2 mar. 2016

15-16. IBON DE LA SIERRA. 1-3-2016.

Foqueando sobre nieve venteada en Balsera.

Barrera Pista Tramacastilla, Ibón de las Saleras, Refugio de la FAM,  Barranco de Escarra e Ibón de la Sierra.
01-03-2016.
Desnivel acumulado 700 m.
Distancia recorrida 23000 m.
Tiempo efectivo 06:30 h
Sol.
Fácil.
Esquis de montaña.
 Agua en los Barrancos del Furco y Escarra.
El Ibón de la Sierra está muy lejos de la barrera si no se cuenta unas condiciones adecuadas. Puede hacer en cualquier época del año pero con nieve, las condiciones de la misma puedes ser determinantes.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa del Ibón de la Sierra procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            El Rincón de Balsera es una zona que conocemos desde hace muchísimos años cuando la pista era de libre acceso y acampábamos con nuestra hija cuando había que llevarla de la mano por el monte.
            Luego utilizamos la pista cuando se cortó primero el bucle  entre Piedrafita y Tramacastilla y posteriormente el acceso por la Pista de Piedrafita más allá de Lacuniacha, nos servía para acercarnos a Bucuesa por la Canal del Pan.
            Ahora en Tramacastilla han dado una vuelta de tuerca más. En el Ayuntamiento te proporcionan  el permiso para la pista pero no la llave con lo que ya estás tirando de favores para conseguirla si es que tienes alguna opción al respecto.
            La pista es larguísima pues se prolonga alrededor de 10 kilómetros más allá de la actual barrera. La conocemos, la hemos recorrido, sabemos que es muy llana y que nos obligará a remar y foquear en su totalidad pero… en nuestra ilusión de recorrer nuevos espacios con los esquís…

Engañosa imagen hacia Lana Mayor desde la Pista de Escarra

            La última “gran nevada” del año según los sensacionalistas medios de comunicación que terminan por mediatizarnos no ha dejado más allá de 10 o 15 centímetros de nieve en cotas intermedias  y que hoy martes 1 de Marzo de 2016 en la Barrera de la Pista de Tramacastilla no llegan a 10 centímetros y nos encontramos a 1430 metros de altitud.

Punta Castech y Canal de Pacines desde la Pista de Escarra.

            Son las diez menos cuarto cuando con los esquís en la mochila iniciamos la marcha pista arriba en dirección oeste. Se podría con ciertas dificultades foquear por las orillas de la misma pero están  muy cortadas y el resto de la pista está limpia.

Llegamos foqueando al Aparcamiento del Pinarillo en la Pista de Escarra.

            La mañana es espléndida y al solecillo subimos unas revueltas y terminamos por calzarnos esquís y raquetas un poco más abajo del Aparcamiento del Pinarillo.

La nieve de la pista mejora y la cubre casi completamente.

            La pista, muy transitada en estos días a pesar del tiempo, enseguida se cubre de nieve pisada por coches y motos de nieve y nos permite con cierto cuidado avanzar con comodidad.

El Ibonciecho de la Paúl debajo de Saleras.

            Cerca del Ibonciecho de la Paúl encontramos a un grupo de perros  para tiro de trineos y algunos vehículos en la pista mientras que  proseguimos persistentemente nuestra marcha que nos deposita en el rellano en que se Asienta el Ibón de las Saleras situado a 1680 metros de altitud cuando son las once y cuarto pasadas.

Foratata y Pacino desde Saleras.

            El viento que ha aparecido después de la apacible nevada de sur, teóricamente la buena, se ha entretenido con la nieve a su albedrío y nos ha dejado un paisaje a tecnicolor con la vieja nieve roja  en las lomas y la nieve profunda y sin transformar en las depresiones. Mi conclusión es que esta nevada no ha beneficiado en nada las condiciones de la montaña y hoy son claramente peores que antes de la misma sin hablar del riesgo de aludes.

Entrando al Circo de Balsera

            Rodeamos el ibón con la pista por su orilla oeste, pasamos entre una docena de motos de nieve que están desparramadas en la misma y nos dejamos caer suavemente en dirección norte y en busca de la Cola del Lago de Escarra entrando al Circo de Balsera.
            Tan suavemente que hay que remar incluso para descender en las zonas de nieve in transformar. Hay que seguir por la pista llena de incómodos ventisqueros ya que la ladera sur del circo está surcada por incómodos barranquillos por los que baja agua de fusión y el propio cauce del Barranco de Escarra.

En la Pista hacia Fon de la Liana.

            Pasamos los dos puentes y nos orientamos al noroeste siguiendo la pista que llanea de nuevo en dirección noroeste cada vez más incómoda por llena de ventisqueros sin transformar en los que se me empiezan a hacer zuecos no precisamente cómodos.

