29 dic. 2015

85-15. A LAS GRALLERAS EN BUSCA DE NIEVE. 27-12-2015.

Gralleras Norte desde Gralleras Sur.

Aparcamiento de Espelunciecha, loma del Vacarizal, Gralleras Sur, Gralleras Norte y vuelta por la Rinconada de Esapelunciecha.
27-12-2015.
Salida 11 h. Llegada 14 h.
Sol.
Esquís de montaña.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Gralleras procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

No podemos creer lo que vemos cuando tras pasar el Portalet nos asomamos al Valle de Aneu. Los aparcamientos están vacíos, no hay prácticamente gente en el valle, pero lo que realmente falta es la nieve de una forma escandalosa. He visto meses de Junio con más nieve que hoy 27 de Diciembre de 2015.
Nos damos la vuelta de inmediato y aparcamos en Espelunciecha a pesar de que a la subida ya hemos visto que las laderas del circo orientadas al sur está peladas de nieve hasta arriba con lo que ya se nos había ido al traste uno de los dos proyectos originales.

A por la Arista este de Gralleras Sur. 

Son las once de la mañana cuando cruzamos el puente sobre el recién nacido Río Gállego con los esquís en la mano. La tentación tiene nombre de Pista de la Rinconada pero aprovechando que la Pista de Vacarizal está cerrada la utilizaremos para subir hacia Gralleras aún a sabiendas de que le debe faltar bastante nieve.
La pista recorre la Arista Este de Gralleras Sur en la parte superior de la ladera derecha del Barranco Vacarizal. La conocemos desde hace algún tiempo y se compone de unos muros decrecientes en pendiente pero alguno de ellos lo recordamos como consistente.

La pista que recorre la arista está cerrada por falta de nieve.

La pista tiene algunos tramos pelados antes de alcanzar el muro inferior. Hemos salido foqueando hielo vivo y en la base del muro ponemos cuchillas. Nos van a permitir superarlo con una larga diagonal de sur a norte sobre nieve durísima,

Ni siquiera Argualas tiene nieve. 

Tras el muro viene un segundo más corto y suave aunque ligeramente sombreado que subimos mejor aprovechando que el abrigo de la pista guarda una ligerísima capa de nieve que agradecemos vehementemente; pero por el contrario, la presencia de abundantes cañones nos regalan sus correspondientes placas de hielo vivo , algunas de ellas de grandes proporciones.

El Barranco de Vacarizal y Gralleras Norte al fondo. 

El ascenso no es cómodo pero como la dificultad intrínseca va en descenso se lleva medianamente bien.
Terminada la serie de resaltes la pista allana y se alarga en dirección oeste coincidiendo con el trazado de la silla hasta alcanzar el final de la misma en la base del Casquete Somital de Gralleras Sur que es donde llegamos tras una hora cumplida de foqueo.

No es nieve sino hielo del agua de los cañones. 

El Barranco Vacarizal está cortadísimo, Gralleras Norte tiene mucha más roca que parte cubierta de nieve en lo que hace relación a su vía normal de acceso con los esquís y Gralleras Sur tiene sus caras sur y este vestidos por el marrón otoñal de las hierba seca. Faltaba nieve a 1750 metros y sigue faltando aquí casia 2200 metros de altitud y eso que a esta altitud, la última parte de la precipitación no fue de lluvia sino de nieve.

Una imagen diferente del Diente de Anayet.

Pasamos junto al final de la silla y en las inmediaciones del collado entre las dos Gralleras dejamos los esquís y nos subimos en un periquete a la Cima de Gralleras Sur situada a 2204 metros de altitud. Son casi las doce y cuarto.

Campana de Aneu y Midi desde la Este de Gralleras.

Hacemos algunas fotos para testimoniar la situación en una mañana espléndida e inigualable en Mayo, comprobamos que el Puerto de Canal Roya tiene puesto su traje de cristal y nos volvemos en descenso al collado para iniciar seguidamente un corto y cómodo ascenso que nos lleve por terreno limpio a la base de la Pared Sur del Gralleras Norte.

Esta bueno Gralleras Norte para hacerlo con esquís. 

