28 ago. 2011

46a-11. PUNTAS RASO, YALI, COTIELLETA Y COTIELLA. 28-8-2011.


La Sur de Cotiella desde el Collado Turuzuelo.
 
Collado Cullibert, Barranco Cullibert, Punta Raso, Punta Yali, Cotielleta y Arista Sudoeste.
 
28-08-2011.
 
Salida 08 h. Llegada 12 h.
 
Sol.
 
Fácil.
 
Ascensión.
 
Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa de Cotiella procedente de Prames. Vía en amarillo.
 
            Era el pasado 30 de Abril cuando desistíamos de la Arista Sur de Cotiella por miedo a pillar un remojón elegante en el Pinar del Barranco Cullibert. Suponíamos que el camino estaría muy cerrado pudiendo resultar a tramos incluso inexistente y aquella noche llovió y hasta nevó un poco. Al día siguiente nos subiríamos a Cancias en compañía de las nieblas.

            Hoy 28 de Agosto de 2011 volvemos.

            Para ello ayer tarde, tranquilamente nos llegamos a Campo y poco más arriba tomamos la carretera que pasa  por Senz y muere en Víu.

            De allí parten dos pistas una que sube por el Barranco de Yali y que utilizaremos pasado mañana y la otra que orientada al nordeste, son seis kilómetros que están en pésimas condiciones, nos conduce al Collado Cullibert situado a 1471 metros de altitud.


            Pasamos el resto de la tarde al sol recogiendo leña que está bastante mojada en general y luego, encendemos el hogar de la Cabaña Cullibert y nos asaremos un poco de longaniza para cenar.

            Estamos solos, hay cobertura telefónica, la cabaña está muy limpia y en perfectas condiciones, el hogar tira bien… pasaremos una noche de cine.
 

            Las luces del amanecer nos despiertan al 28 de Agosto de 2011 a las siete de la mañana y son prácticamente las ocho cuando abandonamos el refugio y siguiendo la pista caminamos cinco minutos hasta que en un rellanito hay que tomar un caminillo que en dirección norte se introduce en el pinar.

            El camino que está balizado con pintura roja transita la orilla izquierda del Reseco Barranco Cullibert, bastante definido y limpio desde el principio.

            Asciende medianamente, las balizas se pierden pero prosigue indicado por citas de piedras que aparecen sobre conglomerados de pequeñas proporciones.


            Un rato después el camino se introduce más estrecho en una zona de pinar más claro, y menos rotundo se ramifica. De cualquier forma los caminillos siguen ascendiendo de manera consistente y uniforme para transitar sucesivamente tres claros de praderío en medio del pino negro que comienza a escasear.

            Estamos sobre los 2000 metros de altitud y a la pradera le va a suceder una pedrera caliza de medianas proporciones y no demasiado estabilizada que conforma toda la ladera oeste  de Punta Raso.

Montañesa y Solana.
 
            Podríamos haber tomado la arista que nacía en el Collado Cullibert y que ofrecía un pasillo limpio de pinar prácticamente desde el inicio pero hemos preferido seguir el camino para terminar perdiéndolo, al alejarnos del fondo del barranco y girar paulatinamente hacia el este.

            La pedrera se alarga un pelín más de lo calculado pues no en vano sube alrededor de 300 metros de altura y termina por depositarnos en la Arista Sudoeste de Punta Raso sobre los 1300 metros de altitud. Son las nueve y media de la mañana.


            La arista no es tal sino una amplia loma pedregosa en la que, a tramos,  trata de competir el praderío. Con ella, subimos un par de resaltes suaves deslumbrados por el sol de la mañana y ascendiendo un corto resalte en dirección nordeste alcanzamos la Cima de Punta Raso situada a 2407 metros de altitud.

            Son las diez de la mañana y en la amplia cima encontramos un pilón de hormigón de una serie que se alarga arista para arriba.
 
Maladetas desde Punta Raso.

La cima es amplia, herbosa y nos enseña el Valle del Barranco de Yali y el Pico Reduno al este. Atrás ha quedado la Sierra Ferrera y al oeste La Collada que separa a Montañesa de la Solana. Al norte nuestra arista que culmina en Cotiella visible casi desde el Collado Cullibert.


