3 ago. 2016

52-16. PIC DES MONGES. 3-8-2016.

Cara y Arista Sur des Monges.

Embalse de Cavallers, Planell de Riumalo, Estany Negre, Estanis de Travessani y Arista y Cara Sur.
03-08-2016.
Salida 07 h. Llegada 10:15 h.
 Sol.
Fácil.
Ascensión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa del Pic des Monges procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Hacía ya mucho tiempo que no pateábamos por el Parque Nacional de Aguas Tuertas y San Mauricio, lo sabíamos y también que habría que volver más pronto que tarde. Y ahora, aprovechando que este 2016 viene con un Agosto al uso nos vamos al tajo.
            Elegimos, de entre un sin fin de posibilidades, ascender algunas cimas emblemáticas de entre este inmenso océano granítico y hoy día 3 aparcamos bajo la Presa del Embalse de Cavallers. Son las siete de la mañana cuando dejamos la furgo en una de las escasas sombras del aparcamiento intermedio junto a un chiringuito de madera a 1700 metros de altitud.   

Madrugando en el Embalse de Cavallers.
   
            Hemos dormido el Caldas de Boí y con cumplidas mochilas pues llevamos material de vivac, iniciamos la marcha por la carretera asfaltada que asciende un par de revueltas, se convierte en pista  y nos conduce a la Presa del Embalse de Cavallers.
            Un camino único, pues la orilla oeste no es muy practicable nos va a permitir rodear el embalse por el este con un transitado camino orientado al norte que recordamos como algo largo y tedioso.

En la Cola del Embalse de Cavallers.

            Desde la cola del embalse visualizamos el Barranco de Riumalo para atravesar seguidamente la planell del mismo nombre cruzando los diversos cauces con puentecillos de madera.

Hacia Ventosa y Calvell.

            Contemplamos el Barranco Desagüe del Estany Negre y proseguimos el camino que transita más al oeste del mismo remontando sobre extensas placas graníticas pulidas por el glaciar. Al oeste se insinúan los Cresteríos de Besiberri, Harlé y Pa de Sucre que conforme vayamos ganando altura tomarán notoriedad.

Punta Harlé y Pa de Sucre desde cerca del Estany Negre.

            El transitado camino se acerca a los praderíos escalonados que rodean el Estany Negre mientras se nos muestran al sudeste los Paredones de Comalespada pues vamos girando al este para padecer el contraluz de la mañana ya en las proximidades del Refugio Ventosa y Calvell.

Refugio Ventosa y Calvell.

            Son las nueve menos veinte, visualizamos con cierta dificultad el refugio a los pies de las Agujas de Travessani, al que ni siquiera llegaremos y proseguimos al nordeste en busca de los Estanis de Travessani.

Uno de los Pequeños Estanis de Travessani.

            Sobre los 2250 metros de altitud y en unas pedrizas situadas entre los estanis emplazados más al oeste aligeramos las mochilas y proseguimos ganando un poco de altura para alcanzar la Orilla Sur del Estany de Travessani, el de mayor tamaño de todos ellos, que nos servirá para orientarnos. Son las estrategias de los que no utilizamos navegadores en el monte cuando nos movemos por terrenos fundamentalmente desconocidos.

Besiberris, Harlé y Pa de Sucre desde los Estanis de Travessani.

            El estani cumple su misión y nos permite localizar la Arista Sur des Monges que es nuestro objetivo inicial. También colabora la emergente doble cima del Montardo ligeramente al norte de la misma.

Localizando Montardó de Arán desde los Estanis de Travesanni.

            Por una dislocada cubeta lacustre de enormes proporciones, visualizando planchas de agua vamos ganando altura  al objeto de localizar los Estanis de Tumenia recostados al amparo de las paredes del Pa de Sucre, el de Malavesina patroneado por Punta Harlé se nos queda a desmano de nuestros ojos.

Agujas de Travesanni deflejadas en el estani del mismo nombre.

            Hemos subido hasta el refugio a la deliciosa sombra de la mañana y ahora ya al todavía agradable sol de la misma, ganamos altura suavemente haciendo nuestro camino sin buscar ninguno preestablecido pues se supone que la ruta común de ascenso pasará por el Estany des Monges.

Estanis de Tumeneia.

Flor de arnica montana.

            La arista muy alomada y sembrada de resaltes graníticos  sobre praderío sin comer, gana altura suavemente  hasta que termina por mostrarnos el casquete somital de nuestro objetivo. Disfrutamos pacientemente nuestro ascenso, ahora con mochilas reducidas, sabedores que esto no será más que el calentamiento de la nuestra proyectada jornada.

En la Arista Sur des Monges.

            La arista gira un poco más al norte y se hace más granítica invitándonos a faldearla ligeramente por el oeste buscando la agradable sombra que nos proporciona la misma.

Agujas de Travessani desde la Sur des Monges.

Estanis de Tumeneia y Cavallers abajo.

            Una pala amplia, mixta de granitos y verdura, orientada al sur y medianamente ascendente nos permite ganar los últimos 100 metros que nos depositan en la largada y amable Cima del Pic des Monges situado a 2694 metros de altitud cuando son las diez y cuarto de la mañana.

Estany Mar y Restanca desde Monges.

Estany de Guellacrestada desde Monges.

            Cavallers queda allá abajo al sur, bajo el Cresterío de Paset a Besiberri Norte salpicado de neveros residuales. La arista prosigue con Punta Harle y Pa de Sucre  hasta aquí pero lo que buscábamos era la contemplación del Estany Mar, la Restanca, la Cresta de Rious y el Estany de Guellicrestada: todo está aquí y algo más que no identificamos y no me estoy refiriendo al Macizo de las Maladetas.

En la Cima de Monges hacia Colomers.

            Al norte, la arista desciende hacia el Col de Guellicrestada  tras el que aparece soberano el Montardo de Arán protegido por la potente antecima sur que arranca del collado.

Montardo de Arán desde el Pic des Monges. 

Vivaquearemos allá en la quinta puñeta de los estanis de Colomers.

Estamos solos, la cima no tiene suficiente “pedigrí” y almorzamos largamente mientras dejamos que la vista vaya recorriendo nuestro proyecto que remataremos al final de la tarde en los Estanis del Port de Colomers mientras contenemos el aliento los que sabemos lo que nos aguarda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.