Recorremos el plano hombro desde el que nos asomamos al Valle de Aneu en la Zona de Cuyalaret y ascendiendo suavemente junto a la nieve alcanzamos el inicio del corredor hoy totalmente limpio de nieve.
Se trata de una pared perfectamente escalonada de alrededor de una treintena de metros que hemos subido con diversas condiciones y que hoy cómodamente nos deposita en la arista cimera que se resuelve en un par de amables ondas culminantes a 2264 metros de altitud.

En la Cima de Gralleras Sur. 


Punta Alta de los farallones, Culibillas y Espelunciecha desde Gralleras Sur.

Es la una menos cuarto, el cielo se vela ligeramente con la entrada de altoestratos dispersos, corre una ligera brisa anunciada en altitud y contemplamos la espléndida aguja de la Campana de Aneu, el Midi que pastora el Valle de Aneu sin ganado ni nieve, Cuyalaret pelado como nunca y sin gente y el Collado de Canal Roya espectacularmente refulgente.

Remontando el Corredor Oeste de Gralleras Norte.

Volvemos sobre nuestros pasos y en medio del corredor nos sentamos a echar un bocado al sol y al abrigo de la brisa.

Cima de Gralleras Norte con la Campana de Aneu.

El Puerto de canal Roya está acristalado. 

Un cuarto de hora después continuamos brevemente el descenso hasta llegar a los esquís con los que iniciaremos el descenso sin ambiciones y fundamentalmente por la Pista de la Rinconada transitada por poquísimos esquiadores.

No hay gente en la Este de Cuyalaret, ni nieve.

El Corredor Norte del Collado de las Gralleras.

Las partes sombrías y ventiladas están durísimas y las abrigadas hechas un patatar todo salpicado de abundantísimas piedras sueltas y con frecuentes manchas terrosa cuando no algún claro a pesar de que han recogido nieve de hasta donde no la había.

La Norte de Gralleras Sur.

Alrededor de las dos de la tarde llegamos al coche dando por “buena” la jornada de “nieve.”
Hoy ni siquiera hemos llegado a los 600 metros de desnivel aunque la incomodidad del ascenso hay sido ciertamente importante.

Estampa poco corriente de Espelunciecha.

Creo que hay unas animosos más que fundadas previsiones de precipitaciones para la tarde noche de lunes a martes que deseamos más que esperamos sean de nieve pues bajando de Formigal el termómetro marcaba 15 grados de vellón.
¡Y si le pidiéramos nieve a la Virgen de la Cueva…!

¡¡¡Feliz Año Nuevo!!!

Para ver más fotos.


28 dic. 2015

84-14. TRADICION DE LOS BELENES MONTAÑEROS EN SABIÑANIGO. 20 Y 25-12-2015.

El Nacimiento en la Cueva de Santa Orosia.

San Román, Cueva de Santa Orosia y Ermita de Santa Orosia.
18-12-2015.
Salida 09 h. Llegada 16 h.
Sol.
Muy fácil.
Grupo numeroso.
Senderismo.

Isún, Mallata de Isún y Mallo de Santa Orosia.
25-12-2015.
Salida 09 h. Llegada 13 h.
Sol.
Fácil.
Grupo numeroso.
Ascensión.

Mapa de Santa Orosia procedente de Iberpix. Vías en amarillo.

          Hace ya algunos años que con la llegada de la Navidad algunos colectivos de deportistas relacionados con la montaña colocan nacimientos en lugares escogidos al efecto para que puedan ser visitados durante estas fechas.

En el Rellano de Santa Orosia con Oturia detrás.

           La Peña Edelweis comenzó esta actividad que puede considerarse tradicional en las Navidades de 1975 y consecuentemente el 18 de Diciembre de 2015 se cumplen 40 años como quien no quiere la cosa.

Bajando hacia la Cueva de Santa Orosia.

           Seremos alrededor de 30 personas las que nos citamos en San Román para ascender hasta el Puerto de Santa Orosia. La concurrencia es libre y hay gentes que se acercan puntualmente algún año para conocerlo pero en la actualidad la clientela está formada por una serie de grupos familiares por lo que no falta la chavalería.

Desde la Entrada a la Cueva de Santa Orosia.

           Salimos a las nueve de la mañana, recorremos el Camino de San Román y en menos de dos horas, con un ritmo asequible para todos los asistentes, alcanzamos el Puerto tras un subida de alrededor de 600 metros.

