5 ago. 2008

16d-08. LAS COLLADINAS DE VUELTA AL TELEFERICO DE FUENTE DE. 5-8-2008.

Las Colladinas.

Fuente de Cordiñanes, Riego de Ansotín, Majada de Ansotín, Collado Jermoso, Colladinas, Vega de Liordes, Canal del Embudo y Aparcamiento del Teleférico de Fuente dé.

05-08-2008.

Salida 10:30 h. Llegada 17:30 h.

Sol.

Bastante fácil.

Desnivel der subida.1330 m.

Desnivel de bajada. 1100 m.

Distancia recorrida 10000 m.
 
Tiempo Efectivo 5:45 h.

Travesía.

 Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de las Colladinas procedente de Alpina. Vía en amarillo.

            En la fuente de Cordiñanes almorzamos, cogemos agua y salimos detrás de una pareja de militares que parecen conocer la zona, media hora después, pues son las diez y media de la mañana del 5 de Agosto de 2008. Estamos sobre los 850 metros de altitud.
 
Pica de Ansotín a la Entrada del barranco del mismo nombre.

Mirador de Cordiñanes.
 
Nos habían dicho que había que coger el camino en Cordiñanes, yo había previsto atajar entrando directamente al barranco y eso nos ha llenado de dudas.  El camino sale del pueblo y se va directo a la pared, en la parte izquierda del barranco pero ya fuera del mismo y enseguida lo vemos claro: debe haber un camino artificial que rompe la pared para introducirse en el barranco más arriba.

Saliendo de Cordiñanes.
 
Así nos lo muestra la pareja que va delante. Una rampa inclinada y herbosa nos incorpora al vertical paredón por el que un camino artificial asciende por la pared en travesía hacia el oeste, atraviesa ganando altura un par de verticales corredores y se encarama por una brecha en la arista este en la que nos recibe el sol.

Cordiñanes desde la Pared de Santodota.
 
Allí el camino gira  hacia el norte abriéndose paso en suave ascenso a través de una ladera muy inclinada, para atravesar un par de corredores e incorporarse al hayedo un poco más arriba. Si hubiéramos entrado por donde proyecté quizás hubiéramos tenido algún problema derivado fundamentalmente del hecho de que el camino estuviera poco transitado y nos hubiera hecho perder tiempo. Puente había, un tramo inclinado de pradera alpina también y luego el hayedo. Toda una incógnita.

Vista atrás desde la Canal de Ansotín.

Bueno, estamos en el hayedo sobre el que el balizado camino progresa en suave ascenso y se hace calor. El hayedo se alarga bastante y el camino, en dirección sudeste, lo deja atrás introduciéndose en una pradera alpina mixta en la que aparecen tramos de pedrera bastante asentada.

Más arriba del hayedo de Ansotín.
 
Atravesamos un curioso canal natural que baja del Pico de los Mojos y que parece hecho artificialmente y tras superar un resalte completamente herboso alcanzamos el rellano en el que se asienta la Majada de Ansotín.

Corredor de Ansotín desde el rellano Intermedio.

Son las doce, estamos sobre los 1300 metros de altitud y charlamos con la pareja de la fuente. Nos dicen que el Collado Jermoso es de lo más bonito que hay por la zona, que al ritmo que llevamos nos puede alargar nuestro camino entre una hora ó dos y… Rosa se anima y nos se hable más: vamos a hacer algo que espero que no nos aporte nada que no conozcamos ya, pero…

Allí se quedan, nosotros llevamos más ritmo a pesar del peso y continuamos por un camino que se orienta  hacia el norte para irse aproximando en fuerte ascenso hacia la Pica de Ansotín. La verdad es que no es fácil imaginar un camino por medio de estas torres, estos barrancos y estos paredones.

Abandonando el Riego de Ansotín hacia el Collado Jermoso.
 
Ascenderemos alrededor de 250 metros de desnivel en un par de tiradas casi sucesivas y alcanzamos un herboso collado al este de la Pica de Ansotín, lugar en el que el camino gira casi 180º y con un trazado paralelo al del fondo del valle progresa hacia el este-sudeste.

Travesía por encima del rellano Intermedio.

Lo que vamos a realizar es una travesía en suave ascenso para  atravesar tres amplios barrancos que nacen de la Torre Jermosa que faldearemos por su vertiente sur.

El faldeo se hace largo mientras contemplamos, bastante alejados, a la pareja que ha salido enseguida detrás de nosotros.

Alcanzamos un minúsculo collado tras el tercer barranco que hemos ascendido fuertemente y nos asomamos a un pequeño rellano en el que desemboca un potente corredor orientado al nor-noroeste.
 
Corredor bajo el Collado Jermoso.

El corredor que es fácil, se nos va a hacer pesado pues somos abrasados impíamente por el sol, además de que ascenderá por encima de los 200 metros de desnivel.

Un primer tramo lo lleva  hacia los paredones que se elevan verticales y recorridos por una escorrentía en la que bebemos agua con alguna sospecha de que pueda bajar del refugio. Luego el corredor salva los paredones un poco al oeste y se amplía en una ladera muy erguida, descompuesta y por tanto incómoda que se salva con la primera imagen del refugio algunos metros más arriba.
 
Refugio del Collado Jermoso.

Unos minutos después alcanzamos el Refugio del Collado Jermoso situado a 2064 metros de altitud cuando es la una y media.