Echamos un trago y nos vamos al norte en suave descenso para alcanzar el Collado Turuzuelo unos pocos metros más abajo.


Barranco Yali.
 
Desde el collado arranca una arista de aspecto amable que va a resultar fácil. Se compone de varios resaltes sucesivos, sobre materiales metamórficos medianamente sueltos que se caminan bastante bien. La mañana está ligera y suavemente soleada por lo que resulta una delicia para caminar a pesar del ascenso sostenido.


Conforme ganamos altura van apareciendo resaltes que nos permiten localizar de manera todavía poco diferenciada la Cima de Punta Yali y atrás la de Cotielleta.

 
Tendremos que perseverar un poco en nuestro ascenso y tranquilamente alcanzar la plana y alargada cima de Punta Yali situada a 2706 metros de altitud, aunque en algún mapa sitúe la Punta Yali al Nordeste de Reduno dominando el Ibón de Armeña.


Son las once menos cuarto, hacemos algunas fotos, sobre todo de la Arista que marcha al este hacia Reduno y comenzamos a fraguar en nuestra mente la posibilidad de hacer el pico de vuelta.

 
Bajamos unos pocos metros hasta un pequeño collado y ascendiendo suave y brevemente alcanzamos la Cima de Cotielleta situada a 2711 metros de altitud. Buscamos un lugar abrigadillo al sol y nos sentamos a almorzar pues son las once.

Nuestro primitivo objetivo terminaría aquí pero ya está descontado que nos subiremos hasta Cotiella y de vuelta nos marcharemos a Reduno.

Desde  Cotielleta hacia Yali y Punta Raso.

Un rato después nos vamos adelante por la alargada y plana cima iniciando un descenso de menos unos cuantos metros que nos deposita en el Collado de Cotiella  situado a 2670 metros de altitud. Recordamos el camino que bajáramos en la anterior ocasión que nos llegamos hasta Armeña e iniciamos el ascenso por el transitado camino que se alarga próximo a la arista sudeste del pico.

Cotiella desde el Collado de Cotiella.
 
Se abre enseguida con dirección al Collado de las Brujas pero nosotros proseguimos junto a la arista faldeando un resalte en claro ascenso, sobre pedriza muy suelta, que nos deposita en la base de la pared somital.


No conservamos ningún recuerdo de nuestro tránsito por aquí allá por Mayo del 97. Fue una mañana tremenda en la que nos plantamos bajo la Brecha de las Brujas y me toco faldear hasta el Collado de Cotiella con nieve profunda: aquellos tíos no me hicieron ni un “jodido relevo”. Eso sí, en la cima estaban contentos.  Ahora de la pared que subí y bajé no recuerdo nada.

Vertiente este del Cololado de Cotiella.
 
 Aparece un corredor ligeramente al oeste de la misma y en ella encontramos citas. El corredor hace un quiebro de oeste a este y conduce a una canal estrecha que se puede subir incluso por fuera de la misma. Hay que apoyar las manos para superar algunos escalones del mismo pero nunca se complica incluso sin necesidad de buscar pasos.

Collado de Cotiella al fondo.

La canal se alarga para arriba siempre fácil y bastante llena de materiales sueltos y termina desembocando en un diedro estrecho muy cerca de la cima.
 

Son las doce de la mañana y estamos a 2912 metros de altitud. La cima es toda para nosotros pues en toda la mañana no hemos visto un alma y tampoco se ve a nadie por los alrededores.

Ramon de Espouy tras la Brecha de las Brujas desde Cotiella.

Hacemos algunas fotos, nos acercamos hacia la brecha de las Brujas, contemplamos el Ramón de Espouy, recordamos nuestra subida al Llosal y nuestro subsiguiente paso por el Collado del Ibón… un ámbito lleno de recuerdos. Es la tercera vez que accedemos al pico y en las tres hemos utilizado una vía completamente diferente.

La arista que acabamos de recorrer.
 
Nos entretenemos leyendo chascarrillos anotados en el cuaderno que hay en el interior del buzón y dejamos una escueta nota de nuestro paso por allí.

Para ver más fotos.

Para ver la Continuación.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.