28 mar. 2016

23-16. PAQUIZA DE LINZOLA CON NIEVE PRIMAVERA. 26-3-2016.



Las nieblas van y vienen subiendo de la Hoya de la Solana a la Paquiza.

Refugio de Linza, Loma del Sobrante, Collado de Linza, Hoya de la Solana y Cara Este.
26-03-2016.
Salida 10 h. Llegada 15 h.
Mixto.
Fácil.
Esquís de Montaña.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de la Paquiza de Linzola procedente de Prames. Via en amarillo.

            Ya hace algunos años, cuando nos estrenábamos con los esquís de travesía  nos tuvimos que dar la vuelta aborrecidos desde el resalte por encima de la Cabaña del Sobrante de camino al Collado de Linza, nuestra incompetencia y la falta de nieve así nos lo aconsejaron.

Iniciando el foqueo en el refugio hacia el Collado de Linza.

            Hoy 26 de Marzo de 2016 volvemos con algo más de experiencia y con mucha más nieve. Las últimas nevadas han cargado por el oeste mucho más que por el Pirineo Central y en el Refugio de Linza a 1330 metros de altitud hay nieve que rodea los aparcamientos y los alrededores del mismo.
            Son las diez de una mañana anunciada como soleada con nubosidad dispersa pero que enseguida advertiremos que evoluciona a peor sin podérnoslo creer. Hemos aparcado bastante lejos del refugio pero por la orilla de la Pista de Fondo iniciamos el foqueo en dirección nordeste para abandonarlas enseguida, rebasado el refugio y continuar con el resalte inicial que está hecho un auténtico patatar en el que seguimos por comodidad algunas trazas entrecortadas de esquís pues por delante llevamos un ejército en el que predominan los raquetistas.

La Foya de Ingeniero desde las Lomas del Sobrante.

            Enseguida comenzamos a adelantar  a grupos que van de paseo más que otra cosa y nos acercamos al Barranco de Linza para cruzar sucesivamente un par de barranquillos  subsidiarios que bajan de la Arista Oeste de la Paquiza siguiendo la característica huella trazada en sendos trozos de  ladera muy inclinada pero hoy sin problemas ya que la nieve está muy blanda a estas horas de la mañana a pesar de que el sol ya se ha ido de vacaciones y el cielo se ha cubierto de nubes altas.

Aproximándonos al Barranco de Linza.

            Por encima de los dos tramos junto al barranco aparece el vallecillo en el que se asienta la Cabaña del Sobrante de Linza  que dejaremos por debajo al iniciar una diagonal ascendente que se aproxima a las paredes del Sobrante.

Bajo el resalte por encima de la Cabaña del Sobrante.

            Se trata del resalte más erguido de toda la jornada y que liquidamos por la huella sobre nieve blanda con unas cuantas vueltas marías cuando no llevamos ni siquiera una hora de foqueo.

Cerca del Collado de Linza.

            Tras el resalte, la diagonal ascendente se acuesta bastante y se alarga a través de otra serie de resaltes suaves en busca del Collado de Linza. Para entonces las nieblas han bajado a sentarse sobre los casquetes somitales de los picos circundantes, por lo que de momento pagamos con la pérdida de paisaje.

Vista atrás desde el Collado de Linza.

            En el resalte anterior al final que nos conducirá al collado nos alcanzan las nieblas, con ellas alcanzamos el Collado de Linza situado sobre los 1900 metros de altitud. Son las once y media.

Maz desde el Collado de Linza.

            La huella y la mayoría del personal prosiguen al nordeste faldeando un promontorio alargado orientado hacia Petrechema que conocemos aunque no se vea gran cosa más allá.
Nosotros viramos al norte, perdemos unos metros y tomamos una huella que parece conducir a la Hoya de la Solana puesto que pretendemos faldear la Arista Sureste de la Paquiza y acceder a la misma por su cara nordeste.

Tratando de no llegar al fondo de la Hoya de la Solana.

Venceremos la tentación de atajar sobre la arista del pico al que nos dirigimos fundamentalmente porque no se ve a una distancia prudencial que nos permitan tomar referencias válidas y porque nos sabemos el patatar lleno de depresiones kársticas; también porque conocemos solamente la arista sureste y la cara sur del pico.

Montonada de nieve en la Este de la Paquiza de Linzola.

La huella da un rodeo considerable, o así nos lo parece pues las nieblas siempre engañan y desorientan, sigue perdiendo altura con un par de depresiones más pero nos parece que servirá para nuestro objetivo aunque cruzaremos ya en ascenso un par de amables crestones cuando suponíamos que únicamente tendríamos que rodear una arista de loma única.
Finalmente avistamos lo que suponemos debe ser el Casquete Somital de la Paquiza entre las nieblas mientras ascendemos por las laderas de su antecima sudeste.

En el Collado este de la Paquiza de Linzola.

