16 ago. 2016

59-16. LA TORRE, EL ANONIMO Y VUELTA POR CASTERET Y SALARONS. 13-8-2016.

Salida de sol en Gran Astazu.

Casco, Corral Ciego, Corredor Oeste, Cima de la Torre, Cuello de los Sarrios, Pico Anónimo, Gruta de Casteret, Planas de Millaris y Catuarta, Umbral de Salarons y Fajeta.
13-08-21016.
Salida 08 h. Llegada 14:15.
Sol.
Fácil.
Ascensión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de la Torre procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Alrededor de la una de la madrugada me despierto y no precisamente para contemplar la lluvia de estrellas de las Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo, la luna se ha ocultado ya y en un cielo absolutamente estrellado gotean muy de cuando en cuando las estrellas fugaces; consecuentemente ni siquiera despierto a los socios pues no merece la pena.
            Alrededor de las dos nos despertamos todos y hacemos un rato de contemplación celeste para proseguir durmiendo vuelta a vuelta en una noche espléndida y larga.
            Creo que será el vivac en el que menos duerma pues a las cuatro ya me iría de marcha pero aguanto en el saco contemplando el paso del negro  a los ocres rojizos perfilados con el Soum des Salettes y los Astazu.

En el vivac del Casco

            Son las seis y media de la mañana cuando se asoman los primeros rayos de sol al este del  Astazu Grande y enseguida notamos su agradable calorcito a estas horas de mañana. Hacemos algunas fotos.
            Pasadas las siete nos levantamos al 13 de Agosto de 2016.
            Desayunamos, recogemos, enmochilamos y tras hacer unas últimas fotos iniciamos la marcha de la jornada, nos despedimos del vivac, hacemos una foto a nuestro inmediato destino que es la Torre e iniciamos el descenso de la arista este del pico.

En el Corral Ciego hacia la Torre

            Un caminillo lleno de hitos  marcha para abajo por la arista para luego introducirse en la descompuesta cara sudeste mientras nos enseña la vía que vamos a utilizar para subir a la Torre.
            Ni siquiera bajaremos hasta la zona baja del Corral Ciego sino que faldeamos por encima del nevero inferior siguiendo un caminillo que continúa hacia el este y se incorpora al nevero poco más adelante. Dejamos las mochilas y continuamos con los crampones en la mano.
            La nieve está dura a la sombra pero una huella profunda  permite terminar de atravesar el nevero con comodidad y  alcanzar otro posterior un poco más erguido que se puede faldear por debajo.
            Mis chicos deciden ponerse los crampones pero yo continúo para arriba rompo un paso estrecho de nieve sin problema y me introduzco en el Corredor Oeste de la Torre.

Cojín de Cantaritos en la Torre.

            Se puede progresar por fuera de la nieve sin problemas primero por un crestón rocoso y luego por un terroso corredor que presenta un intermitente caminillo algo húmedo por la fusión del nevero.
            También se puede faldear por debajo el nevero superior cuando el corredor se amplía y se convierte en una inclinada rampa que hay que atravesar en diagonal en busca del corredor que ha de romper la pared somital del pico. Les digo a los socios que dejen los crampones  y prosigo.
            Hago tres huellas en el borde del nevero para incorporarse con faciliidad a la pared recorrida por un amplio corredor escalonado que se sube con algún apoyo de manos pero con absoluta comodidad.


Cima de la Torre de Marboré.

            Hay diversas opciones de progresar para liquidar la pared y cualquiera conduce al rellano cimero, amplio y escalonado que permite alcanzar la plana y alargada cima de la Torre de Marboré situada a  3012 metros de altitud.
            Recorro de punta a punta la amplia cima mientras llegan los socios y  hago algunas fotos especialmente a la Rampa Norte del Collado de la Cascada en la que hay una cueva que no conocemos. Son las nueve menos cuarto.

Bajando de la Cima de la Torre.

