10 jul. 2010

27c-10. DE SAINT SAUD A LA TORRE ARMENGAUD POR POUCHERGUES.10-7-2010.

Casquete Somital de Torre Armengaud.

Refugio Prat Caseneuve, Lac de Pouchergues, Lac de Clarabide, Cara Sur del Pic Saint Saud, Cara Sur del Pic Camboue, Arista Norte de la Pala Lourde Rocheblave y Torre Armengaud.

10-07-2010.

Salida 07 h. Llegada 12 h.

Sol.

Bastante fácil.

Ascensión.

 
Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa de Saint Saud a Torre Armengaud procedente del IGN. francés. Vía en amarillo.

            En la montaña se suele dormir “a tramos” y más si te acuestas muy pronto. Primero te cuesta conciliar el sueño y luego te vas despertando. A una hora indefinida gotea, dice mi chica, yo espero semidespierto el clarear de la mañana del 10 de Julio de 2010.
            A las seis y cuarto nos ponemos en pie, sin prisas y a las siete partimos del Refugio de Prat Caseneuve, estamos a 2050 metros de altitud y vamos para arriba.
 
De nuevo en el Lac de Pouchergues.

               Atravesamos el plan en dirección nordeste y enseguida, tras un corto sube y baja alcanzamos el Lac de Pouchergues tratando de localizar el refugio inexistente.
Por lo que vemos decidimos rodear el lac por su orilla norte. El caminillo que llega hasta aquí se dibuja sobre la pradera alpina de la orilla norte para ir a morir al pedregal granítico que baja de la Cresta de Quartau.
            Siempre muy cerca del agua alcanza la cola del lac guiado por abundantes citas. Nosotros seguimos buscando puesto que alguno del grupo de franceses de ayer tarde nos dijo que al fondo del lac pero…
            La cubeta se amplía al sudeste del lac como invitándonos a tomar aliento tanto si requiere salir de la misma por el sur para irse hacia el Puerto de Clarabide como hacia el sudeste en busca del Circo Alto de Clarabide que es nuestra elección y, parece ser, que la del camino que llevamos.
 
La Cascada bajo el Lac de Clarabide.

            Atravesamos un amplio pedregal granítico con asentamientos de rododendros y ganamos altura en dirección sudeste por la orilla izquierda del barranco por el que desagua el Lac de Clarabide adornado con una elegante cascada que salva olímpicamente la pared del cerrojo lacustre.
            La lógica dice que no iremos con el barranco y enseguida el camino pasa a la orilla derecha del mismo sin tener que cruzarlo ya que se ha filtrado completamente en ese corto tramo.
 
Lac de Pouchergues desde el resalte rocoso del circo inferior.

            Hay un potente resalte central que divide al circo en dos partes y el camino, gira un poco al norte y se sitúa en la base del mismo.
            Inmediatamente se yergue y con pequeños corredores salva de terraza en terraza el oscuro resalte de alrededor de 100 metros de altura. Hay que apoyar las manos frecuentemente pero nada más.
            El resalte se allana un poco y se viste de verdura progresando por un crestón poco definido entre longitudinales neveros residuales. Hay citas frecuentísimas.
 
Desde el borde de la Cubeta Lacustre de Clarabide la Oeste del Puerto de Guías.

            Adivinamos el emplazamiento del Lac de Clarabide tapado por el promontorio en el que nace el resalte que hemos ascendido y enseguida alcanzamos un pequeño cuello al norte del lac desde el que visualizamos nuestra continuación antes que el lac.
            Son las ocho y media de la mañana, estamos por encima de los 2650 metros de altitud y el Lac de Clarabide prácticamente helado al igual que sus orillas a nuestros pies.
 
Remontando por la Orilla Este del Lac de Clarabide.

            No quería decirlo para que no suene a perogrullada pero “nos guía el Puerto de Guías” y hacia allí, en dirección este nos vamos trazando una media ladera en la nieve con cuidado pero sin necesidad del piolet ni de los crampones, la nieve está estupenda.
            Alcanzamos unas pequeñas afloraciones rocosas en medio de el amplio corredor nevado al objeto de utilizarlas como seguro mental pero, como la nieve nos lo permite, todavía proseguimos en fuerte ascenso por la nieve salvando un tramo mixto que nos deposita en un claro dorso limpio de nieve por el que, de nuevo localizamos trazas de camino con citas.
            Se trata de una gravera granítica, es la morrena central del extinto glaciar, en la que es mejor seguir las trazas del camino.
 
Hacia Saint Saud.

            La morrena central por la que ascendemos nace en la cubeta superior situada al oeste del Puerto de Guías sobre los 2800 metros de altitud. Puestos aquí abandonamos la trayectoria hacia el este, y nos vamos al norte de la cubeta en busca de las afloraciones metamórficas más bajas de la Norte del Saint Saud.
            En las afloraciones rocosas, salidos de la nieve, progresamos por una especie de cresta que se orienta hacia una poco prominente arista nace de la ladera sur de la Pala Lourde Rocheblave.
 
La Sur del Pico de Saint Saud.

            El ascenso solamente requiere algún apoyo de manos más para el equilibrio que para otra cosa. Son 100 metros más los que nos conducen a la arista de la Pala y desde la que contemplamos al norte de la misma los Pics de Saint Saud y Camboue.
 
Corredor Cimero en la Sur de Saint Saud.

            Hay un suave barranco relleno de nieve que nace en el collado entre el Camboue y la Pala Lourde Rocheblave que atravesamos en dirección norte sin perder altura y que nos deposita en la pared norte del pico.
 
