10 dic. 2015

82-15. LOS MONJES. 9-12-2015.


La clásica de los Monjes desde su Antecima Sur.
 
Aparcamiento de Astún, Barranco e Ibón de Escalar, Collado de los Monjes y Arista Sur, Descenso al Ibón de Escalare e Ibón de Truchas.

09-12-2015.

Salida 10:30 h. Llegada16:30 h.

Sol.

Fácil.

Esquís de Montaña.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de los Monjes procedente de Iberpix. Vía en amarillo.
 
            Estaba la nieve tan buena en el Valle de Aneu que contemplando el Valle de Bious desde la Peña del Col de L’Iou se introduce en nuestro cerebro la idea de hacer alguna circular a partir de Astún.

            Tres días más tarde, es el 9 de Diciembre de 2015, estamos aparcando en Astún  pasadas las diez y cuarto de una espléndida y anticiclónica mañana de un otoño cálido como no se recuerda otro.

Comenzamos la mañana porteando por falta de nieve en Astún.
 
            Estamos a 1700 metros de altitud y de momento cargamos los esquís en la mochila. Comenzaremos porteando el resalte de la Orilla Izquierda del Barranco Escalar en busca de la nieve en los Llanos del Sol.

            Hemos de coronar el resalte prácticamente para ponernos los esquís y a la entrada de los Llanos del Sol, todavía atravesaremos algunos cordones de hierba: el Barranco Escalar tiene muy poca nieve y hay cortes en la ladera de Benou, el resalte de la ladera izquierda está completamente pelado e incluso el fondo del barranco tiene un importante corte como comprobaríamos después.

            La nieve está dura con un rehielo tremendo y nada más acercarnos al barranco hemos de poner las cuchillas: va a ser una jornada curiosa.

Enseguida hemos de poner cuchillas, la nieve está muy dura.
 
            Con esta tesitura, descartamos la orilla derecha y entre el fondo y la izquierda nos vamos al camino natural sabiendo que habrá que quitar los esquís de seguro.

            Alcanzamos el camino normal, quitamos esquís y sin colgarlos en la mochila proseguimos para arriba sabedores que será un tramo corto.

            Estamos ya a punto de calzarnos de nuevo los esquís cuando se le abre la mochila a mi chica y su casco arrea ladera para abajo. Juan que está más abajo próximo al barranco se da la vuelta y con dificultades pues la nieve sombreada está durísima, alcanza el fondo y baja a su encuentro.

            Yo he soltado esquís y mochila y vuelvo para abajo siguiendo el camino para acceder al barranco por debajo y progresar buscándolo fondo arriba.

            La suerte es que tras una de las revueltas finales en la que yo lo he visto desaparecer se detiene y lo recupera Juan. Poco más abajo estaba el corte con una rimalla importante que se lo hubiera tragado.
 
En el Ibón de Escalar después de todo.

            Me gritan y vuelta para arriba desde la quinta puñeta en busca de los esquís para calzarlos inmediatamente y entrar en la cubeta lacustre en la que se asienta el Ibón de las Ranas o Escalar que también tiene lomos herbosos. Son las doce y estamos a 2080 metros de altitud.

            Benou está algo pelado por arriba, Los Monjes tienen una buena subida  por la arista con peladuras en la parte inferior de su cara sudoeste y los alrededores del ibón que rodeamos por el este tienen la nieve durísima.

Nieve dura en el corredor al Collado de los Monjes.
 
            Entramos al corredor que asciende amable al nordeste en busca del Collado de los Monjes y la nieve sombreada sigue como un cristal. Con las cuchillas subimos muy bien pero empezamos a cuestionarnos nuestro proyecto de circular.

            Van a ser las doce y media cuando alcanzamos el Collado de los Monjes situado a 1168 metros de altitud. El Valle de Bious está espléndidamente cubierto de nieve pero el Quartier de Rebec que hemos de atravesar está lleno de sombras todavía a estas horas y poco más se ha de levantar el sol.
 
Quartier de Rebec desde el Collado de los Monjes.

