18 ago. 2008

20-08. AL CASTILLO DE ACHER POR LA ARISTA SUDESTE. 18-8-2008.

La Sur del Castillo de Acher desde el Borreguil.
 
Barranco del Barcal y arista sudeste. Descenso por la cara sur y Puerto de Acher

18-8-08.

Salida 9:00 h. llegada 16:00 h.

Sol.

Algo difícil.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa del Castillo de Acher procedente de Prames. Vía en amarillo.

 

            Hacía Tiempo que queríamos hacer esta vía para subir al Castillo de Acher. La conocíamos como la Vía del Bloque Empotrado. Sabemos que está en la arista sudeste del pico y nada más.

            Hoy es lunes 18 de Agosto y nos vamos al monte aprovechando que tenemos fiesta.

            Nos levantamos a las siete, a las ocho menos cuarto estamos en el coche para comprar pan y seguidamente a la carretera. En Hecho proseguimos valle adelante por el Barranco del Infierno hasta llegar a Oza. Todavía hemos de continuar carretera adelante hasta la Mina lugar en el que la carretera se convierte en una pista con un firme extraordinario que nos deposita en la entrada del Barranco del Barcal, lugar a partir del que se restringe el paso de vehículos, ya muy cerca de Aguas Tuertas, lo que facilita el acceso a la montaña preservándola al mismo tiempo. Debería cundir el ejemplo.

            Son las nueve y cuarto, estamos sobre los 1400 metros de altitud y buscamos en la orilla derecha del barranco camino por entre las varias trochas de las vacas que recorren la ladera por encima o entre el hayedo de fondo de barranco.

Murallones de la Este del Castillo de Acher desde el Barranco del Barcal.
 
            Enseguida nos aproximamos al barranco ya fuera del hayedo y en dirección sur continuamos camino por la orilla derecha del barranco, todavía a la sombra de una mañana espléndida.
 
            Pasamos junto a una cabaña pastoril en medio de un puerto con bastante ganado vacuno y ganamos altura siguiendo el camino que conduce al Puerto de Acher pero con la intención de localizar el que ha de cruzar el barranco y orientarse al sudeste bajo las murallas del castillo de Acher que llevamos en nuestro horizonte desde el principio del barranco.

            El mapa pinta el desvío sobre los 1900 metros pero no será así. Busco y no veo nada que se parezca a un camino transitado en la orilla izquierda del barranco.

            Luego de seguir por el camino principal del valle que se arrellana debajo del Puerto de Acher, cruza el barranco y se orienta un tanto al sur-sudeste, no por el lugar que imagino.
 

            Un poco más al oeste tenemos el corredor mitad verde y mitad de pedriza que se eleva hasta alcanzar la arista sudeste del pico en la zona de un  característico gendarme de la arista. Al final de la misma están los murallones, fisuras y corredores entre los que hemos de localizar el paso.

            No localizo citas en el corredor, el camino se pierde y nosotros nos vamos en ascenso  hacia un diminuto collado al sur del llamativo resalte vestido de escandalosas pizarras granates, un poco al sur del gendarme.

Corredor al que nos conduce l arista sur.
 
            En el collado iniciamos un flanqueo prácticamente horizontal hacia el corredor por el que debería discurrir el camino de ascenso. No parece demasiado transitado pero en el flanqueo localizo huellas que confirman mi decisión.

            Ya en el fondo del corredor ascendemos directamente hasta alcanzar la arista sudeste del pico al sur del gendarme.

Cerca de la entrada al corredor y bajo los torreones.
 
            En la arista encontramos citas que la abandonan enseguida ya que está muy rota, para proseguir ligeramente por la ladera este hasta la base del gendarme.

Se faldea por el este en ascenso a través de una pared bastante inclinada, escabrosa y descompuesta que nos aproxima a la zona de las torres y los corredores.

He localizado una ventana en las proximidades del corredor más occidental, hay tres, pero no debemos descartar nada, sobre todo porque el lugar no tiene muy buen aspecto.

El corredor de la parte este que es el más visible termina en una fisura ciega y vertical por lo que queda descartado de inmediato. La pared sigue igual de pestosa pero en ningún momento se complica hasta que un escalón nos invita a dirigirnos hacia le corredor central. Las huellas nos llevan a una rampa herbosa que me da mala espina.

Le digo a Rosa que espero, como muchas veces hacemos y la escalonada rampa  conduce a la base de otra fisura ciega similar a la primera.

Aquí está el corredor con el Bloque Empotrado.
 
Hay un destrepe hacia el corredor oeste pero desandando los últimos pasos localizamos una travesía por encima del escalón que nos ha desviado y que nos coloca bajo el corredor oeste que es el de la ventana y por tanto el del bloque empotrado.

Unos metros descompuestos se continúan con una rampa estrecha ya dentro de la pared que nos sitúa en la base del cierre del corredor bajo el enorme bloque empotrado. Son las diez y media pasadas.

