10 abr. 2014

26-14. PIC SAOUBISTE. 9-4-14.

 

La Arista Oeste de Saoubiste.

Caillau de Soques, Barranco de Pombie, Collado de Suzon y Arista Oeste. Descenso al Refugio de Pombie, Corredor Nordeste y Barranco de Pombie.

09-04-2014.

Salida 09 h. Llegada 16 h.

Sol.

Bastante fácil.

Esquís de montaña y raquetas.

 Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa de Saoubiste procedente de Prames. Vía en amarillo.

            El Saoubiste es un pico que hemos visto muchas veces pero subidas muy pocas. Lo hicimos por primera vez en el invierno del 2002 y lo intentamos el invierno pasado sin conseguirlo gracias a la infernal ventisca que nos recibiera en el Col de Suzón. Parece ser que se trata de un pico invernal para nosotros y hoy 9 de Abril de 2014, es primavera con cantidad de nieve propia del invierno pero no por su estado, volvemos.

            No son todavía las nueve de la mañana cuando pasamos por la Frontera del Portalet, que abrieron ayer, y nos vamos para abajo hasta le Caillau de Soques.

 
            El sol anda por los altos en una mañana cálidamente primaveral y aparcamos en la vuelta de las inmediaciones de la cabaña para recibir el primer bofetón de la jornada: el praderío del barranco y el tramo visible del hayedo está limpio de nieve. En consecuencia hemos de cargar los esquís en las mochilas y portear un buen trozo.

            Las maniobras iniciales se alargan un poco, cruzamos el Barranco de Aneu por el puente y en dirección prácticamente oeste nos introducimos en el hayedo transitando en suave ascenso y siguiendo caminillos establecidos en el mismo.

 
            Tras algunas dudas derivamos hacia el Barranco de Pombie que aparecerá a nuestra derecha y empezamos a pisar nieve hasta que alcanzamos el claro del rellano ya bien cubierto de nieve y nos calzamos los esquís. Son las diez de la mañana.

            Enseguida nos llegamos al barranco que atravesamos por el puente limpio de nieve. Al otro lado encontramos menos restos de aludes de lo que esperábamos y atravesándolos por su parte inferior y peleando con algún corte en el que nos tenemos que quitar los esquís, nos alargamos  paralelos al barranco  para girar con el mismo al norte aproximándonos a la Cabaña Arregatiou cuando ya de nuevo hemos recuperado nuestra trayectoria hacia el oeste.

 
            El rellano pastoril está cubierto de nieve pero las afloraciones rocosas son abundantísimas obligándonos incluso a buscar camino de paso. Ha aparecido de nuevo el Midi a nuestra vista y su imagen menos estética nos guiará en adelante aunque no sea muy preciso.

Es el Midi de Ossau aunque no lo parezca.

            Una sucesión de rampas suaves  nos llevan en busca del Col de Suzón mientras contorneamos las laderas del Pic de Pombie y se asoma el Casquete Somital del Saoubiste, nuestro objetivo.
 

            Hay mucha menos nieve que el año pasado y a estas horas ya blandea. El collado tiene una buena zona en la que ha desaparecido la nieve y el pico está muy limpio de nieve, Con estas perspectivas  vamos girando hacia el Col de Suzon eligiendo una trayectoria cómoda  que solventamos zeteando los resaltes un poco más consistentes.
 

            Ganamos bastante altura bajo el collado y decidimos alcanzarlo al oeste de la mancha de tierra ya que la llegada al collado propiamente dicha está algo más erguida.

            Son las once y cuarto cuando nos quitamos los esquís y descendiendo unos metros nos reunimos con Juan que ha subido directo al Col de Suzon situado a 2127 metros de altitud.

 
Hace un año, mi chica quiso una foto  y casi baja del collado sin querer.
 
            Echamos un café con leche con unas pastas y seguidamente continuamos ascendiendo por la arista amplia y bien nevada en dirección este en busca del casquete somital.

            Dos minúsculas protuberancias nevadas de la arista nos sitúan en la base del casquete somital que arranca rocoso y erguido.
 

            Ponemos los crampones y nos introducimos en el corredor nevado que se yergue en la noroeste del pico.


            La nieve está muy dura, sin crampones no hubiéramos pasado, y una vieja huella, poco profunda nos mete en la pendiente sombría todavía a estas horas.

