2 ago. 2008

15-08. PEÑA PRIETA. 2-8-2008.

La Sudoeste de Peña Prieta.
 
Cardaño de Arriba, Lagunas de las Lomas, Mojón de las Tres Provincias y Arista Nordeste.

02-08-2008.

Salida 08 h. Llegada 15 h.

Sol.

Fácil.

Ascensión.

Juán castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.


Mapa dePeña Prieta procedente de publicidad. Vía en amarillo.


            Es el 1 de Agosto de 2008. La tarde de carretera nos ha llevado desde Agreda en Soria hasta Herrera de Pisuerga en Palencia. Han sido regularcillas y terminamos por llegar con ganas a la Carretera de los Pantanos, que contornea por el norte el Embalse de Camporredondo.

            Casi al final del mismo alcanzamos Cardaño de Abajo. Un puente nos coloca en una carretera, ahora pista, en obras y en dirección norte hacia Cardaño de Arriba. Son  aproximadamente 5 kilómetros pero cuando llevamos la mitad, encontramos un lugar que puede ser apropiado para acampar. Es un viejo picnic en el que todavía funciona una fuente por lo que el menguado barranco que discurre por la orilla este de valle no será necesario. Además llevamos agua.

            Se trata de una orilla de río plana, vestida de praderío reseco en el que enseguida encontramos lugar para plantar nuestras tiendas. Son las ocho y media de la tarde, el sol se ha puesto tras la Arista Sudeste del Espiguete que arranca aquí mismo y al fresco, que ya era hora; preparamos la cena, montamos las tiendas y a las diez nos empiltramos.

            La noche resulta fresca, es curioso e inesperado a partir del estado en el que se encuentra el praderío. Juan dice que ha habido mucho tráfico en la carreterucha que conduce al pueblo final de valle y a nosotros se nos hace un poco pesada quizás por ser la primera sobre las esterillas.

            El día 2 de Agosto comienza a las siete de la mañana. Hay una mojadura de auténtica impresión. ¡Inimaginable!

            Recogemos las tiendas hartas de agua, desayunamos y nos vamos pista arriba hasta el aparcamiento a la entrada de Cardaño de Arriba. Son las ocho menos veinte.

            Estamos sobre los 1350 metros de altitud y tras cruzar el puente de entrada al pueblo, tomamos el camino de la iglesia que está en la orilla derecha del Barranco de las Lomas. La calle sin asfaltar se convierte en pista y conduce a las inmediaciones de un prado en el que hay montada una carpa. Por los detalles sabemos que habrá boda en el pueblo y esa ha debido ser la razón del tráfico nocturno.

La pista, en dirección nordeste  y en suave ascenso gira con el barranco un tanto al este y con los últimos prados se acerca al barranco y lo atraviesa por un puente para coincidir con el camino que transita la orilla derecha del mismo desde el pueblo.
 
Camino del Pozo de las Lomas.

            Retamas de crecida talla van a ser sustituidas poco a poco por los brezos rastreros que salpican el praderío alpino que transitamos ahora en dirección norte y todavía en suave ascenso. La mañana está espléndida y aún no llega a molestar el sol que ya va de camino.

            Pasamos junto a una fuente, cruzamos seguidamente otro barrancucho y nos incorporamos a la zona de pradera alpina bajo la  vigilancia de las Agujas de Cardaño. La pendiente se acentúa ligeramente y nos conduce al resalte sobre el que se asienta la Laguna del Pozo de las Lomas. Son las nueve y diez de la mañana y se empieza a estar bien a la sombra.

Agujas de Cardaño.

            Localizamos tritones, hacemos alguna fotografía, especulamos con el camino y volviendo unos pasos seguimos las citas de un caminillo que continua en dirección a las Agujas de Cardaño por el fondo del barranco. Hay otro camino que un poco más abajo partía en dirección este hacia el Alto del Tío Celestino.

Lagunas de las Lomas.
 
            Nuestro camino cruza el barranco seco y pedregoso y se incorpora a una pedrera que conduce a un importante corredor de separación de las Agujas de Cardaño con el Tío Celestino.

El Espiguete desde el corredor.
 
El corredor es bastante erguido, tiene una primera parte medianamente inclinada y amplia que subimos por su orilla derecha vestida de pratenses escalonadas ya que el centro esta cubierto de pedrera clara. Nos conduce a un estrangulamiento bajo unas potentes agujas, lugar en el que la pendiente se acentúa y nos obliga a utilizar de cuando en cuando las manos. Los materiales más firmes del corredor nos facilitan el tránsito.
 
Desde la parte alta del Corredor de las Agujas de Cardaño.