Columna en el Interior de la Cueva de Santa Orosia.

           Tras un descanso para contemplar la Sur de Ordesa manchada de nieve nos vamos en suave descenso siguiendo el tendido de la luz, las pilonas nos guían y nos depositan en el Barranco de Santa Orosia junto a la cueva en la que colocamos el Nacimiento.

En la Fuente de la Ermita de Santa Orosia.

           Hay que cruzar el barranco por una pasadera de piedras y reptar un poco para introducirnos en la cueva. En un lugar escogido colocamos las figuras y encendemos algunas velas para poco después salir al exterior e iniciar la vuelta pasando por la Ermita de Santa Orosia.

Genciana nivalis en Santa Orosia.

           En el refugio adosado a la ermita en el que se ha encendido el fuego sacamos diversas viandas que ha subido el personal, asamos unas y comemos otras no faltando nunca ni los dulces navideños, ni el poncho ni los cafés. Siempre sobra.

Agradable descenso hacia San Román.

           Recogido el refugio hay que continuar con la vuelta, atravesar el puerto y tomar el mismo camino que hemos ascendido por la mañana y que nos dejará de vuelta en San Román alrededor de las cuatro y media de la tarde tras una jornada espléndida que en este año ha sido más de otoño que de invierno.

Camino de Isún a Santa Orosia tomada a la vuelta. 

           Al mismo tiempo Grupos de Montaña de Sabiñánigo también ha ascendido al Puerto de Santa Orosia pero por el Camino de Isún para colocar su Nacimiento en la Mallata de Isún.

La Val Ancha desde el Mirador de Isún.

           Dado que algunos no tenemos el don de la ubicuidad no podemos estar en los dos belenes a la vez; en algunas ocasiones y antes de iniciar el camino de descenso nos pasábamos por la Mallata y lo visitábamos antes de bajar a San Román o a Isún, en cuyo caso habría que caminar entre los pueblos para recuperar los coches; pero hace ya unos años que pequeño grupo asciende a la Mallata de Isún, la mañana del día de Navidad para visitar el belén y en ello estamos hoy 25 de Diciembre de 2015.

La Mallata Javierre y Tendeñera. 

           Reunidos a las nueve de la mañana en Isún iniciamos el camino que parte del pueblo en dirección norte y a través de algunos campos de labor en busca del bosque mixto que puebla la ladera sur del Mallo de Santa Orosia.

En la Mallata de Isún.

           Un conocido y transitado camino serpentea por la ladera relleno de cantos rodados provenientes del conglomerado que se meteoriza poco a poco con el paso del tiempo.
Subimos tranquilamente y entre conversaciones varias hasta alcanzar el Mirador de la Van Ancha situado al final de la parte alta del camino y desde el que hay una panorámica espléndida sobre nuestro pueblo y sus alrededores.

El Nacimiento en la Mallata de Isún.

           Entramos al puerto y en dirección este remontamos entre bojes para descender de inmediato en busca de la Entrada de la Mallata de Isún.

Con el Nacimiento en la Mallata de Isún.

           En la entrada buscamos un lugar al sol y echamos unos dulces, con poncho, café y brindamos con champán para que podamos repetirlo.

La Pared Superior del Mallo de Santa Orosia. 

           Luego nos llegamos recorriendo la mallata hacia el este hasta el lugar en el que está instalado el Nacimiento.
La mallata con el Nacimiento se encuentra en una larga oquedad de las paredes bajo las antenas y la Estrella luminosa de Navidad que este año no luce por la noche. Parece ser que el cable perfectamente aislado y protegido atentaba contra la conservación del medio natural según algunos prohombres interesados en el tema, que puntualmente han reclamado la protección del medio cuando ellos mismos han abusado del mismo medio para sus personales intereses. Pero este país es así y mientras unos meten la pata hasta el mango sin ningún rubor otros, discretos, tragan y posiblemente y en breve saquen de la pared la estrella y tamaño atentado ecológico.

Delicioso y relajado descenso hacia Isún.
 
