20 ago. 2011

45b-11. FINESTRELLES. 20-8-2011.

El Pico del Col de Finestrelles y detrás Finestrelles.

Puigmal de Segre, Col Finestrelles, Pic Finestrelles, Pic del Col de Finestrelles, Col Finestrelles, Col de Puigmal de Llo, Puigmal de Llo y Barranco de Err.

20-08-2011.

Salida 10 h. Llegada 14 h.

Sol.

Muy fácil.

Ascensión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Finestrelles. Vía en amarillo.
 
Aunque no sea cierto del todo ya que nuestras miradas continuamente van de delante a atrás y atrás se va quedando el Puigmal y no como una mole azulada y distante sino como algo próximo y con textura.

Vista atrás.
 
 
Son las diez y cuarto de la mañana cuando tras bajar unos pocos metros  en la arista que se va hacia el Nordeste en forma de canchal metamórfico, alcanzamos un collado de piedra muy suelta y sin solución de continuidad iniciamos un ascenso que será fácil y breve y que por camino nos depositará enseguida en la Cima del Puigmal de Segre situado a 2848 metros de altitud.

En la cima hay una escultura metálica dedicada a San Bernardo, hacemos la foto para el recuerdo y nos sentamos a almorzar.

Puigmal.
 
Al sol de la mañana contemplamos la Olla de Nuria que especialmente a mí me trae gratos recuerdos por encima de las nefastas circunstancias que se presentaban aquella mañana. No vemos el Estany. Nos gustaría verlo y para eso no quedará otro remedio que proseguir arista adelante.
 
No tenemos ninguna prisa realmente pero en el fondo nos quema la actividad, es la última de la semana y, siempre nos ocurre lo mismo, hay algo que nos empuja a rematar la faena. Consecuentemente, hay que vencer las tentaciones de dar la vuelta y seguir adelante. Adelante siempre es un objetivo.


Calculo que acercarnos al Finestrelles se nos llevará algo así como una hora y no suelo equivocarme demasiado. De llegarnos solamente para ver,  hasta el puntón rocoso de aquí al lado, nada de nada.

Son las diez y media de la mañana cuando nos ponemos de nuevo en marcha primero en horizontal hasta el puntón rocoso y luego, por una canchalera metamórfica nos vamos para abajo.
 
Hacia el Col de Finestrelles.

La arista tiene un par de tramos que, a primera vista parece que no descienden demasiado; luego, te das cuenta de que el Col Finestrelles está allá abajo y terminas por descender, ya aprovechando el tiempo, hasta alcanzar el collado situado a 2604 metros de altitud.

Nuria.
 
En el collado ni nos detenemos a cambiar el paso, nos vamos directamente para arriba, el camino ya nos lo cambiará. A pesar de ello, desde el collado se ve el Estany de Nuria.

La Noroeste del Col de Finestrelles.
 
El camino asciende suave y persistentemente y faldea por el este la Cima del Pic del Col de Finestrelles. Nadie dice nada de ir, pasamos raudos ligeramente por debajo y alcanzamos un amable cuello de separación con el pico al que nos dirigimos.



El camino se introduce en una pequeña depresión ascendente y por la orilla oeste de la cresta asciende en busca del casquete somital. Unas cortas eses sobre una ladera terrosamente metamórfica nos permiten alcanzar la Cima del Pic Finestrelles situada a 2829 metros de altitud cuando van a ser  las once y media.

Hacia Nuria y Enia.
 
Detrás llega un chaval que va con su padre y con el que hemos hablado brevemente en Puigmal. Conversamos un poco y cinco minutos más tarde de la hora fijada para iniciar la vuelta ponemos la marcha atrás. Son las doce menos veinticinco.


 
Si nos ha costado una hora venir hasta aquí, calculo que en otra hora estaremos en el Col del Puigmal de Llo. Consecuentemente, sin prisa pero sin pausa nos vamos para abajo desando arista en dirección sudoeste.

Iniciando la vuelta.

En el primer collado mis chicos siguen camino abajo y yo me encaramo en la arista de la forma más suave posible hasta alcanzar la Cima del Pic del Col de Finestrelles situado a 2741 metros de altitud.

Me hago una foto con autodisparador y me voy para abajo al trote por la arista que tiene un pequeño muro pero sin dificultad alguna. Fuera del muro el camino desciende próximo a la arista que está ventilada agradablemente.