Finalmente el corredor se ensancha, se allana y sale a una rala pradera alpina de altura desde la que avistamos los azulados Picos de Europa. Hemos subido con el corredor por encima de los 200 metros de desnivel y nos encontramos al pie del casquete somital del Mojón de las Tres Provincias  rondando los 2400 metros de altitud.


La Sur del Mojón de las Tres Provincias.
 
Una suave ladera que subimos en dirección este nos conduce a la arista. Desde allí contemplamos la Arista Norte del Tres Provincias y su arista nordeste que nos enseña al final nuestro objetivo. Detrás y al sur-sudeste queda el Alto del Tío Celestino y debajo, al este, aparecen las dos Lagunas de Fuentes Carrionas, la mayor de ellas con su delicado nevero residual.

Lagunas de Fuentes Carrionas desde Tres Provincias.
 
Tomamos la fácil arista sur en dirección norte y enseguida alcanzamos la cima del Mojón de las Tres Provincias, (León, Palencia y Santander) situado a 2487 metros de altitud cuando son las diez y veinte de la mañana.

Cima del Mojón de las Tres Provincias y Peña Prieta.

Estamos solos, es sábado, Agosto y no vemos a nadie en la montaña. Contemplando los Picos de Europa almorzamos en la cima y con veinte minutos tenemos suficiente.

Cima de Peña Prieta.
 
Descendemos en dirección nordeste la fácil arista que nos conduce a un amplio collado y, siguiendo el camino ascendemos, cerca de la arista, una loma intermedia hasta alcanzar un pequeño resalte y una poco profunda brecha de materiales metamórficos lisos. Nos conducen a la cima de Peña Prieta situada a 2539 metros de altitud.

Picos de Europa desde Peña Prieta.
 
En la cima comenzamos a ver gentes que han debido de salir de debajo de las piedras: una pareja que viene tras nosotros desde el Tres Provincias, otra pareja que está en la antecima de Peña Prieta. Son las once de la mañana y tenemos tiempo para fotografiar los alrededores desconocidos para nosotros y que nos descubrirá uno de los montañeros que llega a la cima tras nosotros. Charlaremos un buen rato pues conoce bien la zona.

Cubil del Can.
 

Fotografiamos la Laguna del Cubil de Can y localizamos el Teleférico de Fuente De, además de tratar de visualizar nuestro próximo recorrido en Picos de Europa del que distinguimos perfectamente la zona de Peña Vieja y un tenue rebrillo de la Cabaña Verónica.

El Alto del Tio Celestino de vuelta de Peña Prieta.
 
Estamos tres cuartos de hora en la cima  y a las doce menos cuarto desandamos camino en dirección al collado al sudoeste de Peña prieta. Allí tomamos un camino prácticamente horizontal que faldea el Mojón del Tres Provincias por su ladera sudeste y que nos conduce fácilmente al collado sur del Tres Provincias, lugar en el que tomamos la suave loma, que hacia el sur, nos deposita en la plana cima del Alto del Tío Celestino situado a 2445 metros de altitud. Son las doce y media.

Peña Prieta desde el Tío Celestino.

Curavacas desde el Tío Celestino.
 
Contemplamos los paredones de la vertiente este del pico verticales sobre las Lagunas de Fuentes Carrionas, el oscuro Curavacas y su laguna al sudeste, detrás del Pozo de las Lomas el Pico Murcia y más al sur el inconfundible Espiguete con sus neveros residuales en la cara norte.

El Pico Murcia desde las Lomas.

Espiguete desde las Lomas.
 
Luego, tomamos hacia abajo la ladera sudoeste del pico, encontramos las zetas del camino de descenso  que atajamos por las inestables pedrizas que agilizan la bajada y alcanzamos la pradera alpina vestida de los acostumbrados brezos en flor y las cenicientas retamas, situadas por debajo ya del Pozo de las Lomas. La gente sube ahora.
 
Hemos cerrado el bucle y no queda más que bajar el camino, luego la pista, deleitarnos con una inesperada cascada del barranco que baja del Pico del Vallejo, contemplar la boda que está a punto de celebrarse a la entrada del pueblo y llegarnos al aparcamiento cuando son las dos y cuarto. Hemos liquidado 1300 metros de desnivel y un grupo que está junto a nuestro coche nos da como premio una croqueta que está muy apetitosa a estas horas del mediodía.

Con el coche nos vamos hasta un pequeño ensanche de la carretera que cuenta con la sombra de unos álamos y nos pegamos un buen remojón en el barranco antes de comer tranquila y dilatadamente. Tan tranquilamente que se nos hacen las cinco de la tarde, hemos dado tiempo a que se secaran los materiales de vivac, las ropas lavadas y todo lo imaginable.

Nos queda carretera: Las Portillas, Riaño, San Glorio… y también tarde.
 

 

   

 

             

           

           

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.