          Hacemos algunas fotos para el recuerdo y proseguimos hasta el final de la mallata para ascender por la pared directamente a la Punta del Mallo de Santa Orosia en el que están instaladas las antenas de telefonía.
           Luego volvemos por el puerto hasta el inicio del camino por el que descenderemos hasta Isún liquidando una mañana agradable en la que hemos intentado quemas algunos excesos de la Noche Buena aunque me creo que no lo hemos conseguido demasiado pues los alrededor de 600 metros de desnivel no dan para más.
           Hay muchas mañana de Mayo que no mejoran la de hoy.
           ¡¡¡Feliz Navidad a todos!!!


24 dic. 2015

83-15. TARMAÑONES, COCHATA Y CANTERO CON EL SALDO. 22-12-2015.

Detalle de la Este de Cochata.

Parideras de Escarrilla, Pista al Puerto, Barranco Tallata, Cara Norte, Cima Tarmañones, Collado Tarmañones, Punta Cochata, Noroeste de Cochata, Arista Sur, Cima de Cantero, Pedregal de Cantero, Saldo y Parideras de Escarrilla.
22-12-2015.
Salida 11 h. Llegada 16 h.
Sol.
Fácil.
Ascensión.

Pablo Bandrés, Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Tarmañones, Cochata y Cantero procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Como No hay mucha nieve que digamos y queremos ventilar el piojo, echamos mano de proyectos aparcados en la lista y nos vamos a dar una vuelta hasta la Punta del Porrón en Tramacastilla de Tena.

            En principio prescindíamos de la llave de la pista y finalmente decidimos pedirla para subirnos hasta Saleras y así aprovechar para acercarnos al Calcín y al Ibón de Sobachiella.

            Será un grave error pues nos tiraremos esperando en el Ayuntamiento de Tramacastilla algo así como hora y media. Uno de los funcionarios, nos dicen, que hoy no está y el otro está desaparecido sin dejar nota alguna en la puerta. En este país no cambia casi nada.

            Somos nosotros los que cambiamos de planes y alrededor de las once estamos aparcando en las Parideras de Escarrilla a 1320 metros de altitud.

Pista arriba con Pacino por delante.

            La mañana está fresquilla todavía pues ha helado y se agradece el sol pista arriba. Pasado el hayedo alcanzamos la entrada al Puerto de Escarrilla situada sobre los 1450 metros de altitud y tomamos el camino que en dirección noroeste se marcha puerto arriba al encuentro del Barranco Tallata y del Collado de Tarmañones.

Tarmañones, Cochata y Cantero entrando al Puerto de Piedrafita. 

            Contemplamos Cochata y su prestigiosa cara este, el Pedregal de Cantero y la Norte de Tarmañones al sol y sombra de la mañana, mientras ganamos altura en un puerto cada día más asediado por el rosal silvestre, el enebro y los pinos que se encumbran día a día.

La Nordeste de Tarmañones. 

            Cerca del Collado de Tarmañones  giramos al oeste y nos introducimos en la sombría cara Nordeste de Tarmañones. Se trata de una ladera de 250 metros de altura en la que vamos a tratar de  recorrer la vía que suelen utilizar los esquiadores.

Ibon de las Saleras y Circo de Bucuesa. desde Tarmañones.

            Hay una línea de suaves declives que configuran una perfecta zeta que rompe la ladera y ofrece un  ascenso amable y cómodo primero de izquierda a derecha, para retornar a izquierda y alcanzar un rellano breve desde el que una nueva diagonal de izquierda a derecha  nos lleva a la zona de pinos altos y de allí retornar en suave ascenso hasta la cima.

 En la Cima de Tarmañones.


            Son las doce pasadas cuando alcanzamos la Cima de Tarmañones a 1966 metros de altitud. Hacemos fotos, contemplamos la Norte de la Partacua y el Circo de Bucuesa con Lana Mayor y Saleras y enseguida nos vamos para abajo.

Cochata, Cantero, Foratata, Arrieles y Pallas desde Tarmañones.

            Descendemos un poco por la línea de ascenso al norte y a media ladera  nos orientamos hacia el collado mientras contemplamos el Lago de Escarra que a pesar de todo guarda bastante agua.
            Alcanzamos el Collado de Tarmañones a 1754 metros de altitud e iniciamos el ascenso de la Cara Noroeste de Punta Cochata.

La Oeste de Cochata.

            Una suave ladera  nos levanta al encuentro de las paredes a las que llegamos siguiendo un caminillo con hitos.


Pared Inferior de Cochata.