            Echamos un bocado al sol y a la fresca brisilla que mueve en el collado mientras sopesamos pros y contras. Es un poco tarde, la travesía será entera con cuchillas e incómoda, el placer prácticamente nulo y la soba asegurada: somos masocas pero no tanto; así que nos olvidamos del recorrido, ya vendrán mejores condiciones y nos vamos a los Monjes.

            Mi chica que no lo entiende en principio, enseguida se dará cuenta de la jugada pues tendremos una nieve divina tanto para ascender como para descender.

Subimos muy cerca de la arista sudeste.
 
            Nos desmontamos del collado y tomamos la cara sudoeste no por donde solemos hacerlo que es un poco por la zona intermedia sino por las inmediaciones de la arista, nos vamos cómodamente para arriba. La nieve está estupenda pues es una cara más sur que otra cosa y está soleada y abrigada.

            No son más de 150 metros de desnivel nos que nos colocan en la Antecima Sur, lugar en el que se dejan los esquís sobre los 2290 metros.

            Hay que tomar un tramo de arista nevada y afilada que permite una buena fotografía del pico y en descenso alcanzar la base de la pared. Lo llaman el Col Benou pero sería más lógico llamarlo el Col de Escalar.

En el Casquete Somital de los Monjes.
 
            La arista sur, muy recorrida y compuesta de cuatro resaltes está limpia de nieve salvo en los rellanos intermedios. Permite ascender alrededor de 70 metros cómodamente a pesar de las botas de plástico ya que ofrece buenas presas de manos y pies.

En uno de los hombros de la Sur de los Monjes.
 
            La hemos ascendido repetidamente con más y con menos nieve, no guarda ningún secreto para nosotros y nos permite alcanzar relajadamente la Cima del Pico de los Monjes situada a 2346 metros de altitud. Es la una y media.

Cima de los Monjes.
 
            En la cima hacemos fotos y contemplamos un dilatado paisaje con nubes acantonadas en las puntas del sudoeste. Por una vez el norte está limpio.

Iniciando el descenso desde los Monjes.
 
Disfrutando en la Sudeste de los Monjes.
 
            Luego, desandamos la arista calzamos los esquís y nos vamos para abajo disfrutando de una nieve inmejorable. Cerca del Collado de los Monjes se nos ocurre subir la pala de la Antecima Oeste del Pico de Astún. Ponemos las pieles y las cuchillas y nos introducimos en la amplia pala orientada al noroeste y dura como un cristal.

La Antecima Oeste del Pico de Astún tiene la nieve muy dura.
 
Los Monjes gentileza de Juanillo.
 
            No va a merecer la pena el descenso con esta nieve tan dura y pasamos de remontar el centenar de metros. Juan se alarga hasta arriba y le esperamos bajo el collado. Luego vendrá el descenso del corredor por la vertiente derecha soleada que resultará agradable aunque corto y el rodeo del Ibón de Escalar por el este.

En la ladera soleada bajo el Collado de los Monjes.
 
            En el extremo este del ibón volvemos a poner pieles y remontamos al encuentro de la pista sentándonos en unas piedras a comer. Son las tres de la tarde.

Remontando desde el Ibón de Escalar,
 
            Se hace fresquillo pues el sol está parcialmente velado por una cierta nubosidad volandera y termina obligándonos a abreviar con el asunto.

Atrás se queda el Circo de Escalar.
 
            Luego recorremos la pista cómodamente con las pieles y que en dirección este nos depositará en Truchas cuando van a ser las cuatro de la tarde. El ibón está helado y el Mala Cara bastante nevado dadas las ventoleras con la nieve recién caída que fue hace un par de semanas ya.

Truchas y Mala Cara.
 
            El descenso, un rato por las pistas y otro por los aledaños es agradable pero cerca de la Pista de Acceso, ya a la sombra, la nieve está durísima con una capa de nieve polvo que se agradece. No es nieve para esquiadores principiantes.

            Son las cuatro y media cuando llegamos al coche tras una jornada imprevista, no demasiado agradable y con un pobre remonte de 650 metros. Lo malo o lo bueno, según se mire es que el tiempo va a seguir anticiclónico y excelente para estar al aire libre pero la nieve cada vez menos y peor; así que disfrutarla puede resultar complicadillo. ¡Nos hace falta una buena nevada!
 
Para ver más fotos.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.