14 ago. 2011

41-11. CIRCULAR AL PUIGPEDROS. 14-8-2011.

 
Casquete Somital Sudeste de Puigpedros.

Pista de Meranges, Refugio de Malniu, Estany de Malniu, Tuc de las Mulleres de Puigpedrós, Puigpedrós, Portella de Meranges, Estanis de Engorgs, Refugio de Engorgs y Refugio Malniu.

14-08-2011.

Salida 07 h. Llegada 14 h.

Sol.

Fácil.

Ascensión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa de Puigpedros. Vía en amarillo.

            Cuando en nuestra travesía de Andorra a Camprodón de 2006 pesamos la Portella de Engorgs, además de la delicadeza de los Estanis de Engorgs al final de una jornada dura, nos llamó la atención la espléndida estampa del Roc Colom y ya desde el Refugio de Engorgs, en el que  pasáramos la noche, la enorme mole del Puigpedrós. Al día siguiente un embarque no deseado nos complicó la jornada y al mediodía estábamos en Puigcerdá sin conocer el Estany Malniu. Eran demasiadas cosas aparcadas y había que recuperarlas.

            Pretendíamos subir hasta el Plan de la Agulla utilizando la pista que sale de Meranges pero la furgo se calienta al no encenderse los ventiladores por lo que tenemos que hacer en tres partes el recorrido desde Meranges hasta el lugar en el que el Camino de Meranges al Refugio Malniu se cruza con la pista.

            Madrugamos un poco, subimos sin problemas el último tramo de pista, quedarán todavía alrededor de 2 kilómetros hasta el refugio, y nos ponemos en camino sobre los 1950 metros de altitud, son las siete de la mañana del 14 de Agosto de 2011.
 
Refugio de Malniu.

            El camino que sube de Meranges, no está demasiado transitado ya que la gente opta por el coche pero, bien balizado en dirección norte se introduce en el pinar y en suave ascenso se aproxima a la pista que se ha ido a dar la última de las enormes vueltas para entrar de llano en la zona del Refugio de Malniu a 2130 metros de altitud.

            En media hora nos ponemos en el refugio y tomamos el camino que conduce al Estany Malniu en parte coincidente con el GR 11.
 
Estany Malniu.

            Transitamos en dirección nordeste  un precioso pinar instalado entre las afloraciones de granito y la pradera alpina medianamente húmeda y en suave ascenso nos aproximamos dando, lo que nos parece a nosotros, una larga vuelta al Estany de Malniu.
 
Cep.

            En la cola del estany situado a 2250 metros de altitud tenemos alguna duda pues en ningún momento hemos visto cartel orientador del pico y tampoco llevamos mapa; así qué hay que decidirse y lo hacemos contorneando un poco el estany por el sudoeste y atravesando la turbera situada al oeste del mismo, lugar en el que encontramos un grupito de ceps que guardaremos para la noche, lo cortés n o quita lo valiente.

            Salidos de la turbera aparecen unas citas  que se elevan por un amplio barranquillo vestido medianamente de pinar con sotobosque de rododendro y nos conducen a través de un caminillo poco transitado a un collado en la parte baja del Serrat de las Perdius Blanques.

Las citas se van un poco al norte transitando la cabecera del barranco del que acabamos de salir  y prosiguen por la zona  extrema nordeste de una ladera que se va a prolongar enormemente.
 

Se trata de una extensísima ladera suavemente inclinada que  va dejando atrás al pino negro y se conforma de retazos de pradera alpina bastante resaca entre abundantes afloraciones de granito muy meteorizado.
 
Castell de Lladres.

A nuestra derecha llevamos un no demasiado profundo barranco que se alarga paralelo a nuestro camino en dirección noroeste y que cuenta en la otra orilla con una cresta de la que destaca la Roc des Lladres.

La subida se alarga tediosa, pues no gustamos de los caminos largos y tras un tramo de rampa aparece otro en el horizonte hasta que finalmente alcanzamos una acumulación de granito conocido como el Tuc de las Mulleres de Puigpedrós y que está situado sobre los 2750 metros de altitud.
 
Estanis de Planell y de la Agulla.

El lugar no tiene otra significación que la de mostrarnos la cima del Pico al que nos encaminamos. Por medio tenemos un enorme rellano alpino en el que pastan vacas y caballos pero ya sabemos a dónde vamos.

En Tuc de las Mulleres de Puigpedros.
 
El cruce del rellano, invariablemente en dirección noroeste, es más llevadero con la proximidad de la cima y aprovechando una cierta nubosidad que mitiga los calores de una mañana cálida por excelencia.

El rellano se va elevando suavemente y saliendo del praderío alpino nos deposita bajo el casquete somital que no es más que una importante aglomeración de lajas de granito.
 

Son las diez y media de la mañana cuando alcanzamos la cima del Puigpedrós situada a 2914 metros de altitud.