            Llegan los socios y enseguida nos volvemos para abajo por idéntico camino, hay que volver a casa a buena hora.
            En mitad del corredor recuperan los crampones que han dejado y poco más abajo recuperaremos las mochilas prosiguiendo por la nieve hacia la Entrada del Corral Ciego.

Neveros del Corral Ciego de vuelta de la Torre.

            El camino desciende suavemente entre bloques calizos en busca del Collado de los Sarrios.
            Al llegar al collado coincidimos con Pisacampas, un forero de Pirineos3000 que reconoce a Juan, yo había abandonado el collado poco antes. Charlaremos un ratillo alegrándonos de conocernos personalmente y luego cada uno a lo suyo que lo nuestro es acercarnos hasta el Anónimo.

Cuello de los Sarrios y Anónimo desde el Corral Ciego

            Se trata de recorrer un corto tramo de lapiaz con una depresión intermedia no demasiado profunda que no supone ninguna dificultad.
            Son las diez menos cuarto cuando alcanzamos la Cima del Pico Anónimo, en esta ocasión el de Ordesa situado a 2769 metros de altitud.

En la Cima del Pico Anónimo. 

            No habíamos estado nunca aquí y es de las pocas cimas de Ordesa que no habíamos pisado. Se trata de un pináculo que domina  el Barranco de la Brecha. En algún lugar creo que se le llama Punta de los Carabineros y el origen del nombre es evidente.
            Hacemos algunas fotos y nos volvemos sobre nuestros pasos para recuperar las mochilas en el Cuello de los Sarrios.

La clásica desde la Cueva de Casteret.

            En el collado tomamos una línea de hitos que se va para abajo en dirección sudoeste y que creemos que nos acercará a la Gruta de Casteret.
            El camino discurre en descenso por un lomo de bloques  sobre caliza madre que acuna reducidos neveros y nos acerca a una descompuesta rampa que desciende  por debajo de la entrada de la gruta.
            El camino negocia la ladera de manera intermitente y nos deposita bajo la entrada  situada entre grandes bloques de calizas y seguidamente inicia un ascenso por terreno descompuesto que resulta algo penoso y que tras remontar alrededor de 40 metros nos deposita en el caos de bloques de la Entrada a la Gruta de Casteret en la que estuviéramos hace un porrón de años.

¿Dónde he visto yo esta foto?

            La Gruta se encuentra sobre los 2630 metros de altitud tiene una verja de hierro que no impide el paso al interior pero advierte. Hacemos las clásicas fotos al contraluz  certificamos que el lago de la entrada está seco y que no queda prácticamente hielo y un cuarto de hora después continuamos con el descenso.

Desde la Plana de Millaris hacia atrás.

            Bajaremos íntegramente el barranco que en dirección sudoeste desemboca en la Plana Superior de Millaris, el descenso es cómodo y con camino por ambos lados.

Hacia el Collado de Catuarta.

            Alcanzada la Plana de Millaris la atravesamos en dirección sudoeste en busca del Collado de Catuarta o Salarons. Se trata de un amplísimo y dilatado rellano que se hace largo pues las dimensiones engañan y lo que se hará más largo todavía será el suave remonte hacia el oeste en busca del collado. Serán poco más de 100 metros pero se hacen pesados.

Mondarruego dresde el Collado de la Catuarta.

            En el Collado de Catuarta a 2516 metros de altitud  que es más una planicie que un collado, la recorremos en dirección oeste apuntando a Mondaruego para iniciar inmediatamente el descenso hacia la Plana de Catuarta situada casi 100 metros más abajo: lo que acabamos de subir lo bajamos de inmediato.

Taillón y Blanco desde Torre Lasus en la Catuarta.

            Alcanzamos el terroso rellano en su orilla sudeste y remontamos brevísimamente hasta alcanzar la Torre Lasus, un monolito de piedras de 3 metros de altura. Desde allí contemplamos al norte el circo que se encumbra hasta Gabietos, Taillón y Blanco.
            Son las once y media cuando buscamos una sombra en el inicio del Rellano de Aguas Tuertas y nos sentamos a almorzar. A la sombra hasta se nos hará fresquillo.