Prímulas alpinas en la Sur de Saint Saud.

            Una pequeña travesía de este a oeste por un terreno que enseguida deja atrás el bolerío granítico para convertirse en terroso y metamórfico, nos permite alcanzar un amplio corredor central muy descompuesto que en unos momentos nos deposita en la cima del Pic Saint Saud a 3003 metros de altitud. Son las nueve y media de la mañana.
 
Cresta de Quartau, Embalse de Cailaouas y Hourgade desde Saint Saud.

            ¿Por qué estamos aquí?, pues porque nos gusta la montaña y aquel 13 de Octubre de 1989, borroso ya, pero tremendamente lúcido en nuestra memoria, no se nos olvidará jamás.
            Contábamos con un mapa de la Alpina y una infinita ilusión tan grande como nuestra inexperiencia. Estaba todo recién nevado, se hacían pocas fotos, íbamos solos como casi siempre, no conocíamos nada de por allí y no podría jurar que estuviéramos en la Cima del Saint Saud. Hoy es una cima con un sabor diferente.
 
Detalle de Gourdon con el lac a sus piés.


            Contemplamos “amigos” casi todos conocidos, nos detenemos en “eso” que todavía nos falta por hacer y que es muchísimo. Allí esta el Circo de Gourgs Blancs con sus lagos de anteayer, todo nuestro camino recorrido hoy y casi se ve nuestro refugio, El complejo Macizo del Portillón de Oo-Perdiguero, el oscuro ahora Gourgs Blancs con su arista conocida y la luminosa zona de Guías-Clarabides. Almorzamos en la cima al sol que se filtra entre nubes matutinas y volanderas.
 
Guías y Clarabides desde Saint Saud.

            Media hora después, desechamos la arista oeste del Camboue, bajamos hasta el nevero de la depresión, lo atravesamos en horizontal y volvemos a ganar altura por la poco definida arista alomada que nace de entre la Pala y el Pic Camboue.
 
Pic camboue desde el collado de separación con la Pla Lourde Rocheblave.

            Por cualquier parte pues se trata de una pedrera poco inclinada y con materiales de todos los tamaños sobre la que puedes elegir alcanzamos la arista inmediatamente al oeste y superando un brevísimo resalte de placas claras alcanzamos la poco prominente cima del Pic Camboue a 3043 metros de altitud cuando son las diez y media de una mañana que va mejorando meteorológicamente y que por lo demás es sencillamente excelente.
 
Cima de Camboue con Machimala detrás.

            Aquí si que estamos seguros de haber estado en su día, lo revela la fotografía que hiciéramos cuando llevábamos bastante rato ya de regreso hacia la Pala Lourde Rochebalve.
Gourgs Blancs, Torre Armengaud y Pala Lourde Rocheblave.

            Con la mente inundada de recuerdos recorremos la plana arista maravillándonos como siempre de los imposibles pináculos y las vertiginosas paredes que solamente el granito labra en la Norte de Gourgs Blancs y Torre Armengaud. Tratamos de localizar el lugar exacto de nuestra foto, contemplamos la “imponente cara norte de Gourgs Blancs-Lourde que está absolutamente vertical y pintada también de blanco y gélido hielo que la decora desafiante.”
 
La Norte de Gourgs Blancs a Torre Armengaud. 13-10-89.

Tratando de reeditar la foto del 89 en la Cima de Torre Armengaud 21 años después.

            Luego proseguimos prácticamente en dirección sur por las inmediaciones de la arista, ascendiendo suavemente un pedregal de medianas proporciones que termina afilándose y poniéndose de pié en la cima de la Pala Lourde Rocheblave situada a 3104 metros de altitud. Son las once y media de la mañana.
 
Circo del Portillón tras el Collado de Gourgs Blancs.

            Foto entre bloques graníticos e inmediatamente proseguimos por la arista que nos presenta sus credenciales en la ya inmediata Torre Armengaud. Aquel día no distinguíamos gran cosa.
 
Gourgs Blancs y Torre Armengaud desde la Pla Lourde Rocheblave.

            Un descenso corto y fácil hasta un resalte intermedio en la arista y dejamos las mochilas. ¡Vámonos a la Torre!
            Descendemos apoyando las manos a la brecha oeste y localizamos la vía cómoda para subir: se trata de una serie de repisas escalonadas formadas por bloques y placas de granito de considerables proporciones que se suben fácilmente pues no es más que un entretenimiento de II.
 
Cima de la Torre Armengaud.

            Dejamos a nuestra izquierda el bloque que amenaza óptimamente con desprenderse en cualquier momento y alcanzamos ascendiendo unas placas suaves la cima de la Torre Armengaud a 3114 metros de altitud. Son las doce del mediodía y estamos bien.
 
Una delicatesen en la Torre Armengaud.

            Todavía bajaré a la siguiente brecha al este para contemplar las hostilidades y reconocer el inicio de nuestra travesía en la Sur de Gourgs Blancs. Creo que localizo la vía, ¡mi chica quiere ir!
 
Espijeoles y Gourdon desde la primera brecha hacia Gourgs Blancs.

            Desandamos camino igualmente fácil y en la brecha oeste pillamos un capazo con tres castellonenses a los que les informamos de la continuación hasta el refugio del Portillón, y con los tres alaveses que hemos visto en Camboue. ¡Un placer!
 
Los Qairats detrás de Gourgs Blancs.

             Llevamos buena hora, poco más de 1000 metros subidos, buen tiempo? ¿por qué no darnos un “homenaje” comiendo en las Clarabides?

Para ver más fotos.

Puedes ver la Continuación
                            
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.