13 ago. 2011

40-b-11. CIMA CALDERER. 13-8-2011.


Cima Calderer desde el Pollegó Superior.
 
Pollegó Superior, Brecha Rimbau y Corredores de la Cara Sudoeste. Descenso a la Enforcadura.

13-08-2011.

Salida 10 h. Llegada 11 h.

Sol.

Bastante fácil.

Ascensión.

 Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de la Cima Calderer procedente de Angulo. Vía en amarillo.

Estamos en el Pollegó Superior y realmente no sabemos muy bien cuál va a ser nuestro futuro. Tenemos clara la situación del Inferior, visualizamos la Enforcadura y suponemos que la arista que se alarga hacia el este nos tiene que conducir hacia la Cima Calderer, que desde aquí incluso parece de mayor altura que el lugar en el que nos encontramos.

Fuente del Lluis Estasen.
 
Paredes de Pedraforca.
 
Pero no son siquiera las nueve y media de la mañana y echado un trago y hechas unas fotos, el camino se nos lleva para abajo en dirección prácticamente este. Se ahonda ligeramente y decidimos abandonarlo para marcharnos a media ladera próximos a la arista y acercarnos al pico para ver cómo está el “bacalao”.


Saliendo del bosque.
 
Cruzamos por la cabecera de algún corredor que no tiene mal aspecto para ser utilizado como vía de descenso y tranquilamente nos llegamos a la brecha situada en la base de la Pared Somital de la Cima Calderer.

Inicio del descenso de Pollegó Superior hacia Calderer.

La Cara Oeste de Calderer vestida de paredones calizos claros no tiene buen aspecto, en la distancia no es amable en absoluto y de cerca tampoco pues nos enseña “hierros” sobre una pared vertical que aunque no muy larga, tendrá alrededor de 70 metros es bastante imponente.

Contorneamos un crestón lateral y en suave descenso aunque vertiginoso nos llegamos a la Brecha Rimbau y soltamos las mochilas para subir más cómodos pues vamos a intentarlo.
 

Iniciamos un corto flanqueo para entrar a la pared y nos introducimos en el Corredor Inferior equipado con una cadena. Consta de tres partes:  una primera con muy buenas presas y bastante encajonada que se puede pasar perfectamente sin utilizar la cadena; la segunda parte es un poco más delicada puesto que hay que abandonar la fisura y pasar a un tramo de corredor situado a nuestra derecha, con presas más menudas y algo desamparado; la tercera parte es un corredor bastante escalonado  que se sube bien.


Terminado el primer corredor seguidamente nos introducimos el Corredor Somital: se trata de una estrecha fisura que cuenta con un bloque empotrado y que está equipado con otra cadena. Tiene con una zona inferior angosta y vertical en la que agradecemos la decisión de haber dejado las mochilas. Las placas son muy lisas, las presas son pequeñas y hay que subir empotrando hasta alcanzar el bloque empotrado que se pasa por la pared de nuestra derecha que es la que cuenta con la cadena. Luego, más amable y protegido asciende unos metros hasta el paso de salida que también se hace muy por arriba para salir sobre la placa lateral izquierda del corredor lugar en el que hay una cita.


La continuación se hace por una cresta fácil que ya se ha acostado y que nos deposita enseguida en la Cima Calderer situada a 2493 metros de altitud. Son las diez de la mañana.

Hacemos alguna foto, contemplamos como el personal empieza a aparecer por los puntos de tránsito más corrientes, recorremos la alargada cima pero nuestra atención se va al próximo sur, allí se encuentra desafiante el paredón Norte del Pollegó Inferior.

Pollegó Inferior.

Contemplamos la erguida Rampa de Dou, la vía fácil al Pollegó Inferior, pero bajar hasta allá abajo al sol para remontar todo lo bajado que será por encima de los 300 metros nos parece algo duro.

La Este del Pollegó Superior.
 
Cinco minutos más tarde nos volvemos sobre nuestros pasos en busca de la cita de salida.

Los Corredores de Cima Calderer.

La entrada al Corredor Superior.

Destrepando.
 
No hemos utilizado la cuerda que llevamos por si las moscas pero si vamos a colocar un mosquetón  sobre una clavija de salida para facilitar el acceso de mi chica al interior del corredor por encima de la vertical placa izquierda del mismo y ya sin secretos destrepamos al bloque empotrado y de allí sin complicaciones toda la estrecha fisura final.

La entrada al Corredor Inferior también hay que hacerla con “gracia”: lo mejor es tomar dos presas altas para las manos abrazando el resalte para contornearlo con los pies e introducirse en el corredor. El resto, escalón a escalón y de cara al valle nos lleva a la Brecha Rimbau situada según el mapa a 2460 metros de altitud aunque a mí me parezca un poco más profunda.

Bajando a la Brecha Rimbaud.

Los dos corredores son válidos para llegar a la Enforcadura.

Acónito azul.

Cima Calderer desde la Enforcadura de Pedraforca.
 
Recuperadas las mochilas volvemos al encuentro del camino de descenso a la Enforcadura.

Desechamos un corredor muy directo que se pone algo tieso en la parte intermedia del mismo y avanzando un poco más al sudoeste tomamos otro que se abre en dos y que fácilmente nos deposita en la Pedrera de la Enforcadura a 2345 metros de altitud.

Son las diez y media de la mañana, bajamos unos metros en dirección norte y nos sentamos a almorzar al sol de la mañana contemplando la Cara Sur de la Cima Calderer de la que acabamos de bajar.

Para ver más fotos.

 Si quieres puedes ver la Continuación.                

             

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.