Se puede progresar por cualquier parte ya que se trata de una amplia comba perfectamente nevada y de pendientes amables y uniformes pero las condiciones de la nieve nos aconsejan proseguir por la huella vaya a donde vaya.
Paramos a echar un bocado pues no tenemos claro que la cima nos ofrezca nada amable para hacerlo y así aprovechamos para que mi chica se tome una biodramina y le haga efecto para el descenso.

La arista que conocemos hacia Maz.

Una enorme lazada  en dirección sur gana altura suavemente en la norte de la antecima en lugar de ascender por el fondo del declive directamente a la cima. Luego, desde casi la arista sudeste, una enorme diagonal muy suave nos conduce a la arista en el amable collado sudeste del pico cuando las nieblas se han levantado un poco.

Cima de la Paquiza de Linzola.

Desde el collado contemplamos la Arista Sudoeste que conocemos y que viene desde Maz haciendo la divisoria con Navarra y con una amplia y suave diagonal continuación de la que traemos alcanzamos la Cima de la Paquiza de Linzola situada 2104 metros de altitud cuando es la una del mediodía.

Hacia la Antecima Este de la Paquiza de Linzola.

Desde la cima hay poco e incompleto paisaje. Hacemos y nos hacen algunas fotos, charlamos con el personal que está en la cima y nos quedamos enseguida solos preparándonos para el descenso cosa que iniciamos enseguida aprovechando que las nieblas han subido un poco y la visibilidad es medio decente.

Petrechema se descubre parcialmente.

El inicio del descenso es sobre nieve costrosa que en el collado cambiamos por blandísima que nos obligará a remar incluso aprovechando la huella. En el final de la enorme diagonal que cruza toda la ladera abandonamos la huella de subida  y nos vamos arista abajo directamente al sudeste para saltarnos una buena parte del rodeo que hemos hecho por la Hoya de la Solana.

Esta es la nieve que nos gusta.

No habíamos visto huellas de descenso mientras ascendíamos y es que el personal se ha tirado pared abajo. Se trata de un par de palas corta y sucesivas que bastante erguidas se bajan bien al estar vestidas de nieve primavera y que bajamos bien pese a la pendiente con lo que esperamos sean de los mejores giros del descenso.
Nos depositan en uno de los crestones de la arista próximos a nuestra huella de subida y bajando el último resalte nos disponemos a poner pieles para remontar hasta el Collado de Linza.

A pesar de las nieblas volanderas la visibilidad es buena.

Antes de bajar el último crestón he visto que había una huella que se iba hacia el sur perdiendo la mínima altura por la cabecera de la hondonada en la que nos encontramos. También alguno ha hecho huella remontando desde aquí ligeramente para coincidir con la anterior y tirando de lógica y dado que las condiciones de la nieve y los desniveles en los que nos movemos son muy aceptables nos vamos a prospeccionar el asunto aunque no gustamos demasiado de variantes sobre la vía de subida por no conocidas.

La pala y el corredor que hemos descendido desde el camino bajo el Collado de Liinza.

Creo, como así se confirmará, que se trata de un atajo que permite saltarse el paso por el Collado de Linza. Foqueamos prácticamente de llano en dirección sur hasta que alcanzado un amplio collado entre una cúpula nevada situada al norte del Collado de Linza y la cara sur de la Paquiza, tomamos una pala medianamente erguida con un corredor al este muy nevado pero al que no llegaremos y nos vamos para abajo disfrutando de nieve primavera pesada pero que con la pendiente se baja tan bien como la de las palas de arriba.

Aproximándonos al Barranco de Linza.

Nos conduce a un corredor muy erguido pero suficientemente ancho que nos deposita en el camino un par de resaltes por debajo del Collado de Linza. Buscamos unas rocas de las pocas que afloran y nos sentamos a comer. Es la una y media.
Nos lo tomamos con calma pues parece que el mediodía se quiere ventilar algo, incluso nos ha permitido una foto limpia a la Mesa de los Tres Reyes y media hora larga después continuamos para abajo.

Avistando el Plano de la Casa.

El descenso no tiene otra historia que ir deslizando relajadamente y bajar con cierta solvencia el resalte por encima de la Cabaña del Sobrante recordando la anterior y frustrada ocasión. Luego atravesar los dos barrancos laterales de la manera más económica posible y llegarnos al Refugio de Linza superviviendo en una nieve primavera blandísima cuando son las tres de la tarde.
El día se está arreglando y tenemos tiempo puesto que nos vamos a quedar por aquí a pasar la tarde y a descansar de los alrededor de 825 metros de desnivel que hemos realizado hoy. Secamos al sol los bártulos en un aparcamiento que tiene ya muchos huecos, echamos unas cervezas en la furgo, damos una vuelta por los alrededores y sobre  las seis tomamos la carretera para bajar a Zuriza y pasar hacia Belagua. Mañana trataremos de subir al Soum Couy.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.