Las Forcas y Calcín desde la Pista a Balsera.

            El foqueo se hace pesado y se dilata el encuentro con el Refugio de la FAM en las inmediaciones de la Fon de la Liana a 1700 metros de altitud.
            Frente al mismo paramos a echar un bocado y un café pues son las doce y  cuarto y mientras mis socios se alargan al refugio yo me tiro adelante abriendo huella por libre.

Escarra nos guía majestuosa.

            Hay un potente promontorio que cierra el circo abrazado por el Barranco del Furco al norte y el Barranco de Escarra y sus ramificaciones al sur y la duda de por qué barranco proseguir el ascenso.
            Me la juego pues siempre que vamos al Ibón de la Sierra lo hacemos por el Barranco del Furco y llaneo en busca del Barranco Escarra que me ofrecer unas lomas amables en su orilla izquierda. El problema puede ser atravesar el Barranco del Furco.

Hacia atrás el rellano de Fon de la Liana.

            Tenemos suerte y encontramos un puentecillo de nieve al que tras nuestro paso descubriremos que tiene dos trozos de tubo y proseguimos ya en ascenso un poco más exigente no por el desnivel que no es gran cosa sino por la profundidad de la nieve.
            Juan me adelanta a media ladera a pesar de que pasa lo suyo pues también se clava con las raquetas en esta nieve tan profunda y pegajosa. La huella que hace nos sirve más bien de poco e imagino que sucederá lo mismo a la inversa pero proseguimos.

En el Ibón de la Sierra.

            En la arista divisoria con el Valle de Iserías en Canfranc sacude el viento intermitentemente levantando nieve todavía pero el Porrón es un botín demasiado caro para las condiciones de hoy con lo que seguimos rodeando el promontorio de cierre y tomando el Desagüe del Ibón de la Sierra nos acercamos al mismo. A 2025 metros de altitud está todo cubierto de nieve y buscamos unas piedras incómodas pero limpias de nieve junto al barranco y nos sentamos a comer pues es la una y media.

Comiendo junto al desagüe del Ibón de la Sierra.

            Media hora después iniciamos la vuelta que no va a ser cómoda precisamente.
            Descendemos la ladera sin hacer un triste giró pues los esquís se clavan más de 20 centímetros además de que aparecen piedras amenazantes con esta nieve tan inconsistente.

Iniciando la vuelta hacia la Cola de Escarra.

            Pero eso será lo mejor de la vuelta. Terminada la pendiente vuelve el llano y el foqueo con las taloneras sueltas. La única ventaja es que al menos los esquís sin las pieles no ofrecen resistencia al avance y tampoco resbalan las tablas hacia atrás: del mal el menos.

En el Refugio de la Fam de Balsera.

            Pasamos por el refugio que está estupendo y cochineado pues lo han dejado los de Tena aventura  igual que las motos en la pista y proseguimos foqueando  por la pista de nuevo que no abandonaremos ya. La tarde sigue estupenda al menos como compensación.

Nubes de viento sobre el Rincón de Balsera.

            Remontamos hasta el Ibón de las Saleras sin necesidad de poner las pieles y allí nos encontramos con el de los perros para charlar un momento. Nos dice que ya subirán los de la empresa de aventuras que son los dueños de las motos y así sucederá ya que nos cruzaremos en la Zona de la Paúl con un  todoterreno que nos estropea un poco más la pista y un par de motos de nieve.

Cantero, Cochata y Tarmañones desde la Cola de Escarra.

            La nieve ha llevado hoy un buen palo y con todos los cuidados del mundo  y ayudándonos continuamente con los bastones nos llegamos al Pinarillo. Hasta los iglús se han caído.

La perturbación anunciada entra por el oeste.

 De allí para abajo alargaremos unos cientos de metros de nieve cortada pues prácticamente ha desparecido de las orillas  y nos veremos obligados  a cargar con los esquís y portearlos veinte minutos largos.

Remontando hacia Saleras.

Son las cinco de la tarde cuando llegamos al coche, yo al menos con infinitas ganas. Hoy ha sido una jornada dura. El desnivel acumulado habrá rondado  los 700 metros pero los alrededor de 23 kilómetros recorridos en unas condiciones poco favorables en el mejor de los casos han resultado muy duros.

Sierra de Tendeñera desde Saleras.


 De alguna manera hemos comprobado en nuestras carnes la posible razón por la que los esquiadores no suelen recorrer este valle y también quizás la razón por la que el tema del esquí de fondo no ha cuajado. Pero teníamos que afrontar el tema y lo hemos hecho en malas condiciones. ¡Sarna con gusto no pica… pero mortifica!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.