Se trata de una pared de alrededor de 3 metros de ancha por 5 de alto. Es un paso fuerte que hay que estudiar.

Se puede abordar por los dos lados o incluso de frente pues tiene una presa baja consistente en una concavidad algo lisa y una clavija muy alta

Si no me equivoco, esta “chupao”, pero va a resultar un paso duro para mi chica. Elijo la parte derecha de la placa en la que hay, muy alta una presa fabulosa, de la que dirá Rosa que se mueve pero puede aguantar a un par de vacas. Me sirve incluso para apoyar cómodamente las dos manos, ganar altura con confianza para los pies y alcanzar la presa alta del centro de la pared, muy buena, pero algo gastada y por tanto lisa, se trata de presa para manos y luego para pies. Me levanto sobre la pared y alcanzo un descansillo en el que estar con cierta comodidad.

Busco una presa más pequeña pero más segura para mi mano derecha y me descuelgo a mitad de la pared. Mi chica ataca la pared por la izquierda ya que tiene una buena presa para el pie derecho. De mi mano se yergue sobre la presa y con un segundo esfuerzo se apretuja en mi lecho del que ya me he estirado para dejarle sitio.

Mi chica sale delante, detrás yo.

Se asegura y me voy para arriba superando fácilmente el final de la pared. Un escalón de un metro en la zona angostada de salida nos pone fuera  de la pared que cierra el corredor, todo a la sombra y bajo el techo del enorme bloque empotrado. Es un IIIº. claro.

La entrada al corredor desde encima del bloque empotrado.
 
Fuera del corredor en cuya entrada no hay citas, inmediatamente alcanzamos la vía normal que viniendo del oeste y se orienta al norte a través de un camino terroso sobre pradera alpina hacia la cima.

El Sinclinal Colgado del Castillo de Acher.

Hacia la Cima del Castillo de Acher.
 
Son las once y media cuando alcanzamos la cima del Castillo de Acher a 2390 metros de altitud. Hace una mañana fresquita y ligeramente venteada. Un gran día para caminar. Buscamos un poco de abrigo y almorzamos. Luego unas fotos desde Billare, Petrachema, Acherito, Petraficha, Aguerri, Bisaurín, Secus…también Aucue y el Caperán de Sesqués siempre lejos. Me están entrando ganas de hacerle una visita.

Paredones de la Norte del Castillo de Acher.

Puntal de Secús, Bisaurín y Secús.
 
Luego llega el personal. Charlamos con un par de navarros, les advertimos del asunto del corredor del bloque empotrado pues se extrañaban de no vernos al subir y nos han preguntado por la vía y luego, para abajo.

Barranco Costatiza desde el Castillo de Acher.

La Salida der la Arista Sur.
 
Queremos volver por la vía normal para recordar y ver lo que las nieblas nos dejaron malver aquel día.

Una mirada más al Bloque Empotrado el tomate está debajo.
 
En el collado superior del sinclinal colgado continuamos la senda que recorre la parte sudoeste del sinclinal hasta llegar a la salida del corredor que rompe la muralla sudoeste. Un fácil y amplio corredor de alrededor de 50 metros nos coloca en una ladera caliza descompuesta en el que serpentea un camino perdiendo altura hasta que lo abandonamos y tomamos una senda que se orienta  bastante llana hacia el este-sudeste buscando claramente el Puerto de Acher o del Barcal, a través de la parte alta del Borreguil de Acher.

La Sudoeste del Castillo de Acher.

El Corredor Oeste del Castillo de Acher desde abajo.
 
Cogemos un poco de té de roca y luego, tranquilamente y contemplando tanto los murallones de la sudoeste del Castillo de Acher como los de Costatiza nos acercamos al Puerto de Acher en suavísimo ascenso en medio del ganado que ocupa los puntos ventilados de puerto.

Borreguil de Acher y Secús.

El Gendarme de la Sur del Castillo de Acher.
 
Es la una cuando alcanzamos el Puerto de Acher a 2052 metros de altitud y giramos por la base de la arista sudeste que hemos ascendido y que fotografiamos por todos sus lados hasta orientarnos al norte y cerrar el bucle que hemos iniciado al abandonar el camino a la mañana.

Murallones de la Sudoeste del castillo de Acher.

En el Borreguil de Acher.
 
Torres del Corredor Sur.
 
Nos llegamos hasta el barranco en la ladera este de peña Marcatón, cogemos agua fresca en una surgencia y nos paramos a comer y a tomar el sol, mi señora no se puede resistir al solarium. Es la una y media pasadas. Yo, con buen respaldo, hasta echo una cabezana.


Puerto de Acher desde el Borreguil.
 

De nuevo la Sur del Castillo de Acher.

Cólchico.
 
Alrededor de las tres continuamos el descenso por idéntico camino, puerto abajo, para llegarnos al coche cuando van a ser las cuatro menos cuarto.

Las Piernas de Oza desde Oza.
Hoy han sido 1000 metros agradables, con un toque de distinción.

    

 

 

 

 

           

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.