Aguas Tuertas desde Catuarta.

            Media hora después nos incorporamos al camino que enseguida desciende un resalte calizo vertical y atraviesa el rellano por su orilla este en busca del Umbral de Salarons que es un cierre natural del rellano sobre elevado una veintena de metros sobre el mismo.

Llegando al Umbral de Salarons.

            En la parte alta del umbral buscamos el camino que baja un potente resalte coincidiendo con el camino que viene de la Faja de las Flores y se aproxima al Barranco de Salarons. Hay gente que sube pues tenemos dos días de fiesta por delante.
            En la parte más baja del umbral elegimos continuar el descenso por la Senda de la Fajeta. Dejamos el desvío que se va de frente a las clavijas y evolucionamos hacia la proa situada al este y vestida de verduras desde la que se accede a las paredes del Barranco de Salarons ya en el Circo de Carriata.

En el Barranco de Salarons.

            El camino desciende la vertical pared escalonada de calizas ocres, nos enseña las características paredes calizas cuarteadas de la ladera derecha del barranco  y junto al resalte vertical del mismo lo abandona hacia el oeste para tomar una estrecha faja entre paredes equipada con una sirga a modo de pasamanos.
            Al final de la faja que tendrá alrededor de un centenar de metros de largo y un metro de ancho, alcanzamos otro corredor por el que descendemos una docena de metros escalón a escalón para cruzarlo y marchar de llano en busca de un segundo tramo horizontal, de características similares al anterior  pero sin equipar y que nos deposita por debajo del Camino de las Clavijas.

Segundo tramo del Camino de la Fajeta.

            A partir de allí los dos caminos coinciden en medio de una ladera muy inclinada y vestida de arbustos entre los que destaca la genista hórrida, describe una potente lazada hacia la Base del Tozal del Mallo y se vuelve al encuentro del barranco. Es la una y media.
            Junto al inicio del camino que recorre la Faja Racón nos reunimos para echar un trago de agua y poco después nos sumergimos en la sombra del Bosque de Salarons para proseguir el descenso un poco más fresquitos pues el calor aprieta.

El Tozal del Mallo y su corredor sureste.

            Juan marchará delante pues dejó un depósito de verdura que no quiso bajar al coche en Torla  y así adelanta para ir a recuperarlo mientras que nosotros bajamos tranquilamente.
            El camino no tiene más historia que dejarnos en las Antiguas Casas de Oliván en la que tomaremos la carretera que tras alrededor de un kilómetro de asfalto nos depositará en la Explanada de Ordesa cuando son las dos y cuarto.
            Hemos rematado la actividad con 2050 metros largos de desnivel acumulado que reposamos mientras esperaremos a que vuelva Juan, tendremos que comprar un billete de regreso pues nos ha desaparecido uno de los tres y a las dos y media cogemos el autobús.
            A las tres llegamos a Torla y a las cuatro menos veinte a casa por Fiscal. A la ida lo hicimos por Cotefablo.
           

2 comentarios:

  1. Hola Mariano.

    Hay que ver lo que os cunde el tiempo, ¡no parais¡, a este paso no os van a quedar picos por ascender, je je...

    Gracias por compartir estas excursiones tan majas¡¡

    Salud.

    Fer

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Fer!
    Me alegra que compartas nuestro gusto por la montaña.
    Suelo decir que disfruto la montaña por triplicado: cuando la proyecto, cuando la realizo y cuando la escribo para poder recordarla. Si además la disfrutan otros mejor que mejor.
    No hagas caso, el monte es enorme, siempre hay un lugar a donde ir y no hay problema para elegir camino diferente en muchísimas ocasiones.
    Solamente es necesario que sigamos disfrutando.
    ¡Que vaya bueno!

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.