Se trata de un refugio de entre mediano y pequeño tamaño situado en un collado herboso y que trae el agua por una tubería de plástico desde un manantial permanente en la Torre Casiano de Prado.

Nos metemos dentro con ganas de sombra para comer y descansar un poco.

Estaremos algo más de media hora pero finalmente hemos de continuar.

Yo sigo con mi tesis de que esta variante va a resultar un encule. Estamos muy altos y todavía tenemos que continuar ascendiendo, ahora en dirección sudeste hacia un visible collado bajo las Torres de Casiano y de las Minas de Carbón. Habrá que subir algo más de 50 metros y esperemos que cueste y valga.
 
Canal de Ansotín desde las Colladinas.

Pero no será así. Estamos en las Colladinas, nuestro punto alto del día sobre los 2120 metros de altitud.

Transitando las Colladinas hacia la Vega de Liordes.
 
No perdemos demasiado tiempo reconociendo una buena parte de nuestro ascenso, entre otras cosas porque no vemos un terreno muy definido. En el collado, el camino continúa con otro baja y sube a un siguiente collado, cosa que se repetirá alguna vez más. Se trata de desniveles pequeños que hacen el camino altamente tedioso, precisamente cuando esperábamos que bajara definitivamente a la Vega de Liordes.

En el tercer sube y baja nos encontramos con un conocido de Luis Arcas de la época de nuestros comienzos en la montaña. Casualidades de la vida.

Llago Cimero a la entrada de la Vega de Liordes..

El camino prácticamente rebasa por el sur la Torre de las Minas de Carbón cuando en fuerte descenso se orienta casi al sur y por un bien trazado camino, corta una vertical pared y se introduce en la verde y sinuosa Vega de Liordes. En la bajada tenemos certeza de que hacer el recorrido sin la variante del Collado Jermoso hubiera resultado muchísimo más corta y económica de esfuerzo, además de que hubiéramos pasado por uno de los llagos que todavía tiene agua.

Vega y Collado de Liordes.
 
Caminando prácticamente en dirección este ni siquiera tocamos el fondo de la vega. Pasamos por encima de la fuente que se encuentra en el extremo este de la vega y remontando suavemente en medio de restos de actividades mineras alcanzamos el Collado de Liordes a 1959 metros de altitud cuando van a ser las cuatro menos cuarto.

Vega de Liordes desde el collado del mismo nombre.

Delante de nosotros está la Canal del Embudo recorrida por el Camino de los Tornos de Liordes y que, tanto desde abajo como desde el teleférico habíamos visualizado. Es un camino con abundantísimas cetas que hay que bajar. Está transitadísimo.

Inicio del Canino de los Tornos de Liordes.
 
Tan transitado que al poco de comenzar el descenso encontramos a una señora sentada a la orilla del camino llorando prácticamente presa de un ataque de histeria. Un grupo de domingueros ha subido por la Canal de Pedabejo a la Vega de Liordes y se han echado para abajo dejándola sola con una chiquilla de alrededor de 16 años. Mal calzada, resbalando un paso si otro también, está al borde del desastre.
En los Tornos de Liordes.

Juan la apoya con un bastón y le va tapando la vista y yo del brazo, la bajamos para abajo. Sus familiares la llaman repetidamente por teléfono, tranquilos desde el final del camino, de subir a su encuentro para ayudarle a bajar, nada de nada.

Clavelinas de pastor en los Tornos de Liordes.
 
El ridículo de esta gente resulta bochornoso para la chica que le dice a su tía que apague el móvil de una puñetera vez.


Pastizales en la Norte de Peña Remoña.
 
El descenso resulta largo pues la señora no está preparada para esa actividad ni para ese camino. Le duelen mucho las rodillas, los pies y el alma. La historia de los domingueros, que no servirá de nada, puesto que un buen día de cualquier otro año, repetirán alguna faena similar hasta en esa ocasión no aparezcan unos primos como nosotros y los grupos de rescate tengan que ir a sacarlos del monte vivos o muertos.

Cuando llegamos al aparcamiento, una hija de la señora viene a dar la cara, han debido de echarlo a “pajeta.”

-¿Se os ha hecho larga la espera, no? No tenéis conocimiento, sois tan atrevidos como ignorantes y resultáis francamente patéticos e impresentables. En la montaña no se hace eso.

El Mirador de Fuente De.
 
Son las seis menos veinte cuando ponemos punto y final a nuestra travesía. Del remate no hemos disfrutado más que de los suntuosos praderíos escandalosamente  verdes que escalonan la cara norte de Peña Remoña. Hoy hemos subido 1900 metros y hemos bajado1200 incluyendo la salida del Cares. Aunque lo más importante haya sido el conocimiento que del Macizo Central de los Picos de Europa hemos obtenido. No ha sido gratis puesto que hemos tenido que mover aproximadamente 4600 metros de desnivel pero valga.

El coche está a la sombra según calculamos cuando elegimos el lugar para estacionarlo. Comemos una fruta y nos vamos para abajo. Media hora después estamos de nuevo en nuestro campamento. Toca sesión de Río Deva con baño y lavado de ropa.

Ponemos un tenderete enorme sobre el cable de un pastor eléctrico desconectado.

Luego repetiremos tarde y noche como la anterior al inicio de la travesía. Mañana emprenderemos el regreso.

Puedes ver más fotos.

Aquí puedes ver el Comienzo.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.