            Serán alrededor de 50 metros largos de pared que en la parte intermedia tendrá una pendiente por encima de los 50º que subimos con una nieve segura tanto para crampones como para piolets, yo subo con un poco más de cuidado pues voy con los bastones y esos poco hacen en esta nieve.
 

            Bastante arriba el corredor se quiebra al norte, Juan se marcha directo a subirlo por la nieve que se yergue un poco más y nosotros proseguimos de frente para arriba sin tomar la arista rocosa por la que se podría progresar.
 

            Unos últimos metros erguidos y vestidos de hierba escalonada nos permiten alcanzar la Cima del Pic Saoubiste situada a 2261 metros de altitud cuando van a ser las doce de la mañana.

 
            Se trata de una cima tricéfala. Nosotros desde la central fotografiamos a Juan que está en la norte pero de cualquiera de ellas se disfruta de una imagen espectacular de la Este del Midi por donde transcurre la vía que solemos utilizar los montañeros mortales. También y aquí mismo los Pics Cherue y Pombie y ya en el norte un eskyline con estrellas de alta alcurnia entre las que destacan, Sesques, Lurien, Arrious, Pallas, Balaitus, Frondiellas…y espectacular el Arriel.
 
Divino skyline del Saoubiste.

            Un cuarto de hora después nos volvemos para abajo con las mismas. Descenderé de espaldas al valle ya que no llevo piolet y me parece más seguro, mis chicos bajan detrás.

Desde la tercera, las otras dos puntas cimeras.
 
Pisa morena... que esos crampones penetran poco en la nieve.

Oh, oh, ooooh. el Midi de Ossau.
 
            Juan recupera sus raquetas y marcha para abajo. Nosotros alcanzamos los esquís y haremos lo propio poco después, nuestras maniobras son más prolijas.

Hacia la Grande Raillere.

            Practicaremos una larga travesía suavemente descendente hacia la base de la Grande Raillere sobre una nieve primavera que blandea pero que es noble y se deja girar bien aunque en este caso no sean demasiados los giros.

            Hay que tener cuidado para pasar correctamente por encima del resalte de fondo y entrar a la zona de aludes caídos de la Este del Midi.

Vieja Cabaña de Pombie y Saoubiste.
 
            Atravesadas las colas de los aludes alcanzamos un punto bajo y tras poner las pieles remontamos cansinamente hasta alcanzar el emplazamiento del Refugio de Pombie situado a 2032 metros de altitud. Es la una y media.
 

            Han bajado un par de esquiadores del contrafuerte situado al este de Peyreget, hemos visto a un montañero que iniciaba la subida tras nosotros, a una pareja que delante de nosotros marchaba hacia el Soum de Pombie y un raquetista que localizaremos al terminar de comer y que se da la vuelta sin llegar al refugio. Comemos en una deliciosa soledad sentados en el banco de piedra a la sombra del refugio. Bastante sol llevamos.


            Alrededor de las dos y cuarto iniciamos el descenso. Lo haremos directamente al este hacia el barranco en lugar de rodear hacia el norte en busca del camino de ascenso.

            No me gusta demasiado previendo que desembocaremos en el irregular rellano del nacimiento del barranco en el que nos puede tocar remar y no es una tarea seductora.

 
            Tomaremos una serie de corredores que bajan bastante al nordeste y desde allí iniciaremos un faldeo lo más favorable posible que con algunas pequeñas remadas nos deposita en el camino por debajo ya de la Cabaña Arregatiou.


            Luego tras salvar un paso entre bloques con precario puente de nieve que encontramos finalmente nos llegamos a la zona de los aludes para quitarnos los esquís y portearlos con nieve blanda hasta el puente del Barranco de Pombie.
 
Hepática nobilis o trébol dorado.

            Ponemos de nuevo los esquís y nos bajamos hasta el final de la nieve por el camino de subida. Creíamos que no llegaríamos tan abajo. Luego solamente nos queda descender el tramo de hayedo y remontar cansinamente para llegar al Caillau de Soques cuando son las tres y media de la tarde, liquidando 1000 metros de desnivel que han resultado pelín peleones. Saoubiste es un pico que guarda celosamente su pequeño carácter personal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.