Nos reunimos antes del Col de Finestrelles y con el piloto automático conectado iniciamos un largo remonte que espero sea el último ya que trataremos de faldear por el oeste los casquetes somitales de las dos cimas que tenemos de por medio para alcanzar el Col de Llo de la forma más económica posible tanto en tiempo como en esfuerzo.

 
Ascendidas las dos terceras partes del repecho y en el descansillo anterior al resalte cimero nos vamos en horizontal un poco al oeste del camino e inmediatamente encontramos trazas otro camino poco transitado que nos va a permitir faldear  tanto el Puigmal de Segre como el Nudo de las Aristas de Puigmal.

A media ladera, en suavísimo ascenso y sin oscilaciones de la pendiente resulta cómodo alcanzar el Col del Puigmal de Llo a 2750 metros de altitud. Hemos recuperado un poco más de los cinco minutos de retraso.

Vertiente sur desde el Puigmal de LLo.
 
Me asomo al collado para hacer una foto al Barranco de Err y tomamos inmediatamente el caminillo que en dirección   oeste se va suavemente en ascenso.

Son alrededor de 50 metros que subimos en poco más de cinco minutos los que nos depositan en la Cima del Puigmal de Llo situada a 2800 metros de altitud.

Se trata de una doble cima ya que cuenta con una segunda punta alrededor de 100 metros más al oeste.

Un caminillo recorre la loma y en suave descenso nos lleva a la segunda cota  unos metros por debajo de la anterior. Es la una menos cuarto.
 

Desde el Puigmal de Llo se disfruta de una espléndida vista de la Cara Oeste de Puigmal de Err así como de nuestro camino de ascenso por la mañana. Hacemos alguna foto e iniciamos el descenso de la arista que ahonda en dirección noroeste hacia el Pic Comadolsa, pero nuestro objetivo no está en alcanzarlo sino en localizar alguna pedriza que nos permita perder metros cómodamente.
 

La cara sur del Puigmal de Llo está llena de pedrizas pero no parecen demasiado adecuadas. Nosotros enseguida tomamos una que nos permite bajar decentemente alrededor de 100 metros pero poco más, el resto hay que patearlo buscando rampas cómodas con afloraciones herbosas en las inmediaciones de un barranquillo subsidiario del principal.
 
Detalle de la flor del epilobium.

Ya algo abajo ponemos rumbo a la Surgencia del Barranco de Err y en travesía por la ladera derecha del mismo nos llegamos al manantial para echar un cumplido trago de agua que está fresquísima. Aquí el calor se nota bastante.

Ya por el camino del fondo del Valle que desciende por la derecha del barranco coincidimos con la gente que sube y baja incluso con alguno de los críos que han hecho de despertador por la mañana. Van con sus abuelos.

Alcanzamos una pequeña presa para la reconducción de agua hacia la estación de esquí y nos planteamos pegarnos un remojón, desechando el lugar por estar bastante transitado. Unos metros más abajo y aprovechando que el barranco se ahonda ligeramente alejándose un poco del camino, nos remojamos de lo lindo: el agua apetece. Juan lo hará un poco más abajo y juntos alcanzaremos el coche cuando son las dos de la tarde finalizando así nuestra jornada peripatética que se ha saldado con 1450 metros de desnivel.

El aparcamiento no tiene una triste sombra por lo que decidimos irnos para abajo en busca de alguna para comer y descansar un poco antes de emprender el regreso a casa.

La carretera nuevo por la que subimos ayer no nos dice nada a estas horas del día, así que nos vamos por la vieja que seguro nos ofrece algo apetecible.

La carretera es malísima, estrecha y empinada pero tiene una vuelta con un banco y un pequeño rellano con sombra donde nos quedamos, luego no veríamos nada mejor.

Comemos fresquitos a pesar del calor del día yo me echaré un a siestecilla mientras mis socios hacen el café y tras recogerlo todo nos echamos de nuevo a la carretera: Err, Puigcerdá, Seo de Urgel, Lleida…

Una llamada perdida nos obliga a telefonear. Unos amigos que no estaban al corriente de nuestro atraso  nos llaman para cenar, así que, pasado el pequeño susto, llegaremos cuando podamos pero llegaremos a la cena

A las nueve estamos en Sabi, ducha y a las diez cenando de invitados.

Para ver más fotos.

También puedes ver el Comienzo.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.