            En la pared hay que superar por camino erguido un tramo que compone el zócalo inferior del pico y que hacemos con apoyos de manos.

Tarmañones desde Cochata.

            Tras la cabecera de la pared aparece una rampa inclinada y herbosa, medio vestida de sabinas y enebros, en la que un caminillo nos conduce al resalte cimero, erguido y similar al zócalo inferior y que con apoyos de nos nos deposita en la  alargada Cima de Punta Cochata situada a 1908 metros de altitud cuando va a ser la una del mediodía.

Escarra desde Cochata.

            Mientras Pablo y Rosa echan un trago, Juan y yo nos vamos en descenso por la arista norte al encuentro de la Salida de la Vía Rosa. Hacemos algunas fotos, contemplamos la griñolera que sigue allí, recorremos visualmente la vía y nos damos la vuelta. El tramo de arista está igual de descompuesto que siempre.

En la salida de la Vía Rosa a Cochata.

            Hacemos algunas fotos y desandamos camino hasta la base de la pared. Descendemos un trozo de la ladera y abandonando el caminillo iniciamos el rodeo de Cochata por su cara oeste.

Cantero desde el faldeo por la Oeste de Cochata.

            Se trata de una ladera sombría inclinada y descompuesta que recorremos en travesía bajo las paredes del pico y que enseguida nos deposita en el amable y descompuesto, pues tiene pizarras muy astilladas, Collado de Cochata situado a 1810 metros de altitud.

En el Collado de Cochata.

            Lo recorremos por el filo en dirección norte y tomamos la pedrera inestable y también descompuesta que se aloja al este de las paredes que conforman la arista.

Cima de Cantero.

            Enseguida remontamos alrededor de 50 metros y alcanzamos la amable Cima de la Peña del Cantero situada a 1857 metros de altitud  cuando va a ser la una y media.

Tarmañones y Cochata iniciando el descenso de Cantero.

            Hacemos algunas fotos  y nos bajamos unos metros al sur para ponernos al abrigo de la brisilla que corre en la cima y sentarnos tranquilamente a comer mientras contemplamos al contraluz del mediodía la Arista Norte de Cochata.

La Norte de Cochata desde el collado del mismo nombre.

            Alrededor de las dos y cuarto  iniciamos el descenso que vamos a hacer por el Pedregal de la Sudeste del Cantero.

            Queremos ir a ver el Saldo y “nada mejor” que hacerlo directamente y pedrera abajo cosa que a Juan y a mí nos encanta aunque a Pablo se le haga algo largo y pestoso pues no tiene mucha práctica en estos terrenos y Rosa romancee como una filibustera.

Siempre en busca del mejor camino en el Pedregal de Cantero.

            Siempre en dirección este y deambulando pedrera abajo en busca del mejor camino inmediato se termina por hacer largo: es un caos de bloques, algunos enormes, de bastas proporciones a los que se le añade en la parte baja algo de vegetación leñosa que no favorece para nada la progresión.

            Al final de la pedrera aparecen reducidos tramos de pradrerío y el sotobosque de las inmediaciones del camino.

            Hubiera sido más práctico atravesar la pedrera hacia el Barranco Tallata que es por donde hemos subido y por terreno de praderío con más o menos rosal alcanzar el camino. Hubiéramos dado más vuelta pero habríamos ganado tiempo.

Extraordinario el Saldo de Escarra.

            Ya en el camino, en cinco minutos de llano nos llegamos al Saldo. Se trata de una preciosa cascada en forma de chorro que de manera espectacular embellece el accidentado curso por el que discurre el Río Escarra.

            Hacemos algunas fotos, rodeamos la balsa en la que salta  el agua para proseguir luego curso abajo y por el transitado camino utilizado por los visitantes nos volvemos en busca de la pista que nos devolverá en diez minutos hasta el coche aparcado junto a las parideras.

Nieve de Cañones en Panticosa.

            Son las cuatro de la tarde cuando nos metemos en el coche tras liquidar un agradable paseo en el que, entre unas cosas y otras hemos sumado un desnivel de alrededor de 900 metros, la pedrera de Cantero aparte, creemos que Pablo ha disfrutado recién llegado de la Campiña Inglesa.

            ¡Que tengáis unas Felices Pascuas! Y otro día más.

Para ver más fotos.