4 ago. 2008

16b-08. TORRE CERREDO. 4-8-2008.

Casquete Somital de Torre Cerredo.

Refugio Delgado Ubeda, Brecha de los Cazadores, Horcada Arenera y cara este.
4-8-2008.

Salida 7 h. Llegada 12 h.

Sol.

Dificultad media.

Ascensión.
Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Torre Cerredo procedente de Alpina. Vía en amarillo.

            El Circo de Fuente De pesa lo suyo. Esos enormes paredones tienen carácter, nos golpean con su brutal verticalidad cuando llegamos a la base del circo.

            De esta no pasa. Cuando Biola “esté a Oviedo” iremos a conocer los Picos de Europa. Y como Biola no fue a Oviedo, nosotros al fin, vamos a Picos de Europa.

            Hay algunos vivacs desocupados y enseguida encuentro uno que con poco tajo quedará impecable. Bueno, la mayoría ni se lo miraría.

Refugio Delgado Ubeda.
            El refugio Delgado Ubeda se encuentra a unos pocos metros de la pared oeste del Naranjo, tiene considerables proporciones y una fuente inestimable en la fachada norte del mismo. Hemos cargado agua en exceso pero…

            Montamos la tienda, ponemos a secar toda la ropa sudada, bebemos y picamos algunas cosillas. Además y por encima de todo eso contemplamos el Urriello con su fantástica cara oeste refulgente al sol de la tarde.

            ¿Y cómo es el Naranjo? Resulta muy fácil de describir: es acojonante.

            Juan se va luego a tocar la pared y pasar la tarde, Rosa trata de obtener cobertura, yo estudio la Brecha de los Cazadores, hay que ser prácticos.

            Parece ser que la gente no suele hacer picos, mayoritariamente hace rutas de refugio en refugio. La verdad es que estos picos no se andan con requilindorios e invariablemente se resuelven con un paretazo importante y apáñate como puedas.

A las nueve nos empiltramos liquidando un primer día de Picos que ha resultado excelente. Hemos subido 1170 metros y hemos bajado 1044 metros. Hemos cambiado el programa pero creo que vamos al día sobre los presupuestos.

            La noche resulta agradable, reparadora y larga. Se nos está pegando la costumbre de no madrugar pues son las siete menos veinte cuando irrumpimos al 4 de Agosto del 2008.

            Abreviamos pues es hora y a las siete estamos de camino ligeros de equipaje.

Hacia la Brecha de los Cazadores.

Detalle de la Brecha de los Cazadores.
            Partimos del vivac situado a 1960 metros de altitud, hacia el oeste siguiendo un caminillo que supera un resalte y continúa la travesía de un amplio circo en dirección a la Brecha de los Cazadores que se recorta al noroeste.

Picos de Albo sobre la Horcada Arenera.

            Sale el sol por detrás del Naranjo y el camino marcado con hitos se introduce en la pedrera bajo la brecha hasta pasar bajo la misma  y alcanzar un estrecho y empinado corredor de calizas muy firmes que se sube estupendamente y que nos permite elevarnos sobre la pared alrededor de 40 metros para alcanzar fácilmente un amplio collado conocido como Brecha de los Cazadores. Son las siete y media, estamos sobre los 2100 metros de altitud y frente a nosotros se encuentra otro circo que hemos de pasar en travesía ascendente hacia la horcada situada entre el Neverón de Urriello y la Corona de Raso.

Faldeo del Neverón de Urriello.

            Se trata de una travesía similar a la anterior, un poco más amplia que cuenta con un crestón intermedio en el que se pierde un poco el camino pero que, recuperado inmediatamente nos conduce a otro collado con una llegada más tendida que al de la Brecha de los Cazadores.

            Estamos faldeando los diversos contrafuertes, llevamos ya dos, del Neverón de Urriello. No lo sabemos,  pero nos quedan tres más.

            El pico no aparece pero hemos de perder alrededor de 50 metros  para ir girando a media ladera, ahora ya hacia el oeste. Cuando tras iniciar un remonte de un crestón alomado de calizas bastante lisas echamos la vista arriba creemos intuir la presencia de Torre Cerredo. No será cierta, estamos contemplando el Pico de los Cabrones como comprobaremos poco más adelante conforme vayamos girando al sudoeste y nos aproximemos al Jou de Cerredo.

Primera imagen de Torre Cerredo.

            Creemos distinguir con certeza nuestro objetivo cuando del crestón hemos de bajar suavemente para continuar en travesía contemplando como se aproximan hacia nuestro camino otros que vienen del norte, lo que nos hace suponer que estamos en el lugar apropiado para nuestro objetivo. No se ven ni los sarrios.

            El descenso se alarga e incluye un pequeño destrepe hasta encontrar un arco morrénico que corte en seco nuestro descenso y sirva de puente para alcanzar la pedrera  de Torre Cerredo sin tener que tocar el fondo del jou.
La Este de Torre Cerredo.

