras que Anie está ya de testigo. La pista es muy amplia y suavemente ascendente  se prolongará hasta la base del Soum Couy siempre al este, pero además y a ambos lados tiene frecuentes y amplios fuera pistas para entretenimiento del personal ofertando zonas protegidas de la circulación donde descansar. Nos parecerá una estación muy familiar.

Espléndida mañana para contemplar Soum Couy y Anie.

            Siempre que los barrancos que se ahondan hacia la zona kárstica sur no lo impiden progresamos fuera de pista con una nieve dura sobre la que hay depositados un par de centímetros de nieve nueva, mientras contemplamos toda la geometría amable que nos ofrece la vertiente oeste del pico sobre la que especulamos con la vía de subida.

Tenemos tiempo para ir pensando por dónde subiremos a Soum Couy.

            El final del remonte al que llega la pista que llevamos está a 2140 metros de altitud y a partir de allí se perfila la arista norte del pico que presenta un aspecto amable pero nosotros sabemos que su zona terminal es erguida y orientada al nordeste suele estar siempre muy dura pues a duras penas es besada ahora por el sol.

Progresamos fuera de pistas siempre que es posible.

            Alrededor de 100 metros más abajo abandonamos la pista y proseguimos ascenso más de frente por una serie de suaves resaltes en los que comienzan a aparecer placas de nieve dura ya que el viento ha barrido la nieve de la noche.
            Poco después desciende del pico un tablonero cuyas huellas de ascenso localizaremos en el rellano al que llega el remonte, son las cuchillas de una tabla partida por su anchura,

Dejamos por debajo el Arrastre del Boulevard de los Pirineos y la nieve venteada se endurece

            Una suave loma ascendente gana altura en dirección sur en busca de la arista. Seguimos las huellas de las cuchillas que es lo único visible testigo de paso ya que hay huellas viejas pero poco marcadas y tapadas por nieve reciente.
            Las huelas bordean un promontorio significativo por el este en el que hay algo de nieve polvo y con ellas alcanzamos la arista rocosa y vertical hacia el este que recordamos.

La espectacular Arista Norte de Soum Couy.

            Bajamos al colladito subsiguiente y en un pequeño nicho, medio abrigado del viento quitamos los esquís y ponemos crampones. Quedan una cincuentena de metros que serían esquiables con nieve decente pero a nosotros no nos gusta el pasaje que nos recuerda un poco al del Arroyeras más, en este caso, con un corredor profundo y vertiginoso que espera recoger todo lo que se caiga.

Llegando a Soum Couy.

            Con cuchillas lo ha subido el tablonero trazando una única y cómoda diagonal de punta a punta de la pared y siguiendo idéntica traza nos vamos para arriba con la compañía, unos metros detrás, de otro esquiador que se ha animado a subir o mejor dicho que hemos animado.

En la Cima de Soum Couy con Anie.

            En unos cortos diez minutos alcanzamos la Cima de Soum Couy tras recorrer la plana arista somital vestida de preciosas y potentes cornisas que tanteamos y localizamos correctamente y que son un inequívoco testigo de lo que el viento hace por estos pagos. Es la una del mediodía.

Bajando la Pala Cimera de Soum Couy.

            Desde la cima situada a 2314 metros de altitud contemplamos, cómo no, la norte del Anie espléndida, la Countende y el circo de Lhurs, hasta el Midi de Ossau cortejado por las nubes, el Orhi al oeste detrás de la Pirámide de Arlas y un océano de picos y lomas nevadas que atestiguan lo acontecido hace unos días.

Recuperados los esquís nos vamos para abajo con nieve dura. 

            Hacemos unas fotos y nos damos la vuelta por donde hemos venido tranquilamente a través de las placas duras  alternadas con nieve costra y alguna insignificante mancha de nieve polvo.
            En la cima se ha estado bien pero aquí en la arista, de nuevo sopla el viento que es más bien frío mientras hacemos la transición. Llegará otro esquiador y se dará la vuelta pues no lleva material ni acepta que se lo dejemos.

La nieve en las inmediaciones del Boulevard de los Pirineos está excelente.

            El descenso arranca con la zona protegida en la que menudea la nieve polvo que se baja bastante bien. Descendido el corto tramo aparece la loma de nieve dura que no es demasiado incómoda pues resulta noble para girarla y la combinaremos con una suave depresión en la que el viento no la ha despojado de la nieve recién caída.
            Enseguida nos llegamos al arrastre y allí tomaremos la pista para descender por sus inmediaciones con una nieve polvo inmejorable que nos permitirá disfrutar hasta la gran vuelta en la que hemos accedido a la misma en el ascenso.

Dejamos atrás Soum Couy y Anie.

            Ante la opción de terminar el descenso por el camino que hemos utilizado en ascenso con un corto remonte incorporado decidimos proseguir por la pista como procedimiento alternativo que nos permita  conocer un poco más la estación que no de esquiar ya que la nieve se ha puesto primavera a esta altitud.

La Zona Pescamou que hemos foqueado a la mañana.

            La pista sigue para abajo intercalando pequeños resaltes para luego allanarse y serpentear en cortos tramos aproximándose a la zona de servicios  de las inmediaciones de la Zona de Debutantes.
            Son las dos y media de la tarde cuando nos  quitamos los esquís. La jornada ha  sido ciertamente breve, el desnivel acumulado algo modesto con 750 metros  acumulados aproximadamente, en el que hemos  disfrutando de una climatología envidiable y de una nieve que además de muy variada se podría calificar globalmente como buena  para un día de altas temperaturas en el que se nos ha hecho sed, una sed  que mitigaremos con unas cervezas fresquitas mientras comemos tranquilamente.

Arlas, Soum Couy y Anie desde el Puerto de la Piedra de San Martín.

            Luego recogemos bártulos y nos echamos a la carretera para una larga vuelta a casa según nuestra costumbre mientras pensamos en que ¡Ya veremos lo que dura esta nieve!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.