28 ago. 2007

17c-07. AGUJAS DE TAPOU. 28-8-2007.

 

Agujas de Tapou desde el Gran Trapou.

Gran Tapou, Brecha Tapou, Aguja Sudeste y Aguja Noroeste. Vuelta a San Nicolás de Bujaruelo.

28-8-07.

Salida 10 h. Llegada 18 h.

Sol.

Poco difícil.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de las Agujas de Tapou procedente de Prames. Vía en amarillo.
 
            Mientras Rosa termina de almorzar, no tiene ningún interés por las agujas, yo me voy a dar un garbeo para recordar viejos tiempos. Quiero ver la Brecha de Tapou.

Monferrat, Tapou y Milieu desde Clot de la Hount.11-7-09.
 
            El descenso en dirección norte me resulta extraño pero a la vuelta lo recordaré sin duda alguna. Se trata de una pared metamórfica muy inclinada que se transita próxima a la arista. Alrededor de 50 metros más abajo está la brecha que no reconozco fácilmente puesto que el corredor está limpio de nieve y yo nunca estuve en la brecha.

Arista este de la Aguja Oriental de Tapou.
 
            Hoy si, me bajo hasta allí y contemplo el paredón de su lado norte que conforma la Aguja Oriental de Tapou con una pequeña prominencia al lado que algunos consideran como la Aguja Central y más allá la Aguja Norte.

            En aquella ocasión las faldeé pero hoy quiero visitarlas. Para ello me viene a la memoria el bloque de la orilla izquierda del corredor que es la cita clave para entrar o salir del mismo.

Cara Nordeste de las Agujas de Tapou.
 
            La vertiente este de la aguja es muy vertical, incluso algo extraplomada además de estar defendida por unas placas muy lisas. Por tanto, desciendo una veintena de metros largos por un corredor terroso y descompuesto que conserva una minúscula lengua de nieve, destrepo un pequeño diedro fácil y enseguida me encaramo a la pared de la izquierda del corredor junto a la piedra.

Petit Vignemale desde la Aguja Inferior de Tapou.
 
            La continuación es un ascenso buscando buenos agarres sobre la roca más sólida de la que se puede disponer, en busca  de la cima de la Aguja Oriental de Tapou a la que se llega tras escalar algo más de una treintena de metros pues las agujas estarán ligeramente por encima de los 3100 metros. Se puede ir un poco por cualquier parte pues la dificultad es similar pero nunca pasa de IIº a no ser que te metas en algún “jardín”.

Gran Tapou desde la Aguja Inferior u Oriental de Tapou.
 
            Estamos a 3124 metros de altitud y el paso hasta la “Aguja Central”  es sencillo, además no supone más que hacer una pequeña depresión entre ambas agujas.

La Aguja Inferior desde la brecha de separación con la Aguja Superior de Tapou.
Las Agujas de Tapou aplastadas sobre la Oeste del Gran Tapou.
 
            Voy haciendo algunas fotos con perspectivas similares del entorno medio y tomando detalles de las agujas.

Desde la Aguja Noroeste la Central y la Sudeste de Tapou.
 
            De allí a la tercera aguja, la distancia es algo mayor pero la arista es relativamente fácil no suponiendo más que un agradable paseo a “cuatro patas” pues aquí hay que emplear las manos continuamente.

La Sudeste de la Aguja Superior de Tapou.
 
            Un fácil descenso destrepando con cuidado conduce a la brecha de separación. De igual manera se asciende un poco por cualquier parte  y se alcanza la cima de la Aguja Noroeste de Tapou situada a 3132 metros de altitud.

La Arista este de Monferrat desde la Aguja Superior de Tapou.
 
            La imagen, que desde aquí esta espléndidamente servida, de la SW. De las Agujas Central y Oriental de Tapou es guapa, guapa y al norte quedan los grandes bloques escalonados que con faldeo por su vertiente oriental te pueden llevar sin complicaciones al Montferrat, pero hoy no va a ser.

Tapou y Milieu desde la Aguja Noroeste o Superior de Tapou.
 
            Charlo a gritos con Rosa que se ha acercado a la brecha y vuelvo rápido faldeando las agujas con mucho cuidado pues aspiro a hacerme muy viejo en la montaña.

Vertiente Oeste de la Brecha de Tapou desde las Agujas.
 
            Al corredor llego por donde hay que llegar, el bloque me facilita la orientación y el acceso al corredor y la trepada hasta la cima del Gran Tapou me viene perfectamente a la memoria: con prisas, y sin resuello.

            Son las once menos cuarto cuando abandonamos la cima, echamos una última visual al Valle del Ara desde el collado y nos vamos para abajo siguiendo el mismo camino.

Pico Pointu pastoreando el Circo Lacustre de Monferrat.
 
            Cogemos unas flores de nieve y un rato después alcanzamos la cubeta lacustre en la que visitaremos algunos de los lacs y cogeremos de nuevo agua.

Lacs de Monferrat
 
La Sur del Labás desde uno de los Lacs de Monferrat.
 
            Rosa se quiere remojar pero prefiriendo alguno de los laquetes de los que hemos visto a la subida, “se le va a pasar el asado” puesto que los más bajos son el abrevadero del ganado de la zona.

Rellano de Canau con Pimene al fondo.
 
            Bajamos tranquilamente pues lo de las tormentas al mediodía parece que no va en serio y con ganas nos llegamos a la Cabaña de Lurdes cuando va a ser la una y media.

Valle de canau y Pico Bernatuara.
 
            Me hubiera remojado los pies a gusto pero ahora descalzo sobre el frío cemento del suelo de la cabaña se me refrescan de manera aceptable. Recogemos los bártulos, comemos un poco y a las dos y cinco tomamos el Valle de Canau hacia arriba.

Vertiente Norte del Collado Lapazosa.
 
            No hemos caminado ni siquiera cinco minutos cuando nos sorprenden unos gotarrones que nos obligan a sacar el chubasquero. Se han juntado dos nubes y nos echarán algunas gotas de manera intermitente. Solamente se han retrasado diez minutos.

Ibón de Bernatuara desde el Collado Norte.
 
            Pero no será nada pues las nubes se alternan con rayadas de sol y entre pitos y flautas nos situamos en el Ibón de Bernatuara  cuando son las tres y cuarto.

Vacas españolas pasando a beber a Bernatuara.
 
            Conversamos con unos belgas, nos cruzamos con las bacas españolas que han subido para bajarse a beber hasta el ibón y sin más nos vamos para abajo al cálido sol neblinoso de la tarde.

            Poco antes de las cinco alcanzamos el Barranco Lapazosa y junto al puente metálico nos damos un buen remojón. El agua baja bastante caliente.

            Media hora después continuamos para abajo y llegamos a San Nicolás de Bujaruelo cuando son las seis de la tarde dando por finalizado un día interesante: hemos subido 1837 metros y bajado 2489. Bueno, en veintiséis horas hemos movido 2900 metros de desnivel y estamos bien.

            En el bar tomamos una caña con cañazo incluido y charlamos con una pareja de Teruel que están de vacaciones y que esta mañana han estado en el Perdido.

            Media hora después al coche y sin sueño a pesar de la jornada y de la cerveza nos llegamos a casa cuando son las siete y media sin dejar de tener presente que hemos disfrutado este año de un Pirineo Francés inusual con un tiempo que ni a pedir de boca. ¿Será posible?

Para ver más fotos.

También puedes ver el Comienzo.
 
 

 

             

 

              

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.