3 mar. 2017

14-17. VERDE O FACERAS EN CIRCULAR DESDE PANTICOSA. 2-3-2017.



Nuestro descenso del Verde remontando para entrar en la Estación de Esquí de Panticosa.

Aparcamiento de Panticosa, Puente la Zoche, Costera Plañueñas, Barranco Faceras, Cima del Verde, Collado del Verde, Refugio e Ibón de Sabocos, Petrosos y Selva Verde.
02-03-17.
Salida 09:30 H. Llegada 15:30 h.
Sol.
Fácil.
Esquís de Montaña.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa del Verde procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Tenemos algunos proyectos pendientes, siempre los tenemos, pero queremos compartirlos con Juanillo pero está medio “eslomau” y los posponemos pero lo que no se puede es dejar de pasar el mejor día de la semana y… la verdad es que tras pasar la semana anterior en Tiana ya teníamos ganas.
            A bote pronto aparece el verde y sin pensarlo demasiado allí que nos vamos.

Tras media hora de porteo en el Puente de la Zoche. 

            Son casi las nueve y media de la mañana  del 2 de Marzo de 2017 cuando somos uno de los cuatro gatos que aparcamos en Panticosa a 1150 metros de altitud. La mañana es sencillamente primaveral y como llevamos montados los esquís en las mochilas, enseguida nos ponemos en el camino que parte de la trasera del telecabina y que se marcha Bolatica arriba por su orilla derecha en dirección este.
            El camino, como esperábamos, está completamente  limpio de nieve y la pisaremos pasado el Puente de la Zoche situado alrededor de los 1300 metros de altitud y gracias al sombrío de su empinada orilla izquierda orientada al norte. Estaba cantado.

Nos montamos en los esquís pero foqueamos hierba hasta muy arriba.

            Nos hemos orientado al sur y poco más arriba, sobre los 1400 metros de altitud calzamos los esquís pero será provisionalmente ya que habremos de quitarlos enseguida puesto que los prados inferiores están limpios de nieve y no solamente éstos sino que los siguientes tienen los lomos pelados y pasaremos un ratito foqueando casi más hierbas que nieve.

Mandilar y Petrosos desde la Costera Plañueñas. 

            Cuando alcanzamos la nieve continua advertimos que el personal se debía de conocer la tostada y las huellas son poco definidas y viejas, así que, deberemos hacérnosla lo que no supone problema alguno ya que conocemos el patatar.

En busca del barranco de los grandes bloques.

            Alcanzado el rellanito intermedio  nos introducimos en el barranquillo de los grandes bloques en la Costera Plañueñas, es la única zona todavía sombría  a estas horas de la mañana y la nieve está muy rehelada por lo que las cuchillas nos vienen bien tanto por el barranco como por la travesía posterior que hay que hacer al este y que por venteada acostumbra a estar dura.

Iniciando la travesía para entrar en el Barrnaco Faceras.

            Todavía y en el lomo divisorio con el Barranco Faceras aparecen pelados que sorteamos sin dificultad para introducirnos en el barranco en suave ascenso y orientados por Punta Fobarabach.

Preciosos campos de nieve bajo Fobarabach.

            El Barranco Faceras es el precioso universo blanco que buscamos. Pasamos su declive principal y proseguimos el ascenso suavemente por las laderas de Fobarabach cosidas con viejas huellas de esquís. Paramos a echar un dulce y un  trago caliente pues son las once y media pasadas.

En el Corredor Norte del Verde o Barranco Faceras.

            Tras una diagonal alcanzamos el fondo del barranco y una huella definida que aparece por fin zeteando por el fondo del mismo ya que la pendiente ha aumentado un poco.

Bajo la precios Pared Nordeste del Verde.

          Enseguida la nieve pegajosa nos comienza a hacer zuecos que se convertirán en media hora muy  larga de suplicio tanto en la huella como fuera de ella.

Hremos dejado por debajo Punta Fobarabach.

            La huella muy bien trazada se aproxima a la arista norte del pico dejando ya por debajo Punta Fobarabach  y alcanza la arista gana altura directamente hacia la cima a la que llegamos sin recorrer la larga plana y amable arista somital.

En la Cima del Verde.

            Es casi la una del mediodía cuando alcanzamos la Cima del Pico del Verde o Faceras situada a 2287 metros de altitud. Mientras llega mi chica que se ha requedado un poco peleando con los zuecos me alargo en suave descenso hasta la cabecera del resalte rocoso para ver cómo está el descenso hacia el Collado del Verde que nos permitiría hacer la circular.

Ibón de Sabocos y Mandilar desde el Verde. 

La Norte de Tendeñera con nubosidad de desarrollo.

            En la cima con mi chica deshojamos la margarita del descenso. Rosa quiere bajar por donde hemos subido pues quiere desquitarse de la pasada y penosa vez pero yo quiero la circular, le tengo muchas ganas.

Hemos deshojado la margarita y nos vamos a por la circular.

            El descenso tiene huella. Recuerdo que es un paretazo muy avalanchoso aunque corto y para no liarla, cagamos los esquís en las mochilas, ponemos crampones que no son necesarios  y nos vamos para abajo junto a la arista.

Iniciando el descenso de la Arista Sur del Verde. 

            La nieve está de cine, dice mi chica después de verlo, que lo podríamos haber esquiado y en cinco minutos nos estamos poniendo los esquís. Terminamos el tramo de pared y alcanzamos la alomada arista que nos bajara con comodidad y con una nieve excelente al Collado del Verde situado a 2088 metros de altitud.

Teníamos ganas de conocer con los esquís la zona del Collado del Verde. 

Disfrutando, el Ibón de Sabocos no queda lejos. 

            Desde el collado que une la Ripera con Sabocos y utilizando el barranquillo que desemboca en el ibón continuamos con el disfrute de nuestro descenso con una nieve primavera inigualable.

Allá se queda el amable Collado del Verde.

            Son casi las dos de la tarde cuando nos llegamos al Refugio de Sabocos situado a la orilla del ibón a 1900 metros de altitud y nos sentamos en la nieve para comer al delicioso sol del mediodía, mientras ponemos las pieles a secar en las chapas de zinc del tejado del refugio.

En el Refugio de Sabocos. 

            Media hora después volvemos a poner pieles y comenzamos un suave remonte tras atravesar lateralmente la plancha de hielo del ibón. Nos deposita en la zona de Remontes de Sabocos. Un suave descenso y un nuevo ascenso nos permitirán conectar con la pista de Hoz de Jaca con la que iniciaremos el descenso final tras recoger las pieles a 1980 metros de altitud.

Cruzando sobre el Ibón de Sabocos. 

            Son las tres de la tarde, queda ya poca gente en la estación pues cae la tarde ligeramente velada de nubes altas a las que se le unen algunas con algo de desarrollo y a nosotros no nos queda más que descender a Petrosos, continuar por Selva Verde y rematar por Estrimal para llegarnos a la base de la Estación de Esquí de Panticosa donde nos espera el coche.
            Nos pesan las piernas además de por los 1220 metros de desnivel que hemos acumulado en ellas por las incomodidades de los prados y especialmente por el trabajo extra al que nos han obligado los zuecos, pero como todo a pedir de boca no se consigue casi nunca, damos por buena la circular y a otra cosa que mañana se estropea el tiempo. ¡Ya veremos en qué queda el nevadón que anuncian!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.