17 mar. 2016

LA MONTAÑA.

Ibón Helado de Balaitus y Arrieles. 6-7-07.

¡Bienvenido ojosserpiente!

          La montaña no es patrimonio exclusivo de superhombres, que los hay como en todo, la montaña  es para todos y con un rango de edad y condiciones físicas difícilmente superable en el deporte en general.

          Los niveles de actuación  y las modalidades son casi tantos como personas y van desde el humilde paseante al afamado ochomilista. Pero cualquiera requiere de unas premisas  muy simples: la motivación que te empuja a hacerlo y puede ser desde la más simple y loable hasta incluso más indecente y perversa,  y la progresión pues nadie nace aprendido en nada.
Para aprender la práctica la puedes hacer un poco por ti mismo o con ayudas externas con las que avanzarás más deprisa. Te diría que no corrieras demasiado y sobre todo que no te saltaras demasiados pasos de vez, ya que esta suele ser una táctica demasiado habitual en la actualidad y puede propiciar situaciones indeseadas. Eso sí, hay que progresar y ser ambicioso con medida.

          Al Himalaya se puede ir, tú no tienes por qué ser una excepción, si te gusta… pero te aconsejo que vayas en condiciones, físicas, mentales y competenciales, adecuadas para disfrutar el dinerazo que te pueda costar y, sobre todo, de esas montañas.

          Ah, y no olvides que la montaña es una novia exigente y que  el disfrute en la misma no está vinculado exclusivamente con la altitud. De hecho las montañas más altas se suelen padecer más que disfrutar o como yo digo, a no ser que el padecimiento sea una sofisticada forma de disfrute.


          ¡Que vaya bueno!

Island.peak procedente de Google.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.