            Estamos alrededor de los 2250 metros de altitud y ante nosotros se eleva vertiginosa y majestuosa la cara este de Torre Cerredo que es toda una torre y de 400 metros.

            Los primeros 100 metros se hacen con un caminillo muy descompuesto sobre la pedrera inferior de la pared y resultan costosos puesto que el sol pega ya de lo lindo. Terminan en un resalte fácil de buena caliza tras el que aparece un pequeño rellano en el que se asienta un nevero residual.

La Pared de Torre Cerredo.

            Atravesamos el nevero por medio y vamos ascendiendo hasta que las citas nos conducen a la entrada de un corredor por el que progresamos algunos metros dentro de un ambiente espectacular cerrado y vertical.

El Corredor Central.

            Hemos de salir del corredor trepando un poco por la orilla izquierda para salvar la dificultad de un bloque empotrado y volver sobre la vertical del corredor cuando ha dejado de serlo convertido en una amplia pared en forma de embudo.

Estaremos a media pared, lo inmediato no es difícil pero hacia arriba se recorta una brecha defendida por placas que parecen algo complicadas y que de alguna manera habrá que atravesar pues suponemos que la cima se encuentra en la parte norte de la brecha.

Pared Somital.

Dejamos de elucubrar y proseguimos trepando sin grandes dificultades en una pared muy vertical que ofrece alternativas y en la que seguimos citas. Eso si, hay que estar al loro, el tiempo pasa pero los metros caen rápidos.

Trepando y trepando vamos negociando la pared  próximos a la brecha que hemos visto desde abajo, pero la vía se aleja de la misma conduciéndonos un tanto al sur. Una sucesión de viras y pequeños corredores nos aproximan a la arista.
Llegando a la Cima de Torre Cerredo.

Antes de alcanzar la arista cimera la vía se aproxima a la brecha que es de pequeñas proporciones y toma un corredor de una docena de metros que nos deposita en la arista cimera junto a la imagen de una virgen negra que está al abrigo de una roca orientada al oeste.

Cima de Torre Cerredo.

Unos metros hacia el sur, de llano, nos depositan en la Cima de Torre Cerredo a 2648 metros de altitud. Son las nueve y media.

Horcada Arenera y Torreón de Albo.

Horcada de Don Carlos el Oso.

Tengo la impresión de haber subido un pico importante, Rosa, como siempre, está preocupada por el descenso. Juan respira aquí bastante mejor.

Pico de los Cabrones.

Cima Norte de Torre Cerredo.

Hacemos fotos y almorzamos además de contemplar un paisaje que no conocemos demasiado. El tema de la Horcada de D. Carlos el Oso no termino de verlo, nuestras actividades de ayer se localizan bastante bien y  el Pico de los Cabrones sigue teniendo una pinta absolutamente salvaje.

Collado de Amueso.

¡Cómo nos hubiera gustado coincidir aquí en la cima con alguien que conociera el macizo! No será así y media hora después nos vamos para abajo para derribar los fantasmas particulares de mi esposa.

Armerias alpinas, hay tiempo para todo.

Tomamos el corredor correcto, echamos pared abajo esos fantasmillas que se deshacen en mil pedazos y disfrutamos como querubines recién bañados con el descenso del paretazo. A mi esposa  se le hace hasta corto.

Disfrutando del descenso por terreno ya conocido.

Debajo del Corredor Centrral.

Salidos del Corredor Central.

La este de Torre Cerredo.

Torre Bermeja.

Torre Cerredo y Torre Labouche.

Luego viene un largo regreso desandando camino conocido tras cruzarnos con una pareja que viene de la zona de los Cabrones y va para arriba.

Desde el Faldeo al Neverón de Urriello.

De la Horcada Arenera a la Brecha de los Cazadores.

El Cantábrico desde la Horcada Arenera.

Destrepando la Brecha de los Cazadores.

En la travesía anterior a la Brecha de los Cazadores nos cruzamos con una pareja que sube desde el Refugio Delgado Ubeda y en el dorso central con seis de los muchos que llegaron ayer tarde al vivac.

Urriello desde la Brecha de los Cazadores.

Alcanzamos el refugio a las doce y diez. Todavía tenemos la tienda a la sombra del Naranjo. Han sido 750 metros desnivel pero no solamente eso. Es un terreno difícil y absolutamente desconocido para nosotros

Recogemos los bártulos rápidamente pues enseguida llega el sol al emplazamiento de la tienda y nos vamos a la parte noroeste del refugio para comer y beber tranquilamente a la sombra.

Será la una y media cuando marchemos para abajo. No es conveniente perder más tiempo pues nos queda mucha travesía por delante.

Puedes ver más fotos.

Puedes ver la Continuación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.