Hay gente en la cima que pasa de nuestro saludo y peor para ellos, nos vamos hacia la punta noroeste y allí nos sentamos a almorzar charlando agradablemente con un par de grupos que están por allí.

 
Media hora más tarde nos vamos hacia la Portella de Meranges, nos han advertido que en los Picos de Engorgs no hay camino pero no nos preocupa en absoluto.

Los Picos de Engorgs.
 
Desde la cima contemplamos la Cubeta Lacustre de los Estanys de Engorgs y la Portella del mismo nombre que ya conocemos. Luego veremos enseguida el refugio de Engorgs y nos sentimos como en nuestra propia casa.

Bajando hacia la Portella de Meranges.

El descenso hacia la portella nos lleva al camino que transita la ladera aunque no sea necesario. Alguno sube cansinamente y nosotros relajados nos vamos para abajo.
 
Roc Colom.

Un considerable descenso en dirección noroeste nos deposita en la Portella de Engorgs situada a 2630 metros de altitud. Desde allí contemplamos la espléndida estampa del Roc Colom en primerísimo plano y las amables pendientes de los Picos de Engorgs a los que no vamos a ir.
 

Tampoco vamos a bajar directamente al Refugio de Engorgs, consecuentemente y tratando de no hacer demasiado desnivel vamos a dar una vuelta por la cuenca lacustre que recorrimos  por su parte noroeste.
 

Saxifraga androsácea.

Con ritmo relajado continuamos el descenso ahora en dirección sur suroeste para ir perdiendo altura suavemente en dirección a los estanis más orientales. Se trata de un grupito de pequeñas acumulaciones de agua, algunas de ellas casi colmatadas que salpican el praderío y que contemplaremos desde arriba sin acercarnos a sus orillas.

Atrás Puigpedros.

Estany Llarc.

Luego girando un tanto al oeste proseguimos en un suave sube y baja hasta alcanzar algunos de los estanis centrales y más adelante el Estany Llarc. A partir de aquí, estaremos sobre los 2500 metros de altitud, nos orientamos al suroeste y nos vamos al encuentro del GR que no está lejos.
 
Refugio de Engorgs.
 
El camino se baja directamente hacia el refugio tras pasar junto a la cola de un diminuto estany que recordamos perfectamente y en suave descenso nos acerca al Refugio de Engorgs o Folsch y Girona situado a 2380 metros de altitud cuando son las doce y media de la mañana.

Alrededor del refugio hay gente. Por dentro está un pelín mejor pero no pasa de ser una pena con lo fácil que sería adecentarlo. Hay basura a granel.
 

Diez minutos más tarde  continuamos por el balizado camino en dirección sur-sureste, cruzamos el Barranco Durán y por su orilla izquierda nos vamos en suave descenso.
 
El Plan de la Agulla.

El camino prosigue fundamentalmente llano mientras que el barranco se ahonda. Tratamos de localizar el lugar de nuestro embarque y creemos identificarlo así como la razón del mismo, aunque ahora ya de lo mismo.

El camino que en principio ha descendido un tanto se vuelve muy ondulado e incluso nos ofrece algún tedioso resalte que ascendemos acalorados en una ladera perfectamente soleada durante una buena parte de la mañana a pesar de que ahora se araña un poco el cielo. En un barranco subsidiario del Durán paramos a comer un poco y a echar unos tragos de agua pues todavía vamos subiendo. Serán unos minutos lo que dure la parada pero dará tiempo para que caigan unas gotas sin importancia.

Finalmente el camino se arrellana en un lomo herboso y comienza a bajar adivinándose la proximidad del refugio al que llegaremos con ganas unos minutos más tarde.
 
Estany Sec de Malniu.
 
Son las dos y media de la tarde cundo llegamos al Estany Sec en las inmediaciones del Refugio Malniu. El aparcamiento está lleno de coches y hay tanta gente por los alrededores como ganadería en los prados de los alrededores de un inmundo terreno de acampada. El estany no está seco pero casi la mitad de su superficie está colonizada por las hierbas clásicas colonizadoras de estas aguas,

Cerrado el bucle que abríamos por la mañana no nos queda otra tarea que tomar el camino que en algo menos de media hora nos lleva a la furgoneta que está ardiendo al “rayo del sol”.

En estos casos no hay nada mejor que ponerse en marcha y enchufar el aire acondicionado. Bajamos un trozo de pista hasta que encontramos el puente sobre el Barranco Malniu, que ha sido donde hemos dormido, y nos damos un buen remojón quedando hechos unos brazos de mar y ahogando en las cristalinas aguas los alrededor de 1150 metros de desnivel con los que hemos pagado la circular.

Luego comeremos tranquilamente y trataremos de solucionar el problemilla del  calentamiento de  la  furgo que no esperamos sea fácil ya que es domingo y mañana lunes festivo. Pero eso será otra historia en Puigcerdá.

Puedes ver más fotos.

 

     

 

   

  

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.